Nueva Revista 001 > Una nación maltrecha en libertad bajo palabra

Una nación maltrecha en libertad bajo palabra

Miguel Angel Gozalo

Sobre la reforma de las constituciones de los países de socialismo real que parecen decididos a cambiar la historia. Polonia ha sido pionera en la lucha por la nueva democracia.

File: una nación maltrecha en libertad bajo palabra.pdf

Referencia

Miguel Angel Gozalo, “Una nación maltrecha en libertad bajo palabra,” accessed May 24, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2433.

Dublin Core

Title

Una nación maltrecha en libertad bajo palabra

Subject

Conversaciones

Description

Sobre la reforma de las constituciones de los países de socialismo real que parecen decididos a cambiar la historia. Polonia ha sido pionera en la lucha por la nueva democracia.

Creator

Miguel Angel Gozalo

Source

Nueva Revista 001 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

gafas oscuras y posición envarada, se sienta a escuchar con suma atención a ios oradores desde ese palco preferente. Es el jefe UNA NACION MALTRECHA de Estado, General Jaruzelski, al que el compromiso logrado entre la Iglesia católica, el sindicato «Solidaridad» y el EjérciEN LIBERTAD to, con el instinto de Lech Walesa como principal activo, ha permitido rehabilitarse como «patriota polaco» a los ojos del BAJO PALABRA mundo. Por Miguel Angel Goalo Hace ocho años este general dio un golpe de Estado, declaró el estado de guerra La historia universal se ha convertido para los polacos en un y cortó a sangre y fuego la rebelión política encabezada por e) movimiento «Solidajuicio ejecutivo. Karl Kraus ridad». Ha sido esta, sin duda, una década prodigiosa, y entre los prodigios que es posible contemplar en Polonia hoy está el ver en el Parlamento al general Jaruzelsky mientras escucha silencioso, desde su palos escaños del Congreso de los co de honor, protegido por el escudo de la Diputados se han ido llenando Patria —ese «campo de juego de Dios», copoco a poco. Hay sesión plenaria, que, como ha llamado a Polonia el historiador brimo en cualquier parlamento del mundo, se tánico Norman Davies— lo que dicen los inicia con varios asientos vacíos. La nieve hombres que él envió, con la complicidad de un riguroso diciembre tiene a Varsovia soviética, a la cárcel y a la deportación y enfurruñada y aterida. La capital de Poloque ahora lucen en la solapa, como un denia aparece hoy desdibujada, adusta y somsafío, una palabra escrita con torturados cabría. Pero en el Parlamento hace calor: la racteres: «Solidarnosc». primavera va por dentro. Los diputados forman corrillos, cuchichean, ríen, se pasan el periódico. Una gran colgadura con UN NUEVO LENGUAJE los colores de la bandera nacional preside el hemiciclo, a cuya derecha, en un estrado, a la vista de todo el mundo, se sitúa el El profesor Geremek habla sin papeles, Gobierno. En el primer banco, con su barseguro y elocuente. Es probablemente la esba de profesor, está ya el líder del grupo trella de esta Cámara baja, en la que la opoparlamentario de «Solidaridad», Bronislaw sición no tiene todavía, en virtud de los Geremek. dispuesto a defender, en cuanto acuerdos de la mesa redonda que hicieron el presidente de la cámara le conceda ta paposible la salida de la crisis, toda la reprelabra, la reforma de la Constitución. sentación que podrán obtener con elecciones totalmente libres. El historiador fue uno Hoy es un día histórico en este «Sejm» ile los tres candidatos a jefe del Gobierno, renovado iras las elecciones de junio. Recon Jacek Kuron y Tadeusz Mazowiecki, formar las constituciones de los países con pero Walesa prefirió mantenerlo como jesocialismo real, suprimiendo el papel dirife del grupo parlamentario de «Solidarigente que en ellas se otorgaba al Partido dad.» Su voz es la voz del sindicato, ese Comunista, se ha convertido en una obseconglomerado ideológico donde antiguos sión de los nuevos responsables políticos TT* izquierdistas —como el propio Geremek y que, en el Este de Europa, parecen decidiAdam Michnik— se juntan con católicos, dos a cambiar la Historia. Polonia, pionesindicalistas puros, obreros sin etiqueta y ra en la lucha por la nueva democracia, no Ii, estudiantes rebeldes, en un amplio movies una excepción. También tiene que momiento de renovación nacional. dificar su Constitución si quiete que el pluJl—i I general Jaruzelski, jefe del Esralismo avance sin cortapisas. La ChecosComo diría el escritor Witold Gombrotado, sigue desde su tribuna las sesiones del lovaquia ruidosa de estos días acaba de hawicz, representante de ¡a vanguardia litera«Sejm»: es el triunfo de lo cohabitación. cerlo. «Nos han ganado en eso por una caria polaca, esta es también una generación beza», me dice con sonriente pesar un pe«en rebeldía contra la historia». Ha sido riodista sentado a mi lado en la tribuna de Gombrowicz quien mejor ha descrito alguprensa, en la planta alta del Parlamento. nas de las contradicciones vitales de este gran pueblo, que sólo fugazmente ha conoEn frente, en la misma parte superior del cido la verdadera independecia. Hablando hemiciclo, un dosel dota de cierta solemnide ella escribió: «Entrábamos en la independad a la primera tribuna, que presenta en dencia sin ilusiones, y no disponíamos de la barandilla el escudo nacional del águila un lenguaje con el que expresar nuestro apeblanca de los Piast sobre fondo rojo. De go a Polonia, ya que el heredado había enpronto, un hombre serio e inexpresivo, con Conversaciones „ tad bajo palabra. La palabra de quienes, > vejecido totalmente, y nadie nos había endentro y fuera de la nación, han aceptado senado uno nuevo, auténtico, hecho a nuesemprender el camino de las profundas retra medida, a la medida de nuestro género formas políticas para consolidar el definiy estilo. Eramos en este sentido completativo salto hacia adelante de un pueblo que mente salvajes... estábamos mudos. Y, sin ha dado al mundo a Copérnico, a Chopin embargo, todos éramos indudablemente y a Marie Curie, pero que ha vivido mucho polacos, lo cual se reveló cuando esa extratiempo bajo lo que Davies llama «la herenña independencia fue derrotada primero cia de la humillación.» por los alemanes y más larde por el comuEl historiador Bronislaw Geremek, como LOS REYES Y WALESA EN VARSOVIA nismo.» salta a la vista, no es un líder obrero. Pro(octubre de 1989}. Polonia ha recuperado su voz, y está infesor famoso, usa corbata y gemelos y un ventando ahora un lenguaje nuevo, auténcorrecto traje gris a rayas. Políglota, su tico, hecho a su medida. El Parlamento es francés es fluido y cuidado: «La Pologne hoy expresión de este nuevo lenguaje, y Gea un certain menté. Nous a voris commenremek uno de sus más capaces representancé ce procesas de décomposition du comutes. Por ello, en la primera pausa de la senisme et si maintenant la sitúa tío ti a chagé sión, el equipo de NUEVA REVISTA se dans lEurope cent ra le, cest la Pologne qui acercó a su despacho y dialogó con el, paa donné le signe. •.» ra intentar desentrañar las dudas constituEse «cierto mérito» polaco respecto a