Nueva Revista 006 > Los hispanos de la América emergente

Los hispanos de la América emergente

Luis Marañón

Estudio de nuevas propuestas e iniciativas que se podrían aplicar, desde el gobierno español, a los hispanos que viven en Estados Unidos.

File: Los hispanos de la America emergente.pdf

Referencia

Luis Marañón, “Los hispanos de la América emergente,” accessed April 1, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2492.

Dublin Core

Title

Los hispanos de la América emergente

Subject

Ensayos

Description

Estudio de nuevas propuestas e iniciativas que se podrían aplicar, desde el gobierno español, a los hispanos que viven en Estados Unidos.

Creator

Luis Marañón

Source

Nueva Revista 006 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Los Estados Unidos son una verdadera multinaciéiT donde la minoría hispana alcanza Familia chicana en ios un porcentaje del 10 por ciento del censo, cuya estimación para 1990 es de 248 mi Estados Un,dos Nones de personas. En términos generales esa minoría ocupa en la escala laboral las zonas más bajas, calculándose que el 25 por ciento vive por debajo del nivel de pobreza. Sobre la base del idioma común, que es el gran vínculo cultural, el autor propone nuevas iniciativas por parte española, fundamentalmente en el terreno educativoLOS HISPANOS DE LA AMERICA EMERGENTE Por Luis Marañón uando Michael Harrington acuñó, halitativo, de las etnias. En la América emercia finales de los años sesenta, el térgente deambula una ciudadanía multiétnica, C__ mino «la otra América», en ella daba multicultural y plurilingüística, cada vez mecamaa a los pobres y desheredados que nos rubia y más coloreada. A la verdad, los malvivían en los Estados Unidos de la gueEstados Unidos se configuran como «multirra fría y la contracultura. Hoy en día, en plenación», en un esquema esencialmente conna discusión de la operatividad de los contradictorio pero plural: libertades individuaceptos «melting pot» y «salad bowl», en los les y apuntes racistas; tierra de oportunidaEstados Unidos está surgiendo una Amérides pero con bolsas enormes de marginaca distinta, aquella que se define como ción; vitalidad intrínseca al tiempo que se re«América emergente», con un componente ducen los programas sociales para los maranglo mayoritario pero receloso y suspicaz ginados, permisividad y laxismo frente a inante el creciente poderío, cuantitativo y cuatransigente neoconservadurismo y teleevan m gelismo fundamentalista. Los Estados Uni mentados. El cuadro del poder político hispano surgido del voto popular —5 por ciendos, como toda sociedad viva, están surca to del voto nacional— se podría sintetizar dos de luces y sombras. Muchos piensan así: como Bloom y Kennedy, que el poderío de 10 congresistas Estados Unidos ya no es el que era: se en 1 gobernador (Florida) frenta a una etapa nueva de multipolaridad 2 alcaldes de grandes ciudades (Miami y Denver) 4 ministros estatales Censo l 128 legisladores estatales 338 altos funcionarios de Condados El censo norteamericano se elabora cada 1.178 funcionarios de Ayuntamientos diez años, es decir, en 1990 toca conocer 1.348 representantes en Consejos Escolacuántos son y dónde habitan los que lo conres forman, dato importante para una nación que ha acogido en su seno a más de 50 mi575 agentes judiciales llones de inmigrantes entre 1820 y 1980, y Es evidente que los problemas administraque asiste a una inmigración creciente, printivos diversos —no exentos de cortapisascipalmente originaria del propio continente, de la política norteamericana afectan al vode América Central, México y América del tante hispano, poco concienciado políticaSur, sin olvidar el significativo número de mente todavía y escasamente proclive a acuasiáticos que arriban para establecerse. dir al registro electoral: prefiere asegurar el empleo y dedicarse al ocio en su enclave faLas estimaciones que se hacen actualmiliar, inclinaciones que supo ganar el partimente de la población de Estados Unidos, se Muchos sociólogos coincido demócrata en anteriores ocasiones (ahocifran en un total de 248 millones para 1990, den en que el complejo de ra lo hace el partido republicano). Básicameny el 10 por ciento de ese número corresponinferioridad de ios hispate, el poder político hispano se concentra en de a los hispanos. Además, no se ignora que nos de Estados Unidos las pequeñas ciudades y en los condados cael incremento de los hispanos oficialmente proviene de la conjunción si rurales, aun cuando el 80 por ciento de los registrados, ha sido del 34 por ciento desde del carácter de etnia y de hispanos habitan ciudades y áreas urbanas. 