Nueva Revista 021 > Corrientes y sensibilidades en el PSOE

Corrientes y sensibilidades en el PSOE

Ramón Cotarelo

De cómo el PSOE tiene problemas en su seno, como todas las organizaciones complejas. Pero no son problemas doctrinales, sino más bien virulentos, esto es personales.

File: Corrientes y sensibilidades en el PSOE.pdf

Referencia

Ramón Cotarelo, “Corrientes y sensibilidades en el PSOE,” accessed August 25, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2289.

Dublin Core

Title

Corrientes y sensibilidades en el PSOE

Subject

Panorama

Description

De cómo el PSOE tiene problemas en su seno, como todas las organizaciones complejas. Pero no son problemas doctrinales, sino más bien virulentos, esto es personales.

Creator

Ramón Cotarelo

Source

Nueva Revista 021 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

B XXXII Congreso Federal del PSOE en una de las sesiones de trabajo Realidad y ficción Corrientes y sensibilidades El PSOE tiene problemas en su seno, como todas las en el PSOE organizaciones complejas. Pero no son problemas Por Ramón Cotarelo doctrinales, sino más virulentos, esto es, personales. Cosa razonable por cuanto ha perdido su ideología, pero sigue ENUDA zarabanda se listas demócratas radicales y reprimera. Izquierda Socialista ha armado en el país novadoras. en un reciente artí(1S), es un grupo de animosos administrando porciones con las supuestas coculo de Manuel Escudero. A la militantes con algo de antifoneimportantes de la vida rrientes dentro del PSOE. Y eso vista de los nombres, queda claros, contentos de cambiar una nacional que no son taies. sino «sensibiliro, primero, que las «sensibilifrecuente presencia en los medades». como ios socialistas gusdades» son todas encomiables: dios por su perfecta irrelevancia tan decir, mostrando así la vieja segundo, que pueden fusionarse orgánica y doctrinal. La oficiosa afición por el eufemismo y el en una sola «sensibilidad». es la de la socialdemocracia concircunloquio que siempre ha caservadora. Liberalsocialista o En realidad, en el Partido Soracterizado a los políticos laticomo quiera llamársela, esto es, cialista, en solitario poder desde nos. «Sensibilidades» clasificala de las gentes del dinero, que hace más de nueve años en Esdas a su vez con exquisitez taxono necesita afirmarse oficialpaña, únicamente existe una conómica en reformistas, racionamente por dos razones: primera. rriente oficial y otra oficiosa. La no cuenta con grandes simpatías impartir las directrices, etc.. de los «barones» territoriales. entre las bases de un partido suele haber una mayor inquiePor supuesto, los secretarios geque sigue cultivando la retórica tud por los destinos de cada nerales de sus respectivas fededel mundo del trabajo: segunda, cual. En estos corridos se enarraciones yfa presidentes de sus sí cuenta, en cambio, con el cebolar! oriflamas ideológicas, comunidades autónomas tienen rrado apoyo del secretario genepero son luchas descarnadas por un poder de tipo caciquil y son ral, que es lo que importa. El el control personal de los aparacapaces de intuir su solidaridad resto, silencio. tos de poder. Véase, por ejemfundamental. Pero ¿han hecho plo, el caso del llamado CEPES, propuestas teóricas acerca de la Antes de seguir, una digrereminiscente del CERES franarticulación territorial del Estasión sobre la figura del secretacés. Lo característico del espade los tales «barones»? Fuera, rio general. Por sus obras y diñol es eso, que se trata de un claro está, de los habituales galichos parece haber oscilado entre eco. Un par de docenas de milimatías autonómicofederales de dos modelos, el de Olot Palme tantes socialistas apartados de los socialistas catalanes, en cony el de Willy Brandl. Dada la silos cargos del poder y de su increto Obiols. tuación internacional de Espafluencia real en la estructura del ña, hubo de conformarse con el partido, tratan de recuperar amde Brandl. Pero esto quiere debos, poder e influencia. Valiéncir que tratará primero de disidose de un centro de estudios, Mayoría