lo cionales que plantea la andadura polaca. que está pasando en Europa es en buena ¿Se mantendrán los compromisos adoptamedida un mérito de «Solidaridad», el pundos en la «mesa redonda», que dieron pato de encuentro, como dice Geremek, «de so a las elecciones de junio, en las que el intelectuales y obreros, que hizo posible que triunfo de la oposición fue incluso superior la solidaridad humana de diferentes medios a lo esperado? ¿Es firme la cohabitación de sociales se realizara en el interior de un mis«Solidaridad» con los comunistas, que ocumo movimiento». El historiador y político pan la Jefatura del Estado y cuatro puesno oculta su admiración por Lech Walesa, tos en el Gobierno, entre ellos las decisivas que, cuando Mazowiecki y él mismo se precarteras de Interior y Defensa? sentaron en Gdansk, el 20 de agosto de Pero, además, hay otros problemas en la 1980, con una carta de apoyo firmada por Polonia de hoy. Uno especialmente visible ochenta intelectuales, decidió, tras hablar por el viajero asediado a la puerta del hocon el comité de huelga, nombrar una cotel por los numerosos cambistas de zlotys misión de expertos, bajo la presidencia del a dólares y que se asome a uno de los desahoy jefe de Gobierno. bastecido.1» comercios de Varsovia: el ecoGeremek explica que el presidente Jarunómico. El primer ministro Mazowiecki suzelski te acaba de mandar un recado: acepfrió un aparatoso desmayo en su primera ta su discurso, pero matizando las referenComparecíencia ante el Congreso de los Dicias al posible cambio de la ley electoral, putados, mientras hablaba de la situación actualmente firme tras los acuerdos de la del país y, cuando recobró las fuerzas, dimesa redonda, en virtud de la reforma consjo: «Mi salud es como la economía de Potitucional. Según Geremek, se hace necesaE lonia. Pero la economía se recuperará coria una nueva Constitución, en la que se deI primer ministro Mozowiecki mo yo me he recuperado.» fina la realidad política, y una ley electoral considera que la visita real a Polonia fue un adaptada a la Constitución. El compromiacontecimiento para su país y un ejemplo so de la «mesa redonda» era necesario paUNA NUEVA CONSTITUCION de la nueva política exterior polaca, dispuesta ra la transición pacífica, y fue un compromiso muy pobre, muy modesto, un alarde a jugar un papel estabilizador en Europa. Tadeusz Mazowiecki es el político catóde imaginación política, que no debe hipolico, ex periodista y jurista de formación, tecar el futuro. al que Lech Walesa ha elegido para pilotar Futuro es la palabra clave de este presente el Gobierno en estos momentos críticos. Los dinámico que vive Polonia. «Los partidos primero? cien días de frenética actividad copolíticos hasta ahora satélites de los comumo primer ministro no le han ahorrado dinistas —explica Geremek— han visto algo ficultades: Polonia es una pura contradicdelante, y es el soplo de la libertad. No se ción, un ejercicio permanente en la cuerda quieren quedar atados a un Partido Comufloja. nista que pierde terreno.» Pero el líder parViudo, sencillo, amigo del Papa Wojtilamentario de «Solidaridad» no oculta que la, Mazowiecki tiene fama de no dormir también los comunistas han exhibido imaapenas y una salud quebradiza. Su expreginación, pues sin el contrato firmado essión levemente dramática, en la que la vitarían en una situación cien veces peor de talidad de la mirada no oculta un gesto de lo que estaban, y así pueden socialdemocrapreocupación, es como un símbolo de la tizar el partido, lo que será bueno para PoPolonia de hoy: un país maltrecho en liberlonia. No es conveniente la descomposición total de un partido que ha representado la opinión de millares de personas, del EjérENTRE EL AYER Y EL MAÑANA cito y de la Policía. monarca elegido no hereditario, garantiPor J, r zaba la libertad de los individuos y una toLA RESISTENCIA CAMPESINA lerancia de un nivel poco frecuente en el mundo de aquella época. El republicanisn un móntenlo en H que Pomo polaco exaltaba a Cicerón y se servía lonia empieza a golpear enérSobre cuáles van a ser, en ese futuro que de su lengua, porque la sociedad ciudadagicamente las puertas de la aún no consplanea sobre este Parlamento en ebullición, na Reí Publicae Polonorum era bilingüe: truida «casa (¿hotel? ¿venia?) común los partidos fundamentales, los actuales recpolaco y latinohaMante. El latín funcionaeuropea» preocupada por el alojamiento tores de la política polaca no se pronuncian ba en ella como lengua viva, como lengua que le corresponderá en ella, la gran matodavía con nitidez. Hay uno claro en el hocomún de la élite de un Estado plurinacioyoría de los ciudadanos desea ayudar en nal. «Polonus sum Latine loquor», declarizonte, el campesino, fuerza tradicional en este Iraslado. Tenemos pues estos múscuraba el noble polaco —eques Polonus— los deshabituados al trabajo, rescatemos Polonia, donde la mitad de la población vique disponía de una ley electoral que le del fondo de los cajones los certificados y ve en y de! campo, y que ya contaba con permitía elegir y ser elegido. las cartas de recomendación que deben farepresentación en el anquilosado sistema cilitar el domiciliarnos. ¿Qué puede ofreEntre una Prusia protestante, una Ruanterior. Y en este mismo edificio del cer un filólogo clásico? El documento está sia ortodoxa y una Turquía musulmana se «Sejrn», sin acomodo definitivo todavía, seriamente deteriorado, pero es auténtico, había formado un Estado carente de frontiene su despacho, como vicepresidente del ha sido una declaración de fidelidad para teras nal uní les pero con unas fronteras culSenado o Cámara Alta, uno de los princicon la tradición cultural mediterránea. turales claramente definidas. Este territopales líderes del campo polaco: Jozef Slisz. El documento consta de varios parágrario que pertenecía, sin lugar a dudas, a la fos. El primero, y más imporlante, fue re«Europa familiar» tusando aquí el título Cuando e! juvenil Gombrowicz rastreadactad» cuando, hace mil años, recibimos de uno de los libros de Czeslaw Mitos) viba en Varsovia, en medio de «caras abúliel bautismo según el rito católico, y dimos vió y transformó de una manera particucas, apagadas, míseras, de indigencia paraforma a nuestra lengua con signos del allar f original aquella herencia común. lizadora y pesadez eslava», a ía vuelta de fabeto latino. Separándose del Este eslaDe una manera totalmente distinta dio un viaje por Francia, «las huellas de esa falvo, Polonia puso sus ojos en el mundo que su testimonio de fidelidad el siglo pasado, ta de europeísmo, tratando de describir en había heredado los valores del Imperio de en el que este Estado, repartido entre sus qué consistía esa condición fronteriza de Occidente. Decidió hacer suyo el pasado vecinos, dejó de existir y en el que el puePolonia respecto a Europa» anotó en sus de ese mundo, se comprometió a levantar blo buscó refugio en el reino libre del alRecuerdos de Polonia, como un hecho dimonumentos a sus héroes, a leer sus libros, ma. Precisamente entonces aprendimos a ferencial de su país, «esas raras