Nueva Revista 017 > El desastre ecológico del Mar de Aral

El desastre ecológico del Mar de Aral

Kenneth D. Frederick

Acerca del trágico episodio del Mar de Aral, donde economía y ecología, hasta hace poco encontradas, hoy separadas y mutuamente recelosas, tendrán que andar juntasal camino en el futuro y llegar a un entendimiento amistoso.

File: El desastre ecológico del mar de aral.pdf

Referencia

Kenneth D. Frederick, “El desastre ecológico del Mar de Aral,” accessed August 9, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2248.

Dublin Core

Title

El desastre ecológico del Mar de Aral

Subject

Naturaleza y Medio Ambiente

Description

Acerca del trágico episodio del Mar de Aral, donde economía y ecología, hasta hace poco encontradas, hoy separadas y mutuamente recelosas, tendrán que andar juntasal camino en el futuro y llegar a un entendimiento amistoso.

Creator

Kenneth D. Frederick

Source

Nueva Revista 017 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

sin que esas grandes cifras afectasen sensiblemente al En NUEVA REVISTA no somos partidarios de poner el acento Aral, cuyo nivel no fluctuó en sobre los aspectos catastróficos, ni siquiera cuando el tema, como es el caso el intervalo más allá de un del medio ambiente, no se preste mal a ello, Si hoy traemos a nuestras páginas metro. Sin embargo, este equilibrio se rompió a lo largo el trágico episodio del Mar de Aral (que, salvadas sus gigantescas de estas tres últimas décadas proporciones, no carece de paralelos en España}, a causa de un proyecto aprees con intención aleccionadora: economía, ecología, hasta hace poco surado para aumentar la producción de algodón en la zona encontradas, hoy separadas y mutuamente recelosas, tendrán que andar alrededor del lago. juntas el camino en el futuro y llegar a un entendimiento amistoso. Un canal que acaba con un mar EL DESASTRE ECOLOGICO La construcción del Canal Kaiakum, que hoy se extiende hasta 1.300 kilómetros al oeste del Amu Darya, supuso una disminución de aportes al DEL MAR DE ARAL lago que en 1987 sumaba 225 km3, equivalentes al 60% del agua que almacena; en 1986, Por Kenneth D. Frederick año relativamente seco, el Aral no recibió apenas agua procedente de los rios. Desde 1960 a 1989, el nivel descendió 14 metros y la superficie se redujo a 37.000 km*, es decir, en un 45%; la salinidad del agua aumentó de 10 a 28 URANTE los últimos gramos por litro —cercana ya diez mil años los ríos a la de los océanos—, y en Amu Darya 7 sYr 1990 el Mar de Aral quedó diDarya han desembocado en vidido en dos. el Mar de Aral; nacidos en las altas cadenas montañosas del Las bajas aportaciones de sudeste, discurren por las zoagua y el aumento de la salininas desérticas del Asia Soviédad están ocasionando impactica, transportando el enorme tos devastadores no sólo socaudal de 111 kilómetros cúbre el mar sino sobre la gente bicos de agua anuales. Hasta que antes dependia de su rico más o menos 1960, la mitad sistema productivo. Hace 30 de este caudal se incorporaba años había una próspera inal lago; la otra mitad se evadustria pesquera, las poblaporaba, se filtraba naturalciones de Muynak y Aralsk mente o se tomaba artificialeran puertos que procesaban mente para riesgo u otros 48.000 toneladas de pescado; usos. Las aportaciones equilihoy, hace ya siete años que braban las altas tasas de evano hay pesca comerciai, Muyporación y el tamaño del Mar nak y Aralsk quedan a mude Aral permanecía relativachos kilómetros de la orilla, se mente estable alrededor de importa pescado del Mar Caslos 68.000 kilómetros cuadrapio, y 20 de las 24 especies dos, cifra que le situaba en el negativas de peces han desacuarto lugar entre los mayoparecido. res lagos del mundo. Aunque los planificadores A comienzos de siglo la susoviéticos anticipaban que el perficie regada con estas proyecto para aumentar la suaguas superaba los