1980 y que el techo migratorio fijado por el conciencia de clase infeSenado para 1989, fue el de 630.000 persoDe añadidura, la clase política hispana, y a rior nasaño. pesar de los esfuerzos de las distintas organizaciones regionales a lo largo del tiempo —parCon la elaboración y publicación del centicularmente la Lulac, Maldef, las portorriqueso 1990 se tendrá la posibilidad de comproñas Aspira y P.R. Forum, Southwest Voter Rebar, al menos de una manera bastante aprogistration Educational Project (en el SudOesximada, lo que es hoy la América emergente) y otras similares en el noroeste y el mete y sus implicaciones reales en la sociedad dio Oeste de Estados Unidos, arrastra la otrenorteamericana. De una parte, se valorarán dad hispánica en la siempre conflictiva práclas posibles repercusiones políticas, en tértica política. Según Luis Feldstein, los polítiminos electorales, para los partidos republicos hispanos no están habituados por ahocano y demócrata, con elecciones legislatira al escrutinio público, parecen discurrir en vas parciales para 1991. La tendencia del vojuego ajeno y, a veces, muestran falta de mato de las cuatro últimas elecciones presidendurez y de seguridad en sí mismos. ciales parece tan clara que se acepta el axioma de que no se podrá ser presidente de los Además, el votante hispano está modifiEstados Unidos si no se cuenta con el favor cando sus demandas políticas en los últidel voto hispano —son 5 millones los votanmos tiempos —ahora apunta por los asuntes hispanos— habida cuenta de las caractos locales— y esto obliga a una sustancial terísticas del sistema: máxima cooptación, transformación del discurso político de los fragmentación social y escasa solidaridad candidatos potenciales. global. De todas formas, la implantación hispana en el poder político de Estados Unidos, como resultado de las elecciones de 1988, Mercado laboral es todavía escasa y no se corresponde con la demografía oficialmente inscrita, a la que Una segunda consecuencia del Censo de se pueden añadir 23 millones de indocu1990 cae de lleno en el mercado laboral, con la Estatua de la Libertad un símbolo para todos ingredientes contrapuestos. Los 20 millones Los hispanos aprenden los emigrantes. largos de hispanos cuentan con una edad en los libros de texto que media de 25 años, y la escala de sus puesrá compuesta por mujeres, minorías e inmisus raíces histéricas en tos de trabajo es, generalmente, la que antes grantes y la mayoría de ella procede de AméEstados Unidos comienocupaban los italianos y los irlandeses, es rica Central, Asia y Africa, es decir, gentes zan a labrarse cuando decir, la más baja junto con los negros. Cude grupos étnicos diferentes y con una conPonce de León piso La riosamente, también los hispanos desplazan ducta histórica y una cosmovisión igualmenFlorida, en 1513 a los negros de muchos empleos, con las te distinta. Con una edad promedio de 23,6 consiguientes perturbaciones sociales en años (el 40 por ciento con menos de 18 años) los lugares llamados «calientes». En cualy una tasa demográfica alta, las prediccioquier caso, muchos hispanos y negros connes demográficas de los hispanos para el viven en los «guetos» de los grandes núcleos mismo año 2000 han sido situadas en más urbanos y el 25 por ciento de los hispanos de 30 millones, es decir, el 23,4 por ciento —tamaño medio de familia 3,83 personasdel total, sin incluir los indocumentados que vive por debajo del nivel de pobreza. A ello sólo para los mexicanos que cruzan la fronse viene a añadir los malos resultados dotera se evalúa en 115 millones al año, a pecentes de la población hispana: sólo el 51 sar de la estricta aplicación de la Ley Simppor ciento termina la educación secundaria son —Rodino— Mazzoli, de 1986, contra las (los anglos el 77 por ciento) y el 9 por ciento prácticas abusivas de contratación ilegal de la educación superior (los anglos el 21 por inmigrantes (se calcula en 3.300.000 los emciento). pleados que mantienen ilegales en sus plantillas y que se han gastado más de 2 milloLa mayoría del alumnado de las escuelas nes de dólares en material docente relaciopúblicas de Nueva York, Chicago, Los Angenado con la ley de 1986). les y Denver es hispana. Como sucede en caLos rasgos sociológicos de los hispanos si todas ellas, el fracaso escolar de los hisde Estados Unidos, tal como el asunto ha panos es muy elevado y esto repercute lósido estudiado por Alberto Moneada en tres gicamente en la calidad de los empleos que tomos enjundiosos e iluminadores, se pologran. Con todo, no se puede olvidar, como drían definir de la siguiente forma: tienen señala Arnold R. Weber, que más del 80 por conciencia de minoría, se aferran a las ideas ciento