vestimena respetar sus leyes y a usar el latín. creer que <da última fortaleza de una nación es su corazón, una fortaleza inexpugtas, no europeas, exóticas». Al escritor que nable» (en palabras del gran historiador de pasó un cuarto de siglo en Argentina y es aquel entonces Joachim Letewel). Esta forhoy la estrella de la literatura polaca le hutaleza del corazón se vio afianzada por el biera chocado, sin duda, que el vicepresigran apego a la fe, a la cultura y a las cosdente del Senado —un hombre alto y fuertumbres de Occidente. El mando de este te, de 56 años, tres hijos y dos nietos— visbastión les fue ofrecido a los poetas rota una camisa amarilla sin corbata y use zamánticos (Mickiewicz, Slowacki, Krasinspatillas deportivas. Pero en Polonia hoy las ki>. quienes reciben en nuestra tierra el formalidades parecen superadas. Los nuenombre de profetas y son leídos como si vos ministros Uevan jerseys y pantalones de de la Biblia se tratase. Los enemigos eran amenazados desde las murallas con las papana. Slisz, además de propietario rural que labras de Virgilio: Orielur ultor! cria ganado porcino, es el senador que más Así pues cuando iózef Pilsudski, res livotos ha conquistado en las elecciones de diador de la Polonia independiente tras la junio. Político a Ja fuerza «por necesidad B profesor Axer y Migue! Angel Gozaio. Primera Guerra mundial, decía que lo hadel guión», encarna esa voluntad polaca de bían hecho caballero de la libertad las lecLa expresión más sobresaliente de este origen rural que da ciertas características turas de los clásicos griegos y romanos no propósito tuvo lugar en el Siglo de Oro. muy peculiares a este pueblo a los ojos del se trataba de mera palabrería. La potencia plurinacional de los Jaquetomundo. Quizá cuando Stalin dijo que «inHoy Polonia intenta, una vez más, su nes, una Commonwealth polaca que se extroducir el comunismo en Polonia es como regreso a Europa. En ese camino puede ser tendía desde el Báltico hasta casi el Mar ensillar una vaca» no andaba tan descamide especial ayuda lo que de pasado tiene Negro, desde Kiev hasta Po.nan, se sennado. el presente. La memoria histórica inextintía copropietaria totalmente legitima de la guible, pese a la decadencia de la civilizaherencia del mundo clásico. Es más, ese «Lo que tenemos que hacer es votar una ción y a la ruina económica, dirige nuesEstado situado, prácticamente al margen nueva Constitución y convocar elecciones tra atención hacía las raíces comunes y perdel horizonte geográfico del mundo antilibres antes de que termine la actual legismite sacar ánimo de ese conocimiento soguo, se consideraba a sí mismo como la latura, sin esperar ios cuatro años reglamenbre el lugar de Polonia en la comunidad nueva reencarnación de la Res Publica Rotarios. Sólo entonces la Cámara Baja repremediterránea y cristiana de herencia euromanorum. ¿Complejos provinciales? Quipea. sentará la voluntad del electorado», dice de zás. Pero asimismo un elemento verdaderamente real del pensamiento de los polaentrada este labriego madrugador, que no cos de aquel entonces. El Estado que creaJERZY AXER, catedrático de la Universidad de renuncia a cultivar sus quince hectáreas de ron, una república parlamentaria con un Varsovia. Trad. Abel A, Murcia Soriano. tierra propia aunque debe compaginar su trabajo en el campo con las horas de estánCALENDARIO DEL OCASO Y LA RECUPERACION 1944 julio: Antes de comenzar su ofensiva contra la Alemania naíi en el territorio de Polonia, la URSS crea un gobierno comunista polaco con sede en Lublin. Septiembre: La insurrección de Varsovia del ejército clandestino polaco fiel al gobierno en la emigración en Londres es sangrientamente aplastada por los nazis. 1945 febrero: Las cuatro potencias aliadas acuerdan en Yalta la creación de un gobierno provisional polaco por el procedimiento de incorporación al gobierno comunista de Lublin de representantes del gobierno legal en la emigración en Londres y afirman que en Polonia deben celebrarse «lo antes posible» unas elecciones legislativas democráticas. D Febrero: La policía secreta soviética «NKVD» secuestra en Varsovia a 16 máximos dirigentes mili lares, y políticos polacos de La clandestinidad. ronislow Geremek, ¡efe del gru Junio: Mientras el antiguo primer ministro polaco del gobierno de Londres, Stanislaw Míkolajczyk, negocia su incorporación al gobierno provisional acordado en Yalta, la URSS po parlamentario y antiguo presidente del procesa en Moscú a los 16 líderes de la Polonia clandestina. «Senado» de Wofesa. 1947 enero: El régimen comunista gana por un espectacular «pucherazo» las elecciones legislativas prometidas en Yalta. Las elecciones se desarrollan en un ambiente de feroz represión del partido de la oposición encabezado por el viceprimer ministro Mikolajczyk. 1948: El P. C. absorbe el último reducto de una oposición socialista moderada, el partido socialista polaco. Se funda el «Partido Unificado de Polonia». Con la destitución y encarcelamiento del líder comunista del ala nacionalista moderada Wladyslaw Comulka y su sustitución por Boleslav. Bicrut, incondicional aliado de Stalin, culmina la estalinización de Polonia. 1956: En Poznan, ciudad industrial al Oeste de Polonia, se produce una primera rebelión obrera duramente reprimida por las fuerzas armadas. Octubre: Vuelve al poder el líder comunista Wladyslaw Comulka y comienza limitadas medidas de desestalin ización, purga en el aparato de seguridad y algunas medidas de democratización. 1965: Los obispos católicos polacos dirigen una carta a los obispos alemanes, «perdonamos y pedimos perdón», que acarrea una ola de represalias comunistas contra la Iglesia católica polaca. 1968 marzo: El sector nacionalcomunista encabezado por el general Mieczyslaw Moczar, rival de Gomulka, aprovecha una revuelta estudiantil en defensa de la libertad de expresión, para desatar una campaña antisemita y antiliberal. Es encarcelado el joven estudiante de Historia Adam Michnik y expulsada de la Universidad el filósofo Leszek Kolakowski. Termina la corriente del revisionismo marxista. 