Nueva Revista 014 > Major pasa la página del tacherismo

Major pasa la página del tacherismo

Xavier Batalla

Nos hace referencia a Major, el primer ministro británico más joven de este siglo, que ha sabido nadar y guardar la ropa en cuestiones ideológicas

File: Major pasa la página del tacherismo.pdf

Referencia

Xavier Batalla, “Major pasa la página del tacherismo,” accessed December 10, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2124.

Dublin Core

Title

Major pasa la página del tacherismo

Subject

Panorama

Description

Nos hace referencia a Major, el primer ministro británico más joven de este siglo, que ha sabido nadar y guardar la ropa en cuestiones ideológicas

Creator

Xavier Batalla

Source

Nueva Revista 014 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Panorama ma, pocas horas después de su antecesora, vuelve a cocerse en victoria, intentó ser resuello por los fogones del Foreign Office. Douglas Hurd, ministro de Major no suscita ni el odio ni Asuntos Exteriores y rival suyo el entusiasmo que despertaba en la lucha por la jefatura conMargaret Thatcher. Lo suyo, servadora, quien en una convercomo parecen respaldar los sonMajor pasa la página sación privada afirmó: «Ya tedeos de opinión, es el término nemos otro Baldwin». Esta inmedio. Pero ¿es thatcherista? discreción, aventada por el diaLos thatcheristas están convenrio londinense The Independent, cidos de que no y temen que lo del thatcherismo podría haber puesto en entrediúnico que pretende el nuevo cho las dotes diplomáticas del Gobierno es abjurar del thatjefe de la diplomacia británica, cherismo. pero no, quizás, la capacidad de Por Xavier Batalla Las principales pruebas en análisis del Hurd político. contra de Major son su flamante La comparación con Baldwin filosofía «social de mercado», no sería descabellada, según ha que para los thatcheristas es admitido Roy Jenkins, tránsfuga como mentar la soga en casa del laborista, fundador del Partido ahorcado; su aparente mayor OHN Major, el primer Socialdemócrata y biógrafo del comprensión hacia Europa, algo Respetuoso, tranquilo y ministro británico más jo«Honesto Stanley». Stanley que los mismos medios interpreaplicado, Major, de 47 ven de este siglo, ha sabiBaldwin. primer ministro durantan como una rendición, y el años, era, para los do nadar y guardar la ropa en te ocho años, entre 1923 y 1937, controvertido hundimiento del thatcheristas más cuestiones ideológicas. En la se distinguió fundamentalmente polémico impuesto local («poli víspera del golpe de palacio muy acérrimos, un producto por dos características: aportó tax»), que la señora Thatcher británico que descabalgó del poun eficaz antídoto a las controconvirtió en el buque insignia de bien acabado de la der a Margaret Thatcher, ta maversias provocadas por Lloyd su filosofía. meritocracia, el catecismo yoría del Partido Conservador, George y, contra la opinión de Los thatcheristas más acérrisocial de la inspiradora del decidida a cerrar el paso al cabealgunos de sus colegas, era parmos tal vez exageran al hablar primer «ismo» de la política cilla de la rebelión, Michael Hetidario de que los ministros de de traición cuando parecen reseltine, se tranquilizó con la idea británica Su Majestad estuvieran a un signados a la ¡dea de que la líder de que Major era el hijo político mismo nivel. que hundió a los laboristas, deque la primera ministra habría sarmó al general Galtieri y deLo más importante de los prideseado tener. Respetuoso, rrotó a los sindicatos no convermeros cien días de Major como tranquilo y aplicado, Major, de tirá su apartamento de Belgraprimer ministro, que se cumplie47 años, era, para los thatcherisvia en la isla de Elba, sino simron el pasado 7 de marzo, es tas más acérrimos, un producto plemente en la isla de Santa Eleque fueron los primeros cien bien acabado de la meritocracia, na. Pero cuatro meses después días sin Margaret Thatcher en el el catecismo social de la inspiradel relevo en el número 10 de poder. Sin Thatcher y, por lo dora del primer «ismo» de ta poDowning Street todo parece inque denuncian los colaboradolítica británica. Pero los conserdicar que el sucesor ha pasado res de la exjefa de Gobierno, vadores tradicionales, paternala página del thatcherismo. también sin tanto thatcherismo. listas y partidarios del comproPero Major sigue siendo un No se trata, claro está, de que miso, también creían tener razoenigma. Desde el 28 de noviemMajor se haya convertido al lanes para concluir que Major era bre, cuando accedió al poder, borismo, incluso al laborismo uno de los suyos. Un año antes, las formas han cambiado. El primoderado que ya se cree curado el hacerse cargo de la cartera de mer ministro no se muestra ni del radicalismo que en los años Economía y Hacienda, el candiarrogante ni agresivo, y eso en ochenta le costó tres derrotas dato a primer ministro fue acotiempos de la guerra del Golfo electorales consecutivas. Pero rralado por sus colegas para que Pérsico ha marcado las distanMajor ha comenzado a corregir de una vez confesara si era un cias de forma particular. Es el tiro, sobre todo en las cuestiothatcherista radical o un partidamás, Major, sin estudios univernes ideológicas, donde el emperio del consenso, Major, según