Nueva Revista 131 > Miguel Angel Curiel

Miguel Angel Curiel

File: Miguel Angel Curiel.pdf

Referencia

“Miguel Angel Curiel,” accessed May 26, 2024, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2611.

Dublin Core

Title

Miguel Angel Curiel

Source

Nueva Revista 131 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Siempre es dif?cil hablar de uno mismo. ?Una po?tica ahora?Unos cuantos libros publicados, unas pocas palabras reunidas en torno a la cal de la hoja, sobre la nieve o la sal de las hojas de estos cuadernos. El silencio termina zumbando en el espacio y las palabrasson heridas cerradas. M?s que una po?tica una pospo?tica,quedar liberado, escribir para liberarse del peso del mundo,y no mucho m?s. Lee esto en alto, muchacho, reescribe esto,muchacho, con tu caligraf?a absorta y t?mida, y luego ense?amelo. La palabra no es virtual, es la realidad iluminada.Sonidos y trazos. Gracias.7677MIGUEL ÁNGEL CURIELLUMINARIAS(CUADERNO DE ROMA) 9.M? casa deber?a estar vac?a, y yo vac?o. Casasvac?as y hombres llenos. Al rev?s, casas llenas y hombres vac?os. Un espacio vac?o para la vida.Grandes ventanas dando a espacios amplios ypaisajes limpios. La poes?a siempre se da a mediaaltura. All? donde suelen estar los p?jaros es dondese dirimen los asuntos de la tierra y el cielo. Unacasa vac?a para que pueda entrar la luz de lapoes?a. Un hombre vac?o.13.?Cu?nto tiempo hace que no escribes una carta a mano? Postales s?. Los viajes ya no se narran. No se hace de ellos una aventura ?nica y personal.Tambi?n desaparecen las postales y los viajes. Desaparecen las palabras, los sue?os del hombre.Escribir para salvar a alguien. Un texto que salve,una carta dirigida al poder con el ?nico in desalvar a alguien, y casi nunca se obtiene resultado.Las palabras no quer?an chocar, quer?an serresolutivas y m?s humanas que lo humano.78NUEVA REVISTA 131LUMINARIASDespu?s queda un largo silencio, una memoria delo imposible. Veo c?mo se desliza la oruga por suhilo. Sostenernos o caer nosotros de esa mismamanera, con el hilo invisible de nuestras palabras,al momento de que las vamos disolviendo. Laspalabras provocan en nosotros una sustancia deamor.31.Buen tiempo. Le escribo al sol en una mesa demadera blanca a la sombra de la higuera. Escriboen la luz y la luz no permite que vea las palabrasque estoy escribiendo. Escribir a ciegas. Cuandoal rato lo vuelves a leer, favorecido por una ligerasombra, dices, me falt? claridad. Falt? expresarlotodo de manera m?s clara, y sabes que no lopuedes romper.NUEVA REVISTA 13179