Nueva Revista 025 > La isla de Alboran

La isla de Alboran

Juan Carlos Moreno Saiz

De cómo hasta 1970 no vería Alborán otra expedición científica. Ese año, un equipo multidisciplinar de la Universidad de Granada estudió sus suelos, su fauna y flora.

File: La isla de Alboran.pdf

Tags

Referencia

Juan Carlos Moreno Saiz, “La isla de Alboran,” accessed May 26, 2024, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2386.

Dublin Core

Title

La isla de Alboran

Subject

Naturaleza y Medio Ambiente

Description

De cómo hasta 1970 no vería Alborán otra expedición científica. Ese año, un equipo multidisciplinar de la Universidad de Granada estudió sus suelos, su fauna y flora.

Creator

Juan Carlos Moreno Saiz
helios Sainz Ollero

Source

Nueva Revista 025 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

LA ISLA DE ALBORAN Por Juan Carlos Moreno Saiz y Helios Sainz Ollero COSTUMBRADOS code origen cuaternario, que mo estamos, a oír ha sido completamente arraAhablar del Mar de Alsada por el mar con el transborán en los partes meteorocurso de los años. Junto a un lógicos, en relación casi peñón diminuto llamado Isla P siempre con fuertes vientos de las Nubes, la isla se con< ese a su acusado y mar encrespada, pocos forma como una plataforma valor estratégico, la conocen el islote que hay en prácticamente llana, de períisla no ha contado con su centro y que le da nommetro vagamente triangular una guarnición militar bre. Adscrito administratiy con una superficie que estable hasta hace vamente a la provincia de sobrepasa en poco las siete relativamente pocos Almería, se encuentra, sin hectáreas. La acción contiaños embargo, más cercano a la nuada del oleaje ha ido costa africana que a la labrando en todo su contorpeninsular: 88 kilómetros lo no acantilados verticales de separan de Adra, frente a los 10 a 12 metros de altura, así 53 que dista del cabo Tres como algunas cuevas, prosiForcas, vértice marroquí en guiendo una dinámica erosiel que se halla ubicada Meva que acabará devolviendo lilla. su extensión al mar. Alborán constituye el resFrankenia. Comunidad Alcanza una longitud to de una caldera volcánica característica de Alborán. máxima de 605 metros y una Dos vistas de la isla de Alborán. que una instalación automáanchura inedia inferior a 100 tica les relevó de esta tarea. metros, aunque en su extreFue a partir de este momenmo suroccidental llega hasta to, al quedar desierta la isla, los 200 metros. Su tamaño y cuando empezó a verse utiliforma han sembrado más de zada como fondeadero por una vez el desasosiego en las diversas flotas que opeios operadores de radar, que ran en el Estrecho. Mas de han confundido frecuenteun submarino soviético mente a la isla con la cubierancló en sus proximidades ta plana de un portaaviones. an fracasado cuanaprovechando su tripulación Esta semejanza no engaña tos intentos se han para estirar las piernas, sólo al observador electrónihecho por cultivar horhacer ejercicio y comer al co, sino que se repite cuantalizas y el catálogo de aire libre, tal como demosdo uno se acerca desde el la flora autóctona insutraron las latas de conserva mar en días de calima, tolar abarca sólo doce abandonadas tras su marmando incluso el edificio del plantas superiores cha. Ante el cariz que tomafaro por el puente de mando ban los acontecimientos, en de la embarcación. plena época de «guerra fría», la Armada destacó una guarnición permanente en Duras condiciones de vida la isla, compuesta por una treintena de hombres. Pese a su acusado valor estratégico, la isla no ha Las condiciones ambiencontado con una guarnición tales son muy duras en este militar estable hasta hace pedazo de tierra firme. No relativamente pocos años. hay agua dulce, y es probaLos fareros fueron sus úniblemente el territorio espacos y aislados habitantes ñol donde menos llueve (100 durante generaciones, hasta mm). Aunque las temperaNaturaleza y Medio Ambiente asta 1970 no vería Alborán otra expedición científica. Ese año, un equipo multidisciplinar de la Universidad de Granada estudió sus suelos, su fauna y su flora Panoramica de color turas son suaves, con míninecen latentes en el suelo florum). Las hojas de este proporcionada por la comunidad mas siempre positivas y hasta que en años sucesivos último, que van tornándose de Frankenla, máximas veraniegas que no se reúnan las condiciones rojas a medida que avanza sobrepasan los 25° C, el adecuadas. la primavera, son las responviento recrudece el clima y sables del espectacular En paralelo a esta relativa la sequedad, soplando de aspecto que presenta la pobreza florística, el paisaje Levante o Poniente, a velocisuperficie de la isla cuando vegetal exhibe también una dades que llegan a ser supeuno se aproxima desde el manifiesta monotonía. Salvo riores a los 100 nudos. aire. los alrededores de las edificaciones y el extremo mirifiEl déficit hídrico, el viento cado por los excrementos de continuo y el sustrato arenolas gaviotas, la comunidad so que cubre la roca volcániLa exploración naturalística dominante está caracterizaca, son factores que dificulda por las dos plantas más tan enormemente ¡a vida Por su aislamiento y pese abundantes, los mencionavegetal. Han fracasado a su valor naturalístico, dos brecillo marino (Fran Iracuantos intentos se han Alborán no llamó la atención nia corymbosa) y algazul de los científicos hasta el hecho por cultivar hortalizas (Mesennbryanthenum nodisiglo pasado. Su historia se y el catálogo de la flora Pollos de gaviota argéntea nutre más de batallas y leautóctona insular abarca yendas marinas, de galeras