mular la diversidad de opiniones sin que a prácticamente ninguno dentro del partido y, luego, de de ellos le sea conocida obra de situarse por encima de ellas y En tanto el PSOE gane por reflexión teórica de importancia que. aunque sea evidente partimayoría absoluta, aunque rasen el terreno por el que dicen dario de la conservadora, jamás pada es improbable que las preocuparse, es decir, la renovase pronunciará en público en su «sensibilidades» pasen a corriención del socialismo. No pecarefavor, a los efectos, sobre todo, tes. Aunque no quepa excluir la mos. pues, de mal pensados al de serle más útil. idea, sobre todo, si el socialismo juzgar que estos exatios cargos Segunda digresión. Es frese mantiene otros diez años, sólo tratan de ganar posiciones cuente en el socialismo europeo pues, en tal caso, los personalpara negociar posteriormente que el ministro de Hacienda, mente agraviados serán muchos cuando se produzcan los otros obligado a ser realista y a rebamás y se pondrían de acuerdo. enfrentármenos personales, que jar los sueños de sus colegas, se Lo probable, sin embargo, es juzgan inevitables. Por eso se oponga a los elementos izquierque el PSOE gane por mayoría abrazan a veces con los dirigendistas del partido. Fué el caso de simple. En cuyo caso se harán tes de IS o intervienen en los Denis Healey en Gran Bretaña necesarias las alianzas y en agrios enfrentamientos personay de Karl Schiiler en Alemania. alianzas, las «sensibilidades» sí les en la Federación Socialista Algo inevitable cuando por sose configurarán con mayor conMadrileña (FSM). En tanto el PSOE gane por cialismo se entiende un arreglo sistencia orgánica, que no doccosmético del capitalismo. Y. si mayoría absoluta, aunque trinal. Quizá cupiera clasificarIdea de cuan vagoroso es todo el enfren(amiento se exapera, las luego de «gubernamentales» ello nos la da el que estas tres raspada, es improbable que los conservadores pueden for«populistas» (Guerra y los su«sensibilidades» más la que rolas«sensibilidades>> pasen a mar su(s) propio(s) partido(s). yos), «izquierdizantes» (la IS), dea al exvicepresidente Guerra comentes. Aunque no quepa Es también el caso de Roy Jen«resabiadas» (el CEPES) y «cagustan cubrirse con ta toga triexcluir la idea, sobre todo si kins o Shirley Williams y puede ciques» (la de las autonomías). bunicia de «izquierda», con lo ser aquí el de Solchaga, Boyer el socialismo se mantiene que no contribuyen a la clarifiNo obstante, no se olvide, el y sus conmilitones. cación de un hoy tan confuso otros diez años, pues en tal PSOE tiene muy presentes dos término. De eso se trata, de las amargas experiencias ajenas que caso los personalmente rebatiñas por el poder central, le han enseñado lo que era preagraviados serán muchos autonómico, provincia!, municiciso evitar a toda costa: en mamás y se pondrían de pal o en la agrupación. Luchas teria de organización interna. acuerdo Problemas personales personales. Si a los jefes de la La fragmentación de la UCD en FSM les molesta la expansión de el Gobierno por sus luchas inteslos seguidores de Guerra en sus tinas: en política económica, el El PSOE tiene problemas en dominios y, aprovechando la dedesastre socialista francés de su seno, como todas las organibilidad política de éste, le derro1981 a 1983. Si por la segunda zaciones complejas. Pero no son tan y se libran de su gente, ¿qué justifica un planteamiento ecoproblemas doctrinales sino más tiene esto que ver con la izquiernómico neoliberal, por la primevirulentos, esto es, personales. da, la derecha o el centro? ra mantiene un modelo leninista Cosa razonable por cuanto ha ¿Cuáles son las diferencias docde partido. • perdido su ideología. pero sigue trinales entre Guerra y Leguiadministrado porciones imporna? tantes de la vida nacional. Ritman (oía re lo es caled rál ico Je CienY en la competencia por ocuOtro ejemplo. A veces se oye cia Política y de la Administración de la par los cargos, dar las órdenes. que esté surgiendo una corriente Universidad Complutense de Madrid