Nueva Revista 015 > La sociología no es una ciencia

La sociología no es una ciencia

Rushworth M. Kidder

Sobre el sociólogo Daniel Bell, hombre que acuñó las palabras "postindustrial"o "economía de la información", una revisión de su vida y de su obra escrita.

File: La sociología no es una ciencia.pdf

Referencia

Rushworth M. Kidder, “La sociología no es una ciencia,” accessed August 13, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2171.

Dublin Core

Title

La sociología no es una ciencia

Subject

Conversaciones

Description

Sobre el sociólogo Daniel Bell, hombre que acuñó las palabras "postindustrial"o "economía de la información", una revisión de su vida y de su obra escrita.

Creator

Rushworth M. Kidder

Source

Nueva Revista 015 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

ODAVÍA sigue recibiendo a los estudiantes graduados en su soleado cuarto de estar y todavía le interrumpen las llamadas telefónicas de gente interesada en hablar de manuscritos. Es un generalista que habla con igual soltura de la filosofía del siglo XVIII o de ia Polonia de nuestro siglo, y tiene la bien merecida reputación de ser uno de los verdaderos intelectuales de su era. ¿Qué hizo que se interesara por la sociología? «Crecí en el Lower East Side de Nueva York (una barriada obrera) durante los años de la Depresión (19291940)», comenta el profesor. Perdió a su padre cuando aún era un niño; su madre trabajaba en una fábrica de ropa y el joven Bell creció viendo a la gente que vivía en las chabolas de chapa a lo largo del East River escarbar en la basura para encontrar comida. En 1932, con 13 años, se unió a la Liga de las Juventudes Socialistas —una «extensión natura!» de su vida, recuerda, porque su madre pertenecía a un sindicato y muchos de sus amigos eran también miembros—, E! Partido Socialista «tenía lo que llamaban una Escuela Dominical Socialista y también cursos nocturnos. Y allí estaba yo, estudiando la sociedad.,.». Complementó estos primeros estudios, junto con su formación religiosa, en un colegio hebreo, en el City College de Nueva York: de su clase saldrían valores de las ciencias políticas y la sociología como Irving Kristol, Irving Howe y Seymour Martin Lipset. Allí, inmersos en «debates intensos y acalorados» entre comunistas, disidentes de izquierdas, socialistas y anarquistas, los estudiantes se iniciaron en los temas sociales. Ahora. Bell se considera un «socialista de DANIEL BELL: derechas». Su progresiva tendencia hacia el centro, comenta, tiene una explicación: el temperamento de uno es más importante que su ideología, a la hora de dar forma a «LA SOCIOLOGÍA las convicciones. «El modo de creer es más importante que aquello en lo que uno cree. Si alguien ha sido un comunista radical, se convierte en un anticomunista radical, sienNO ES UNA CIENCIA» do ei radicalismo Ja constante». La eclosión social de los años 6(1 no supuso ninguna novedad para Bell. «Aquellos Por Rushworth M. Kidder muchachos hablaban de reaccionar contra el mundo burgués cuando de hecho estaban Decir que el sociólogo Daniel Bell se ha jubilado sería prácticamente una reproduciendo lo que ya había ocurrido ancontradicción. Ya no pertenece al cuerpo docente de la Universidad de tes de la I Guerra Mundial en Greenwich Harvard, pero el hombre que acuñó términos como «postindustrial» y «la Village (la bohemia de Nueva York)». economía de la información», además de haber escrito libros como El fin La lección que aprendió de aquella experiencia, prosigue, es que «no hay nada nuede las ideologías y Las contradicciones culturales del capitalismo, apenas i vo bajo el sol, tal y como afirma el predicaha disminuido su ritmo. dor en el Eclesiastcs. Existe un principio de I posibilidades limitadas en las relaciones huproblema es que no hay ningún sistema mémanas. Pero las cosas pueden presentarse trico que pueda aplicarse en la sociología. sólo de un número limitado de formas». Si tomamos los problemas más importantes en la sociología —la riqueza, el poder, la No obstante, esto no quiere decir que la posición social—, ¿cómo convertir la riquesociología pueda predecir el futuro. «Casi za en poder o éste en posición social? siempre podemos indicar cuando las cosas están escapando a nuestro control», comenEntonces, ¿adonde se dirige la sociología ta. «Pero lo que vendrá después es mucho y cuáles serán los temas fundamentales a los más aleatorio». que ha de enfrentarse en el siglo XXI? Por ejemplo, en la Rusia prerrevolucioLas metodologías, comenta, «han