Nueva Revista 001 > Los cien días de Mazowiecki

Los cien días de Mazowiecki

Antonio Fontán

Una entrevista en exclusiva para Nueva Revista concedida por el ministro de Polonia, Mazowiecki, tras sus primeros cien días de gobierno.

File: Los cien dias de Mazowiecki.pdf

Referencia

Antonio Fontán, “Los cien días de Mazowiecki,” accessed September 26, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2432.

Dublin Core

Title

Los cien días de Mazowiecki

Subject

Conversaciones

Description

Una entrevista en exclusiva para Nueva Revista concedida por el ministro de Polonia, Mazowiecki, tras sus primeros cien días de gobierno.

Creator

Antonio Fontán

Source

Nueva Revista 001 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Un éxito indudable de este primer periodo ha sido, a juicio de Mazowiecki, la creación de bases legales de un nuevo sistema económico, tarea que ha exigido un enorPOLONIA me trabajo teórico y un gran esfuerzo para poder redactar numerosas leyes que permiANTE UNA NUEVA OPORTUNIDAD tan pasar de un sistema de planificación económica central a una economía de mercado con un régimen de propiedad mixto. Es un camino que nadie hasta ahora había LOS recorrido, y que este gobierno emprende por primera vez. En este momento ia mayoría de las leyes mencionadas están siendo discutidas en el Parlamento y se espera que queden aprobadas antes de finalizar el CIEN DIAS año. Hay quien recurre a la metáfora de un coche que está patinando y hay que controlarlo cambiando al mismo tiempo al chófer DE y reparando la caja de marchas. Este sería el cambio económico que necesita Polonia, cuyo gobierno está aún muy lejos de finalizar esta extraña maniobra, pero sabe ya MAZOWIECKI como efectuarla y, lo que es más importante, tiene el consentimiento del pueblo. Este El nombramiento de Tadeusz Mazowiecki, un periodista católico, gobierno, que lejos de prometer a la gente cosas buenas 110 le habla más que de sacriasesor del Sindicato «Solidaridad», como primer ministro de ficios inevitables, sigue ganando confianPolonia, marcó, a finales de agosto de 1989, el comienzo de una za popular. etapa distinta, totalmente impensable hasta ahora, en la vida de los Mazowiecki valora también como un éxipueblos del Este de Europa. La «perestroika» de Gorbachov to su pblitica exterior. Las visitas del Rey empezaba a facilitar la apertura de los países de socialismo real. Juan Carlos y del primer ministro de Suecia a Polonia, y sus viajes a Italia y al VatiPolonia ha sido el primero de una lista aún no completada cano han dado una dimensión europea a su plenamente, pero que ha hecho de 1989 un año de cambios política. La visita del canciller Kohl a Poespectaculares. La Europa de «la guerra fría» y «el telón de acero» lonia y la suya a la URSS han sido sendos queda atrás, y se abre un nuevo capítulo de la Historia, en el que pasos importantes hacia la plena normaliel comunismo parece aceptar que su papel rector en diversos países, zación de las relaciones con sus vecinos y para convertir Polonia en un importante con el apoyo soviético, tras la Segunda Guerra Mundial, ha factor del orden europeo estable, por no ciconcluido. NUEVA REVISTA ha querido conocer sobre el terreno tar ya los múltiples contactos del ministro qué está pasando en Polonia a los cien días de gobierno de de Asuntos Exteriores con gobiernos, banMazowiecki. Esta es la crónica de esa visita a un país que, como cos, Fondo Monetario y grupos de indusdijo el Papa cuando recibió a Lech Walesa en Roma tras el triunfo triales de muchos países. de «Solidaridad», aspira a disfrutar de una nueva oportunidad, Para resumir la labor del actual gobierno a lo largo de sus primeros cien días, Masuperando los prejuicios, errores y resentimientos del pasado. zowiecki dice, sencillamente, que han estado trabajando para conseguir la libertad de Polonia y de los polacos, tanto en el sentiT? do de la soberanía externa como de la independencia interna, así como asegurando va de su gobierno y sus agencias. El sisten exclusiva para NUEVA RElas libertades cívicas, libertad de expresión, ma de la momenklatura que ha regido en VISTA, el primer ministro de un estado de derecho, etc. Y también para Polonia en los últimos cuarenta años ha hePolonia, Tadeusz Mazowiecki, respondió a establecer las libertades económicas. cho que amplios circuios de las élites polala pregunta de cómo evaluaba él los primecas tuvieran cerrado el camino del servicio ros cien días de su gobierno. Al ampliar la zona de la libertad, Poloal Estado. Esto ha comenzado