Nueva Revista 017 > La eficacia de los pactos

La eficacia de los pactos

Guillermo Cid Luna

Nos habla del conjunto de actuaciones que el Gobierno ha elaborado para negociar con los partidos políticos y los agentes sociales, Pacto de Competitividad.

File: La eficacia de los pactos.pdf

Referencia

Guillermo Cid Luna, “La eficacia de los pactos,” accessed February 27, 2024, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2232.

Dublin Core

Title

La eficacia de los pactos

Subject

Panorama

Description

Nos habla del conjunto de actuaciones que el Gobierno ha elaborado para negociar con los partidos políticos y los agentes sociales, Pacto de Competitividad.

Creator

Guillermo Cid Luna

Source

Nueva Revista 017 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

año de vida de los Pactos de la petitividad. El objetivo perseMoncloa —cuya clave consistía guido, aumentar la competitivien fijar los incrementos de saladad de la economía española, rios no en función de la inflación cuenta, lógicamente, con el beLa eficacia pasada, sino de la prevista— fue neplácito de todo el mundo. perdiendo fuerza y eficacia de Otra cosa muy distinta es no modo paulatino según transcusólo el contenido del pacto elarrían los años. Y si bien es verborado por el Gobierno, sino inde los pactos dad que desde 1977 hasta hoy la cluso la eficacia de esa vía para moderación de que hicieron gala aumentar la competitividad de los sindicatos, a través de los la economía española y poder distintos acuerdos, tuvo efectos así incorporarnos sin grandes Por Guillermo Cid Luna positivos en la lucha contra la traumas, en 1993, a una CEE en inflación y contra el déficit extela que los capitales circularán lirior, tampoco se puede negar — bremente, los aranceles intracoporque es un hecho comprobamunitários habrán desaparecido ble— que algunos años la modey será una realidad la libertad de ración fue un hecho de especial establecimiento de todo tipo de intensidad, a pesar de no haber instituciones financieras. existido ningún tipo de pacto o A actual situación de la acuerdo ni con los empresarios economía española, desni con el Gobierno. Pactos de la Moncloa de el punto de vista coyuntura!, podría describirse en A todo esto habría que añalos siguientes términos: se lia Dejando a un lado las servidir, para la década de los ochendesacelerado notablemente la dumbres manifiestas de una ta, un factor nuevo pero de imtasa de crecimiento de la deConstitución elaborada por conportancia decisiva: el excesivo y manda nacional; también lo ha senso —baste pensar en la exisrápido crecimiento tanto de la hecho, aunque en menor protencia de 17 comunidades autópresión fiscal como del gasto púporción, la tasa de crecimiento nomas y en los gigantescos problico. Se puede aceptar perfecdel PIB; los déficit comercia! y blemas de todo tipo que ese ditamente que se ha generalizado corriente han frenado su deteseño ha creado—. merece la la asistencia sanitaria, si bien la rioro y tienden a evolucionar hapena analizar hasta qué punto la masificación y la pérdida de calicia una situación menos deficitapolítica de pactos fue eficaz para dad es un hecho visible y fácilria, y los agregados monetarios la modernización de ía econoEn términos mente comprobable, si se tiene también han ido moderando mía española, tanto a raíz de la en cuenta la tendencia creciente macroeconómicos, los paulatinamente sus elevadas taprimera crisis del petróleo del número de españoles que Pactos de la Moncloa sas de crecimiento. Esta evolu(1973) como de la segunda contratan esa asistencia con insción favorece el proceso de conconsiguieron una reducción (1979). En términos macroecotituciones privadas. Lo mismo vergencia con las economías conómicos, los Pactos de la Monsustancial de los podríamos decir de las pensiomunitarias. Por el contrario, cloa consiguieron una reducción desequilibrios básicos en su nes: nadie puede negar el increcontinuamos sin avanzar práctisustancial de los desequilibrios mento impresionante registrado primer año de vigencia; pero camente nada en la reducción de básicos en su primer año de vipor el número de pensionistas a partir de ese período el la tasa de inflación, a pesar del gencia; pero a partir de ese peen España; pero también hahría reducido crecimiento de los preavance fue penoso y lento ríodo el avance fue penoso y que añadir que cada vez se pone cios alimenticios y del efecto delento basta 1983, De los distinhasta 1983 más en duda la capacidad ecoflacionista de los precios de imtos acuerdos entre los agentes nómica del Estado para atender portación; y. lo que puede ser sociales en los ochenta, con o en el futuro el cumplimiento gravísimo, ha desaparecido el sin el Gobierno, se podría decir puntual de esas prestaciones. Si ahorro publico de los últimos lo mismo. Se consiguieron resulbuscamos la contrapartida del años —diferencia entre ingresos tados positivos, pero por una vía fuerte crecimiento de la presión y gastos corrientes—, al tiempo costosamente lenta. fiscal en otros servicios públicos: que repunta claramente al alza Visto con cierta perspectiva, ferrocarriles, carreteras, calidad tanto el déficit de la Administracreo que se debe señalar que fue de la enseñanza en