Nueva Revista 001 > Los vecinos alemanes

Los vecinos alemanes

M.A.G.

De la influencia que Alemania y la URSS han tenido sobre Polonia, las situaciones políticas que viven esos países y cómo afecta al pueblo polaco.

File: Los vecinos alemanes.pdf

Referencia

M.A.G., “Los vecinos alemanes,” accessed May 26, 2024, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2437.

Dublin Core

Title

Los vecinos alemanes

Subject

Conversaciones

Description

De la influencia que Alemania y la URSS han tenido sobre Polonia, las situaciones políticas que viven esos países y cómo afecta al pueblo polaco.

Creator

M.A.G.

Source

Nueva Revista 001 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

de esta foto, obtenida —como otra a propósito del traslado de la estatua de Lenin LOS VECINOS ALEMANES en Nowa Hutía, irnos días más tarde— mientras los jóvenes aplaudían el derribo de que aparecieron cuando los polacos, que los símbolos del pasado comunista. tradicionalmente se surten en la DDR de Uno se imagina que Alexander Hall, que las mercancías que después revenden con tiene 35 años de edad, va en jersey, es de lodo desparpajo mundo adelante, vivieron I catálogo de las dificultades en Berlín Este imprevistas escenas de xeGdansk y pasó casi tres años en la clandespolacas no se limita a los pronofobia durante el pasado mes de diciemblemas interiores, a las incómodas perspectinidad, podría haber estado ayer en la cabre: los eufóricos teutones no querían sertivas económicas o a las contradicciones lle, gritando contra Dzierzynski y su estavir a estos polacos de alma fenicia. Mazoque crea la «cohabitación». Polonia era tua en el momento del derribo, o escribienwiecki envió una comisión a arreglar el hasta ahora un satélite de la URSS y no do alguna de las pintadas antisoviéticas que problema, y amenazó con repatriar a los tenía política exterior propia. Aliado oblise ven en las paredes de Varsovia. Pero ahotreinta mil compatriotas que trabajan, cogatorio de los soviéticos, miembro del Pacto ra es ministro y tiene su tiempo ocupado en mo «Gastar bei ter», en la Alemania comude Varsovia y del Comecón, Polonia se miir aclarando el rompecabezas de la política nista. raba resignada en el espejo de la historia, polaca, donde ios partidos aún no son pledonde alternativamente se ha reflejado, En la rueda de prensa que siguió a los namente representativos, «Solidaridad» por usar el título de una obra de Geremek, incidentes, un periodista preguntó a la porasume un exceso de representatividad y las «la horca o la piedad». La mayoría de los tavoz del Gobierno, que es el rostro amapolacos, ante la pregunta del historiador ble de la nueva Polonia, si a la delegación fuerzas que durante 40 años han gobernaNorman Davles: «¿Por qué este país debe polaca que había ido a negociar le habían do el país todavía tío se han retirado de la sufrir tales indignidades?», hacían suya la servido de comer en Berlín, y Malgorzata escena. contestación del escritor inglés: «Sólo hay Niezabitowska, sin perder la sonrisa, con«El camino hacia la democracia en Pouna respuesta posible, el interés de la testó: «No tenemos noticia de que estén lonia es un camino atípico», asegura. «La Unión Soviética lo exige». Según Duvies, hambrientos, pero si lo piden, les enviarefuerza principal que empuja hacia ella ha «los polacos se ven obligados a asistir al mos comida...» sido y sigue siendo Solidarnosc. Pero jamás desmantelamíento de su país sin la somLa crisis con Berlín Este y la negativa bra de una razón verdadera, y a ver sus esformal del canciller Kohl, que interrumpió ha sido un movimiento uniforme, que se peranzas destruidas sin pausas, y se presu viaje a Polonia para ver con sus propueda definir sin más como un sindicato. guntan si ellos son verdaderamente incompios ojos la caida del Muro, a declarar inaEs un movimiento en el que los factores sinpetentes, como sostienen los vecinos alemovibles las fronteras de Valta, han recordicales se entremezclan con los nacionales, manes supereficaces». dado a los polacos que, como dice el mipolíticos y sociales, y que tiene su fundaEl vecino alemán y el vecino ruso han nistro de Asuntos Exteriores, el indepenmento básico en el rechazo del sistema tosido siempre «el otro» en la historia poladiente Krysztof Skubiszewski, «Polonia talitario. Por ello resulta lógico que el deca. El otro: el antagonista, el enemigo, el es soberana hacia el exterior e independiensarrollo de los acontecimientos nos plantee invasor de Polonia, cuya política, como ha te en las cuestiones internas», V en esa línuevos desafios. Uno de los principales es descrito Gombrowicz, se ha visto «limitanea, además de decirles a los alemanes que saber dónde termina el movimiento sindida al máximo por la situación de este pelas fronteras son intocables —cosa que resqueño país, colocado en el corazón de una paldan todos los polacos, de Jaruzelski a cal y donde empieza el político, formado Europa movida por toda clase de convulMichnik— el ministro ha señalado que por los comités cívicos.» siones». «hay que superar todo lo malo que se ha Para Hall, es aún pronto para saber si en Ahora, Polonia ha recuperado su voz. acumulado en las relaciones internacionael futuro será posible preservar la unidad En política exterior, también los vecinos les de la posguerra, desde la división en del movimiento sindical o si se producirá tienen ya voz propia, y uno de ellos, Alebloques militares a los nacionalismos exauna divergencia de caminos entre los dos mania Oriental, socio de los polacos bajo gerados» . grupos. Dependerá en buena parte, según ta hegemonía soviética, no se siente obliAl otro vecino poderoso, la URSS, se le él, de que el Partido Comunista mantenga gado a guardar las formas ante la posibiha enviado un mensaje muy simple: el Paclidad de derribar definitivamente el Muro to RibbentropMolotov fue un crimen consu poder de influencia —en cuyo caso «Sode Berlín y unirse a la poderosa Repúblitra Polonia, y Katyn, donde fue asesinalidaridad» buscará su propia unidad— o ca Federal. Los fantasmas del pasado nundo por Stalin lo mejor del ejército polaco, no. ca se van del todo. algo por lo que hay que pedir perdón. ¿Cuál va a ser el mapa político definitiAlgunos de esos fantasmas fueron los M.A.G. vo? Hall explica que ya existe una veintena de grupos a los que se puede calificar de partidos, algunos de los cuales actúan desde dentro de «Solidaridad», y que tarde o temprano, habrá, como fuerzas dominantes, un socialismo socialdemócrata, un movimientojojmí o campesino, y, más adelante, un bloque de centro derecha, algo así como ia UPR francesa, con varias fuerzas políticas confederadas. LA RUPTURA HISTORICA La ministra portavoz del Gobierno y su adjunto con NUEVA REVISTA. En Polonia, según este activista de «Solidaridad» metido a ministro, existe un mar