Nueva Revista 022 > La amenaza del sur

La amenaza del sur

Alberto Míguez

Nos habla de los fenómenos que han potenciado la irrupción islámica en el Norte de África. En primer lugar, el fin del mundo bipolar, la caída del comunismo y la nueva hegemonía de Estados Unidos y de Occidente.

File: La amenaza del sur.pdf

Referencia

Alberto Míguez, “La amenaza del sur,” accessed July 1, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2324.

Dublin Core

Title

La amenaza del sur

Subject

Panorama

Description

Nos habla de los fenómenos que han potenciado la irrupción islámica en el Norte de África. En primer lugar, el fin del mundo bipolar, la caída del comunismo y la nueva hegemonía de Estados Unidos y de Occidente.

Creator

Alberto Míguez

Source

Nueva Revista 022 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

El radicalismo islámico La amenaza del sur Por Alberto Miguez UÁNDO aprenderán los encuentra de nuevo en una etapa árabes a votar?», se pre«de receso» político para nada Cguntaba recientemente con excepcional aunque el «estado cierta displicencia Peter David, de excepción» esté en vigor porredactor jefe de «The Econoque eso es precisamente lo que mist», Esa misma pregunta se vino sucediendo desde la indehicieron en las últimas semanas pendencia. muchos intachables demócratas tras haber conocido el resultado nada sorprendente, por ciertode las elecciones legislativas lobo vegetariano argelinas, «las primeras en libertad» después de treinta años de Tal vez no valga la pena realiindependencia. zar ningún tipo de análisis pros«Dos de cada tres votantes, pectivo porque el futuro sigue La fiebre del radicalismo islámico escribió Jean Daniel, han utilizasiendo tan incierto en Argelia legal de! FIS que con indudable invade Argelia do la libertad para renunciar a la como ¡o es en casi todos los paícoraje y oportunismo se había libertad». Frase sin duda lapidaria ses del Magreb, con alguna colocado al frente de los rebeldes y no muy exacta pero que expresa excepción. La tutela militar no urbanos meses antes. Era una forla inquietud y, desde luego, el excluye el estallido como pudo ma un tanto inocente de canalizar malhumor de los medios occidenverse en octubre de 1988 cuando los impulsos de la revuelta tales ante una reacción tan esperamiles de jóvenes «airados y ociomediante el juego parlamentario da como explicable. Eso explicasos», como los calificó la prensa y de reducir la gravedad de la ría la segunda fase de esta reacúnica del entonces partido único, fractura política producida en el ción, la esperanza, cuando no la salieron a la calle y se enfrentaron país a causa principalmente del sugerencia, de que las fuerzas con el ejército. Balance: varios dogmatismo, la corrupción y la armadas tomasen en sus manos de cientos de muertos, tal vez miles incompetencia del partido único, nuevo y como casi siempre los porque nunca se sabrá. el FLN, convertido en una mafia destinos del país para impedir que Tras la masacre el poder conde aprovechados. Militares y civilos islamistas llegasen al poder o cedió reformas constitucionales y les de la oligarquía gobernante lo compartiesen, instalando finalel presidentecoronel Chadli Benintentaron inventar un lobo vegemente un Estado Islámico, la yedid aprovechó la oportunidad tariano mediante una ramplona «charía» como jurisprudencia para hacerse reelegir {con el ingeniería genética. La ilusión suprema, el velo para las mujeres 81.17% de los votos, no faltaría intelectual concluyó cuando el 12 y la lapidación para las adúlteras. mas) por un período de cinco de junio de 1990, algunos meses Gracias a Allah o a Yavé los miliaños. Algo más de un año desapenas después de su legalización tares argelinos escucharon atentapués, en septiembre de 1989 el los islamistas barren en las elecmente la sugerencia y el país se gobierno reconoce la existencia ciones locales. Es difícil explicar las razones por las que los reformistas argelinos, todos ellos originarios del «bunker» político, intentaron imitara Gorbachov para, finalmente, promover