Nueva Revista 005 > El riesgo de la entropía demográfica

El riesgo de la entropía demográfica

Pierre Chaunu

Sobre los riesgos para la humanidad: el mundo islámico, las consecuencias de la crisis comunista, la implosión demográfica.

File: El riesgo e la entropia demográfica.pdf

Referencia

Pierre Chaunu, “El riesgo de la entropía demográfica,” accessed May 22, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2547.

Dublin Core

Title

El riesgo de la entropía demográfica

Subject

Ensayos

Description

Sobre los riesgos para la humanidad: el mundo islámico, las consecuencias de la crisis comunista, la implosión demográfica.

Creator

Pierre Chaunu

Source

Nueva Revista 005 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Dentro de cinco mil millones de años, el sol podría convertirse en otra clase de astro, una «enana blanca», que acabaría hun diendo a la tierra en la noche. Pero hay otros riesgos para la humanidad a más corto plazo: junto a las sacudidas del mundo islámico y las consecuencias de la crisis comunista, figura la implosión demográfica. El RIESGO PE LA ENTROPIA DEMOGRAFICA Manifestación Chista contra Irán. La prolongación de las tenl teniente de «El Poder y la Gloria» ahoca amenaza verdadera— la implosión demodencias actuales conducigado por el calor tropical pensaba con gráfica planetaria. Si ésta se prolongara siría al fin del fenómeno hutristeza en el enfriamiento que habrá guiendo las tendencias actuales, conduciría Bmano hacia el año 2450 de sobrevenir cuando el sol, al quedarse sin prácticamente al fin del fenómeno humano aliento, se extinguiera. El final de un sistehacia el año 2450, según cálculos míos de ma físico consiste precisamente en eso, en 1979, confirmados por Jean BourgeoisPila entropía, en el «todo igual», todo insignichat en 1988. Salvo que una catástrofe, en ficante. Nos hallamos en un punto de la cosel sentido que dan al término los matemátimogénesis en el que pensamos que el riescos (los griegos decían metanoia), destruya go no es inmediato y que la humanidad haa tiempo las estructuras de la implosión y Por Pierre Chaunu brá desaparecido ya cuando el sol, dentro nos dé una nueva oportunidad, que es la hide cinco mil millones de años y antes de pótesis más verosímil. La demografía, en convertirse en una «enana blanca», entre en efecto, no es más que una consecuencia de una fase de excitación tal que, si todavía eslo que pasa en nuestros cerebros. La única tuviéramos en la tierra, literalmente nos asareferencia que cuenta es la referencia a ríamos, para helarnos enseguida después y Dios. hundirnos en las noches. Los riesgos que El comunismo y el islam es lo que está nos amenazan son a plazo notablemente más cerca. Los sistemas comunistas no son más corto. más que una perversión del sistema occidental. Raymond Aron lo había analizado A plazo más corto, y desde un punto de con pertinencia. Estaba pensando en un vista menos estrictamente occidental de lo «Marx» del que nos ha privado la muerte. Lo que puede creerse, me siento tentado a evosorprendente no es la reacción ante el elecar, entre otras varias, tres cuestiones que vado coste de la revolución industrial en su enfrentan a nuestro destino con nubarrones fase de despegue. Si a la larga la ventaja es de naturaleza y dimensiones muy diferentes: enorme, en lo inmediato el crecimiento se las sacudidas del mundo islámico, el procepaga. De ahí la idea de romper el mercado so iniciado en el mundo comunista y —únies capaz de dar una idea de lo infinito. Hasta el punto de que los que se contaron entre los primeros intoxicados desintoxicados se han encontrado sin salida dentro de la ratonera de un viaje sin retorno. Nunca hay que decir jamás y nunca hay que decir siempre. El sistema comunista está quebrantado. Y todavía hay más: a los que habían apostado por los satélites, por la palabra, por la imagen..., y por el «gap» tecnológico no les ha faltado