Nueva Revista 007 > Las dos Polonias, ¿un dilema ineludible?

Las dos Polonias, ¿un dilema ineludible?

Maciej Stasinski

Sobre la desaparición del comunismo en Polonia que le ha hecho renacer en su devenir histórico. La influencia de poderosos factores externos, como la vecindad de Rusia y de una Alemania unida, sigue pesando en la mentalidad y la política polaca.

File: Las dos Polonias, un dilema ineludible- El cambio en la TV.pdf

Referencia

Maciej Stasinski, “Las dos Polonias, ¿un dilema ineludible?,” accessed July 5, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2510.

Dublin Core

Title

Las dos Polonias, ¿un dilema ineludible?

Subject

Panorama

Description

Sobre la desaparición del comunismo en Polonia que le ha hecho renacer en su devenir histórico. La influencia de poderosos factores externos, como la vecindad de Rusia y de una Alemania unida, sigue pesando en la mentalidad y la política polaca.

Creator

Maciej Stasinski

Source

Nueva Revista 007 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Las dos Polonias ¿un dilema ineludible? Por Maciej Slastnski os occidentales que exprecia del «mal encarnado». Desasan su reconocimiento por parecido éste, las virtudes y las las gestas históricas del miserias están ahí, al desnudo. pueblo polaco diciendo: «Vds, La democracia polaca ha de enTademu Msiowitcki. han sufrido mucho, pero al fin frentarlos. y al cabo han demostrado una aquí descrita acusa un miedo a El dilema que se plantea sola libertad y a la economía de extraordinaria fortaleza espirinará familiar a los españoles, a mercado, un miedo que procutual», no sospechan seguramenquienes un Unamuno o un Orra ahogar con viejos lemas nate que hacen un flaco servicio a tega y Gasset han querido acoscionalistas y providencialistas. la joven y aún frágil democratumbrar a remover su pasado y El derrumbe del comunismo ha cia polaca. Y no por lo falsa que su identidad —las dos Españas— destapado una caja de Pandora es esta afirmación, sino precisacon el de las dos Polonias. de la que asoman el chauvinismente por lo que tiene de verLa primera es una Polonia mo, el nacionalcatolicismo exdad, Las reflexiones que siguen nostálgica e irreflexiva, que tiecluyeme, el antisemitismo y las pretenden, quizá de un modo un ne la mirada puesta en el pasatentaciones a recurrir al gobierlanto provocativo, explicar el do y sus ideas ancladas en los La desaparición del no de una mano dura. porqué. clichés preservados durante los último de una serie de La otra Polonia es una Poloaños de la opresión. Es la menLa desaparición del último de enemigos históricos de nia sobria y realista que se nietalidad que cree en una Polonia una serie de enemigos históricos la identidad nacional ga a atrincherarse en los tópicos «distinta» y singular, y que dede la identidad nacional polaca, polaca, el comunismo, del pasado. Esta otra mentalisea configurar su presencia en el el comunismo, ha devuelto a ha devuelto a Polonia dad, contempla sin falsas ilusiomundo moderno en torno a Polonia a su propio devenir hisa su propio devenir nes la dura realidad, asume tanunos valores y aparentes axiotórico. Aunque la influencia de to las glorias como las miserias histórico. Aunque la mas, que durante toda una épopoderosos factores externos, conacionales pero, en su empeño influencia de ca han servido como eficaces armo la difícil vecindad de Rusia, autocrítico se muestra ajena y mas de defensa frente a la agrepoderosos factores todavía soviética, y de una Alehostil a todo autoengaño de la sión comunista. Es una Polonia mania unida, seguirá pesando externos, como la «suerte singular». Apuesta por que, al mirarse en el espejo de sobre la mentalidad y la polítidifícil vecindad de la democracia parlamentaria y la su historia, de una «nación vícca polaca, no es menos cierto Rusia, todavía economía de mercado, aun cuantima que se basta a si misma» que los polacos han recuperado soviética, y de una do conseguirlas exija deshacerpero, al mismo tiempo, incurre la fundamenta!, y tan ansiada, Alemania unida, se de una parte del pasado y suen la incongruencia de solicitar libertad para determinar las forseguirá pesando sobre ponga revisar la identidad naciotrato de preferencia, por parte mas y ei contenido de su existennal. la mentalidad y la del mundo exterior. Para ser cia como nación y como Estado. política polaca. La división de «Solidarnosc» más drástico todavía, es una PoPero la reconquista de la liber—que precisamente ha represenlonia acomplejada y provinciatad, además de ser el cumplitado la síntesis de las dos Polona, que pretende sublimar su miento del sueño, significa una nias, gracias a la presencia del complejo y su atraso en la prépesadilla: la de tener que enfrenenemigo común: el comunisdica de! «patío predilecto de tarse consigo mismo, como en mo— ha puesto al descubierto el Dios». Porque lo que ha sido un espejo. hecho de que estas dos mentalifuente de ta indudable fuerza esEl comunismo ha ejercido dades están ya enfrentadas. Papiritual frente al régimen totaliuna peculiar función terapéutira el espectador occidental, los tario, se convierte, en la realidad ca sobre la mentalidad de los pofrentes no están tan claramente del mundo de la civilización molacos, sirviendo de coartada padelimitados, porque los criterios derna, en una debilidad y hasta ra la conciencia colectiva e indipolíticos clásicos, por ejemplo la indefensión frente a los desafíos vidual. En especial.los defectos derecha versus la izquierda, no que, cruelmente, plantea la reiny las debilidades, los pecados y captan la naturaleza del momentegración en Europa. En térmilas miserias, se relalivjzaban to actual. nos prácticos, la mentalidad gracias a la justificadora