Nueva Revista 016 > Dos artículos: Pensamiento y literatura y La mano del poema (Juan Malpartida)

Dos artículos: Pensamiento y literatura y La mano del poema (Juan Malpartida)

José Luis González Quirós

Acerca de una novela que ha contribuído a poner de moda los ambientes universitarios como espacio dramático y narrativo, titulada "El jugador invisible" de Giuseppe Pontiggia.

File: Pensamiento y literatura-La mano del poema.pdf

Referencia

José Luis González Quirós, “Dos artículos: Pensamiento y literatura y La mano del poema (Juan Malpartida),” accessed November 22, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2206.

Dublin Core

Title

Dos artículos: Pensamiento y literatura y La mano del poema (Juan Malpartida)

Subject

Libros

Description

Acerca de una novela que ha contribuído a poner de moda los ambientes universitarios como espacio dramático y narrativo, titulada "El jugador invisible" de Giuseppe Pontiggia.

Creator

José Luis González Quirós

Source

Nueva Revista 016 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

De menor calidad literaria e histórica es, en cambio, la narraPENSAMIENTO Y LITERATURA ción de la experiencia del autor como «Teniente en la guerra de Argelia», título de su primer y Por José Luis González Quiros exitoso iibro, al que seguiría, bastantes años después, El desafío americano, un bestseller de finales de los sesenta cuya relectura hoy desaconsejo ardienteque retratan magníficamente, y Ahora ha acometido una labor Giuscppe Pontiggia, «El jugador mente, pero que en su momento importante ai seleccionar un con un ritmo lleno de interés, la invisible». Ed. Anagrama. nos conmovió a todos bastante. buen número de textos del vida de una de esas viejas ciudamaestro y articularlos en una andes universitarias italianas. Pero Fue precisamente en 1968 tología temática que revela ei en medio de los ataques de celos NA de las novelas que ha cuando «YiYi» vino a Madrid sistematismo, no siempre eviprofesionales y de las increíbles contribuido a poner de paia presentar la edición espadente, de la obra orteguiana. El moda los ambientes unibatallas del escalafón y la cáteñola de su obra y cuando, con esquema escogido para la articuversitarios como espacio dramádra, este drama que es vivir se más torpeza que mala intención, lación de los textos orteguianos tico y narrativo. Pontiggia nos va desplegando con su crueldad, aconsejó a todos los españoles es claro y, se puede decir, conpresenta a un patético erudito su ironía y su ternura, que aumentásemos nuestra renservador, clásico, cosa que se dedicado en cuerpo y alma a ta per cápita porque, automátiexplica bien teniendo en cuenta descubrir al alevoso autor de un camente, la democracia caería Pedro Cerezo Galán, «Ortega y el carácter marcadamente utilianónimo aparecido en una reviscomo una fruta madura. Asistí Casset. Antología», Ed. tario y didáctico de !a colección ta profesional en el que se desa sus andanzas por Madrid y Península. en que aparece la Antología, precia y vitupera al protagonisBarcelona, a sus coloquios (donTampoco hay nada que objetar ta. A partir de la crisis de ansiede asomó las orejas por primera EDRO Cerezo es un desa la selección de los textos ni a dad del profesor vilipendiado, vez la oposición democrática tacado conocedor de la su ordenación cronológica dense van desgranando una serie de que, entonces, se apuntaba ya a obra orteguiana, a la que tro de cada apartado. Naturalentrevistas y acontecimientos un bombardeo) con escandalizaha dedicado estudios de valor. dos franquistas y desarrollistas. a sus circunloquios y sugerencias a unos oyentes con el colmillo retorcido. Aquello fue una diLA MANO DEL POEMA ^—Por Juan Malparí ¡da vertida versión de «Tin Tin en el país de los iberos» que termiestudia a ta poesía en un intento enterramiento de los espejos, la nó a pedradas con los «grises» de desentrañar su significado, su danza de la analogía. Su último Octavio Paz, casa de la preen la explanada de la Facultad sentido. ¿Qué es la inspiración? capítulo, del cual toma título el sencia, poesía e historia», de