del crecimiento de la mano de obra hispánicas de familia, patria y religión, po mi norteamericana de ahora al año 2000 estaseen un acentuado orgullo gmpal, son tendennos se sustenta en su lengua, el español: en tes a los valores de la clase media conserlos enclaves y reductos anglos no es raro vadora y mantienen un sentimiento acusado leer carteles que rezan «aquí, también se hade discriminación en el empleo y la educabla inglés». El bilingüismo de los hispanos ción. Además, cuatro son los temas centrales genera preocupación y miedo en los anglos, de preocupación para los hispanos: vivienda, es el miedo al poder en el plano social, ecotrabajo, educación y lucha contra el crimen, nómico y político. La campaña contra el bisin olvidar el SIDA, que aqueja, según las úllingüismo —la Constitución norteamericana timas estimaciones, a los hispanos con un no establece el inglés como idioma oficial— 15 por ciento del total norteamericano. Muse formula bajo el lema de «US english», eschos sociólogos coinciden en que el complegrimido por la militancia ardorosa de 300.000 jo de inferioridad de los hispanos de Estados angloparlantes, y según aseguran algunos, Unidos proviene de la conjunción del caráces un arma potencial de discriminación y rater de etnia y de conciencia de clase inferior. cismo. Juramento masivo de Aun cuando las leyes federales amparan nuevos ciudadanos USA, el bilingüismo en los planos educativo y Bilingüismo y asimilación la mayoría hispanos electoral, los partidarios del monolingüismo inglés han logrado a lo largo de los años que No por tópico deja de ser realidad: Esta17 estados de la Unión declaren el inglés codos Unidos, nación semivacía y surgida de mo lengua oficial. Pero el bilingüismo comun ejercicio maximalista de fronteras sucebativo y la asimilación guardan una extraña sivas y ampliadas, es tierra de llegada, tievinculación. Joan Didion, al hablar del núrra de oportunidades y expectativas, refugio cleo cubano de Miami, manifiesta la conducgigantesco de inmigrantes, cuya primera leta perpleja de los anglos «quizá porque la imgislación en la materia data de 1882. Estaposibilidad o falta de inclinación a hablar indos Unidos, gracias a su generosidad, se ha glés tendiese a minar su convicción de que convertido en un vasto mercado de identila asimilación era un ideal compartido de dades, etnias y culturas locales, en el que forma universal por quienes debían ser asilos latinoamericanos llegados viven la ammilados». Esa asimilación cuestionada, cobivalencia de la asimilación y la resistencia mo lógica de la afirmación cultural propia, a mantener su identidad propia. viene avalada por la existencia de 211 emiLa autoafirmación cultural de los hispasoras de radio (100 en 1979) que emiten sus Pero en el grandioso espacio norteameriondas en español y por 29 estaciones de tecano ¿dónde se han ubicado, tras las sucelevisión en español (16 en 1979). Tras ese sivas oleadas, los hispanos de la América aferramiento a la identidad, subyace, adeemergente? Efectivamente, los 20 millones más, un poder de compra de los hispanos de hispanos se han distribuido por zonas del orden de 150.000 millones de dólares y bastante acotadas —el 33 por ciento en Caunos gastos publicitarios en los medios hislifornia, el 21 por ciento en Texas y el 11 por panos —en ellos 42 periódicos en español— ciento en Nueva York—, de tal punto que su que se incrementan anualmente el 25 por aportación poblacional en los estados se cociento. noce: son el 37 por ciento de Nuevo México; el 21 por ciento de Texas; el 19 por cienSi las variables culturales, es decir, el sento de California, el 16 por ciento de Arizona; timiento arraigado de identidad propia y el el 12 por ciento de Colorado; el 9 por ciento derecho a ser diferente, inciden poderosade Florida; el 9 por ciento de Nueva York; el mente en los comportamientos de los his6 por ciento de Illinois; y el 2 por ciento en panos de Estados Unidos, no es menos cierotros estados. Su origen también se sabe: to que existen raíces históricas que les dan el 623 por ciento procede de México; el 12,7 la razón: los hispanos son latinoamericanos por ciento de Puerto Rico; el 53 de Cuba; el con derecho a ser norteamericanos al mis11,5 por ciento del centro y sur de América. mo tiempo. Para muchos de ellos es un reMuy pocos saben sin embargo, que Los Antorno a los orígenes, a su patria perdida y geles fue fundada en 1781 por Felipe de Nearrebatada. Así, los mexicanos saben que en ve, del Virreinato de Nueva España, y es la Estados Unidos estaba la ciudad sagrada de tercera ciudad de América en número de halos aztecas, Aztlán. Además, esos mismos bitantes de habla