razón. Solamente les ha faltado razón al omitir al mayor desestabilizador del comunismo, Dios, que, aparentemente, está con mejor salud en el Este que en el Oeste, dentro de la tradición cristiana. ¿Quién podría dejar de alegrarse, aunque fuera tímidamente y con prudencia, ante lo que no es más que un retorno a la razón, al derecho, a un principio de sumisión a la soberana y hermosa naturaleza de las cosas? Pero uno puede alegrarse y temer. El debilitamiento del aparato comunista y la reducción de la amenaza ponen a prueba el deteriorado sistema inmunitario de Occidente. El aparato comunista introducía una oposición, un quiasmo, en el mundo industrial La debilitación del aparay técnico. Esta oposición puede volver a proy de controlar los flujos de recursos medianto comunista, la reducción ducir una tensión entre un polo de crecite un sistema burocrático centralizado. El de la amenaza, pone a miento rápido y una periferia que arrastra los sistema establecido en Rusia es tan absurprueba el sistema inmunipies, entre los que arrastran y los arrastrado, tan contrario al buen sentido y a la extario de Occidente dos. periencia, y su fracaso global tan aplastante que uno se pregunta cómo ha podido No se ha terminado de hacer la suma de crear ilusiones en el Oeste. Porque donde no los estragos. En el momento de la descolo ha producido ilusión nunca es donde detennización, esta tensión ha anticipado, ha pre ta el poder de sumir a la gente en la miseria cipitado por demagogia veinte, treinta y has y en la esclavitud. ta cuarenta años al deseable curso óptimo de las cosas. El actual deterioro de Africa Un conjunto de razones históricas —los es un regalo indirecto de esas tensiones en agravios por las insoportables injusticias de venenadas. Incluso China, que no ha sidc algunos momentos del siglo XIX, las heridas nunca verdaderamente comunista, sin la re de dos guerras y la intolerable aberración volución cultural no se habría visto tentadc nazi en el curso de la segunda, más una hápor el autogenocidio planificado del hijo úni bil utilización de estas listas de agraviosco obligatorio, un crimen al lado del cual to es lo que explica lo inexplicable. Lo inexplidos los maestros de la materia, todos los cable no es el mantenimiento y la penetraLandrús de la política han sido inocentes ción de lo irracional por la fuerza de la polimonaguillos. cía y del ejército, por la propaganda, la pereza, la impunidad y la deseducación. Lo que Ciertamente no hay que lamentarse. Ha^ resulta difícilmente explicable es que esas que constatar, sin embargo, que el retroce mentiras hayan podido ser creídas por un so del aparato comunista comporta el ries sector de intelectuales que tenían acceso a go de un aumento de entropía en direcciór todas las fuentes de información. Ahí es a un mundo que de momento no es capa¡ donde reside el misterio insondable de una de reproducirse, el de la ideología soft de estupidez que es la única cosa conocida que hedonismo del instante. Afortunadamente queda el islam para dar sitas se inclinan por el invasor. «Se quería... miedo. Son mil millones, lo reconozco, y sereconducir a la unidad al Egipto y al Asia, pero Egipto y Asia prefirieron la afirmación rán muchos más mañana, porque en este árabe al artificial expediente bizantino.» punto y hora el.mundo musulmán es el único que sigue reproduciendo la vida. Después El islam es por naturaleza más rígido que de la deserción de la América latina, del Afriel cristianismo y también más fácil de asimilar. La presencia de lo Trascendente, que ca negra amenazada por la pandemia del «siel cristianismo ve realizada en la persona de da», no hay más que esta «media luna» paCristo, el islam la obtiene por medio de la ra hacerse cargo de los continentes enferletra increada del Corán. Por eso el Corán mos. no puede ser objeto de una exégesis simbólica como la Biblia. El islam introduce un orden político