Derecho, mientras el acongo¿Qué es la prosa? ¿Qué significa libro, es una meditación sobre la Círculo de Lectores. jado decano, don Leonardo Prierevelación cuando hablamos de suerte que corre nuestro tiempo to Castro, se disculpaba casi con poesía? ¿Oué revela el poema? y el posible lugar de la poesía las lágrimas en los ojos por los El libro se cierra con un texto en la historia. La casa de la preUESTOS a recomendar, excesos de los chicos ante el exque es, a la vez, una exaltación sencia es una obra realmente recomendaré poesía. No plorador recién aterrizado... Pde la poesía y una proclama de única y extraña dentro de nuesse vende mucho y nadie Pero... ésa es otra historia que lo que debe ser; en este último tra tradición crítica. Si entrahace negocio con ella, pero intal vez algún día valga la pena sentido es una suerte de manimos, tocaremos con los ojos y tensifica el ocio y ayuda, en el contar. fiesto. «Los signos en rotación» veremos con los dedos; da la sentido más hondo, a vivir. Un El primer tomo de Memorias es uno de los capítulos mayores sensación de lo que lo que allí verdadero acontecimiento editode JJSS concluye con una entrede esa defensa y exaltación de ocurre está ocurriendo siempre. rial es ta publicación, por el Círvista de! autor con Kennedy y !a poesía que tos poetas han ido culo de Lectores, de tas obras Ediciones Prensa de la Ciuun capítulo idflicopastoril donhaciendo a lo largo de los siglos. completas de Octavio Paz. Ha dad ha editado el último libro de de, como es natural, hace un baEl libro que le sigue. Los hijos salido el primer lomo. La casa José Hierro, Agenda. No publilance brillante de sus primeros del limo, podría entenderse de la presencia, poesía e historia, caba desde 1964, en que aparetreinta años de vida. Habrá, lócomo una historia de )a poesía magníficamente editado. La toció Libro de las alucinaciones. gicamente, una nueva entrega, y moderna, desde el prerromantitalidad constará de doce volú¿Por qué tan largo silencio? No cabe esperar que sea pronto. Y, cismo a el ocaso de las vanguarmenes de unas seiscientas págise le puede reprochar; un poeta, sobre todo, que el antaño vitriódias. y, por fin, el último es un nas cada uno. Este primero reya lo decía Auden, lo es cuando lico periodista y escritor haya libro que recoge temas y obsecoge los libros (y ensayos suelestá erscribiendo el poema, despodido desembarazarse eo el ínsiones, con nuevas aportaciones tos) que Paz ha dedicado al espués tal vez no vuelva a escribir terin de su fastidiosa vocación y sugerencias. Su título mismo tudio del fenómeno poético; El más. José Hierro ha seguido esde pavo real. Decididamente, es expresivo: la voz de la poesía arco y la ¡ira, Los hijos del limo cribiendo, algo así como un poelas Memorias son un género ines la otra voz, la siempre irrey La otra voz. El primero es un ma por año. Fidelidad a la poeductible, la del mundo otro, el grato. • libro fundamental en el que Paz sía, desdén por la producción. «anumerismo» como la incapaciy humor algunas de ¡as cuestioíndice. Y siempre una magnífica mente que se echan en falta aldad para manejar correctamente nes más difíciles de la ciencia, oportunidad para releer a un gunos por aquí y por allá, pero los conceptos fundamentales de una especie de Martín Gardner, pensador tan incitante y grato eso pertenece a la esencia de las número y azar, y relaciona esa para decirlo de una vez. El licomo fue Ortega. antologías. La introducción a la carencia con ciertas pautas culbro. publicado en esa magnífica obra es clara y sistemática, aunturales extrañamente vigentes colección llamada «Metatemas», que no justifica excesivamente en esta era tecnológica y con la se propone, y lo consigue, explilos criterios de selección emtendencia a creer cierta clase de car la trascendencia que tiene en pleados. La edición de los texcosas increíbles. En su cruzada los más diversos ámbitos de la tos, sin embargo, está poco cuicontra la innecesaria ignorancia compleja vida moderna la recaldada, sin distinguirse, por ejemmatemática, Paulos explica adcitrante actitud de sospecha