un golpe de Estado para abortar las consecuencias de sus reformas ensaladas y en junio se reproducen con idéntica ferocidad los enfrentamientos de dos años atrás con varios centenares de muertos y de heridos. El coronelpresidente cae del guindo y decide entonces retrasar las elecciones legislativas, aceptar la dimisión del primer ministro y proclamar el estado de sitio. Para sustituir al jefe del gobierno nombra al flexible y tranquilizador Sid Ahmed Ghozate, «el hombre de la pajarita», que reitera la voluntad democratizadora del régimen y encarcela a los dos líderes principales del Frente Islámico de Salvación, Abassi Madani y Alí Benhadj. «Normalizada» 1a situación, Chadii vuelve a anunciar a finales de año la celebración de elecciones a finaEl poder no escarmentó y al les de 1991 y principios de 1992. mes siguiente, el coronel presiMientras tanto los islamistas dente convertido en el gran compaginan la lucha legal con la democratizados gran reformaactividad armada y en el sudeste dor, gran modernizador, siguió del país se producen acciones de avanzando por la senda de la guerrilla con varias víctimas. Constitución recién implantada y convocó elecciones legislativas Sobre los resultados de esta anticipadas. Convencidos de que primera vuelta de las elecciones su hora había llegado, los islaargelinas se ha dicho casi todo lo mistas se lanzan a la calle para, que podía decirse y mucho más utilizando la infraestructura de modo que no vale la pena reiadministrativa municipal que terar lugares comunes y simples controlan democráticamentedisparates. Ni siquiera parece útil obligar al gobierno a derogar una a estas alturas repetir las «cifras nueva ley electoral escrutinio de la crisis» (25% de paro, mayoritario con dos vueltas, y 23.000 millones de dólares de exigir elecciones presidenciales deuda, aumento incontrolado y anticipadas. El lobo rehusa las galopante de la población, pauperización progresiva de las zonas urbanas, impasse de la agricultura, etc.) para explicar por qué la Los musulmanes se inician en las revuelta, primero y la victoria prácticas democráticas electoral, después, eran ineluctadad durante la guerra los islables. niistas de toda laya salieron a la calle, sobre todo en Argelia, Parece, en cambio, mucho más Marruecos y Túnez, pero también difícil de explicar las razones por en Jordania (aunque por razones las que los reformistas argelinos, distintas) para gritar su adhesión a todos ellos originarios del «bunSaddam y su proyecto. Pese a que ker» político, intentaron imitar a casi todos estos grupos contaban Gorbaehov para, finalmente, proy, en muchos casos, cuentan mover su golpe de Estado para todavía con la ayuda logística de abortar las consecuencias de sus Arabia Saudí, en el momento de reformas. Tras haber ignorado la verdad escogieron el campo soberbiamente los intereses y exiiraquí porque representaba, pese gencias políticas de un país joven al carácter declaradamente laico pero adulto, haber denostado la (y por tanto «ateo» para la mentallamada democracia burguesa lidad íntegrista) de su proyecto como una de las peores lacras de porque se trataba de un enemigo la decadencia occidental, hélos del Satán occidental a quien se aquí reconvertidos en liberales trataba de dar, al fin, una lección. intachables, horrorizados ante quienes ahora aprovechan la libertad otorgada para acabar con las libertades propuestas, Al final, Dos sociedades como no podía ser de otra forma, contrapuestas la «ultima ratio» fueron los guardias, la policía y el ejército. La guerra del Golfo como gran catalizador de contracciones que fue, sirvió también para poner de manifiesto el antagonismo, hasta El ruido y la furia entonces oculto u ocultado entre ta mujer musulmana se une a los dos sociedades que convivían en Pero sería un tanto ingenuo debe denominárseles fundamenmovimientos radicales el seno de los países de Magreb; reducir el comentario y el análisis talistas o integristas me parece una inmensa mayoría pobre y del fenómeno islamista al caso sinceramente una pérdida de