y religioso original. Al principio El crecimiento del islam funda una comunidad de fe, inicialmente árabe, en la que reina la igualdad de dere¿Sobre qué fundamentos se apoya la inechos entre los creyentes. (Un poco más venvitable potencia del islam? Es la potencia tajosa para los árabes que dominan la lendel número. Un hecho único en la historia gua del Corán, es decir, la única lengua en va a ser que en menos de veinte años —y que es posible dirigirse a Dios). No hay que nada puede ya impedirlo— habrá en el munexagerar la intolerancia, de la que no están do más musulmanes que cristianos de todas exentos los cristianos en régimen de crislas confesiones y de todas las tradiciones tiandad, ni la igualdad de derechos entre los olvidadas (?) juntas: dos mil millones frente creyentes de las tres religiones del Libro. a mil doscientos o mil trescientos. «De hecho, hay tres desigualdades fundaEl fulgurante éxito de la conquista árabementales que estructuran las sociedades ismusulmana no ha dejado nunca de causar lámicas: la del amo y del esclavo, la del homasombro. En cuarenta años cayó la mitad de bre y la mujer, la del creyente y del no crela cuenca mediterránea, el viejo corazón dei yente», dentro de un sistema que no ha pomundo inteligente. ¡Qué diferencia con la dido hasta ahora concebir ni aceptar la dismoderada lentitud del cristianismo en sus tinción entre los dos reinos (una musulmaprincipios! Es cierto que la expansión del isna, por ejemplo, no puede casarse con uno lam, a diferencia de los primeros siglos crisque no sea musulmán). Hay que partir, pues, tianos, estuvo asociada a una conquista. En de dos sumisiones que se compendian en relación con los «débiles» imperios bizantiuna sola: sumisión al conquistador y a la reno y sasánida, la conquista árabegla social y religiosa del islam. musulmana procedió como la «Conquista» hispánica de América en el siglo XVI, meEsta regla gobierna la relación con el exdiante la decapitatio et captatio de poderoterior. La cruzada es un accidente, un mosas estructuras preexistentes. Añádanse las mento. La Yijad, la guerra santa, es la fordificultades religiosas y el combate duro y ma normal de relación con los infieles, aunque la práctica pueda aconsejar prudencia. a veces doloroso entre la ortodoxia (Trinidad Se ha podido observar que es en el seno de El islam es, por naturale y dos naturalezas) de los griegos y el monoun movimiento europeo salido de la Ilustraza, más rígido que el cris fisismo de las poblaciones semitas del Imción, o sea de valores cristianos aunque laitianismo, pero también perio. Era como si la teología de la presencizados, «cuando el mundo musulmán podía más fácil de asimilar cia de lo Trascendente en la inmanencia de esperar hallar el inasequible secreto del pola Encarnación repugnara a los que habían der occidental sin comprometer por ello sus sido los primeros, y por mucho tiempo los creencias y tradiciones religiosas». Pero, únicos, portadores del mensaje religioso ¿acaso el islam tiene el talento prometeico central de la Trascendencia. ¿Y si el califa de robar el fuego sin quemarse? se mostraba más clemente que el basileus? «La impotencia del islam para adueñarse Vladimir Soloviev veía en el gran retrocede ese poder» de que tienen el secreto los so del cristianismo bizantino menos exceso occidentales «se explica por la potencia misde celo que desazón y concesiones. En el ma del islam». «Ya en vida de su fundador momento en que Heraclio trata de reconciel islam era el Estado.» Lo que la cristianliar... ortodoxia y monofisismo en un monodad llega a ser difícilmente y de modo proteísmo, es cuando las poblaciones monofivisional, el islam lo es de golpe, desde el principio de su historia. Se comprende, pues, que un hombre haya podido dividir su vida entre una primera fidelidad a Stalin... y después una segunda al islam. A este le faltan el pecado original y las causas segundas... El