a cambiar nia está emprendiendo, dice Mazowiecki, el Estos primeros cien días del gobierno —dilentamente. Aparecen personas capacitadas camino de regreso a Europa, La libertad es ce Mazowiecki— no son lo mismo que, por y competentes, dispuestas a incorporarse al un valor que jamás ha sido conquistado fáejemplo, los cien primeros días del presidenServicio Civil y dignas de esta misión, pero cilmente. Los polacos lo saben muy bien te de EE.UU., quien en este tiempo hace toel proceso de formación de la administrapor su experiencia histórica y están dispuesdos los nombramientos, fija las prioridades ción estatal será largo todavía. tos a recorrer este duro camino. de su política y establece la forma definitido «protegido» por los zares que caractetérmino de un proceso de negociación tan rizó aquella centuria. Pero siempre ha haprudente como efectivo. bido un territorio polaco, habitado por poEn Polonia se habían conocido en no poPOLONIA lacos, en torno a «la reina de los ríos de Pocas ocasiones chispazos violentos de revuellonia», como se suele llamar al Vístula por ta como los que dieron lugar a ios sucesos el hecho de que los ríos son femeninos en de Berlín de 1953, a la revolución húngara RECOBRA ta lengua nacional. Y asi, en efecto, ha sidel 56 y su cruelísima represión, a la Prido bajo los Piast y los Jagellones, con la mavera de Praga del 68, igualmente aplasRes Pública Polonorum de los reyes electitada por la fuerza, y a acontecimientos siSU ALMA vos, durante el siglo y medio del cautiverio milares en otros lugares de la región. HuPor Antonio Fontán nacional, en la restauración de 1918, bajo bo una imponente huelga general en 1956 el martirio de la Segunda Guerra y, finalen la ciudad de Poznan y su zona industrial mente, en estos cuarenta y cinco años últiy minera, que fue reprimida con tanques y mos de «democracia popular» satelizada en soldados, dejando más de cincuenta muerla órbita del poder soviético. tos en la calle. Igualmente fueron trascenolonia es una nación en la acepdentales y violentos los sucesos y enfrentación común que este término mientos deGdansk en ¡970, cuyas víctimas tiene en la cultura moderna. Su son recordadas en el impresionante monuUN PUEBLO CRISTIANO existencia se remonta a más de un milenio, mento de ias tres cruces que se levanta a la Y OCCIDENTAL igual que la de otras muchas entidades poentrada de los grandes astilleros que se llalíticas del continente europeo. Mieszko I, maron Lenin, y en tos que trabajaba como al que se suele considerar fundador de PoEn torno al propio Mieszko y al siglo X, obrero electricista Lech Walesa. (Es un pulonia, era contemporáneo de Fernán Gonse sitúan dos decisiones de vasto alcance que ro azar, bellamente simbólico, que el líder zález de Castilla, de los Bórreles y Suñeres condicionarían la vida de su pueblo. El del sindicato —y del pueblo— de Polonia del condado independiente de Barcelona, de principe se bautizó como cristiano según el tenga como nombre de pila el del fabuloso Hugo Capeto de Francia, del primero de los rito de Roma y dentro de esta Iglesia, al capersonaje que habría dado origen a su naOtones en el Imperio germánico, y del brisarse con una princesa checa; también hición, según la leyenda de los tres hermanos, tánico Edgar, que logró hacer de Inglatezo venir misioneros y maestros de lengua Lech, Czech y Rus, cuyas respectivas estirrra un solo reino. En resumen, Mieszko de y formación latina para que convirtieran al pes se habrían convertido en los pueblos poPolonia, cabeza de ta dinastia de los Piast, pueblo y de alguna manera fueran instrulaco, checo y ruso. Cuentan también las hisfue un distinguido personaje más de la gran yendo a funcionarios y clérigos. Como contorias que en el Imperio Otomano se conogeneración de los abuelos de Europa de la secuencia de todo ello, la cultura polaca encía a Polonia con el nombre de Lechistán). segunda mitad del siglo X. tera basculó hacia el Occidente. La onomásSin embargo, los dramáticos sucesos del tica y la toponimia se transcribían en caracBajo este principe, y quizá en torno a la 56, del 70 y los que ocurrieron en otros moteres latinos, y esta lengua pasó a ser el idiolocalidad de Gniezno, que en seguida con mentos, no constituyen lo más específico de ma de la cancillería, de la escuela, de la hisla cristianización sería la primera sede episla experiencia polaca en relación con el rétoria y de la liturgia. Se adoptó el alfabeto copal, se agruparon en una especie de cuergimen que le había sido impuesto por el polatino para escribir