empobrecida, analfabeta y desesargelino tan próximo a nuestras tiempo), convertido en la última perada y una minoría poderosa, fronteras, aunque tan lejano para bandera de la utopía precisamennacionalista y occidental en sus muchos de nuestros gobernantes, te en el momento en que el resto usos aunque no siempre en su convencidos de que nunca pasa de las banderas doctrinales se han proyecto político. Los islamistas nada basta que... pasa. La gran arriado. enarbolaron y todavía enarbooleada islamista es fruto de factoOtro fenómeno de importancia lan la bandera de los desesperares de toda índole, compartidos crucial para entender lo que está dos, La élite del poder no sólo como mínimo por los cuatro paípasando es la crisis del nacionadel poder político se identificaba ses magrebinos (Libia se excluye lismo árabe o, si se prefiere, del en Argelia con el FLN, es decir, Sólo un proyecto cívicopor sí sota) y no pocos del Machpanarabismo. La guerra del Golfo con el statu quo. En Marruecos rek. descubrió el final de aquel sueño religioso. compartido e con el «Palacio», de donde proceDos fenómenos, relativamente laico de Gamai Abdel Nasser, intransigente, parece de todo poder. En Túnez con la recientes, han potenciado la irruppaíses «hermanos», miembros movilizar hoy a las masas herencia laica y poroccidental ción islámica en el Norte de Afrinaturalmente de la Liga Arabe, se árabes, deprimidas y del sistema inventado por Burguica, además de las «cifras de la crienfrentaron abiertamente en nomba. Muchos de quienes ahora se decepcionadas por la sis» ya citadas: en primer lugar, e! bre de la soberanía vulnerada de mesan los cabellos ante la estamfin del mundo bipolar, la caída del uno de ellos. Los antagonismos derrota de Saddan Hussein pida islamista reconocen con apacomunismo y la nueva hegemoeran ya viejos pero la guerra hizo y sus brutalidades ahora bullante sinceridad que ignoraban nía de Estados Unidos y de Occique salieran a la luz. El delirio de descubiertas la existencia de esta inmensa dente. La esperanza que el marla «nación árabe» que camina mayoría de desposeídos y que xismo y todos sus derivados había hacia su unidad parece haberse haberles dado voz y voto fue un despertado en los pueblos del Teresfumado entre el humo de los inmenso disparate. Aunque tal cer Mundo se ha zanjado ahora Scud. Sólo un proyecto cívicovez el disparate mayor haya sido, con una decepción dolorosa. Esta religioso, compartido e intransitras la efímera experiencia liberesperanza de justicia, igualdad y gente. parece movilizar hoy a las taria, condenarlos a la subversión bienestar se ha trasvasado a otras masas árabes, deprimidas y y la violencia clandestina. latitudes ideológicas y principaldecepcionadas por la derrota de Resulta, en efecto, dramático mente al nacionalismo y al... inteSaddam Hussein y sus brutalidaque las únicas alternativas para grismo religioso (la disputa sobre des ahora conocidas. Porque y estas mayorías sean el «modelo si a los extremistas islámicos eso se olvida con excesiva faciliSaddam» (una dictadura militar, ble en las actuales circunstancias, expansionista y genocida) o el y lo peor está todavía por venir. «modelo Jomeyni» (uan teocraLa emigración a Europa antaño cia dogmática, sanguinaria y válvula de escape para las tensioarcaica). O, ío que sería todavía nes demográficas se ha cerrado peor, una mezcla de ambos sistehace años y los controles serán mas. paulatinamente más estrictos. Los jóvenes (más del 75% de la Pero la inexistencia de otros población tienen menos de 32 modelos viables para las mayoaños en el Magreb) buscan inevirías de estos países contrasta con tablemente una salida a esta las tercas realidades del momensituación bloqueada. Sólo una to que sirven de detonador. Ninpolítica firme de los gobiernos gún régimen árabe se basa actual¿compatible con un sistema de mente. en lo que algunos denolibertades? y el apoyo tecnolóminan «legitimidad democrátigico, financiero y humano del ca». Ningún gobierno ha llegado Norte podría en el futuro generar al poder mediante