presenEl cambio en la TV Por Alberto M. Arruti ecir que vivimos una épolo referido a la libertad de expreca de profundos cambios sión. También, una posible reresulta un lugar común. Dgulación de la publicidad, a niEn ciencia, lo mismo que en povel de la Comunidad Europea lítica o en la vida social. Hace está siendo considerada, aunque tan sólo un año, todavía existía otros opinan que debe ser el el muro de Berlín. Los medios mercado el que diga la última de comunicación social no popalabra. Es previsible que el dían permanecer ajenos a esta simundo de la La lucha por conseguir publiL«ch Wtkst tuación de cambio profundo. cidad es, cada día, más acusada. comunicación La lucha que se está iibrando Durante mucho tiempo, los Este año el mercado publicitario mantenga, en los en la cúpula del poder de la Poestudiosos de la comunicación se norteamericano asciende a 4.200 próximos años, un lonia de hoy, refleja de algún han centrado, principalmente, millones de dólares, r repartir crecimiento más rápido modo, pero no del lodo bien, el en el estudio de los efectos de los entre ABC, NBC, CBS y Fox, la que la mayoría de dilema. Lech Walesa y los más medios, sobre todo la televisión, incipiente cadena de Murdoch. otras actividades destacados de sus partidarios y en el.papel cultural de los misLos pronósticos establecen paeconómicas. que le apoyan, en su enfrentamos. Basta citar los nombre de ra ABC, 1.300 millones; para miento con el gobierno de TaHalloran, Lasswell o LazarsNBC, 1.500 millones; para CBS, deusz Mazowiecki. no son cierfeld. Pero he aquí que, a lo lar900 millones y 500 para Fox. Petamente ni chauvinistas ni ideógo de la década de los ochenta, ro, la publicidad sólo se consilogos de una intolerancia naciolos medios se han convertido en gue con programas atractivos nalista o religiosa. Pero por muy uno de los sectores más dinámipara la audiencia. En este sentirelevantes en otros campos de la pragmáticos que sean, buscancos, por no decir más agresivos do, la competencia es también actividad económica. Tal es el do cumplir sus ambiciones de de la economía. Solamente en el feroz. Por ejemplo, Televisión caso de Bouygues o de grupos, poder, queriéndolo o no, han sector audiovisual y en un espaEspañola que tenía la exclusiva como «General des Eaux», y alentado y encabezado un pelicio tan corto de tiempo, como del partido EspañaCorea del «Lionnaise de Eaux». Esta pregroso mecanismo de un resarcies el que transcurre desde prinMundial de Fútbol, consiguió sencia es debida a dos factores. miento moral y material de micipios de 1988 hasta la mitad de que más de catorce millones de En primer lugar, el atractivo que llones de polacos castigados en 1989, se han realizado en Europersonas vieran este partido. En pueden ejercer los medios de coel pasado y hoy cansados y depa más de 100 operaciones de cambio, Tele 5 se había hecho municación ante cualquier ficepcionados con los escasos readquisición y fusión, que han recon la exclusiva de las últimas nanciero o empresario por el posultados palpables de la transipresentado un movimiento de actuaciones de los Rolling Stoder a que dan lugar. Y, por otra ción. El recurso a la recompencapital de muchos miles de mines en España, por lo que TVE parte, a que, según muchos anasa por los perjuicios y a la mallones de pesetas. ignoró informativamente la prelistas económicos, es previsible no dura para atajar el camino sencia de este conjunto. que el mundo de la comunicaEn Europa, diversos grupos hacia el bienestar, pone en marción mantenga, en los próximos están tomando posiciones frenEn Inglaterra, el informe Calcha una lógica política al térmiaños, un crecimiento más rápite a! mercado único europeo. cutt ha levantado una encendino de ta cual las facturas hay do que la mayoría de otras actiPor ejemplo, el grupo alemán da polémica. Mientras unos lo que pagarlas. vidades económicas. Bertelsmann, cuya principal acdefienden, porque pretende gatividad es la edilorial, participa Polonia no corre el peligro de El mundo de la publicidad esrantizar, con mayor eficacia, el en la televisión como colaborauna reincidencia comunista totá sufriendo, en consecuencia, derecho a la intimidad, otros addor de la Compagnie Luxemtalitaria. Pero, en algunas menprofundos cambios. Una publivierten de sus posibles peligros, burgoise de Televisión. Los grutes, está arraigada la idea de que cidad de un producto o de un porque podrían mermar, en alpos, Havas, francés, y Maxwell, no sería nada malo probar un servicio, a escala planetaria, gún sentido, la libertad de expreinglés, cuyas actividades princirégimen «firme», autoritario peasusta y preocupa a muchos. sión. Así, el Financial Times espales se centran, respectivamenro «nuestro», nacional, para Por su parte, los profesionales cribe: «Las leyes propuestas te, en los campos publicitario y quitar de en medio a algunos de la publicidad hablan de la «limarcarían una ciara ruptura con editorial y en la prensa diaria, elementos «ajenos» y recorrer bertad de expresión comercial» e! pasado y con una tradición están participando en canales de más rápidamente el camino haa la que comparan con ía liberbritánica, según la cual los petelevisión de otros países distincia el bienestar. Pero los atajos tad de expresión sin otros caliriodistas no tienen más derechos tos de los suyos. 110 suelen conducir a las metas ficativos. La nueva caria fundaque los demás ciudadanos... pedeseadas. • mental de Holanda, de 1981, ha ro tampoco menos». • Otro hecho a tener en cuenta excluido, de forma expresa, la es la presencia, en el sector de las Alberto M, Arruti es físico y periodista. publicidad comercial del artícucomunicaciones, de empresarios Muriij SUsinski es periodista polaco.