el polaco y emplearpo político, al estilo de los tiempos, diverder hegemónico de la URSS. Lo que caraclo como lengua literaria (sobre el precesas tribus de eslavos occidentales que poteriza a la reciente historia polaca es una redente de la experiencia checa de poco tiemblaban las llanadas entre el Odra u Oder, sistencia constante y generalizada, más papo antes). hasta su desembocadura en la actual locacífica que violenta, que ha tendido, además, lidad de Sczezzin, y el Bug, que se une al Lo que se quiere significar con esta tria organizarse institucionalmente de alguna Vístula veinte millas después de que haya ple y esquemática viñeta, en la que se asomanera, logrando así aunar esfuerzos que bañado las murallas de la vieja Varsóvia. cian geografía, religión y lengua, es que haen otro caso se habrían dispersado inútilEsta disposición geográfica quiere decir que ce ya más de mil años que en el ámbito de mente. Lo cual es particularmente notable ya hace más de mil años unos lejanos antePolonia concurren elementos étnicos, espiya que los polacos se han señalado siempre pasados de los polacos modernos habitaban rituales y de cultura que lo diferencian suspor su individualismo y por su inclinación una región que sustancialmente se solapa tancialmente de sus vecinos de oriente y de a una cierta disciplina social. con los espacios de ahora, occidente. Sobre ellos vendría a asentarse, y a echar raíces, un patriotismo nacional, A lo largo de tantos siglos, las fronteras orgulloso e indoblegable. Su persistencia vide Polonia y de su pueblo se han visto freLA GRAN RESISTENCIA va explica muchos de los acontecimientos cuentemente desplazadas por el este y por que en estos últimos tiempos se están suceNACIONAL el oeste, según fuera mayor o menor en cadiendo, tanto en torno al Vístula como en da época la presión de los vecinos germalos territorios circunvecinos que fueron innos o de los orientales, y el vigor expansioPero en los últimos lustros de la vida pocluidos en la esfera soviética a partir de nista del propio estado polaco. Asi, los laca, resistieron los campesinos, que salie1945, tras el final de la guerra. No se debe 312.000 kilómetros cuadrados de la actual ron triunfantes de su pulso con el gobierno olvidar que la gran revolución de 1989, que república fueron 383.000 en 1918, más de comunista, de modo que ahora, al cambiar ha puesto fin el imperio político soviético, un millón (comprendida Liiuania) bajo los el régimen, el noventa por ciento de la agrituvo su origen y su principal inspiración en grandes reyes Jagellones del siglo XVI y secultura pertenecía al sector privado. la experiencia polaca, que culminó con la tecientos mil en el momento de las primeResistieron los intelectuales de derecha y designación del primer gobierno no comuras particiones del XVIII. Tras ellas, dejade izquierda, que en su inmensa mayoría no nista de un país del Pacto de Varsovia, al ría de existir hasta la débil sombra de estase dejaron seducir por los halagos del Escaciones del clero y en la respetuosa adhelites y todo, en Polonia, comenzó a ser disión de la casi totalidad del pueblo.) ferente. En 1980 se habían cumplido treinta y cinco años del final de la Guerra Mundial. Los A sufrimientos polacos empezaban a ser ya LA EXPERIENCIA POLACA orillas del Vístula, en las vieuna página de la historia. Los hombres y jas murallas de Varsovia, un símbolo de la mujeres que los habían experimentado diLos casi nueve años transcurridos entre resistencio de Polonia. rectamente en sus carnes daban paso, por el «salto» de Walesa y el gobierno de «Sosimple ley de vida, a nuevas generaciones. lidaridad» habían conocido toda clase de Lech Walesa había nacido el 29 de septiemavatares que oscilaban en un juego alternabre de 1943. El historiador y periodista tivo constantemente repetido de muertes y Adam Michnick en el 46. El primero de resurrecciones. Pero durante todo ese tiemellos se había distinguido ya por intentar orpo el sindicato y sus asociados continuaron ganizar un sindicato tras los sangrientos sutrabajando juntos, sin sombra de desmayo, cesos de Gdansk de 1970. En 1979 era exactuando como la conciencia viva del puepulsado de su trabajo en los astilleros por blo de Polonia y convencidos de que lo haber organizado una manifestación de eran. protesta. El 24 de agosto de 1980 saltó los Estaban indudablemente adiestrados por muros de tos talleres de que había sido exla experiencia, pero respondían también a pulsado y a tos que no se le permitía el acuna especie de tradición nacional polaca. La