Dios creador cristiano concede al hombre el don de la suprema dignidad, que es el de ser una libertad creadora, prolongación de la libertad originaria, absoluta, creadora de Dios su creador, pero que es capaz de oponerse a ella. A la angustiosa pregunta de ¿cómo es posible, y de hecho ocurre, que el infiel sea el más fuerte?, se responde que «Dios, queriendo poner a prueba momentáneamente a sus fieles, ha dado la tierra el rumí pero nos ha dejado a nosotros el cielo». Es la bendita quiebra que puede permitir un momento de fructuosas cohabitaciones, en tanto que el que no puede pretender el cielo sepa que su legitimidad proviene de su fuerza y que la conservará sin complejos para actuar según un principio de justicia. La manifiesta violación. La ignorancia puede resultar huraña y ción de la justicia y la debilidad desencadela estupidez militante. Se ven aparecer exnarán así y con el mismo título la ruptura trañas coaliciones. El miedo al islam pudo conflictiva. La violación de la justicia y el ser visto como un factor momentáneo de décomplejo de autoculpabilización del Occibil cohesión en el Occidente de la ideología dente han sido de modo sucesivo causa de soft, con los ojos tapados y algodón en los los conflictos de ayer, de hoy y, por algún oídos. tiempo todavía, de mañana. Naturalmente siempre pueden producirse encuentros apaA los que temen —los más valientes en público y los más numerosos en el fondo de ciguadores en la cumbre. su corazón— una Europa occidental cubierEI islam y la izquierda ta el día de mañana de una invasión de mezquitas, yo les respondo, ¡ay!, que yo no creo de Occidente Ique tengan que temerlo. El islam fue percibido ayer en Occidente Esta observación conduce al peligro más como el aliado objetivo de las fuerzas de la grave, al único peligro que de verdad ameizquierda, mientras lo que éstas trataban de naza realmente a esta bella aventura comencombatir era lo que recordaba y servía de zada ayer que todavía no ocupa más que alEl umbral de reemplazo de fundamento a la tradición judeocristiana en gunos minutos del tiempo cósmico, el peliia población está en 2,1 hilos campos de la cultura, de la sociedad y gro de la implosión generalizada. jos por mujer del Estado, es decir, lo que ha constituido Los largos plazos permiten la previsión. nuestra identidad y ha asegurado nuestro Es difícil ser hipermétrope en un mundo mioéxito. El frente táctico común de la izquierpe. El riesgo de una implosión existe en Ocda atea y de la izquierda cristiana, social y cidente desde 1960. El vuelco total se promística en tiempos de los «viajantes» de la dujo en 1964. Hace un cuarto de siglo que descolonización, se ha disuelto. Hoy la izalgunos tratan de burlarse de mí, porque quierda atea militante se inquieta al comproanuncio, como una cosa segura, lo que hoy bar que el islam era algo que ellos habían es ya visible y que se producirá mañana. ignorado y a fortiori algo que ellos no pueLa inversión que rompe todas las amarras den comprender ni amar, a saber, el islam, con el pasado de sociedades enteras a las fuerza social y fuerza espiritual capaz de coque se ha arrojado por debajo del umbral abherencia y con un fuerte potencial de reacsoluto de la falta de reemplazo (menos de Difícilmente se puede retorcer más eficazmente la verdad en tan pocas palabras, con tanta tranquilidad. Aunque sea accesorio, hay que preguntar por qué el último cuarto del siglo XIX. En Francia la desaceleración comienza en el segundo cuarto del siglo XVIII. Y es de un carácter completamente distinto. Hasta el fatal vuelco posterior a 1964, los demógrafos pueden hablar de transición, es decir, de un movimiento perfectamente sano de alineación progresiva de un cierto retroceso de la fecundidad con el de la mortalidad. Este movimiento es totalmente diferente del que se produce por todas partes a partir de los años 19671969 y 19721975 una vez que se ha franqueado