Nueva Revista 020 > Paul Ricoeur, a la sombra de Mounier

Paul Ricoeur, a la sombra de Mounier

Juan Carlos Vidal

Nos hace refrencia a Paul Ricoeur, uno de los filósofos contemporáneos más notables, que reflexiona acerla de la ética para la modernidad.

File: Paul Ricoeur, a la sombra de mounier.pdf

Referencia

Juan Carlos Vidal, “Paul Ricoeur, a la sombra de Mounier,” accessed December 16, 2018, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2263.

Dublin Core

Title

Paul Ricoeur, a la sombra de Mounier

Subject

Panorama

Description

Nos hace refrencia a Paul Ricoeur, uno de los filósofos contemporáneos más notables, que reflexiona acerla de la ética para la modernidad.

Creator

Juan Carlos Vidal

Source

Nueva Revista 020 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

niente a la solidez de los valores de referencia, y con ella abordamos este periodo. Estoy muy Una ética para la modernidad impactado por la enorme semejanza entre los problemas de hoy y los de la inmediata anteguerra. PAUL RICOEUR, A LA P, Mounier, aun en los peores momentos, mostró siempre una gran apertura hacia la Europa del Este. En sus obras comSOMBRA DE MOUNIER pletas hay ensayos dedicados a Checolovaquia una vez consumaPor Juan Carlos Vidal dos los sucesos del año 48 R. Es verdad. Por otra parte, la influencia de Esprií ha sido muy grande en Polonia y contó con nombres como el de Mazowiecki, que había sido amigo suyo. Ya en Esprit, en anos diversos, se tuvo noticia de Geremek, Kuron, Michnik y de todos los grandes intelectuales polacos. Había, pues, una gran proximidad entre ellos y nososdel lugar que el personalismo AUL Ricoeur es uno de tros. Pero yo creo que es neceocupa en vuestro sistema ético, los filósofos contemporásario resaltar el hecho de que sobre todo en relación a la consineos más notables. Profeellos compartían con Esprií la deración del sujeto. Asimismo, sor en la Sorbona y en la Unide la importancia de Mounier en idea de que no había que sepaversidad de Chicago, ha sido su formación. rar la idea de la reforma interior miembro del Consejo de la Revista Esprii y dirige la Revue de de la persona de la reforma de R, Vo era estudiante cuanMetaphysique et Mórale. la sociedad. El equilibrio entre do tuve la enorme suerte de colo personalista y lo comunitario nocer a Mounier. Ocurrió cuanEn su larga trayectoria (nace es. a mi juicio, muy importante. do él acababa de publicar el prien Valence en 1913) se ha ocuY lo es, sobre todo, ante el pelimer número de la revista Esprit, pado de la fenomenología, de la gro de, por un lado, el repliegue que ¡levaba por título «Rehacer filosofía de la existencia y de la sobre la vida privada, el indiviel Renacimiento». Comenzó enfilosofía de la nanación, en tonces una profunda amistad dualismo y el consumismo que obras como «Lo voluntario y lo que continuó hasta el día de su retira a la democracia los soporEl sentimiento comunitario involuntario», «Finilud y culpamuerte, siendo él tan joven, en tes del compromiso del ciudadabilidad», «La metáfora viva» o es el sentimiento de la unión 1950. Cuando estuve más cerca no, y, por otro, frente al sutil tolos tres volúmenes de «Tiempo con los otros y de la deuda de él fue durante los tres años talitarismo del reino de los exy relato». En su último libro. que tenemos contraída con inmediatos a la posguerra. Ten«Soi méme comme un autre» pertos. El sentimiento comunilos pobres, tal es el sentido go ahora la ocasión de decir que (199(1). en su búsqueda de la tario es el sentimiento de la los problemas planteados entre de la vida asociativa constitucción de una identidad unión con los otros y de la deu19321936, problemas que tepersonal que él ha llamado da que tenemos contraída con nían un sentimiento muy vivo de «identidad narrativa», Ricoeur los pobres, tal es el sentido de crisis de la cultura y de la civiliha profundizado aún más en su la vida asociativa. Lo que yo he zación, recuerdan enormemente radicalidad personalista. amado tanto en Mounier ha sido a los que ahora resurgen. Debiel sentimiento de que la cultura Paul Ricoeur participó en el do a ello, debido a esa semejande la interioridad personal, espiseminario «Ética y Moderniza, yo pude abordarlos con cierritual, no era contradictoria con dad», dirigido por Manuel Mata confianza. Si queréis, en 1932 