ceso, y se puso al frente de una huelga en historia de este pueblo es la de una consfavor de la readmisión de los despedidos y tante lucha por la conservación y el fomento en protesta por el encarecimiento de las subde la propia identidad en medio de los camsistencias más elementales. Poco tiempo bios territoriales y políticos. Durante casi después se creó e! famoso sindicato «Solidoscientos años, Polonia fue no ya una nadaridad», que en un año llegó a alcanzar ción sin estado, sino un pueblo que había la casi increíble cifra de los diez millones visto su viejo estado cautivo primero y anide afiliados. quilado después, y al que sus carceleros, y tado, mientras que otros más enérgicos y Los hombres del KOR colaboran con el vecinos, querían despojar de su condición decididos crearon el Comité para la Defensa sindicato. El 14 de agosto de 1981, otros innacional. Pero, en esa situación, en Polode los Obreros (KOR) con Adam Michnick telectuales, también de la resistencia intenia se había vivido una forma peculiar de y el líder social Kuron (hoy diputados del rior, encabezados por el actual primer mi«existencia nacional paralela», qne responSejm ambos, y el segundo, ministro de Tranistro, Tadeusz Massowiecki, y el historiadía a las aspiraciones del pueblo y era inbajo). El KOR, unido a «Solidaridad», se dor Bronislaw Geremek, que ahora presidependiente de las estructuras extranjeras convirtió en uno de sus más sólidos pilares, de el grupo parlamentario de «Solidaridel poder político. La religión, predominanlo cual costó persecución y cárcel, durante dad», entregaron a Walesa un documento temente católica, distinguía a este pueblo de varios años, a esos dos y a otros de sus prinde adhesión con setenta firmas de personalos ortodoxos de! este y de los protestantes cipales dirigentes. lidades de prestigio. del oeste. Esto en cuanto a la mayoría de Resistió la Universidad, en la que numela gente y al perfil espiritual de la nación. rosos maestros continuaron enseñando, sin Porque, a diferencia de los protestantes de secundar política ni ideológicamente las diPrusia y los ortodoxos rusos, los polacos rectrices oficiales del Estado a! desarrollar EL PULSO AL REGIMEN católicos practicaron siempre una toleransus cursos y seleccionar a los nuevos docencia religiosa casi desconocida en el resto de tes. Europa. De ellos se ha dicho, con plena verDespués de todo esto, vendría la ley marResistieron los obreros, cuya religiosidad dad, que han sido «el país sin hogueras». cial, tras el golpe de estado del general Jales mantenía fieles a una concepción crisruzelski en la noche del 13 de diciembre de Polonia, entonces, subsistió en gran metiana del hombre y de la vida, que no deja1989 (la «Noc Generala», o «Noche del Gedida merced a ¡a voz de sus poetas y escriba resquicios para ta penetración de !a fineral», según reza el título de un libro que tores, cuya cumbre es el gran vate románlosofía del marxismo. se vende ahora por las calles de Varsovia tico Stefan Mickiewicz en cuyas palabras se como si fueran rosquillas). «Solidaridad» encarna el alma de su pueblo. Ahora las cofue deslegalizado y sus dirigentes y más acsas han transcurrido de otro modo. Han siUNA GENERACION NUEVA tivos miembros, perseguidos. Pero la resisdo los obreros y los intelectuales de «Solitencia polaca, bajo nuevas formas o formas daridad» los que han hecho posible el mirenovadas, continuó su acción. Por fin, en lagro de que se junten la «Polonia legal» Resistió, en una palabra, todo el pueblo la primavera de 1989 tienen lugar entre Soy la «Polonia real», asumiendo ellos la resdel país, y muy destacadamente la Iglesia, lidaridad y el Gobierno, con participación ponsabilidad y los riesgos del ejercicio del que sirvió de elemento aglutinante de tantambién de la Iglesia, las negociaciones de poder con una economía en bancarrota y ta resistencia y de organización que hasta la «mesa redonda», que concluyeron con el con una estructura estatal desvencijada. Tocierto punto ia articulaba extendida como acuerdo de celebrar unas elecciones, como dos los espíritus que aman las libertades púestaba por todo el tejido social de la nación. consecuencia de las cuales «Solidaridad» blicas y personales están obligados a desear(La Iglesia católica conoció ciertamente en formó un gobierno con participación minoles que acierten y, en la medida en que esté estos difíciles años una vida floreciente, que ritaria del partido comunista y de sus satéen su mano, a ayudarles a que lo consigan. se manifestaba en la catequesis, en las vo