todos sus nición central como, sobre todo, la política monetaria restrictiva veles, etc., parece clara la insael de las Autonomías y Ayuntay una política de cierta contentisfacción generalizada de los mientos. ción del gasto público las que juciudadanos. garon un papel decisivo ert la reEn este contexto, y una vez Ahora bien, no se puede necuperación de los desequilibrios más, el Gobierno ha elaborado gar que en la década de los básicos y en el saneamiento de un conjunto de actuaciones que ochenta la economía española la economía española entre 1977 desea negociar con los partidos ha conocido unas tasas de creciy 198IJ, El efecto positivo de la políticos y los agentes sociales: miento y de creación de empleo moderación salarial en el primer el denominado Pacto de Comque modernizaron nuestro apado o pactado funcionaba — Los hechos han demostrado como sucedió en el caso de las que, con el paso del tiempo, la autonomías— como una espefalta de decisión inicial firme se cial fórmula de «café para totradujo a la vuelta de los años dos». De alguna manera era en más desempleo del que hacomo volver a las «acciones conbría sido necesario y en unas necertadas»: los agentes sociales cesidades financieras, tanto pú«transferían» la responsabilidad blicas como privadas, también a la Administración. muy superiores. Esto se puede afirmar, prácticamente, de cualquier sector que haya llevado a efecto su reconversión por ese Productividad sendero del pacto o de la falta de decisión inicialmente: siderúrgico, naval, textil, electrodoLo que se pretende ahora: aumésticos, bancario, etc. Hoy día mentar la competitividad de la nuestra siderurgia integral esta economía española, no puede desligarse de la evolución de la lejos de haber sido saneada y de productividad, y ésta evoluciona ser competitiva. Peor le ha ido de modo muy distinto de unos al sector de aceros especiales: de sectores a otros, y, dentro de sus muchos miles de trabajadocada sector, de unas empresas a res —excepto alguna empresa otras. Por tanto, es tan irracioque no entró en ese proceso— nal que el ministro Solchaga gaquedan poco más de 3.000 metirantice el mantenimiento del podos en Acenor —que se ha fuder adquisitivo de los salarios sionado contra toda lógica con como que pretendiese garantizar Foarsa— y ahora sus directivos que ninguna empresa tendría estiman necesaria una regulapérdidas. ción de empleo que afecte a más de la mitad de los trabajadores Ei problema de la productividad y, consecuentemente, de la y una nueva inversión de unos evolución de todo tipo de rentas 60.000 millones de pesetas para de la empresa, es una cuestión conseguir los objetivos perseguientre el empresario y los trabados. A tanta tardanza le está pojadores. El papel del Gobierno niendo límite temporal la CEE. debe limitarse a dar a conocer la política macroeconómica que rato productivo y casi compenva a seguir y a crear un marco saron la destrucción de trabajo lln precario legal —en materia fiscal, presuque tuvo lugar en los años anteconsenso puestaria, financiera, laboral, riores. Los hechos positivos de etc.— que, como mínimo, no este proceso están a la vista. obstaculice los acuerdos y las Se podrá decir que a partir de Pero quedarse en esto sería cedecisiones que adopten el em1982 desapareció el consenso rrar los ojos a la realidad, ya presario y los trabajadores de parlamentario y, por tanto, seque es necesario hacerse una cada empresa concreta. De lo ría injusto cargar todas las culpregunta muy elemental: la relacontrario, los agentes sociales pas sobre los pactos o el consención entre coste —humano y La devoción por las políticas tenderán a no asumir toda la so. Y esto es verdad por lo que económico— y resultados obtede pactos, acuerdos y responsabilidad que les corresse refiere al Parlamento, en nidos. La devoción por las políconsensos supuso, en todos ponde —escudándose en lo pacdonde funcionó el «rodillo» soticas de pactos, acuerdos y contado por el Gobierno, partidos los casos, y casi por cialista: pero no lo es en cuanto sensos supuso, en todos los capolíticos, dirigentes empresariaa los pactos económicos y sociasos, y casi pOT definición, no endefinición, no enfrentarse les y sindicales. En resumen, el les que tuvieron lugar entre sinfrentarse nunca decididamente nunca decididamente al pacto y el consenso seguirán dicatos, empresarios y Gobieral fondo del problema. Esto se fondo del problema constituyendo, de hecho, un no. Al Gobierno socialista le faltradujo en la plasmación del degravísimo obstáculo para el tan tó valentía para solucionar raseo inicial de buscar la menor necesario desarrollo de la sociecionalmente el proceso de rereducción posible del número de dad civil en España. • conversión tanto en el sector inempleos, de salvar sectores, emdustrial como en otros sectores, presas o líneas de producción, presionado por razones de prescon la esperanza de que el ajusGuHimno Cid Lana es licenciado en Detigio o por su ideología socialiste efectuado fuese suficiente recho, Filosofia y Periodismo. Actualta. o bien por los sindicatos. El para iniciar y sostener el proceso mente es director de Información del Instituto de Esludios Económicos. resultado fue que lo consensuade saneamiento.