Nueva Revista 016 > Primera memoria de "Yi-Yi"

Primera memoria de "Yi-Yi"

Alberto Míguez

Sobre el primer tomo de memorias titulado "Pasiones" escrito por Jean-Jacques Servan-Schreiber, o si se prefiere "Yi-Yi".

File: Primera memoria de YI-Yi.pdf

Referencia

Alberto Míguez, “Primera memoria de "Yi-Yi",” accessed October 22, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2205.

Dublin Core

Title

Primera memoria de "Yi-Yi"

Subject

Libros

Description

Sobre el primer tomo de memorias titulado "Pasiones" escrito por Jean-Jacques Servan-Schreiber, o si se prefiere "Yi-Yi".

Creator

Alberto Míguez

Source

Nueva Revista 016 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

dos de la mano, mientras oleadas de música llegaban hasta nosotros», en palabras del anfitrión. Al salir del encierro, e impregnado aún de su atmósfera de exaltante emoción poética, Beckford se puso a escribir Vathek en varios meses de inspirado y frenético trabajo. (La elección de la lengua francesa en la redacción de la obra pudo deberse a que su autor pensara que cualquier fantasía oriental tenía que escribirse en la lengua de Galland, el famosísimo traductor de Las mil y una noches, pero también su rendida admiración Entrevista de ServanSchreiber con Alberto Miguez en el curso de su visita a Madrid, en 1968 por Voftaire). Una vez concluida la novela, Beckford entregó una copia al PRIMERA MEMORIA DE «YIYI» clérigo Henley, para que la tradujera al inglés, y se la leyó a sus amigos, que quedaron entuPor Alberto Miguez siasmados. Tan positiva reacción le inspiró el deseo de añadir a su obra algunos episodios, cuya redacción le llevaría tiemJeanJacques ServanSchreiber, conocido y nieto del secretario po, por loque intentó frenar la «Passions», Ed. Fixot, Paparticular de Bismarck. Servanaparición de la versión de Henris 1991, 403 pp.. 119 ff. Schreiber no tuvo, sin embargo, ley, Éste, sin embargo, la publiproblema alguno para comprocó, desoyendo la contraorden, meterse en la liberación de su por lo que Beckford, furioso, país. Sus Memorias se abren decidió a su vez publicar el oriprecisamente con un encuentro ginal francés en dos ediciones con Hitler, al que entrevio en casi simultáneas (Lausana y PaJJSS, o, si lo prefieren, Munich cuando era un niño durís, 1787), dejando para más tarJeanJacques Serva nSch re irante su primer viaje a la patria de la publicación de los compleber, los americanos lo code su abuelo, De Londres a Esmentos. La iniciativa de Henley nocen por «YiYi», adaptación tados Unidos, donde fue adieshizo, pues, que el Vathek se fonética de las dos jotas que entrado como piloto de caza y de quedara sin epidosios. De cualcabezan sus siglas. «YiYi» acaEstados Unidos, de regreso, a quier forma, parece que los esba de publicar en Francia el priFrancia apenas por unos meses casos privilegiados que los conomer tomo de sus Memorias con para, finalmente, atravesar de cieron los encontraron poco inel título, tan breve como poco nuevo el Atlántico e instalarse teresantes. Hasta 1912 no fueoriginal, de «Pasiones». El lien Brasil. Allí hizo de todo: ron editados por Lewis Melville. bro, lógicamente, ha provocado vendió aviones^ fue piloto de alguna expectación no tanto por pruebas, hotelero en el Matto Uno de los culpables de la su contenido —las revelaciones Grosso y, finalmente, corresrehabilitación del Vathek, felizson raras, el autor guarda cuidaponsal de un periódico brasileño mente huérfano por aquel endosamente su vida íntima y la lien... París. Gracias a esta cotonces de añadidos, fue StéphaJJSS no ahorra al lector en esbra a cuentagotas—como por la rresponsalía entró en el mundo ne Mallarmé. quien publicó en tas Memorias la descripción de personalidad de su autor, un de la prensa, donde, por razones 1876 un admirable prefacio a la todos sus éxitos. El libro es un tanto olvidado últimamente tras familiares, tenía bastantes posinovela, reproducido en muchas largo recorrido triunfal por las su desafortunada irrupción en la bilidades de destacar, Pero nada de sus ediciones y traducciones. empresas y personajes que el política. El esfuerzo de recole fue fácil: sólo a fuerza de auEntre las primeras, tengo sobre autor frecuenta. Y ahí radica, rrer, sin embargo, los años cuadacia logró abrirse camino. El la mesa una prologada por Eusin duda, uno de sus méritos: los renta, cincuenta y sesenta en fundador y director de Le Mongéne Bressy (París, José Cortí, retratos de Jean Monnet, ThoFrancia y en el mundo acompade, el mítico BeuveMéry, le 1984); entre las segundas, la de rez, Adenauer y, sobre todo, ñado por este guía, vale la pena. ofreció la oportunidad única de un jovencísimo Guillermo CarMendes France (a quien dedica escribir en ef prestigioso vespernero (Barcelona, Seix Barral, Siendo casi adolescente. JJSS varios capítulos y una sincera tino. Y allí se consagró como un 1969). huyó de Francia para alistarse admiración) tienen vida propia, excelente cronista, reportero, en las fuerzas del genera! De describen una época, iluminan articulista... Gaulle. Hijo de un periodista una parte de la historia europea. De menor calidad literaria e histórica es, en cambio, la narraPENSAMIENTO Y LITERATURA ción de la experiencia del autor como «Teniente en la guerra de Argelia», título de su primer y Por José Luis González Quiros exitoso iibro, al que seguiría, bastantes años después, El desafío americano, un bestseller de finales de los sesenta cuya relectura hoy desaconsejo ardienteque retratan magníficamente, y Ahora ha acometido una labor Giuscppe Pontiggia, «El