1970 diciembre: En varias ciudades de Polonia, entre ellas Gdansk, miles de obreros protestan en las calles por la subida de precios. La huelga en Gdansk, con un joven obrero cia en ei despacho del Senado —cuyas ventriales iban a ser, de acuerdo con la nueva tanas están abiertas, a pesar de la nieve del filosofía, «hombres nuevos.» Pero sí conalféizar— y que se perfila como uno de los siguieron, a partir de 1956, ciertas concelíderes más influyentes del campesinado. siones estratégicas por parte soviética, enN Es cosa sabida que, en le paisaje diseñatre ellas el que subsistieran lo que el histoo es conveniente la descompodo por Stalin para el Este de Europa, el líriador Davies llama los tres elementos esder comunista polaco Gomulka se permipecíficos del orden polaco: una Iglesia casición total del Partido Comunista, que ha tió hacer algunas correcciones. Los polacos tólica independiente, un campesinado libre representado la opinión de millares de perno podían rechazar el imponente «Palacio y una curiosa especie de pluralismo polítisonas. de la Cultura y de las Ciencias», regalo del co fáctico. pueblo de la URSS, que, en la confluencia El campo libró la guerra de la supervide las dos calles más importantes de Varvencia por su cuenta. Las granjas colectisovia —Jerozolimskie y Marszaekowska— vas sólo se mantuvieron en los raros lugapone una desafortunada nota de «gótico esres donde constituían la solución menos taliniano moscovita» a orillas del Vístula, mala, como en los inmensos territorios que ni impedir que se construyera una ciudad antes habían formado parte de Alemania. nueva —Nowa Huta—junto a la histórica Pero más del 80 por cien de las tierras culCracovia, para albergar en ella el ronco sotivadas volvieron a la explotación privada. nido de la mayor acería del país, aunque sin Como Jozef Slisz, miles de polacos siguen una sola iglesia, porque ios obreros indussiendo propietarios de parcelas y ganado y del Astillero «Lenin», Lech Walesa, como miembro del comité de huelga, es reprimida a tiros con cientos de muertos. La revuelta obrera y la dura represión provocan la caída de Wladyslaw Gomulka. 1971 enero: Con la llegada al poder de Edward Gierek comienza la década de la «falsa prosperidad» polaca a base de créditos occidentales y una represión moderada. 1976: Una nueva revuelta obrera en Radom y Ursus. reprimida sin armas de fuego pero con masivos despidos y juicios sumarios, despierta un movimiento de solidaridad de los intelectuales que fundan el comité de defensa de los obreros uKOR». 1978: En Gdansk círculos próximos al «KOR» fundan los primeros sindicatos libres entre cuyos primeros militantes está Lech Walesa. En Varsovia florece la oposición intelectual que organiza una «universidad volante». 1980 julio: Estallan en varias ciudades huelgas obreras pidiendo aumentos de salarios. El osef Slisz, líder del sindicato camrégimen no responde por vez primera con represalias. pesino de «Solidaridad». Agosto: Se declara en huelga el Astillero «Lenin» en Gdansk con Lech Walesa al frente del comité de huelga. Dos intelectuales de Varsovia. Bronislaw Geremek y Tadeusz Mazowiecki, entregan a Walesa una carta de solidaridad de los intelectuales del país y son nombrados por Walesa como expertos para ayudar a redactar las reivindicaciones y llevar a cabo negociaciones con el régimen. El 31 de agosto se firma el acuerdo por el que se fundan los sindicatos libres «Solidarnosc». 1981 diciembre: El 13 de diciembre el régimen comunista proclama el estado de guerra terminando los 16 meses de la primera época legal de «Solidarnosc». Walesa es internado junto con la plana mayor de «Solidarnosc». Algunos líderes del sindicato pasan a la clandestinidad. 1988 mayoagosto: Nuevas huelgas encabezadas por Lech Walesa cierran el período de la experiencia semirreformista de un régimen comunista ilustrado del general Jaruzelski. Comienzan los primeros contactos del régimen con la oposición de «Solidarnosc». 1989 febrero: En Varsovia, el general Kiszczak, ministro de Interior y Lech Walesa, presidente de «Solidarnosc», comienzan las negociaciones de la «mesa redonda». Abril: Ef 6 de abril el régimen y «Solidarnosc» acuerdan restituir legalmente «Solidarnosc» y llevar a cabo unas elecciones legislativas sem¡democráticas pactadas. Junio: El 4 de junio los candidatos de «Solidarnosc» triunfan rotundamente en las elecciones quedándose con el máximo número de escaños obtenibles en el SEJM (Cámara Baja) 161, y con 99 de los 100 escaños en el Senado. Julio: El 19 de julio el general Jaruzelski es elegido presidente de Polonia por un voto de diferencia. Agosto: El 12 de agosto Tadeusz Mazowiecki es nombrado Jefe de Gobierno, el primer gobierno no comunista en la posguerra polaca y en toda la Europa del Este. Maciej Stasinski constituyen el fermento natura) de un pooposición en Polonia. «El pasado mes de deroso movimiento. noviembre, a invitación del Episcopado, las tres corrientes hemos celebrado una reunión para intentar el acercamiento del moviemTRES CORRIENTES os campesinos queremos ir junto campesino, acordando crear una comitos a las elecciones de junio, pero tenemos sión que se encargará de preparar un congreso de unificación en el primer trimestre Hay tres corrientes políticas fundamenque ser prudentes y hacer las reformas en de 1990. Nosotros la queremos, por supuestales en el sector agrícola de Polonia: el anun tiempo prolongado. to, y vamos a esforzarnos por conseguirla. tiguo Partido Campesino satélite del ParA las elecciones locales de junio deberíamos tido Comunista; el grupo que formaban trair ya unificados», dice el vicepresidente del dicionalmente los campesinos ligados al Senado, quien, como Geremek, ve la situaPartido Popular, y, por último, el colectición muy fluida por la descomposición del vo de los campesinos afiliados a «SolidariPartido Comunista. «Haber colaborado dad», que, a partir de 1981, dirige este homcon los comunistas es un descrédito para el bre tranquilo, de un cierto parecido físico futuro. De ahí la desbandada... Pero tenecon el actor Robert Mitchum. Estas dos úlmos que proceder con delicadeza y hacer las timas corrientes llevan las mismas siglas, reformas en un tiempo prolongado, para PSL, pero Slisz ha añadido a su agrupación que los que controlan antiguas estructuras la palabra mágica —Solidaridad— que es básicas del país, todavía en manos comucomo «la denominación de origen» de la nistas, como son el Ejército, la Policía secreta y la Policía política, no se sientan amenazados y no piensen que queremos hacer AL FIN LIBRES tabla rasa», señala Slisz. Y SIN MIEDO La prudencia se ha convertido, tras los broncos acontecimientos del pasado, en una virtud polaca. El encuentro entre Jaru.elski y Walesa, después de ocho años de mutuo desdén, marcó la pauta a seguir. El geT neral dejó para la crónica de aquella reaa más visible novedad que un nudación de relaciones una frase significaperiodista o político que haya visitado antes la ciudad encuentra en la tiva: «Dos montañas no pueden encontrarVarsovia de hoy —después de la «mesa se, pero dos hombres, sí.» redonda», de las elecciones de junio y del El caso es que Lech Walesa es ambas cogobierno de «Solidaridad»— es una senA sas, hombre y montana a la vez. Renunciansación de libertad. Los interlocutores no do a ser un «hombre de mármol», de acuerlexonder Hall, ministro para tienen miedo a los micrófonos —aunque do con la iconografía comunista que llevó quizá no haya habido oportunidad de quilas relaciones con los partidos. al cine Andrej Wadja (hoy senador de «Sotarlos lodos— ni reservas para hablar. lidaridad», cuya campaña electoral dirigió) Ha desaparecido la censura. El diario más vendido, con muy notable diferencia, ha preferido ser un hombre maleable, coes la «Gaceta electoral», que creó «Solimo alguno de los metales que el antiguo daridad» para la campaña electoral. Su electricista manejaba en los astilleros de éxilo prueba que ios políticos y escritores üdansk. Ello posibilitó que en «la mesa redel sindicato conservan intacta la confiandonda», sugerida por