tomanaria era evidente que «el régimen zarista do tres caminos diferentes». El primero está iba a derrumbarse debido al atraso de la socaracterizado por una «investigación muy ciedad, al patrimonio y torpeza de la burometiculosa» de temas muy específicos. El n lo que respecta al cracia y al control de las fuerzas industrialisegundo trata de reconstruir el comportafuturo, Bell encuentra dos zadoras. Pero las consecuencias no son premiento a través del estudio de la elección tipos de «problemas visibles. Uno desconoce cuál será el resultaracional y produce «una generalización más cruciales». «El primero do de las diversas fuerzas en juego». amplia que uno relacionaría con Marx, Max consiste en que la mayoría de Weber o Emile Durkheim». El tercero, que En Europa del Este ha ocurrido hoy lo emplea la narrativa, comporta un «rasgos las estructuras conceptuales mismo que en la Rusia de los zares. Bell interpretativo más próximo a las humanidadice que en los años 60, cuando escribía sode la filosofía occidental des». bre los acontecimientos en la región, ya popodrían ser cada vez menos día prever al colapso. «Nunca se trató de En lo que respecta ai futuro. Bel! encuenadecuadas para las sociedades un comunismo en el sentido clásico. Fue tra dos tipos de «problemas cruciales». no occidentales» una industrialización forzosa», observa. «Lo «El primero consiste en que la mayoría que había era una serie de regímenes imde las estructuras conceptuales de la filosopuestos con cierto grado de control directo, fía occidental podrían ser cada vez menos pero carentes de respaldo popular». adecuadas para las sociedades no occidenta¿Por qué no puede la sociología predecir les». La filosofía occidental tiene un «marco mejor las consecuencias de tales colapsos? de evolución» centrado en ideas racionales La respuesta es que. a pesar de pertenecer sobre desarrollo y progreso. Pero algunas a las llamadas ciencias sociales, la sociología sociedades están caracterizadas por la irrano es una ciencia. Aunque en su origen cionalidad —y la sociología, comenta Bell, comprendía la «noción de que pueden destiene muy pocos recursos para explicar el cubrirse leyes sociales», Bell afirma que «ya comportamiento no racional. nadie lo cree». Tampoco puede ser como El segundo problema es que «las unida«las ciencias naturales, en tas que uno aisla des sociales están experimentando divisiounas variables concretas, controla otras vanes de muchos tipos: religiosas en Irlanda riables y termina por establecer el peso caudel Norte, lingüísticas en Bélgica, tribales sal de estas variables». en Nigeria...». El elemento común en estos cambios, afirma, es que «la unidad política no se adapta a la situación económica, que El ditema de ta sociología el Estadonación es demasiado pequeño para los grandes problemas de la vida y demasiado grande para los pequeños probleEl problema, dice, es que la sociología 1 segundo problema es mas de la vida». está atrapada «entre la historia, por un que «las unidades sociales lado, y la economía por el otro». El histoBel) plantea una incógnita: qué pasará a están experimentando riador. que explica la cultura de una manera medida que se hace más obvio que «el capidivisiones de muchos tipos: narrativa y humanista, alude a predicamental tiene libertad de movimiento pero los setos existenciales: ¿Cómo abordar la muerreligiosas en Irlanda del Norte, res humanos no: ¿protegerán los gobiernos te? ¿Cómo definir la valentía? ¿Oué signifial capital o a las personas?». lingüísticas en Bélgica, ca el amor? En las respuestas, por el contraHoy en día. comenta, «cada vez más gentribales en Nigeria...» rio, el economista «intenta establecer genete forma unidades políticas para protegerse ralizaciones aplicables a través del tiempo y del peligro de los movimientos de capital. el espacio. Es muy parecida a la mecánica El resultado es que estas unidades se están clásica, donde uno toma ciertas propiedades resquebrajando de un modo que no alcangenerales (de la materia) y busca ecuaciones zamos a comprender». que las relacionen», En resumen: «Cuando me preguntan cuáPero la economía tiene «un patrón de les son los temas espinosos, yo diría que son medida que es el precio de las cosas». Con temas que ya han perdido sus espinas».* una tabla de precios «se podría coger un Rushworth M. Kidder pertenece a! Consejo Editorial kilo de patatas y un kilo de automóviles y del periódico The Christian Science Monitor, de Bossituarlos en un sistema métrico común. El