Nueva Revista 016 > La transición de la vida cotidiana

La transición de la vida cotidiana

Amando de Miguel

Nos habla de una sociedad española cada vez más compleja que permite al tiempo más vida pública y más actividades privadas.

File: La transición de la vida cotidiana.pdf

Referencia

Amando de Miguel, “La transición de la vida cotidiana,” accessed September 18, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2198.

Dublin Core

Title

La transición de la vida cotidiana

Subject

Los Grandes Cambios

Description

Nos habla de una sociedad española cada vez más compleja que permite al tiempo más vida pública y más actividades privadas.

Creator

Amando de Miguel

Source

Nueva Revista 016 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

general. Los españoles han empezado a preocuparse de utilizar la casa para recibir a tos amigos o los parientes. LA TRANSICION Mimetismo Muchos de los nuevos desarrollos de la DE LA VIDA COTIDIANA vida cotidiana son simplemente miméticos, pero no por ello resultan menos llamativos. Por ejemplo, todo lo relacionado con el culPor Amando de Migue) to al cuerpo, desde el deporte a la dietética, desde la medicina preventiva a la cirugía estética. El resultado es múltiple: oscila entre un mejor estado de salud hasta la proliferación de manías colectivas, obsesiones y perversiones de todo tipo. El efecto mimético o de imitación de lo que se ve en otros países es un nuevo valor en sí mismo. Los españoles han vivido secularmente aislados en un medio cuasi continental. Interesaba poco el intercambio con otros países. Hasta los emigrantes al exteO primero que hay que obserW 1 rior eran de ida y vuelta. Era llamativa la var es que en estos últimos ignorancia de ios idiomas extranjeros. Esta tiempos hay verdadera vida cosituación empieza a alterarse en los últimos tidiana en España, cada vez L efecto mimético o de años a pesar de las restricciones de la comás. El hecho se produce ai imitación de io que se ve en yuntura económica. Los españoles empiemismo tiempo de otro fenómeno que parece otros países es un nuevo valor zan a viajar a otros países, incluso a lejanos contradictorio y no lo es: el insospechado países. en sí mismo crecimiento de ios servicios públicos. Se traLa vida cotidiana traduce una relación ta simplemente de una sociedad cada vez paradójica. En algunos extremos se percibe más compleja que permite al tiempo más con destacado pesimismo cuando la realivida pública y más actividades privadas. dad comprobable no es tan gravosa. Una Hay un renacido individualismo por el que ilustración. El consumo de alcohol no es destaca cada vez más la vida de cada uno muy alto en España (si descontamos el que en sus aspectos más domésticos y cotidiatrasiegan los visitantes extranjeros), pero la nos. impresión que tienen muchos españoles es Bien es verdad que en estos últimos lusque el alcoholismo es un problema más gratros se han reducido un tanto los intensos ve que en otros países europeos. movimientos migratorios de los años 60 y 70, Ahora bien, los españoles se trasladan cada vez más de domicilio dentro de la misResponsabilidad ma provincia y aun del mismo municipio. Lo sobresaliente es ahora que los españoles Uno de los cambios de valores más notaviajan más, salen cada vez más de casa, a bles en los últimos tiempos es la pérdida de pesar del apego a la televisión, el ancla dola centralidad de la virtud del trabajo. Esta méstica. En los años de mi infancia la mahabía sido una característica muy peculiar yor parle de los niños comían raras veces NO de los cambios de de la generación de jóvenes que protagonifuera del propio domicilio; ésta es hoy prácvalores más notables en los zó el intenso desarrollo de los años 60. Sus tica corrientísima para niños y mayores. últimos tiempos es la pérdida hijos no están por la labor. Para los jóvenes Diríase que la densidad de las actividades de la centralidad de la virtud actuales el trabajo vuelve a ser, paradójicahumanas se ha multiplicado. Se está más del trabajo mente, como en ta ética tradicional, un mal tiempo en casa y fuera de ella. Se frecuennecesario. No se trata tampoco de una vueltan los restaurantes, pero hay también más ta atrás. La prueba es que se reafirma la interés en preparar la comida casera. No ha moral del éxito y del éxito medido en térmidecrecido la frecuencia de las celebraciones nos económicos. La combinación de los dos externas (bodas, bautizos, primeras comuvalores trae como consecuencia el singular niones, comidas de empresa, reuniones proauge de los juegos de azar. El ideal es hafesionales), pero menudean cada vez más cerse rico, pero inmediatamente. las celebraciones domésticas. Por ejemplo, Ya que hablamos de jóvenes, hay que sula institución del cumpleaños infantil es ya brayar que en general los grupos etáneos de antaño. Así, por ejemplo, los jóvenes cuentan cada vez más. El de los adolescenson cada vez más proclives al matrimonio tes y jóvenes amplía cada vez más sus límicanónico, aunque se haya institucionalizado tes. Se empieza la adolescencia cada vez el civil, si bien se toleran cada vez más las más pronto y se sale de ella cada vez más uniones de hecho. Los jóvenes gozan, dentarde. Adolescencia retardada significa, entro de la familia paterna, de un alto y cretre otras cosas, mitigación de la responsabiciente margen de autonomía de conducta, lidad, no sólo laboral. Así, se puede interpero con un elevado grado de dependencia OS jóvenes recrean una pretar el bajón de las tasas de nupcialidad económica de los padres; las relaciones con suerte de subsociedad con sus en los años 80, la «insumisión» de los mozos los padres son intermitentes; hay más comupropios usos. Son del reemplazo militar o la violencia rampannicación con la madre en chicos y chicas. te que significan los accidentes de tráfico en En los últimos decenios se ha producido nocherniegos en sus hábitos el grupo de los jóvenes. un notable aumento de la longevidad, sobre de estudio o de diversión. Los jóvenes recrean una suerte de subsotodo femenina. Esto significa la presencia Practican un característico ciedad con sus propios usos. Son nocherniede muchos viejos {que ahora se llaman «manomadismo: pasan más gos en sus hábitos de estudio o de diversión. yores» o «tercera edad»), prematuramente tiempo fuera de casa que Practican un característico nomadismo: paretirados de la actividad laboral, pero con san más tiempo fuera de casa que trabajanmayor actividad en los oíros órdenes de la trabajando o estudiando do o estudiando. Dedican escasas horas al vida. El contrapeso negativo de esta inyecsueño. No suelen tener un horario convención de vitalidad es la quiebra de la Seguricional, sino mucha dispersión de actividadad Social. En donde lo privado acaba redes. Muchos estudian y trabajan al tiempo, botando en lo público. • aunque algunos no despliegan ninguna de esas dos actividades. Dedican muy escasa Amando de Miguel es catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. atención a la lectura. No son los radicales