Mazowiecki, se imza popular que les testimoniaron las urnas. pusiera la convivencia y no el resentimienLa televisión es abierta y nada partidista. to, que el negociador por parte del GobierEn sus pantallas se puede ver a diarios a no, general Kiszczark —hoy ministro del políticos que hace unos anos, con el mismo Jefe del Estado, y estando en el poder interior— pudiera decir que «sólo hay un algunos comunistas de los que todavía sivencendor: la nación» y que, como explica guen, fueron encarcelados. Tales son los Slisz, «a pesar de que Lodos los que allí acucasos del actual primer ministro, Mazodimos habíamos tenido problemas con la wiecki, o del titular de Trabajo, Kuron, o policía, saludáramos tranquilamente a quiedel diputado y director de la «Gacela», nes nos habían encarcelado y aceptáramos Michnick. Otros personajes, que hoy esel diálogo.» tán igualmente en el poder, y en las pantallas, no fueron formalmente presos, siLas conversaciones de la mesa redonda no sólo confinados o privados de pasaporabrieron la vía de la negociación y alumte c impedidos de salir del pais, o de volbraron el equilibrio que preside la actual viver a entrar, si habían logrado partir. El da polaca. «Todos aprendimos allí mucho, propio Walesa no pudo acudir en noviemellos también. Entre otras cosas eviiar conbre del 83 a recoger el Premio Nobel de ta flictos innecesarios, porque si nuestra políPaz, porque sabía que después no se le pertica fracasara ahora, no saldría perjudicada mitiría regresar a Polonia. Ahora, en sus numerosos viajes por las cúpulas del munsólo Polonia, sino otros países del Este de do se le ve entrar y salir con las consideraEuropa», dice el vicepresidente de! Senado. ciones de un «VIP» y casi como si fuera el jefe de un estado, aunque sólo ocupe la s presidencia del Sindicato. LA HORA ni; LOS PARTIDOS olidarnosc no es sólo un sindicaEntre los políticos de «Solidaridad» que to, sino un movimiento, basado en el reestán en el Parlamento y en el Gobierno La apelación a la prudencia está en tochazo al totalitarismo. reina un clima de entusiasmo que desbordos los labios, incluso en los de los que tieda en un ambiente de simpatía las no esnen fama de más levantiscos, como Adam casas manifestaciones de inexperiencia e Michnik o su compañero en la fundación improvisación que en muchos de ellos son del KOR (Comité de Defensa de los Trabamás que perceptibles. jadores), el hoy ministro de Trabajo Jacek En las calles de Varsovia se venden en Kuron. «La no violencia fue el medio más puestecillos que se acumulan en las aceras eficaz de lucha contra la tiranía», explica ante los «grandes almacenes» —tan poco provistos de objetos apetecibles— las coel medievalista Geremek, «cabeza de huesas más diversas, en general no de mucha vo» de «Solidaridad» y hoy hombre clave calidad. Desde modestos automóviles paen el grupo parlamentario, que, si los vienrados en los espaciosos andenes de la Martos liberalizadores en materia económica zalkovska, se ofrecen al viandante billetes tienen que soplar con fuerza, para sacar al de lotería, libros populares, por ejemplo, país del pozo en que está metido, puede viel famoso «Noc Generala» o «Noche del vir más de un conflicto en su propio seno. Porque ¿sabe alguien cuál es la ideología dominante en «Solidaridad»? Un poli : tólogo ilustre, de origen polaco, asesor del presidente norteamericano Cárter, Zbigniew Brzezinski, dijo que, a la caída del comunismo, Hungría sería socialdemócrata y Polonia, demócratacristiana. Geremek explica que en «Solidaridad» hay más idearium democristiano que socialdemócrata, pero que el conglomerado presidido por Walesa no es sólo eso. «Es una composición de diferentes corrientes, y hay corrientes democráticas, liberales, socíaldemócratas. Pero es, sobre todo, un movimiento que aglutina valores fundamentales antes que soluciones.» Es el propio Geremek, mientras enciende su pipa, el que se pregunta: «¿Qué se quiere en primer lugar? ¿Una economía liberal o una economía que haga justicia a todo el mundo? Entonces es cuando aparecen las opciones de solución de programas, las orientaciones.» De momento, averiguar cuántos partidos políticos se moverán en el mapa político de Polonia en el futuro no es algo que preocupe extraordinariamente a los dirigentes del país, asediados sobre todo por la grave crisis económica. «Ahora, dice Geremek, hay aquí menos partidos de los que había en España después de Franco, pero creo que vamos hacia la misma cifra. Tenemos unos treinta, pero son partidos de 40 o 50 miembros... El Partido Nacional cuenta con mil quinientos afiliados, y el socialista, con la mitad. Son más bien clubs políticos.» Pero todos están de acuerdo en que las elecciones pasadas, para las que «Solidaridad» montó los Comités Cívicos, son un tanto atípicas. La normalidad parlamentaEconomía de mercado en la avenida Marszalkowska. ria impondrá los partidos políticos clásicos. Y hay un hombre en el Gobierno que tiene General»*. En unas camionetas, ir regularmonte el inútil, frustrante y costosísimo esa preocupación como oficio: Alexander mente aparcadas, se venden frutas y caraparato de la administración de todo por Hall, uno de los siete ministros sin cartera ne de cerdo diestramente cortada por comun estado incompetente. petentes tablajeros sobre el suelo mismo de de un Gabinete de 24, encargado de las reA los polacos también les inquieta lo que la caja del vehículo. pueda pasar en Alemania. Una pronta reulaciones del Gobierno con los partidos. Antes, la oposición polaca blasonaba de nificación no pactada con alguien que gaposeer la más grande editorial clandestina rantice las fronteras nacionales, no dejadel mundo comunista, con cíenlos de tíría de evocar fantasmas que no son sólo UN CAMINO ATÍPICO tulos que estaban prohibidos por la dictade ayer sino de siempre. Ver« de nuevo dura Ahora ya nada es clandestino. Las entre dos gigantes, que cualquier día poLa revista Solidaridad, fundada en 1980 dificultades de los que quieran editar son drían volverse ambiciosos, no es tranquipor Mazowiecki, silenciada tras el golpe mila pobre calidad de las imprentas, la falla lizador para mucha gente. Rusos y germalitar y reaparecida este año, ha publicado de recursos y la escasez de papel. El dianos se han repartido Polonia varías veces en portada una foto de gran oportunidad rio «Le Monde» ha regalado una antigua desde mediados del siglo XVIIL V declaperiodística y política; la estatua levantada rotativa a la «Gacela» de Varsovia; pero raron extinguido el Estado polaco en dos en la «Gacela» no saben cómo resolver la ocasiones. en Varsovia en honor de Dzierzynski, un cuestión de los fondos precisos para cosEl camino de la recuperación polaca senoble polaco que colaboró estrechamente tear la instalación. rá sin duda empresa ardua. Pero el país es con Lenin y Stalín y tiene el dudoso honor Los problemas más graves y profundos rico en recursos naturales de permanente de haber fundado la tenebrosa «checa», cae sallan a la vista: son el económico y ta urvalor y, sobre lodo, en los recursos humaen pedazos al sudo cuando iba