un compromiso social muy vivo. ceiras. el problema era el avance de los P. Usted fue discípulo de P, ¿Usted cree que su sistetotalitarismos y existía una duda Mounier, vivió en la casa que él ma ético explicitado en «Soi enorme sobre la capacidad de la había puesto para sus alumnos y méme commme un autre» tiene democracia para hacer frente a fue compañero de JeanMaric raíces personalistas? este peligro, Y hoy, cuando heDomenach y otros intelectuales R. Completamente. Yo he mos finalizado este ciclo de la católicos franceses. Podíamos codefinido la estructura ética de la Gran Guerra y entramos en el menzar hablando de la influenpersona en tres términos: el deciclo de la renovación de Eurocia que hoy ejerce Mounier en seo de una vida plena con y para pa, surge la misma duda concerlos dominios del pensamiento o los otros dentro de instituciones Paul fíicoatj Foto de F, Quíntela. NUEVA HISTORIA DE EUROPA A unión de Europa, utopía o realidad, prosigue su Lmarcha, no sin obstáculos ni viejas desconfianzas. El proyecto de escribir una historia común, imparcial y objetiva con todas las naciones parece llegar a término. Su aparición está prevista —como tantas cosas— para 1992. El trabajo ha sido elaborado por un equipo de historiadores pertenecientes a cada uno de los 12 países de la actual CE. Según cuentan, saltaron chispas entre unos y otros. En virtud del obligado «consenso, personajes míticos, odiados por unos y ensalzados por otros, van a quedar fuera de sus pedestales, como el gran Napoleón, el no menos grande general De Gaulle o ta doncella de Orlearis, Juana de Arco. Otros, como Carlomagno, el de la barba florida, conservarán su trono. • justas. Y usted encuentra estos arranque distintos. Mounier tres elementos: la anterioridad, partía, y creo que hoy seguiría ELECCIONES la solicitud de un «otro» muy partiendo, de problemas mucho FRANCESAS preciso y el sentido de la justimás concretos. Por ejemplo, le cia. Yo doy una gran importanpreocuparía profundamente cóEGÚN datos obtenidos por cia a esa relación entre los tres mo ligar una economía de merla empresa BVA y publicaSpilares básicos. cado a un sistema de protección dos recientemente por Paríssocial muy avanzado como el P. Pero esa ética del diálogo Match» et pasado 7 de noviemcristianismo, que ha devenido del sujeto con el otro guarda albre, se avecina un cambio del minoritario en Europa, y realiza guna relación con la «acción coEl problema estriba en crear, electorado francés hacia posisu función en la sociedad civil municativa» de Habermas. desarrollar y mantener una ciones efe centroderecha. Los aportando proposiciones aceptaR. Sí, hay alguna proximiresultados de la encuesta conética común a todos los bles para los otros, dad en el sentiddo de que la infirman que tanto Giscard dEshombres que repose P. En ta modernidad, en teracción comunicativa se sitúa taing como Chirac vencerían a principalmente en la nuestra época, ¿puede triunfar en un primer plano. Pero la disus oponentes en la segunda una ética de profundas raíces ferencia con Habermas radica vuelta de las próximas eleccioprioridad de las personas nes, tanto si el rival fuera el Sr. cristianas? en que él parte del ideal, muy sobre las cosas Rocard como el Sr. Delors. abstracto, de una sociedad de ¡a R. El problema estriba en Mientras Rocard obtendría el comunicación ilimitada. Y su crear, desarrollar y mantener 47% de los votos, Giscard o gran rémora, si así pudiera deuna ética común a todos los Chirac lograría el 53%. En el cirse, va a consistir en cómo deshombres que repose principalcaso de presentarse, el Sr. Decender desde la altura de estos mente en la prioridad de las perlors alcanzaría eí 48%, frente at principios a los problemas consonas sobre las cosas. A esta éti52% de sus rivales. Otro dato cretos de comunidades histórica, nosotros, los cristianos, porevelador indica que en ia pricas que no son sociedades unidemos aportar motivos o razomera vuelta Chirac obtendría versales de comunicación. Yo nes que los nocristianos no pociara ventaja sobre Giscard, al no afirmo esto como una objeseen. • conseguir un porcentaje del ción absoluta hacia Habermas, 23%, frente al 19% del que ya sino, simplemente, para señalar fuera antes presidente de ta posturas diferentes, puntos de | República. • Juan Carlos Vidal es periodista.