Nueva Revista 016 > Ayer y hoy de Benavente

Ayer y hoy de Benavente

Luis Núñez Ladevéze

Acerca de la obra de teatro de Benavente en los escenarios madrileños llamada "La noche del sábado".

File: Ayer y hoy de Benavente.pdf

Referencia

Luis Núñez Ladevéze, “Ayer y hoy de Benavente,” accessed May 17, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2216.

Dublin Core

Title

Ayer y hoy de Benavente

Subject

Artes y Letras

Description

Acerca de la obra de teatro de Benavente en los escenarios madrileños llamada "La noche del sábado".

Creator

Luis Núñez Ladevéze

Source

Nueva Revista 016 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Con la muerte del padre de María, Gonzalito regresa de Londres, y tanto él como el matriAYER Y HOY monio y eí niño, y la misma Virginia, separada ya de su marido, se van a vivir con la madre de María a la easa familiar de La DE BENAVENTE Moraleja, Este nuevo espacio, de cuya trascendencia literaria Por Luis Núñez Ladevéze dio cuenta magistralmente Gaston Bachelard y que tanta importancia cobra en la narrativa de Pombo —recuérdese El héroe de las mansardas de Mansard—, es el escenario de un con la reposición, nada menos Y, sin embargo, ahí está la proAutor: Jacinto Benavente. nuevo juego de relaciones: las que en el Teatro Español, de La puesta, con Arniches, Luca de que furtivamente inician VirgiObra: «La noche del sábado». noche del sábado, es indicio más Tena, Manuel Linares y Calvo nia y Martín, como una profanaque suficiente de por dónde van Soteio, combinados con Buero Sala: Teatro Español. ción del recinto; la de Gonzalilos tiros y qué tipo de apuestas Vallejo. Lauro Olmo, Alfonso to, sumido en una crisis sin enDirección: María Recatero. prevalecen por parte de quienes Sastre y Carlos Muñiz. Dos tentorno, buscando el acercamiento tratan de asegurarse un triunfo dencias teatrales que no hace Reparto: Gemma Cuervo, Franvergonzante a Pelé. En medio ante el público incluso en un espocos años aparecían enfrentacisco Valladares, Vicente Parra, de todo ello, esa especie de sancenario municipal. das y cuyos códigos estéticos poJuan Carlos Naya. ta laica que es María aparece sudrían resultar entonces incomNo hay nada que objetar a Precio: 1.800 pesetas. mida en una devoción redentora patibles aparecen ahora conjuGustavo Pérez Puig. Pero su de tos demás, y por ello opta, gadas amigablemente como propia excusado non petita sirve pese a la estulticia y la arroganmuestra antológica del teatro esde botón de muestra de los camcia de su marido el escritor o al pañol representativo del siglo bios producidos. Su proyecto trágico final de su hijo —víctima XX. Curiosamente, no figuran consiste en representar una «ande un fortuito accidente del que en la muestra los ensayos de tología de autores españoles del Martín culpa a María—, por vanguardismo y experimentalissiglo XX», en la que como punpermanecer en el recinto inquemo cuyo símbolo más controto de partida figura esta «noche L que en un mismo ano se brantable de la casa, allí donde vertido y sintomático sería, podel sábado» benaventina. De los estrenen dos obras de Besupone que los demás la necesisiblemente, Fernando Arrabal. navente en los escenarios otros autores seleccionados, únitan. Novela escrita con pasión y madrileños es signo de que los camente Valielnclán y García desgarro, el título que primeragustos corren en muy distinta diLorca serían admitidos sin repamente concibiera el autor, Vida rección de lo que se suponía ros por una crítica que responde Santa María Indiana, nos pahace algún tiempo y síntoma de Valores literarios diese a los patrones predomirece más acertado que el definila crisis que padece la creativinantes hace, digamos, sólo un tivo, quizá más comercial pero dad dramática en general y el decenio. Otros autores, entre Pero volviendo a Benavente, innecesariamente allegado a teatro español en particular. No los que se hallan Foxá, Marquique es lo que ahora se trata, capéndulos foucáultianos y demás es necesario adoptar como punna y Pemán, hubieran suscitado ben pocas dudas acerca de lo devaneos. • to de vista la idea de que exista más que la sonrisa, el desdén. que en su momento supuso su una relación interna entre las irrupción en los escenarios. Bevariaciones ideológicas y las acnavente cortó de raíz el patetisJIHUI A. Olmedo es doctor en Filología titudes culturales, basta simpleHispánica y escritor mo retórico del teatro predecemente con considerar los datos sor, expresado en la obra de que se ofrecen al observador. El Echegaray, y concluyó definitiNOTAS teatro ideológico quemó sus úlvamente con los restos de la tratimos cartuchos hace ya tiempo; Barcelona, Ed. Tusquets, 1989 dición romántica. Su teatro sualos experimentalismos moder2 Barcelona, Ed. Marte, 1967. ve, cortés, medido, reposado, Barcelona, Ed. Anagrama, 1985. nistas se agotaron en sí mismos; técnicamente muy superior al 1 Barcelona, Ed. Planeta. 