a ser traslagente y laboriosísima operación de una penos que representa una población cuantiodada de sitio a causa de las obras del merestroika o reestructuración, que restablezsa, culta y avispada. tro. El «clic» fotográfico ha captado, una ca un verdadero sistema económico y desA. F. vez más, algo más que un suceso: es la Historia, con mayúsculas la que está al fondo de esta foto, obtenida —como otra a propósito del traslado de la estatua de Lenin LOS VECINOS ALEMANES en Nowa Hutía, irnos días más tarde— mientras los jóvenes aplaudían el derribo de que aparecieron cuando los polacos, que los símbolos del pasado comunista. tradicionalmente se surten en la DDR de Uno se imagina que Alexander Hall, que las mercancías que después revenden con tiene 35 años de edad, va en jersey, es de lodo desparpajo mundo adelante, vivieron I catálogo de las dificultades en Berlín Este imprevistas escenas de xeGdansk y pasó casi tres años en la clandespolacas no se limita a los pronofobia durante el pasado mes de diciemblemas interiores, a las incómodas perspectinidad, podría haber estado ayer en la cabre: los eufóricos teutones no querían sertivas económicas o a las contradicciones lle, gritando contra Dzierzynski y su estavir a estos polacos de alma fenicia. Mazoque crea la «cohabitación». Polonia era tua en el momento del derribo, o escribienwiecki envió una comisión a arreglar el hasta ahora un satélite de la URSS y no do alguna de las pintadas antisoviéticas que problema, y amenazó con repatriar a los tenía política exterior propia. Aliado oblise ven en las paredes de Varsovia. Pero ahotreinta mil compatriotas que trabajan, cogatorio de los soviéticos, miembro del Pacto ra es ministro y tiene su tiempo ocupado en mo «Gastar bei ter», en la Alemania comude Varsovia y del Comecón, Polonia se miir aclarando el rompecabezas de la política nista. raba resignada en el espejo de la historia, polaca, donde ios partidos aún no son pledonde alternativamente se ha reflejado, En la rueda de prensa que siguió a los namente representativos, «Solidaridad» por usar el título de una obra de Geremek, incidentes, un periodista preguntó a la porasume un exceso de representatividad y las «la horca o la piedad». La mayoría de los tavoz del Gobierno, que es el rostro amapolacos, ante la pregunta del historiador ble de la nueva Polonia, si a la delegación fuerzas que durante 40 años han gobernaNorman Davles: «¿Por qué este país debe polaca que había ido a negociar le habían do el país todavía tío se han retirado de la sufrir tales indignidades?», hacían suya la servido de comer en Berlín, y Malgorzata escena. contestación del escritor inglés: «Sólo hay Niezabitowska, sin perder la sonrisa, con«El camino hacia la democracia en Pouna respuesta posible, el interés de la testó: «No tenemos noticia de que estén lonia es un camino atípico», asegura. «La Unión Soviética lo exige». Según Duvies, hambrientos, pero si lo piden, les enviarefuerza principal que empuja hacia ella ha «los polacos se ven obligados a asistir al mos comida...» sido y sigue siendo Solidarnosc. Pero jamás desmantelamíento de su país sin la somLa crisis con Berlín Este y la negativa bra de una razón verdadera, y a ver sus esformal del canciller Kohl, que interrumpió ha sido un movimiento uniforme, que se peranzas destruidas sin pausas, y se presu viaje a Polonia para ver con sus propueda definir sin más como un sindicato. guntan si ellos son verdaderamente incompios ojos la caida del Muro, a declarar inaEs un movimiento en el que los factores sinpetentes, como sostienen los vecinos alemovibles las fronteras de Valta, han recordicales se entremezclan con los nacionales, manes supereficaces». dado a los polacos que, como dice el mipolíticos y sociales, y que tiene su fundaEl vecino alemán y el vecino ruso han nistro de Asuntos Exteriores, el indepenmento básico en el rechazo del sistema tosido siempre «el otro» en la historia poladiente Krysztof Skubiszewski, «Polonia talitario. Por ello resulta lógico que el deca. El otro: el antagonista, el enemigo, el es soberana hacia el exterior e independiensarrollo de los acontecimientos nos plantee invasor de Polonia, cuya política, como ha te en las cuestiones internas», V en esa línuevos desafios. Uno de los principales es descrito Gombrowicz, se ha visto «limitanea, además de decirles a los alemanes que saber dónde termina el movimiento sindida al máximo por la situación de este pelas fronteras son intocables —cosa que resqueño país, colocado en el corazón de una paldan todos los polacos, de Jaruzelski a cal y donde empieza el político, formado Europa movida por toda clase de convulMichnik— el ministro ha señalado que por los comités cívicos.» siones». «hay que superar todo lo malo que se ha Para Hall, es aún pronto para saber si en Ahora, Polonia ha recuperado su voz. acumulado en las relaciones internacionael futuro será posible preservar la unidad En política exterior, también los vecinos les de la posguerra, desde la división en del movimiento sindical o si se producirá tienen ya voz propia, y uno de ellos, Alebloques militares a los nacionalismos exauna divergencia de caminos entre los dos mania Oriental, socio de los polacos bajo gerados» . grupos. Dependerá en buena parte, según ta hegemonía soviética, no se siente obliAl otro vecino poderoso, la URSS, se le él, de que el Partido Comunista mantenga gado a guardar las formas ante la posibiha enviado un mensaje muy simple: el Paclidad de derribar definitivamente el Muro to RibbentropMolotov fue un crimen consu poder de influencia —en cuyo caso «Sode Berlín y unirse a la poderosa Repúblitra Polonia, y Katyn, donde fue asesinalidaridad» buscará su propia unidad— o ca Federal. Los fantasmas del pasado nundo por Stalin lo mejor del ejército polaco, no. ca se van del todo. algo por lo que hay que pedir perdón. ¿Cuál va a ser el mapa político definitiAlgunos de esos fantasmas fueron los M.A.G. vo? Hall explica que ya existe una veintena de grupos a los que se puede calificar de partidos, algunos de los cuales actúan desde dentro de «Solidaridad», y que tarde o temprano, habrá, como fuerzas dominantes, un socialismo socialdemócrata, un movimientojojmí o campesino, y, más adelante, un bloque de centro derecha, algo así como ia UPR francesa, con varias fuerzas políticas confederadas. LA RUPTURA HISTORICA La ministra portavoz del Gobierno y su adjunto con NUEVA REVISTA. En Polonia, según este activista de «Solidaridad» metido a ministro, existe un marcado individualismo y unas ambiciones que no se pueden encerrar en una sola estructura política. Pero por encima de cualquier división sigue predominando la ruptura histórica entre quienes han presionado por un cambio hacia la democracia y quienes, aunque reformistas, han colaborado con el régimen comunista. «La gente se divide entre los que han colaborado y los que no han colaborado», dice Hall, «y si no fuera por esta linea divisoria entre leales al régimen y leales a la oposición, a los sociatdemócralas de Solidarnosc les sería mucho más fácil encontrar una línea común