el listón de la total no reproductibilidad (2,1 hijos por mujer). A partir de ese umbral ya no hay convergencias, sino que entran en divergencia todas las curvas. Se produce en ellas un bucle implosivo, que muy pronto es irreversible y no autorregulable. Al actual ritmo europeo, con el 2,1 hijos por mujer fértil), se produjo en 1967 que van camino de alinearse por bloques suen Alemania y se extendió en siete años al cesivos y muy rápidamente los demás munconjunto del mundo industrial. dos, la autoeliminación de la humanidad en cuatro o cinco siglos se encadena en un moAlemania mostró el camino vimiento que hace pensar en el destino de de la inversión una estrella, de la supernova de agujero negro. Nosotros lo habíamos entrevisto en Tengo a la vista un sorprendente texto de 1978 y 1980. Jean BourgeoisPichat lo ha calCharlotte Hóhn, directora del Bundesinstitut culado con más precisión, en 1988. für Bevolkerungsforschung. Leyéndolo, se El caso de la señora Charlotte Hóhn no es comprende inmediatamente cómo el mayor una caricatura, sino que es representativo autogenocidio de la historia ha podido perpede la ideología de «Morgen ist auch ein Tag». trarse sin que nada turbe el sueño de nadie. ¿Cómo la información, cuando es tan ses«La República Federal de Alemania, se nos gada, puede ser transmitida y aceptada por dice, es un país pionero en materia demográsabios de esta categoría con un nivel de refica. Entre 1972 y 1986 ha mostrado la fecunpresentación oficial, en el sentido de los dedidad más débil del mundo (enseguida, añaseos tanto del microcosmo de los «medios» do yo, Italia se puso por delante y Portugal como de una gran parte del cuerpo social? y España casi a la par), con un indicador coPor otra parte, el sistema de los «medios» yuntural del orden de 1,5 en los años 1970, no hace más que reforzar una corriente muy un mínimo de 1,28 en 1985 y una ligera repoderosa, lo que los españoles llaman llecuperación a partir de entonces (1,4 en La izquierda atea militanvar hierro a Vizcaya. Durante largo tiempo, 1987).» Alemania muestra el camino. El munte se inquieta hoy ante un nuestras sociedades, con sus valores crisdo entero, en Europa y fuera de Europa, va islam que ignoraba: una tianos filtrados por la Ilustración, se han prodetrás marcando el paso detrás, incluso Itafuerza social y espiritual yectado en el sentido de la duración, orienlia se adelanta. Nótese que este camino es capaz de coherencia y de tándose como con avaricia hacia el futuro. el de la extinción total de la especie en cuareacción Para combatir mejor la incoercible angustia tro siglos. La pequeña oscilación de 1987 ha de la muerte, asociaban la esperanza crissido objeto de tantos comentarios como la tiana con el viejo sentido tribal de la conticaída anterior de 2,5 a 1,28. «Este retroceso nuidad de los linajes: ver a los hijos de sus no constituye más que una segunda acelerahijos y saber que después de uno el hogar, ción secular que se esbozó, además, en Euro(el «ostal» se dice en la lengua de oc), la papa durante el último cuarto del siglo XIX.» tria, en una palabra, que fue la tierra amada EVOLUCION DEL NUMERO de los padres, será la de los hijos. La prueba que sufrió el patriarca Abraham es la peor DE HABITANTES de las perspectivas, morir sin descendencia. Cuando la espera cristiana del presente eterno en la luz (la visión beatífica) se envolvía en brumas, cuando la fe sobrenatural vacilaba, quedaba esa esperanza grosera, terca, de una vida cómodamente asentada en la sucesión de las generaciones. Las sociedades postindustriales creen asegurado su porvenir material. Deja, por ello, de estar en juego. Se ha recorrido el camino en sentido inverso. Del primer guijarro partido por un hombre hasta el día de ayer, el instante vivido había conquistado la duración. Ahora, de golpe, la duración se ha reflejado sobre el instante. Lo que cuenta es el disfrute de este instante. La