e igJohn Alien Paulos, «El hambre plo, con claridad las notas al pie mirablemente una buena serie norancia de la matemática, tan numérico. El analfabetismo del filósofo y las del antologista, de conceptos básicos de la ciencomún entre toda clase de indimatemático y sus conselo que, junto con otros descuicia de los números. Y todo ello viduos. Paulos caracteriza el cuencias». Ed, Tusquets. dos, afean un poco la antología. sin cansar, con innumerables En cualquier caso, es un libro anécdotas y juegos que hace la útil para adentrarse en la magniL autor pertenece a esa lectura muy fácil e ingratamente fica prosa de nuestro filósofo y magnífica estirpe de macorta. • para buscar sus principales ideas temáticos y pensadores «MM^HMMHH con la ayuda del bien ordenado capaces de exponer con claridad gunos autores de la generación dero de cierto Jaime Gil de de, traducción de Pablo del BarDebemos agradecérselo en un del 27. Es una poesía que ronda Biedma: distanciamiento para co; Hebras de sol, de Paul Cemomento en el que priman las siempre un espacio sagrado, ese que el poema se cumpla en sí lan, traducción de M.* Fernántoneladas de versos y cada poeta que ahora es «casi una leyenda» mismo, no con la respiración dez Palacios y Jaime Siles (ampretende (como en la halterofial cual la poesía sólo se acerca. asistida de quien cree que el yo bos en Visor); Poemeslpoetnas, lia) levantar más kilos de poeMás que el lenguaje, es la eses el fundamento del poema. de E^amón Xirau. traducción de mas. Agenda contiene algunos tructura del poema lo que se Por otro lado, Luis Alberto de Andrés Sánchez Robayna (Edide los mejores poemas de Hietensa tratando de hacernos vivir Cuenca recoge cierta poesía mociones Toledo, México 1991); rro, como ese bellícimo «Lope. ese momento de umbral, ese dernista de carácter urbano, La parte del habla, de Joseph La noche. Marta», homenaje a «día que nunca será mfo y que predilección por ciertas estamBrodski, traducción de Amaya un poeta que siempre ha tenido está entrando I en mi subida hapas y retratos (Manuel MachaLacaya y Ramón Buenaventura una beneficiosa presencia en su cia la oscuridad». do) y, algo que también venía (Versal); República del Viento, poesía. de algunos novísimos, la include Aurelio Asiain (Visor). Luis Alberto de Cuenca ha Otro poeta auténtico, Claudio sión del cine, el comic, la novela reunido bajo el título Poesía, No se puede decir que no Rodríguez, ha publicado, desnegra, etc., como tema o aspec19701989, Renacimiento, su haya poesía, tanto en nuestra pués de quince años de silencio, to del poema. Ironía, juego, paproducción poética hasta el preproducción propia como en la un nuevo libro de poemas, Casi rodia, en ocasiones sentimentasente. El libro recoge los sitraducción, aspecto este último una leyenda (Tusquets). La poelídad rectificada por el humor, guientes poemarios: Los retraen el que estamos subiendo de sía de Claudio Rodríguez ha ido la poesía de Luis Alberto de tos, Elsinore, Scholia, La caja de calidad. No hay que olvidar, y creciendo sobre un mismo cuerCuenca gana al poder ser leída plata y El otro sueño. De Cuense ha hecho demasiadas veces, po. No se ha arriesgado hacia en conjunto y nos muestra a un ca viene de cierto aspecto de la que traducir es volver a crear. campos experimentales, y su alipoeta que cada día se hace más poesía novísima, aquella que Los buenos traductores, sobre mento principal, aparte de cierindispensable. entiende el poema como un estodo cuando se trata de textos ta poesía francesa del siglo XIX Otros libros recientes de indupacio teniacular, en contacto verdaderamente creativos, son y algo de la inglesa, ta) vez dable interés son La llum, de con una gran variedad de signos, recreadores, o, como quiere HaEliot, pero no de manera fundaPere Gimferrer (Ediciones Peremotos y cotidianos. Culturalisroído de Campos, trascreadomental, ha sido, decía, la poesía nínsulaEdirions 62); Antología, mo. bien hacer poético e ironía. res. • española, desde la de tipo popude Carlos Drumond de AndraEn este sentido último, es herelar a la mística, el barroco y al