con los reformistas del Partido Comunista que con los liberales radicales del movimiento sindical». Aunque las cuestiones políticas parecen haber cedido el sello de urgencia a los asuntos económicos, el Ministerio sin cartera de Hall tiene como objetivo crear unas reglas de juego claras para que pueda expresarse el pluralismo político existente y desarrollarse de manera natural en el nuevo paisaje del país. Un paisaje que, según Alexander Hall, será en el futuro «una democracia parlamentaria sin más, si son sólo los potacos tos que deciden su destino». Porque, a juicio del joven ministro, no está todavía definitivamente decidido el desarrollo de los acontecimientos en esta parte de Europa, sin que se pueda descartar ¡a posibilidad de «desagradables sorpresas para Polonia». No es Hall el único que expresa esta preocupación en esta Varsovia nevada que acapoblación sigue siendo dura y continúa la Lo que parecia un bloque monolítico se parle ahora ba de inaugurar un hotel de alto «standing» escasez en el mercado. De ello depende el en los estados nacionales. —el Marriott, norteamericano en todos sus éxito. Por eso debemos partir hacia dos obdetalles, que alza sus 40 pisos como contrajetivos a la vez: primero, salir de la catáspunto capitalista frente al desangelado Patrofe económica y, segundo, realizar las lacio de Stalin— y ve estos días sus tiendas transformaciones democráticas del Esta«Pewes», donde sólo se compra con dólado». res, atiborradas de clientes. Michnik lo diEstas palabras de Tadeus Mazowiecki hace también y lo escribe, incluso, en su Cablan de la ardorosa preocupación de este zeia Wyborcza. La vieja cuestión alemana hombre, que se negó a ser diputado, a peparece haber renacido de pronto con sus sar de la insistente petición que para ello le «tics» antipolacos. Y en la otra frontera det hizo Lech Walesa, y que después polemizó país, en la URSS, los herederos de Sajarov abiertamente con Michnik sobre la conveno han ganado todavía definitivamente ta niencia de que Solidarnosc formase Gobiers batalla. no. El que después sería primer ministro —y el primer «premier» no comunista de P^ egún el ministro Hall el paisaje poun país del Este europeo desde el final de lítico futuro ha de ser una democracia parLA GUERRA ECONOMICA la Segunda Guerra Mundial— defendía deslamentaria y sólo los polacos los que decide su semanario «solidaridad que ta oposidan su destino. ción no debería participar en el Gobierno. Pero, aunque los fantasmas del pasado Michnik, desde Gazeia, lanzó la fórmula fino se hayan desvanecido del todo, la más nalmente aceptada que posibilitaba la copreocupante guerra que hoy libra Polonia habitación: «La jefatura del Estado, para es, sin duda, la económica, que empieza a ellos; el primer ministro, para nosotros.» imponer duros sacrificios. El primer ministro lo ha dicho sin disimulo desde el primer Mazowiecki asumió la responsabilidad de día: «El periodo de los sacrificios va a dugobernar, y tampoco resulta espectáculo rar varios años. El problema es lograr libemenor ver por la televisión —contaminada rar la energía social mientras la vida de la por canales occidentales que pregonan las ron en un brazo, le impidieron seguir su excelencias rítmicas de la lambada— a este auténtica vocación, el piano. antiguo deportado de Jaruzelski sentado ai lado del general, en Moscú, rodeado de la élite de la nomenklatura comunista, mienUN CAMBIO DECISIVO tras escucha las explicaciones de Gorbachov sobre la cumbre de Malta. No es extraño Pero un plan económico de esta enverque tenga una evidente expresión de asomgadura, que busca reducir una inflación verbro: los comunistas eran sus enemigos. Pero tiginosa (fue del 900 por 100 en 1989) a coscomo él ha declarado, de los comunistas ta de congelar salarios, cerrar empresas no que ocupan puestos de responsabilidad en rentables y provocar el desempleo de la Administración polaca —que constituyen 400.000 personas, no es precisamente La hoy por hoy un aparato difícilmente sustiPolonesa. Balcerowicz al presentarlo, se en¡uible— espera «competencia y lealtad, lealfrentó a fuertes críticas en el Parlamento, tad para el Estado, independientemente de no sóio por parte de los diputados comuquien está actualmente en el poder». nistas del POUP (Partido Obrero UnificaM Este Gobierno bisoño ha encarado con do Polaco) —que acusaron al Gobierno de A algorcata Niezabitowsko, lo decisión los problemas del país y ha dicho ocultar a la sociedad su auténtico objetivo, portavoz: «Estamos cambiando este país, y algo que nadie deseaba oír: que con las rela restauración del capitalismo en Polonia, eso va o llevar tiempo». formas económicas en marcha, el paro es sino del sector socialdemócrata de «Solidainevitable. El mito del pleno empleo, camuridad». Pero Lech Walesa, el arbitro de los flado en empresas ineficientes, con alta inactuales destinos polacos, ha echado una flación, muy baja productividad y una deuvez más la carne en el asador pidiendo el da de 40.000 millones de dólares, se ha veapoyo para lo que el órgano del POUP, nido abajo. Un Gobierno sostenido por Trybuna Ludu, califica de «experimento obreros ha preparado un duro programa dictado por la presión de los medios finaneconómico que empieza con estas rotundas cieros internacionales». palabras: «La economía polaca requiere Pero el experimento no es sólo el audaz cambios fundamentales con el fin de consplan económico, sino iodo lo que está sutruir un sistema de mercado semejante al cediendo hoy en Polonia. Cuando le dije al que existe en los países altamente desarroadjunto a !a portavoz del Gobierno, Henryk llados. Ello debe ocurrir rápidamente meWozniakowski, un periodista católico fadiante operaciones radicales para reducir al miliarizado con los clásicos españoles y que máximo la etapa transitoria, muy difícil pahabla muy buen castellano, que para defira la sociedad... Empezamos la transformanir la situación polaca de crisis sirve un verción en unas condiciones extremadamente so de Quevedo que dice «Ayer ha muerto, desfavorables, la economía está en un esmañana no ha llegado», replicó: «Lástima tado de desequilibrio que va agravándose, que la poesía no siempre nos valga en la vial borde de la bancarrota total de las finanda diaria, en la que nuestro compromiso eszas del Estado. Desde hace años se hace catá en ei hoy, que tal vez no es el ayer ni tamda vez más grave la catástrofe ecológica, la poco el mañana, pero que es el día real con crisis de la vivienda, el peso de ia deuda exel que hay que saber enfrentarse». Al haterna, la emigración económica de la genecer historia de las dificultades del Gobierración más joven y más activa...» no Wozniakowski empieza por mencionar ia propia composición del Ejecutivo, marcada por los grandes equilibrios, y, después, PLAN DE ESTABILIZACION la inexperiencia de casi todo el nuevo equidespués, a hacerla competitiva y eficiente. po; «Gobernar exige un saber práctico, del Trzeciakowski nos recibió en su despaEl plan, del que son autores el viceprique a veces carecemos». Pero como dijo a cho silencioso de la sede