Nueva Revista 006 > Más allá de la especulación, el sol del Japón seguirá brillando

Más allá de la especulación, el sol del Japón seguirá brillando

Jaime Fonrodona Sala

Sobre la economía japonesa que, sin materias primas y con una agricultura pobre, ofrece una infraestructura de contraste.

File: Mas alla de la especulación.pdf

Referencia

Jaime Fonrodona Sala, “Más allá de la especulación, el sol del Japón seguirá brillando,” accessed August 11, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2494.

Dublin Core

Title

Más allá de la especulación, el sol del Japón seguirá brillando

Subject

Ensayos

Description

Sobre la economía japonesa que, sin materias primas y con una agricultura pobre, ofrece una infraestructura de contraste.

Creator

Jaime Fonrodona Sala

Source

Nueva Revista 006 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

pias redes de distribución en exclusiva; así, viendas, productos para el hogar, modas, artículos de lujo, etc. por ejemplo, Matshushita, gran fabricante de Los japoneses van aprendiendo lentamenproductos de electrónica de consumo, tiete a practicar lo que llaman yutori, que se ne nada menos que 30.000 puntos de venta puede traducir por tranquilidad de espíritu. en todo el país. Ello constituye una barrera Se van percatando de que la gigantesca ricasi insuperable para un competidor. Por queza del país no se corresponde con la reello, la penetración en el mercado japonés, lativa pobreza de su pueblo. Si el famoso Mlque ya supone un esfuerzo económico y de Tl fijó como objetivo para los años sesenta tiempo importante, sólo es aconsejable si la industria del acero y los astilleros, si desantes se realiza concienzudamente una prepués de 1970 entraron de lleno en el autoparación intensa y se establece lo que pomóvil y la electrónica de consumo y en la dédríamos calificar como una estrategia implacada de los ochenta en la informática y comunicación, ahora parecen orientados a elecable. Aquellos empresarios europeos que var su nivel de vida. Los horarios laborales, en una gira organizada por cualquier instique han sido de 2.110 horasaño en 1989, patución se asoman al Japón, verán, sin duda, sarán a 1.800 horasaño en el 93. Se reducicosas interesantes y volverán quizá llenos rán las horas extras y la semana de 48 hode entusiasmo, pero están muy lejos del caras pasará a 40. Y ello también en la pequemino a seguir para establecer una base opeña empresa, que tanto empleo genera. El Mlrativa eficaz allí. Hay, sin duda, ejemplos de Tl se propone destinar cuantiosas inversiobuen hacer comercial, acompañados genenes a los pequeños industriales para que ralmente de gran inversión, en redes de dispuedan trabajar menos horas, aumentando tribución; tal es el caso de BMW, que desu productividad. ¡Por fin los japoneses dismuestra que en el país de los toyota, nissan, frutarán de un fin de semana de dos días completos! mitsubishi, se puede tener éxito vendiendo En cuanto a la otra barrera que hemos secoches. Otros grandes europeos y americañalado como objeto de penetración, la comnos van penetrando en el mercado: Hoechst, pleja y enervante regulación, es, sin duda, Unilever, Philips y muchas más; se ven apauna barrera, y con razón se han quejado y ratos de electromedicina no japoneses,cierse vienen quejando americanos y europeos. tas máquinas herramientas, maquinarias paLo que sí es cierto es que es una barrera que ra la industria de la impresión, y todo el munles afecta a ellos mismos. Hay un ejemplo Mayor calidad de vida y yudo habla de la penetración de Electrolux con que es ilustrativo: la presión de cierta bantori, o tranquilidad de essus aspiradoras. Pero donde las marcas ca americana y europea, para conseguir la píritu, son las aspiraciones europeas ocupan la vanguardia es en los implantación de ciertos productos y servipara los años noventa productos de lujo: Dunhill, Cartier, Dior, Vuitcios financieros, fue enorme, y fue apoyada por gran parte de la banca japonesa, que suton... El precio no importa, y hablando de fría de un oligopolio establecido precisaprecios, Tokio es, sin duda, una de las ciumente por los primeros bancos americanos dades más caras del mundo. Todo resulta y europeos que establecieron sus bases allí. caro allí. El libro de Akio Morita, presidente de Sony, y Shintaro Ishira, miembro del Parlamento, Nivel de vida The Japan that can say no, es un reflejo de la mentalidad del nuevo Japón. Es una cierSe ha dicho que si se quiere analizar el futa réplica a la corriente antijaponesa tan exturo económico de un país, se examine su tendida en Occidente y puesta de manifiesdemografía. En Japón se dan dos caracteto por personalidades tan relevantes como rísticas muy generales, pero que allí son mulacocca. La acusación es que no juegan limcho más acusadas: el envejecimiento de la pio comercialmente hablando. A ello contespoblación y la incorporación de la mujer al tan los autores, ¿y por qué debemos camtrabajo y, en general, a la vida. Ello condubiar las especificaciones nosotros? ¡Que cirá, por un lado, a que se utilicen sus gigancambien ellos! ¡Que fabriquen con nuestra tescas reservas monetarias, a invertir en países más jóvenes y a que sus hábitos se calidad! Naturalmente, la razón absoluta no orientarán hacia un mayor consumo en viestá en ninguna de las dos partes, pero a la gran presión occidental, Japón está cediengo cuenta con 15 compañías europeas subdo