un proceso un tipo de crecimiento autocenelectoral limpio y controlado trado. Pero para ello debería exisinternacionalmente. Hay monartir conciencia de riesgo y de la quías paternalistas y relativamagnitud de la amenaza, algo mente liberales como la marroquí que solamente algunos países del o la hachemita. También hay Sur de Europa poseen. monarquías o emiratos donde la economía libre de mercado no se Ni que decir tiene que la situacompadece con ninguna otra ción en el Centro y Este de Eurolibertad: Arabia Saudí. Kuwait, pa no ayuda a crear esta concienQatar y un largo etc. Hay. desde cia ni a percibir esta amenaza. luego, regímenes cívicomilitaSólo Francia, España y, en menor res con cobertura democrática medida, Italia, se sienten concerpero represivos y feroces contra nidas por lo que se gesta al Sur de sus adversarios como es el caso Gibraltar convenidas en «última de Egipto o Túnez. Y hay, desde Protagonismo publico de los se basan en el «monocultivo» del frontera» de una invasión que ha luego, dictaduras personales a petróleo o simplemente porque a dejado de ser un simple recurso sectores radicales secas como la de Gadafi en Libia, una agricultura aniquilada por la retórico. Pero será difícil ahora la de El Assad en Siria o la de planificación burocrática debe que los gobiernos de Europa del Saddam Hussein en Irak, Hasta añadirse un crecimiento vegetatiSur convenzan a lo restantes hace poco el poder en esos países vo de la población acelerado e socios comunitarios sobre la funcionaba gracias a una serie de incontrolable. En menos de veinurgencia de establecer una suerte instituciones y hábitos, tácitate años la actual población del de «plan de desarrollo» para los mente admitidos (¡que remedio!) mundo árabe (doscientos millotres países de! Magreb más accepor los pueblos: una policía polínes) se doblará. El crecimiento sibles a la marea islamista. tica omnipotente y omnipresente, vegetativo de la población de Claro que incluso la viabilidad unas fuerzas armadas convertidas Marruecos, Argelia y Túnez (ios En menos de veinte años la de esta ayuda (existen proyectos en «segundoescalón» de ¡asegutres países donde la amenaza islade la CE. meritorios pero poco actual población del mundo mista es más aguda) supera el ndad, una clase política corrupta consistentes) choca con ciertos árabe (doscientos millones) 3,2%. el triple que la tasa españoy venal, un tipo de economía obstáculos: regímenes de fuerza, se doblará. El crecimiento la. dependiente y protegida y un oligarquías corruptas, violencia contrato tácito entre las oligarvegetativo de la población Este crecimiento incontrolado institucional, despilfarro y carenquías y el pueblo consistente en en Marruecos, Argelia y fruto, por cierto, de la política cia de una cultura del trabajo y ofrecer estabilidad y pan (no natalista de algunos países o del del beneficio, etc. La pregunta Túnez (los tres paísees mucho) a cambio de la impunioscurantismo religioso de casi que ya empiezan a hacerse donde la amenaza islamista dad y arbitrariedad del poder. todos conduce inmediatamente muchos es si por prejuicios éticos es más aguda) supera el a la catástrofe si no se toman mey, también estéticos debe per3,2%, el triple que la tasa didas drásticas y cuanto antes, mitirse que la espiral de la Pero todo indica que nadie en revuelta acabe con la estabilidad española La ultima frontera este terreno le pondrá el cascabel de la zona y amenace definitivaal gato. La mayoría de estos paímente nuestra propia estabilidad. ses son incapaces ya de alimentar Pero este modelo se agotó De modo que, tal vez, en el futuadecuadamente a su población: hace años aunque sea ahora cuanro haya que firmar el cheque cubrir las necesidades de educado muchos sobre todo en el tapándose la nariz. • ción, seguridad social, formación exterior lo advierten. Las ecoprofesional, vivienda, etc., es nomías de estos países son, en su Alberto Mígucz es periodista. Pertenece al simplemente un sueño inalcanzamayoría, inviables o bien porque Consejo Editorial de NUEVA REVISTA