del Gobierno mer ministro Leszek Balcerowicz, un doccontinuación la señora Niezabitowska, la —donde se apiñan la mayor parte de los mitor en Ciencias Económicas formado en sonriente portavoz rubia del Gabinete, tamnisterios— con el café de rigor y la monóuna universidad neoyorkina, ex comunisbién periodista y también católica, «todo es tona letanía de las cifras. El plan busca la ta, que ya a finales de los setenta elaboró ahora complicado. Hay que romper con el estabilización y el cambio de sistema, aunun programa de saneamiento económico pasado y cambiar la mentalidad». que cuenta con ciertas medidas de política que propugnaba la reconversión industrial social que suavicen la dureza de su aplicaEn un fluido inglés perfeccionado en la y ta economía de mercado, y el ministro Wición. La ayuda extranjera será imprescinUniversidad de Harvard, donde disfrutó de told Trzeciakowski, principal experto ecodible, pero no ahorrará en ningún caso la una beca para periodistas profesionales, esnómico de «Solidaridad», que preside el austeridad que se ofrece, como medicina ta autora de un libro titulado Los judíos poConsejo Económico y que, con el pelo al inevitable, a toda la sociedad polaca. «Telacos contemporáneos, los últimos, publicepillo (como el economista José Luis Samnemos buenas estadísticas, pero no es cuescado en Estados Unidos, Suiza y Alemania pedro) es más bien un Fuentes Quintana de tión de estatísticas, sino de expectativas», Federal, dice: «Es muy difícil explicarle a la economía polaca, no oculta ninguno de nos dice este superviviente de la sublevación la gente que realmente estamos cambiando los problemas y aspira, pura y simplemende Varsóvia al que los nazis, que le hirieeste país. Esto va a llevar tiempo, pero pate, primero a estabilizar la economía, y, ra cambiar este país en profundidad necesitamos a toda la nación, necesitamos que la gente cambie su modo de pensar, su modo de trabajar...». No es totalmente seguro que ia poesía no sirva para la lucha diaria, como dice el adLA AMENAZA junto a !a portavoz. Los polacos, en las grandes ocasiones, echan mano a los poetas. Siguen el consejo de Mickiewicz, el poeta nacional, que, cuando no se ve el milaESTA gro recomienda: «Ten valor y mira el corazón de las cosas». Como tas miró cuando volvió a su patria el último Premio NoEN LA ECONOMIA bel polaco, Milosz, que mostró su apoyo a la lucha por la libertad y del cual están graEntrevista con Adam Michnik bados en bronce, en Gdansk en los astilleros que han sido escenario de tantos combates, estos versos: «No te sientas seguro. El poeta se acuerSi en «Solidarnosc» Mazowiecki es el cerebro y Geremek la da. Le puedes matar, pero otro ocupará su palabra, Adam Michnik representa el corazón. Historiador, puesto.» activista, orador, periodista, Michnik, con 43 años, es una figura En el año 1982, cuando «la noche del gecentral en la Polonia de hoy. Es colaborador de universidades y neral» se había adueñado de las calles, los periódicos occidentales y en 1989 fue elegido «europeo del año». jóvenes dejaban en las paredes esta inscripVestido como cuando era estudiante y era frecuentemente detenido ción: «El invierno es vuestro. La primavera nuestra». Un tal Andrzej Zagozda escripor la policía política, ha hecho de la redacción de «Gazeta» una bía en un periódico clandestino, desde la trinchera de la nueva libertad polaca. Habla francés con un prisión de Bialoleka, un articulo estremesimpático tartamudeo, es un experto en literatura y durante la cido invitando a la resistencia: «Tú sabes charla cita a Unamuno y a los escritores polacos contemporáneos cuan punzante es el sentimiento de desolasin dejar de fumar uno tras otro cigarrillos «Gitanes» y de atender ción. Pero sabes también, gracias a tu poeta favorito, que el alud modifica su curso las interrupciones continuas de unos redactores entusiastas y según las rocas que encuentra. Y tú quieaguerridos como él. res ser la roca que modifica el curso de los acontecimintos.» Aquél Zagozda indomable se llamaba en realidad Adam Michnik y hoy es diputado en el «Sejm» y director ANTONIO FONTAN.—Necesitamos estructura humana que es capaz de ocudel periódico que apoya a un Gobierno en tener su orientación y su visión del actual par el Parlamento, entrar en el Gobierel que su antiguo carcelero es ministro del momento polaco, el momento de la gran no, hacer los periódicos, estar en la teleInterior. esperanza de la recuperación de Polonia. visión... Eso parece un gran motivo paEn este invierno de 1989, bajo la nieve ADAM MICHNIK.—Entiendo que lo ra la esperanza. desapacible, todavía es frecuente encontrar único interesante que ustedes quieren esA.M.—Hasta ahora los peligros de la en muchos lugares de Varsovia un «poster» cuchar de mí es lo que tenga que decir sodemocracia en Polonia se reducían al promuy popular, que representa a Garv Coobre los peligros que existen para esta esblema del ejército soviético. Esta vez las per, como «sheriff» en la película Highperanza. cosas han cambiado. El peligro principal noon, con el rótulo rojo de Solidarnosc en A.F.—La esperanza la compartimos está en la situación interna. La amenaza la solapa. Los polacos quizá no saben que todos y los peligros probablemente no soprincipal reside en la cuestión económiesa cinta se titulaba en España, por un camos capaces de identificarlos. Mi primeca. En cuanto a la economía, hemos empricho de los distribuidores, Sólo ante el pera impresión en esla nueva visita a Poloprendido un camino que antes nadie haligro. Es un símbolo, otro más, que sale al nia es que en este país se vive un clima bía andado: pasar de la economía totalipaso del viajero en esta Polonia de hoy que, de libertad que antes no se advertía. No taria a la economía de mercado. Nadie como ha dicho Lech Walesa, «no es una ishay miedo y la gente se manifiesta con lipuede anticipar con seguridad las tramla». Los polacos que, con «Solidaridad» en bertad. Esto es esperanzados Parece dipas que nos esperan en este camino, ni la solapa, pretenden cambiar una Historia fícil volver atrás en el caso de que los pelo que va a venir primero, o bien el éxito aciaga, siguen quizá ante el peligro, pero no ligros vencieran al esfuerzo liberalizador, palpable de esta política económica o, por están, ya, solos. fruto de una lucha de años por parte de el contrario, los elementos negativos de ustedes, en la que se juntan «Solidaresta política. Nadie está en condiciones nosc», intelectuales, cárcel, constancia y de responder a la pregunta de si el pueMiguel Angel Gánalo es periodisla y ha sido subditenacidad de muchas personas. A diferenblo va a aguantar el proceso de estabilirector del diario Madrid, director del periódico Incia de otros países vecinos, la recuperazación, con las consecuencias de empoformaciones y direclor de Televisión Española. Su ción de la libertad en Polonia no es una brecimiento notable que se van a produúliimo trabajo en TVE ha sido dirigir y presentar improvisación. Atpii se ha construido una cir. El primer peligro es este... el progfama de debate Derecho u discrepar.