jugador mente, pero que en su momento importante ai seleccionar un con un ritmo lleno de interés, la invisible». Ed. Anagrama. nos conmovió a todos bastante. buen número de textos del vida de una de esas viejas ciudamaestro y articularlos en una andes universitarias italianas. Pero Fue precisamente en 1968 tología temática que revela ei en medio de los ataques de celos NA de las novelas que ha cuando «YiYi» vino a Madrid sistematismo, no siempre eviprofesionales y de las increíbles contribuido a poner de paia presentar la edición espadente, de la obra orteguiana. El moda los ambientes unibatallas del escalafón y la cáteñola de su obra y cuando, con esquema escogido para la articuversitarios como espacio dramádra, este drama que es vivir se más torpeza que mala intención, lación de los textos orteguianos tico y narrativo. Pontiggia nos va desplegando con su crueldad, aconsejó a todos los españoles es claro y, se puede decir, conpresenta a un patético erudito su ironía y su ternura, que aumentásemos nuestra renservador, clásico, cosa que se dedicado en cuerpo y alma a ta per cápita porque, automátiexplica bien teniendo en cuenta descubrir al alevoso autor de un camente, la democracia caería Pedro Cerezo Galán, «Ortega y el carácter marcadamente utilianónimo aparecido en una reviscomo una fruta madura. Asistí Casset. Antología», Ed. tario y didáctico de !a colección ta profesional en el que se desa sus andanzas por Madrid y Península. en que aparece la Antología, precia y vitupera al protagonisBarcelona, a sus coloquios (donTampoco hay nada que objetar ta. A partir de la crisis de ansiede asomó las orejas por primera EDRO Cerezo es un desa la selección de los textos ni a dad del profesor vilipendiado, vez la oposición democrática tacado conocedor de la su ordenación cronológica dense van desgranando una serie de que, entonces, se apuntaba ya a obra orteguiana, a la que tro de cada apartado. Naturalentrevistas y acontecimientos un bombardeo) con escandalizaha dedicado estudios de valor. dos franquistas y desarrollistas. a sus circunloquios y sugerencias a unos oyentes con el colmillo retorcido. Aquello fue una diLA MANO DEL POEMA ^—Por Juan Malparí ¡da vertida versión de «Tin Tin en el país de los iberos» que termiestudia a ta poesía en un intento enterramiento de los espejos, la nó a pedradas con los «grises» de desentrañar su significado, su danza de la analogía. Su último Octavio Paz, casa de la preen la explanada de la Facultad sentido. ¿Qué es la inspiración? capítulo, del cual toma título el sencia, poesía e historia», de Derecho, mientras el acongo¿Qué es la prosa? ¿Qué significa libro, es una meditación sobre la Círculo de Lectores. jado decano, don Leonardo Prierevelación cuando hablamos de suerte que corre nuestro tiempo to Castro, se disculpaba casi con poesía? ¿Oué revela el poema? y el posible lugar de la poesía las lágrimas en los ojos por los El libro se cierra con un texto en la historia. La casa de la preUESTOS a recomendar, excesos de los chicos ante el exque es, a la vez, una exaltación sencia es una obra realmente recomendaré poesía. No plorador recién aterrizado... Pde la poesía y una proclama de única y extraña dentro de nuesse vende mucho y nadie Pero... ésa es otra historia que lo que debe ser; en este último tra tradición crítica. Si entrahace negocio con ella, pero intal vez algún día valga la pena sentido es una suerte de manimos, tocaremos con los ojos y tensifica el ocio y ayuda, en el contar. fiesto. «Los signos en rotación» veremos con los dedos; da la sentido más hondo, a vivir. Un El primer tomo de Memorias es uno de los capítulos mayores sensación de lo que lo que allí verdadero acontecimiento editode JJSS concluye con una entrede esa defensa y exaltación de ocurre está ocurriendo siempre. rial es ta publicación, por el Círvista de! autor con Kennedy y !a poesía que tos poetas han ido culo de Lectores, de tas obras Ediciones Prensa de la Ciuun capítulo idflicopastoril donhaciendo a lo largo de los siglos. completas de Octavio Paz. Ha dad ha editado el último libro de de, como es natural, hace un baEl libro que le sigue. Los hijos salido el primer lomo. La casa José Hierro, Agenda. No publilance brillante de sus primeros del limo, podría entenderse de la presencia, poesía e historia, caba desde 1964, en que aparetreinta años de vida. Habrá, lócomo una historia de )a poesía magníficamente editado. La toció Libro de las alucinaciones. gicamente, una nueva entrega, y moderna, desde el prerromantitalidad constará de doce volú¿Por qué tan largo silencio? No cabe esperar que sea pronto. Y, cismo a el ocaso de las vanguarmenes de unas seiscientas págise le puede reprochar; un poeta, sobre todo, que el antaño vitriódias. y, por fin, el último es un nas cada uno. Este primero reya lo decía Auden, lo es cuando lico periodista y escritor haya libro que recoge temas y obsecoge los libros (y ensayos suelestá erscribiendo el poema, despodido desembarazarse eo el ínsiones, con nuevas aportaciones tos) que Paz ha dedicado al espués tal vez no vuelva a escribir terin de su fastidiosa vocación y sugerencias. Su título mismo tudio del fenómeno poético; El más. José Hierro ha seguido esde pavo real. Decididamente, es expresivo: la voz de la poesía arco y la ¡ira, Los hijos del limo cribiendo, algo así como un poelas Memorias son un género ines la otra voz, la siempre irrey La otra voz. El primero es un ma por año. Fidelidad a la poeductible, la del mundo otro, el grato. • libro fundamental en el que Paz sía, desdén por la producción.