sólo doce plantas superioespañolas y flotas corsarias, res. Estas especies consicomo la del tunecino Al Boguen prosperar haciendo rany, pirata cuyos restos sigala de diversas adaptaciotúa la tradición enterrados nes: unas, como el «brecillo en la isla, y del cual habría marino» la única planta recibido su nombre. leñosa tienen un porte La primera expedición de humilde y eficaces sistemas la que se tiene constancia de protección frente a la dedata de 1830, fecha en la secación; otras, como el «alque Peter Webb y Sabin gazul», acumulan agua en Berthelot, eminentes viajesus hojas, y las restantes ros célebres por su Historia tienen una vida efímera, Natural de las islas Canarias, completando el ciclo desde atracaron en sus aguas. la germinación hasta la frucDurante el siglo XIX se fuetificación en pocos días tras ron sucediendo visitas de las ocasionales lluvias prigeólogos y biólogos, algumaverales. Cuando éstas no nas dentro de expediciones se producen en la estación financiadas por la nobleza, precisa, las semillas permacomo las del archiduque nuestra última expedición Luis Salvador de Austria en pudimos contar más de 250 1889 o la del príncipe Alberindividuos dispersos por la to de Mónaco en 1896, Fruto isla. de una recogida de muesNo son florísticos los únitras, el profesor austríaco cos tesoros que encierra Becke estudió las rocas volAlborán. En 1988 se observó cánicas de la isla {tobas el regreso de ía gaviota de andesíticas), y dada su peAudouin, amenazada de culiar composición química, extinción en todo el Meditelas describió en 1899 con el rráneo, y que curiosamente nombre de «alboranitas». tiene su colonia más numerosa en otras pequeñas islas Un nuevo viaje del naturaespañolas, las Chafarinas. lista francés M. Sietti en Mucho más nutrida es, sin 1932 sirvió para conocer el embargo, la población de primer listado exhaustivo de gaviotas argénteas, que se plantas de Alborán. Junto a reservan el extremo noreste un alga y cinco liqúenes, de Alborán, en torno a los señaló la presencia de seis muros del pequeño cemenfanerógamas, dos de ellas terio y que compiten con endémicas, es decir exclusiaquéllas por la escasa suvas de la misma, y que fueperficie apta para nidificar. ron enviadas al especialista francés en flora norteafricaMayor que la isla en sí es na René Maiie. Tales espesu plataforma sumergida. cies son una vistosa margaToda ella está cubierta por rita de flores amarillas y un diverso tapiz de algas hojas carnosas rojizas (SeneAnacyclus alboranensis. anual, seguramente debido que dan alimento a muy cio aiboranjcus) y un jaramaa la progresiva humanizavariados peces y crustáceos. go de flores amarillas, que ción que padece el islote. Estos son a menudo marisMaire dedicó a su descubriAfortunadamente, Ja pérdicados por los marinos, aprodor {Diplotaxis siettiana), da definitiva de esta especie vechando las balsas neumáiyor que la isla en M„ pudo evitarse gracias a la Hasta 1970 no vería Alboticas con las que cuentan. sf es su plataforma recolección llevada a cabo rán otra expedición científiEn las.aguas someras crece sumergida. Toda ella por el profesor GómezCamca, Ese año, un equipo mulel coral rojo, y es obligado está cubierta por un po en 1974. Tras su multiplitidisciplinar de la Universimencionar la labor de vigicación en el banco de semidiverso tapiz de algas dad de Granada estudió sus lancia que ejerce ia guarnillas de la Universidad Polique dan alimento a suelos, su fauna y su flora, ción militar en su defensa, técnica de Madrid, y una vez elevando el listado de planalejando a los pesqueros itamuy variados peces y dada la voz de alarma, en tas autóctonas hasta la dolianos, verdaderos «piratas» crustáceos 1988 fue reintroducida por cena. El estado de las poblacontemporáneos, que con este investigador. Más tarde ciones de ambos endemisbarias de arrastre habían pudimos comprobar un éxito mos era entonces vigoroso, ido esquilmando este raro al menos parcial, ya que tal como relataron Esteve y Lai plantos de Alborán recurso submarino. algunas plántulas habían Varo, los dos botánicos El conocimiento cada vez llegado a florecer y fructifiembarcados en aquella viSenecio alboramcus más detallado de los frágiles car. Tras estimarse como Diplotaxis siettiana sita. ecosistemas alboránicos, así extinto en la naturaleza, Anacyclus valentinus En los últimos años, aprocomo la divulgación entre este endemismo se halla Mesembryanthemum nodi vechando las misiones de los responsables militares protegido por la legislación florum abastecimiento que realizan de sus aspectos más críticomunitaria en la actualiFrankenia corymbosa semanalmente los helicópcos, es de esperar que sirdad, incluyéndose su nomFrankenia pulverulenta teros de la Armada se han van para preservar este sinbre en la Directiva Habitat Triplachne nitens ido sucediendo las estancias gular enclave del Mediterráde la CEE, recientemente Lavatera maurítanica de naturalistas. Nosotros neo antes de que se pierdan firmada en la cumbre de Chenopodium múrale hemos tenido la oportuniirremediablemente para las Maastrich. Spergularía bocconii dad de visitar la isla en futuras generaciones, • Polycarpon tetraphyüum Algo más halagüeño es el varias ocasiones, sin detecestado de Senecio alborani(desaparecido) tar la llegada de nuevas Juan Carlos Moreno Saiz y Helios cus que si bien tiene un Lycium europaeum (desapaplantas colonizadoras, pero Sainz Ollero son profesores titulares de número poblacional que recido) sí constatando la desapariBotánica de ía Universidad Autónoma de oscila de un año a otro, en Madrid. ción del pequeño jaramago