española, después de Mémexicanos conocen que el México de 1821 xico capital y Buenos Aires. Lo cierto es que a 1848 se extendía, como legado del Virreien 15 estados de los 50 de la Unión viven nato de Nueva España, por los estados normás de 100.000 hispanos. teamericanos de Arizona, Nevada, Utah, Nuevo México, California y parte de ColoraLas iniciativas españolas, do, es decir, casi el 50 por ciento de los acpúblicas y privadas, en tuales Estados Unidos. El dominio norteaDiferencias favor de lo español y lo mericano sobre esos territorios se alcanzahispano en EE.UU. han siría por medio del Tratado de GuadalupeHiCada uno de los grupos hispanos de Esdo contadísimas o casi dalgo de 1848. tados Unidos se comporta conforme a unos nulas, aunque hoy parecódigos diferentes ya que su preocupación Todos los hispanos aprenden en los libros ce que se adopta una de fondo y sus circunstancias también difiede texto que sus raíces históricas en Estaapresurada línea de conren: los mexicanos, azuzados por el contrados Unidos comienzan a labrarse cuando cienciacién para recupebando y las maquiladoras de la frontera, se Ponce de León echó pie a tierra, en 1513, en ven agobiados por la amenaza de la consrar el tiempo perdido la península de Florida. Desde esa lejana fetrucción de una zanja, por el lado norteamecha se sucedió un largo recorrido español ricano, a lo largo de los 3.500 kilómetros de en territorio norteamericano, con sus acierfrontera; en los portorriqueños los registros tos y sus fracasos. Así, esos hispanos dejase mueven, con pasaporte norteamericano ron de pertenecer al imperio español cuando en mano, con relación a una sensación de fueron «norteamericanizados» los Estados temporalidad derivada de la posibilidad de en que moraban: 1821, Florida; Alabama, un referéndum que dirima la realidad entre 1813; Missouri, lowa y Minnesota, 1804, el Estado Libre Asociado —el estatus acaparte de los citados cuando se habló de tual— y el independentismo de la isla; los México y los mexicanos. Todo ello sin incluir provenientes de la América Central —sólo los casos de Cuba y Puerto Rico que «afeclos salvadoreños rozan el millón de persotan» históricamente a los hispanos de amnas— mal ocultan en sus entrañas los rebos países con residencia actual en Estados cuerdos mortales de guerras inacabables; y Unidos: las dos naciones rompieron con la los cubanos —laboriosos, cualificados y un Corona española en 1898, con la ayuda de poco narcisos— viven en un estado cercano Estados Unidos y en aplicación de la «Doca la paranoia a causa de la proximidad de trina Monroe», de 1823, tan musculosa cola isla natal —La Habana a 150 km de mo controvertida. m distancia— y las exaltaciones propias de la Resulta, por tanto, revelador que las malarga lucha —la «Causa», dicen— contra Fiterias señaladas con tan alto porcentaje pertenezcan a la idiosincrasia de los españoles, del, enriquecida febrilmente por los avatares a su modo de entender la vida y a la manera dislocados de la «contra» antisandinista que de ver las cosas, bastante apartados de lo encuentra su centro de financiación en Miaque se recoge en los principios anglos, de mi —como la obtuvo el comandante Fidel raíz protestante. para su guerrilla de Sierra Maestra en 1955—. La América emergente —y en ella los hispanos— se desarrolla y crece desigual| Iniciativas españolas mente pero, con paso firme, aumenta su preA pesar de las raíces españolas de la hissencia y su demanda de participación en la toria norteamericana y a pesar, también, de vida norteamericana, aun cuando sea crítique lo español y lo hispano están de moda ca frecuentemente de la «american way of en Estados Unidos —la revista Time dedicó life». Ocurre a veces que para los hispanos una «cover story» sobre el asunto hace un el sueño americano, tan cacareado por la par de años—, es evidente que hasta bien ideología oficial, no pasa de ser una auténrecientemente las iniciativas españolas, pútica pesadilla donde florecen la indefensión blicas y privadas, en favor de lo español y y el desamparo. La declarada igualdad de lo hispano en Estados Unidos han sido conoportunidades suele ser para la mayoría de tadísimas o casi nulas. Hoy parece haberse los hispanos aglutinados en sus «barrios», adoptado una apresurada línea de concienuna carrera llena de obstáculos que tienen ciación para recuperar el largo tiempo perque salvar, inicialmente en competencia con dido: la masiva presencia de hispanos y la los negros, para lograr los empleos más ínproximidad de la celebración del V Centenafimos, en definitiva, para poder sobrevivir. De rio del Descubrimiento de América son, a mi ahí que no extrañe la práctica hispana del