lentamente, si bien es cierto que después sidiarias y 4.000 personas de plantilla. Se de una implantación que no fue fácil de adpropone penetrar en los países del Este, y mitir, sobre todo por Estados Unidos. Ahoentrar dentro del campo del R + D europeo. Compite con otra japonesa, también instara bien, los empresarios japoneses se han lada en Alemania, la Olympus Optical Eurodado perfectamente cuenta de que la épopa, cuyo presidente, el Dr. Werner Teuffel, ca de plantas de montaje en el exterior con se precia de que entre los 7.900 empleados poco valor añadido y aptas para recibir comde la compañía no se encuentre un solo japonentes y partes fabricados en Japón, se ponés. ha acabado. Tienen que ir a invertir y a invertir de verdad, a intercambiar componenOlympus produce también en USA, y reates fabricados fuera del Japón, e incluso a liza exoortación e imoortación de sus ororealizar en Europa y Estados Unidos lo que seguramente les costará más hacer: la investigación. [j Japón, fuera de las islas Japón invirtió en el extranjero el pasado año más de 67.000 millones de dólares. Esta cifra representa más del 40 por 100 que la correspondiente al año anterior. Las inversiones se dirigieron no sólo a la compra de empresas, sino también al sector inmobiliario y, desde luego, la compra del Rockefeller Center fue una de las que más publicidad recibió, pero no la de más alta cuantía. Norteamérica atrajo aproximadamente el 50 por 100 de los yenes que salieron al exterior, pero Europa atrajo una creciente cuantía, destacándose Inglaterra como el país donde más invirtieron los empresarios nipones, con una cifra de 10.500 millones de dólares, más que todos los otros miembros de la Comunidad juntos. Le sigue Holanda, con 5.500 millones de dólares y Luxemburgo, con 4.500 millones de dólares (inversión financieductos y componentes entre Europa y los ra). España figura en el sexto lugar, con alEstados Unidos. En un sector casi reservago más de 1.000 millones, siguiendo a Frando a los americanos, y que es el de las grancia, con 1.700 millones. Las inversiones más des máquinas de movimiento de tierras y excuantiosas y las que más destacaron fueron cavación, y donde Caterpillar es, sin duda, las que han hecho en el sector del automóel primero del mundo, nos encontramos a vil, pero, desde luego, no fueron las únicas. Komatsu que ocupa justamente las instalaciones que abandonó Caterpillar en Birtley El ritmo de inversión japonesa en Europa (Chester, Reino Unido). Están en plena exaumenta a medida que se estabiliza en USA. pansión, pues consideran poco mecanizado En el sector no automotriz destacan, entre el mercado de la obra pública en Europa. Enotras, las inversiones de Minolta, que acatre otras, podríamos citar también a Hitachi ba de celebrar su 25 aniversario de presen(también en el Reino Unido), en donde tiecia europea. Aunque su producto estrella es nen además un gran centro de investigación la máquina fotográfica, sus líneas de proy desarrollo; Ricoh (automatización de ofiducción incluyen óptica, electrónica y equicinas), Seiko, famosa por sus relojes, fabri »W pos para oficina. Desde su base en Hamburcando «al gusto europeo» en Holanda; más cia industrial y financiera se ve complemennombres y nombres japoneses, que van sientada con su creciente preocupación por el do cada vez más conocidos, Cannon, Mitsumedio ambiente y por su creciente interés bishi, Hamada, Sony ... por la cultura y las humanidades. Al mismo tiempo que el Japón era noticia, por lo que Pero es en el mercado del automóvil donse temió un retroceso en el mundo financiede se ve un despliegue, una actividad asomro y que comentamos en el principio de esbrosa. Nissan, por ejemplo, está construyente artículo, un japonés, el señor Sito, comdo y ampliando sus fábricas en Inglaterra y praba el Van Gogh y Renoir más caros del en España (Barcelona). Dispondrá de un mundo, y la Galería Kobayashi hubiera pagran centro de investigación en Derby, dóngado aún más, según declaró al conocer la de quiere desarrollar el coche de lujo que se compra. Al fin y al cabo, es una traslación propone competir con Mercedes, Porsche, de la historia, de lo que hicimos los espaBentley ... ñoles en los siglos XV y XVI, los Borbones El acuerdo de Honda con Rover es otro franceses y el Imperio de Napoleón, en el ejemplo, y Toyota, desde su base en AlemaXVIII, la poderosa Inglaterra Isabelina y Vicnia, se ha independizado casi totalmente de toriana, cuando el dinero y el poder estaban suministros del Japón; se podría seguir con en España, Francia o Inglaterra. Ahora le toel campo de las motocicletas y de los comca también al Japón. ponentes, como lo es la inversión de Nippondenso y Valeo, para fabricar equipos elecNo es cierto el ingenioso título del libro trónicos de ignición en Barcelona. que hace furor en el Japón, del autor Bill Emmot, The Sun also sets (El sol también se poSí. No hay duda, Japón tiene asegurado ne). El sol brilla y brillará en el país del Sol un puesto seguro en el pelotón de cabeza naciente. de países líderes del siglo XXI. Además, los japoneses, y ello más en Europa que en USA, son muy dados a integrarse en las comunidades donde viven y tienen un gran senJaime Fonrodona Sala es doctor ingeniero industrial y emtido de sus obligaciones cívicas. Atrás van presario. Ha sido, entre otras cosas, subsecretario de Obras Públicas. quedando los viejos complejos: su presen