información televisada no va más allá; infantiliza la duración y la desarticula en una polvareda de instantes. ¡Qué importa el 2020! La demografía de la señora Hõhn es una demografía de adultos que calculan las primeras anualidades de sus pensiones; la que nosopagar el aborto, a hacer que el hijo del potros proponemos es una demografía de pabre sin pensión pague la pensión del rico sin dres cuidadosos del porvenir de sus hijos: hijos, a preferir el niño muerto al niño vivo, se comprende sin dificultad que no tiene ninporque cuesta aparentemente menos caro guna posibilidad de deslizarse entre las rematarlo que hacerlo vivir y educarlo. Hasta ayer, el instante vides capilares del gran complejo de los «meEs posible que antiguamente los clérigos vido había conquistado la dios». de las iglesias hayan hablado mal de la duración. Ahora la duramuerte. Es seguro, como prueban las estaAñádase, además, que no votan los niños ción se ha replegad® sobre dísticas, que ahora todos tienen la boca ceni a fortiori los fetos, sino los ancianos, los el instante rrada. Nunca ha sido más perniciosa la anretirados de todas clases cada vez más nugustia de la muerte que cuando cualquier merosos. Philippe Bourcier de Carbon, uno discurso significativo sobre ella se ha visto de los mejores demógrafos franceses, al que alcanzado por la interdicción. Rechazada, se mantiene apartado por su independencia hace más daño. Pero resulta que más allá de espíritu y su preocupación por el bien codel gozo del instante, el niño evoca el implamún, en un libro implacable, irónico y sabio, cable curso de la duración. El niño, por tandemuestra cómo todo el sistema social se to, recuerda que más allá de este instante ha inclinado por los ancianos con detrimenviene el instante de la caída eterna en lo que to de los niños, que son los más jóvenes, y es totalmente «Otro», en la sima de lo Desfunciona en provecho de ellos. Con una suerconocido, Dios o la Nada. ¿La Nada? Esa pate de humor negro habla de una «ley newtolabra inconcebible, ese algo cuyos lazos ha niana de la gravedad demográfica», y de los desmontado Bergson. El niño, pues, amena«efectos de la dinámica demoeconómica» za perturbar lo que la sociedad «liberada» sobre las sociedades industriales del siglo cree haber encontrado para ocupar el instanXX. te, el placer sexual, estrechamente asociaAl salir de la guerra en 1945 perdimos la do antes a la transmisión de la vida, que las ocasión de instaurar el único voto equitatinuevas técnicas han mutilado del riesgo de vo, el voto familiar, que habría permitido una dar la vida. representación de los niños por medio de sus familias y habría frenado los factores He ahí por qué, salvo que sobrevengan económicos que conducen a «socializar las profundos desgarros, nada humanamente ventajas del niño y a privatizar su costo», a previsible parece capaz de modificar el curso implacable del destino que nosotros hemasa que está todavía en crecimiento demomos escogido sin verlo. Yo he seguido desgráfico rápido. El islam es tanto más agrede hace un cuarto de siglo las reacciones de sivo cuanto más enfermo está. Desde hace los responsables de la economía y de la potres o cuatro años se ha iniciado en él la falítica en Francia. Se alegraron de la primera se preliminar de la inversión. Esto es partiinflexión de la fecundidad. No vieron en ella cularmente claro en la segunda generación más que un alivio inmediato de las cargas. de las colonias de inmigrantes en territorio En todo caso, los comienzos de la informáfrancés. Las mujeres que habían venido a tica y las ilimitadas perspectivas de la inmiEuropa tenían más hijos que las que se hagración de los países pobres les aseguraban bían quedado en su país por la mejor higieuna mano de obra abundante y dúctil. ne. Pero la generación nacida en Europa es frecuentemente más estéril que la población Implosión por un lado, ambiente. Con unas estructuras