juicio, los dos factores que han propiciado «compadrazgo», esa ayuda mutua tan conoel cambio de rumbo. Los hispanos y sus procida por los españoles, ya que su originaria blemas han despertado el interés de la Esgemela es la institución autodefensiva del paña oficial y mucho me alegra que esto se «paisanaje». haya producido. Nunca es tarde si la dicha La fuerte impronta de la cultura española Cada uno de los grupos es buena. en los hispanos se vio claramente cuando la hispanos se comporta Aun cuando los recursos económicos que Spanish Televisión Network, de Nueva York, conforme a unos códigos se destinan a las actividades culturales y dorealizó una encuesta en 1981. La misma esdiferentes ya que su centes con los hispanos son escasos todatuvo concentrada en las tres comunidades preocupación de fondo y vía, parecería conveniente que todas ellas se más numerosas y en ella se formuló la presus circunstancias tammiraran bajo el prisma del medio y largo plagunta siguiente: ¿Qué aspectos de la cultubién difieren zo, en lugar del dividendo instantáneo, algo ra hispana cree usted que sería más impormuy próximo al vulgar maquillaje político. tante conservar? Las respuestas se produCon todo, de los esfuerzos desarrollados por jeron según el orden que a continuación se la Agencia Española para la Cooperación Inrelaciona: ternacional me parecen bien los cursos para profesores de origen hispano, la elaboraCubanos Chícanos Portorriqueños ción del Manual de las Culturas Hispanas de 1. Idioma 95% 77% 83% los Estados Unidos, la Colección Hispana que acaba de empezar a editarse, la conce2. Respetar sión de becas de formación e investigación a los mayores sobre asuntos de interés para la Comunidad y padres de crCcHispana, la colaboración con sociedades o O > familia 76% Hispanas en Estados Unidos y el premio Le3. Cuidar y dar tras de Oro, y, por último, la colaboración asistencia a los con programas en universidades norteamericanas y con otras instituciones culturales. mayores 57% 40% 51% De todas formas, habría que aumentar las 4. Religión 55% 45% 67% dotaciones públicas en este renglón y tratar de obtener fondos frescos de las empresas multinacionales y españolas, presentes, no sólo en el mercado norteamericano, sino también, y sobre todo, en los mercados latinoamericanos, amén de las empresas propiamente hispanas que operan en el mercado norteamericano, poniendo el acento en programas educativos de primaria y secundaria, que es donde fiaquea el sistema docente norteamericano y en el que los hispanos registran un mayor fracaso escolar y, por lo tanto, incide decisivamente en la consecución de oportunidades laborales. También habría que aumentar de manera importante la concesión de becas, en cantidad y en calidad, y los recursos dedicados a intercambios culturales, fundamentalmente a nivel de formación de formadores y de investigación conjunta de toda suerte (las Ocurre a veces que para 900 becas que se han otorlos hispanos el sueño gado en una cooperación americano, tan cacareatotal de 15 millones de dódo por la ideología ofilares, son, a todas luces, incial, no pasa de ser una suficientes). La línea de acauténtica pesadilla dontuación de las empresas de florecen la indefenprivadas la veo yo en el ámbito específico fío en que el sentido común, la asignación sión y el desamparo de la formación profesional y en la educaracional y la gestión eficiente de recursos ción en alternancia de los hispanos, medianprimen a la hora de la toma de decisiones te los correspondientes convenios con las políticas. El saldo tan poco halagüeño de comunidades educativas, en los que se conhispanidades pasadas y recientes, por chatemplen las desgravaciones fiscales, algo tas y sesgadas, constituye la mejor recomucho más operativo y sano que las subvenmendación para no incurrir en el mismo error ciones. y para intentar adentrarse por un sendero no partidista de colaboración generosa, objetiEn cualquier caso, lo que está pidiendo a va y creadora. gritos la comunidad hispana de Estados UniLos hispanos de la América emergente, al dos —también la latinoamericana— es la igual que los latinoamericanos sofocados puesta en marcha del Instituto Cervantes, por la terrible deuda externa, obligan a una bien dotado de medios económicos y humahistoria nueva e ilusionante, muy ajena a los nos —profesionalmente hablando—, pues tópicos y resabios habituales, cuyas pernihay modelos —el francés, el alemán y el inciosas secuelas y malentendidos se padeglés, sobre todo— ya probados que pueden cen, a todos los niveles, en las dos orillas servir de pauta para ello y sin caer en el pedel Atlántico. ligro de lo faraónico y la retórica aneja. Con