1990, la renovación escénica, si es que precedente, simboliza la regene Barcelona, Ed Anagrama, 1990. la hay, insiste más en los aspecración del drama interior, el * Madrid, Ed. Alfaguara. Premio Natos decorativos y espectaculares triunfo de la artesanía, el ascenvarra de Novela en 1989. que en el contenido narrativo. 7 Barcelona, Eds. Destino. 1990. so del descriptivismo narrativo y Eso pasa en Madrid, en Barce Barcelona, Ed. Plaza y Janes Edis,, la supremacía de los valores lite1990. lona, en París y en Broadway, rarios del diálogo entre los retó Barcelona, Ed. Anagrama, 1985. Y el que la temporada madrilericos y los decorativos. ™ Barcelona, Ed Anagrama, 1985. ña arranque prácticamente con Barcelona. Ed. Anagrama, 1990. Es el triunfo de un modernisel éxito comercial de Rosas de Barcelona, Ed Anagrama, 1990 mo suavizado, que basa su cootoño y prácticamente se cierre Barcelona. Ed Anagrama, 1983. municación con el público en la pedos que responden a la intencionalidad literaria, expresiva y efectista del original. Se trata de una obra principalmente descriptiva y colorista, donde pesa más el planteamiento discursivo de la acción que el desenlace mismo. Benavente juega con el tiempo para desarrollar parsimoniosamente los aspectos de un conflicto que se va retrasando, El presente histórico ocupa más tiempo del relato que el presente real, rasgo que suele presentarse con frecuencia en el teatro benaventino. La noche del sábado tiene algo de retablo preciosista, con su ambiente recargado de connotaciones históricas. sus protagonistas aristocráticos, el lujo colorista del atuendo y la promiscuidad de personajes, Mara Recatero no rehúye, además, esos aspectos de la obra, insiste en ellos, así como en el lento desfile de las secuencias, y potencia ios signos efectistas, como ese circo que se representa sobre el escenario, pende en gran parte de la escesutileza de la frase, la sátira calBenavente y Lorca con admirable naturalidad. nificación. El autor es capaz de culada y razonable, el dominio Todo funciona bien en la acción movilizar sobre el tablado un de la carpintería escénica, la say en la disertación, a pesar de la considerable número de persobia conjugación del efectismo lidificultad de movilizar sobre la najes, lo que en sí mismo constiterario con la descripción de amescena tan considerable reparto. tuye un importante riesgo. Bebientes, del argumento narratiGemma Cuervo demuestra su navente afronta con soltura en vo con la exploración de la intimaestría. Su presencia en el tamuchas de sus piezas ese desamidad, de la acción dramática blado, en su pape! de Imperia, fío, de cuya solución depende con la conflictividad moral, Muy resuelve por sí sola la escena. en ciertos casos la diferencia distante de los efectismos roTodos los demás personajes funentre un autor que demuestra mánticos y postrománticos, el cionan al unísono como un fordominar las dificultades de la acteatro de Benavente, capaz por midable mecanismo de relojería ción dramática, y un comediósu fecundidad de igualarse al rita cámara lenta, desde Vicente grafo de turno. Pero La noche mo creativo de la tradición del Parra, como «príncipe Miguel», del sábado procede de la primeteatro clásico español, se inscria Juan Carlos Naya, como ra época del escritor, cuando su be en la renovación, iniciada por «príncipe Florencio». No hay nombre comienza a brillar con Ibsen, del naturalismo mediante ningún reparo que oponer a la voz propia, a suscitar la atención el desarrollo del drama de ideas, dirección, a la escenografía, al y a despertar esa admiración de una modalidad del modernismo montaje y a la declamación. una burguesía ilustrada que a la que Chejov supo impregnar nunca le faltó. Tal vez resulte de poesía y de penetrante mepor ello una obra más artificiosa lancolía. Y, sin embargo, La noche del y más antigua que otras del drasábado queda lejana y resulta La noche del sábado no resmaturgo. Más antigua para los fría, poco convincente, para el ponde con exactitud a esos asgustos del espectador actual que espectador de hoy. No es teatro pectos más distintivos de la obra Rosas de otoño, pero también clásico pero tampoco es el teatro de Benavente, De todos modos, menos clásica, por más premavigente, ni aun teniendo en hay que matizar que fue un estura, que Los intereses creados. cuenta que hoy lo vigente es critor profuso, autor de más de más lo conservador que lo expecentenar y medio de piezas, de rimental, la crítica moral que la las cuales la escenificada en el denuncia por principio. • Español puede figurar entre las Presente histórico más meritorias. Es oportuno marcar el énfasis en la palabra Luis Núnez Ladevíw es catedrático de la Universidad Complutense de Madrid «escenificada» porque, sin duda, La dirección de Mara RecateI y periodista. ésta es una obra cuyo valor dero ha insistido en todos los as