familiares parecidas a las de la Italia del sur, se puede explosión por otro prever una evolución comparable a la que ha Mahoma (a la izquierda) elige a conducido de la Mamma a la Cicciolina. Se Pero después la inmigración ha dado miesu yerno Alí ccomo sucesor sume permitirá que no me alegre de ello. yo. Al ¡aparece blandiendo la esdo. Se ha entrado en la era de la máxima pada de dos puntas del Islam. Está claro que la yuxtaposición de los dos abertura de las tijeras: implosión por un lapolos demográficos opuestos durante algún do, explosión por el otro. Los tiempo todavía, contribuye a la incomodidad inmigrantes son numerosos, en el espacio mediterráneo. vienen de lejos, se infiltran. Y sus estilos de vida y lo que les Hoy, en efecto, se ve brotar, franca o inqueda de creencias son difícilconfesadamente, el temor de un ascenso del mente compatibles con nuesSur y el de una sumersión del Norte. Es clatras tranquilas jubilaciones. ro que las condiciones para una buena inteEse era el peligro de ayer, pegración de los inmigrantes están sobreparo yo constato que todavía hoy sadas en todas partes. Hoy se dan juntos tola conciencia de los peligros dos los indicios que permiten afirmar que las no va más allá del temor a la amenazas de implosión existen ya en tierras astenia y a la sumersión. del islam y que sin duda se desarrollarán todavía más rápidamente que en los otros luEl cabo siguiente será difígares donde se desencadene el proceso. cil de franquear. Y la sumerEn efecto, hace diez años las colonias musión es un riesgo serio: lo consulmanas infiltradas en Europa mantenían cedo. Pero es un riesgo muy su fecundidad. Se dilataban grandemente, pequeño al lado del que las pero con la segunda generación, como ya he tendencias actuales han prodicho, no es igual. Las sociedades que se gramado ya. Antes de quince infiltran no construyen una sociedad islámiaños, al ritmo actual, América ca en el seno de las mallas de nuestras ciulatina estará por debajo del nivel de reemdades; vienen a engrosar un subproletariaplazamiento de la población. La política ofido de desarraigados. Pesan sin enriquecer. cial china es la del autogenocidio. Los cálLa resistencia no puede La hipótesis del choque frontal es la menos culos de Jean BourgeoisPichat son irrefuvenir de fuera. Hay que probable de todas. La más favorable sería tables. Jean Legrand y yo los habíamos esbuscarla alrededor de nola de un proceso de evolución que produjebozado en un libro de 1979 y yo había introsotros. Todavía queda hira un poco lo que fue la emancipación del ducido precisiones en otro de 1980. Lo que drógeno en el sol judaismo en Europa a fines del siglo XVIII está en vías de realizarse es la hipótesis más y a principios del XIX. Para eso sería precisombría de la implosión generalizada que yo so un islam en buen estado de salud capaz había entrevisto en esos libros. Añado ahode soportar el choque. La llamarada del inra que ninguna proyección ha tomado en tegrismo chiita hace pensar en el reflejo decuenta los espantosos efectos de la pandefensivo de una conciencia atormentada que mia del «sida», sobre todo en Africa, contra se siente insidiosamente seducida. la cual la ideología soft prohibe el elemental reflejo defensivo, a la espera del fruto de Las grietas de la fecundidad ya en tierras una investigación todos azimuts. del islam y la contaminación de los inmigrantes por nuestro sistema permiten prever El islam inquieta no sin razón: es la única un proceso, tan rápido y tan destructor por El salmista dice: «Levanto mis ojos hacia lo menos que el de América latina y que el las montañas. ¿De dónde me vendrá el soque hará vacilar a China sobre un pie de bacorro?» No me vendrá de otra parte, porque rro carcomido si se mantiene el autogenono existe esa otra parte. cídio del hijo único obligatorio en la parte del El Occidente es un Occidente sin orillas. territorio efectivamente controlada por uno Ha extendido su cultura por el planeta ende los poderes más demenciales jamás apatero. Jamás ha sido tan elevada la entropía recidos sobre la superficie de la tierra. cultural. Una sola cosa es absolutamente segura: será más fuerte mañana. Los viajeros Hasta ahora, menos de 90 mil millones de otras regiones arrojan sus equipajes al agua para venir a juntarse más pronto con de seres humanos •nosotros. Acaban por no tener nada más que lo que nosotros abandonamos en nuestros Si se prolongan las tendencias actuales, cestos de basura. 