tres milloperficie regada tendría efecnes de hectáreas y en 1960 tos perjudiciales sobre el Mai rondaba los cinco millones, de Aral, no previeron otras [ nuir la superficie y el volumen del Mar de Aral el efecto se atenúa: los veranos son más cálidos, los inviernos más fríos y el período vegetativo más corto. Soluciones Estos problemas fueron el tema de un simposio celebrado en octubre del pasado año en Nukus, república soviética de Karakalpak. La causa de los problemas se concretó en una equivocada planificación centralizada, y las soluciones se propusieron, dentro de ese mismo tipo de planificación, con los «necesarios ajustes estratégicos». Este planteamiento parece muy poco realista, en cuanto no contemple la perentoriedad de cambios más fundamentales en el sistema económico. Los líderes soviéticos han reconocido las quiebras de su sistema y están discutiendo cómo introducir los incentivos por 7. la ocurrencia del cáncer muy grandes, que incluyen consecuencias que han acabadel mercado. Recientemente de esófago es 50 veces mayor ¡as tierras de regadío. Entre do constituyendo uno de los han permitido a los agricultoque la media mundial y la tulas sales transportadas figudesastres ecológicos más res cultivar pequeñas parceberculosis ha alcanzado cotas ran el cloruro y ei sulfato sódigrandes de la historia; enorlas para su propio uso; aunepidémicas. La mortalidad inco, particularmente tóxicas mes tormentas de polvo, caíque esto es un pequeño paso fanti] supera el 50%, doblando para los vegetales. da de la productividad y tasas en la buena dirección, tendrá ampliamente la tasa del 23 Por otra parte, la cosecha de rápidamente crecientes de poco impacto sobTe los propor 1.000 registrada en la algodón ha disminuido sensimortalidad y morbilidad; inblemas básicos de la región, Unión Soviética. blemente durante los últimos cluso el clima regional parece ya que la mayoría de la tierra Finalmente, el clima de la años, a pesar de haberse apliestar haciéndose menos favopertenece a las enormes granregión también ha sido afectacado mayores cantidades de rable. jas estatales, sometidas a obdo. Las grandes masas de fertilizantes y haber aumentajetivos determinados centralagua tienen un conocido efecdo la superficie. En 1987 fue mente. to moderador, pero al dismiel 81% de la media de 1976 a Tormenta» de polvo Se precisan importantes re1980. y menor producción formas institucionales para Pero quizás los mayores sadar a los agricultores de la recrificios asociados a la expanA medida que el agua se región del Mar de Aral más lisión del algodón atañen a la tira, quedan al aire grandes bertad para escoger los cultisalud de la población de la superficies del antiguo fondo vos y ¡as prácticas agrícolas zona. El agua potable, espedel lago; la concentración de L número de caiou de que emplear, así como proporcialmente en los tramos bajos sales en su capa superior y la fiebres tifoideas se ha mulcionar incentivos para el aliode las cuencas de los nos, falta de agua y nutrientes hatiplicado casi por 30 en 15 no de agua y ¡a reducción de está contaminada por los pescen que sea muy difícil el esaños productos químicos. Obviaticidas utilizados en los camtablecimiento de una cubierta mente, una de tales reformas pos de algodón y por la alta vegetal protectora del suelo, podría ser la privatización del concentración de sales. El deque evitase las tormentas de suelo. • terioro de las condiciones sapolvo; éstas, que parecen crenitarias queda patente en las cer en frecuencia y magnitud, estadísticas: en los últimos 15 transportan una cantidad de Kenneth D, Friderick es Sénior Fellow años, la incidencia de las fiesales que se estima en 43 mien la División de Energía y Recursos bres tifoideas se ha multiplillones de toneladas anuales y Naturales de «Resources For lhe Futucado casi por 30, la hepatitis las depositan en extensiones re», Washington.