17 mil millones de seres humanos vendrán ¿Es razonable todo lo que se ha producia añadirse a los 89 mil millones que han do durante tres millones de años en el terexistido ya, y la trayectoria, calcada sobre cer planeta de nuestra «enana amarilla? De la de una estrella, se acabaría en cuatro u El Occidente es un Occiocho siglos, tras la explosión de la supernoseguro que no. Que no se me pida entonces dente sin orillas. Ha extenva, no en una «enana blanca», sino en un una conclusión razonable. A corto plazo todido su cultura por el plaagujero negro. De todas las hipótesis, la de do está comprometido. Todo ha estado neta entero. Jamás ha sido la implosión generalizada, en la medida en siempre comprometido. Lo que las técnicas tan elevada la entropía culque está en vías de realizarse, es la menos de la comunicación ha deshecho pueden a tural. Una sola cosa es abprobable. Eso no es una prospectiva, sino la fortiori ellas mismas rehacerlo. solutamente segura: será proyección matemática de lo que hemos hemás fuerte mañana Recobrar el pensamiento cho y celebrado como si fuera una victoria desde hace veinte años. de la Trascendencia •No se producirá, porque la sociedad técnica y prometeica que lleva dentro de sí ese Entre todos los pensamientos que han aliretrovirus de muerte será rápidamente animentado nuestras inteligencias y nuestros quilada —el germen, junto con los portadocorazones, ¿hay alguno más esencial que el res del germen—, antes de que desaparezde una Trascendencia, presente por obra de ca la especie. La única amenaza verdadera la memoria en todos los instantes que nos es la de una inmensa regresión. Nuestros esha sido dado vivir? Algunos dirán que se nos casos descendientes sólo habrían perdido ha escapado. Tal vez éste es el momento de la memoria. Siempre habrá en un rincón una recobrarlo. Salvo que esa Trascendencia nos cepa resistente y la tentación de volver a emhaya atrapado ya. pezar. ¡Y si la vida tuviera un sentido, lo que He dicho que no se puede esperar la coimplica un más allá de la apariencia y del rrección más que de un cambio radical, una tiempo, la posibilidad de apostar por la dumetanoia, es decir, una «catástrofe» en el ración, la amistad de los padres para con sentido que da a este término el matemátilos hijos! Los que hayan recuperado la raíz co René Thom. del sentido sobrevivirán. «Afortunadamente la esterilidad no es hereditaria.» Todavía La sociedad de resistencia no puede vequeda un poco de hidrógeno en el sol. Yo nir de fuera. Hay que buscarla alrededor de tengo la convicción de que es en el interior nosotros. Tal vez está en trance de formadel más viejo de los mundos, en el interior ción en los intersticios de esos tejidos fode nuestras ciudades, donde se construye fos en estado de putrefacción de nuestras la nueva ciudad, igual que, a partir de este sociedades «mortícolas», en el esbozo de un instante, Dios está labrando el instante eterrechazo radical del asesinato del sentido de no de su reino. la vida y de la felicidad. En el momento de la implosión del Occidente, que arrastrará por bloques a los otros mundos, durante esa implosión se continuaPierre Chaunu es profesor de la Universidad de ParisSorbonne, historiador, autor de más de será sin saberlo, porque triunfa y triunfará por senta obras de historia, y destacado hispanista. histéresis durante varios decenios más.