sitarios y de extracción social cinamiento de la exprimera mifuentes conservadoras, se limitó humilde, ha puesto de manifiesnistra se transformó en el primer a sonreír tímidamente y sólo to algo que la señora Thatcher, enemigo de su ambiciosa empreconcedió un «Oh, bien». según sus críticos, jamás tuvo: sa. El thatcherismo, durante Major, ai ser elegido primer compasión social. Y para mayor once años, modificó profundaministro, tanto podía haber sido gloria de Douglas Hurd, el primente el mapa social y económirecompensado por su fidelidad mer ministro no sólo se consideco británico, pero al final los como por su determinación de ra el primero entre iguales, sino medios se confundieron con los guardar las distancias con resque la política exterior, a difefines. El día que dimitió la señopecto a su protectora. El enigrencia de lo que ocurría con su ra Thatcher, The Financial Times, port¡tvoz oficioso de la cuestión personal de su anteceCity, la despidió sin una lágrima sora. pero con esta sentencia: «AforEl caso del poli tax es, positunados los países que no neceblemente, el mejor ejemplo de sitan gobernantes fuertes. Grala manera en que Major ha concias a Margaret Thatcher, Gran ducido el coche oficial conservaBretaña es ahora un país fuerte dor. El impopular impuesto loque no necesita gobernantes excal, por el que se igualaba a fati a or din arios». MajoT pudo hamilias y zonas urbanas profundamente desiguales económicaber sido la fuente de inspiración mente, ha sido abolido, pero del editorialista. aún no se sabe exactamente qué El cambio, sin embargo, no es tipo de tributo le sustituirá. De fácil de cuantificar. Los colabomomento ha caído el nombre, radores de Major defienden la pero la sustancia sigue siendo filosofía del «mercado social». objeto de discusiones. Los laboPero son pocos los analistas de ristas, de esta manera, claman la City que se toman la iniciativa victoria ante una de las rectificaal pie de la letra para concluir ciones más sonadas de la recienque habrá un regreso a los días te política británica, pero los prethatcheristas de altos imconservadores confían que de la puestos. Antes al contrario, los discusión puede surgir un híbrimismos laboristas también se do. En cualquier caso, un simple han visto obligados a rebajar su cambio cosmético sólo dañaría propio listón. La idea del «meral primer ministro en las próxicado social», con todo, sugiere mas elecciones generales, a celela posibilidad de una rectificabrar antes de junio de 1992. ción del rumbo. En este contexto, cuatro meEste cambio es patrocinado ses después de que la señora por el nuevo presidente del ParThatcher pidiera el voto para tido Conservador, Chris Patten, Major, nada parece indicar que en las antípodas de Norman se haya cumplido la advertencia Tebbit, el jefe de filas de la prihecha por la ex primera ministra mera Thatcher, Patten ha puesde que conduciría el nuevo Goto patas arriba la Conservative bierno desde el asiento trasero. Central Office, la caldera de las Major se ha declarado partidaideas conservadoras. En una enrio de una «sociedad sin clases» trevista concedida recientemeny admirador del proyecto rote a la revista Markism Today mántico de Lain McLeod de sobre el conservadurismo de los «una sola nación» y no de las años 90, el jefe de los lories se dos Gran Bretañas, profundahizo lenguas del modelo demomente separadas, que heredó cristiano alemán, de su thinkdel thatcherismo. Pero las vacitank —la asociación Konrad Margaret Thatcher pragmatismo de Major, que inlaciones de Major, convertidas Adenauer— y del denominado cluso podría llevar a los conseren la mejor arma electoral de «mercado social». Las declaravadores al grupo democristiano los laboristas, podrían hacer ciones de Patten fueron saludadel Parlamento Europeo, es la buena la comparación realizada das con simpatía por The Guarsimple traducción del reconocipor Douglas Hurd entre el pridian, diario profundamente crímiento por parte de amplios secmer ministro y Baldwin, a quien tico con el thatcherismo. tores británicos de que Gran El día que dimitió ia señora sus adversarios colgaron el samBretaña sin Europa sólo sería En cuanto a Europa, el nuevo Thatcher, «The Financial benito de ser un indeciso consuuna isla a la deriva. Major, con talante de Londres provoca las Times», portavoz oficioso mado. Major, según uno de sus la señora Thatcher en el poder, iras del denominado «Grupo de de la «City», la despidió sin más íntimos colaboradores, *es ya ingresó a la libra esterlina en Brujas», el reducto thatcherista una lágrima pero con esta brillante cuando no toma deciel Sistema Monetario Europeo, que reúne a una cuarta parte de siones». y sus esfuerzos posteriores han sentencia: «Afortunados los diputados conservadores y representado un alivio para el que tiene como biblia el discurso Major ha pasado la página del los países que no mercado financiero británico. antieuropeísta pronunciado por thatcherismo, pero su primera necesitan gobernantes Sin embargo, en su intento de la exprimera ministra hace tres hoja sigue en blanco. N fuertes» alcanzar el punto medio. Major años. Pero de eso a concluir que debe ser consciente de que el esMajor se ha convertido en un Xavier Battll» es periodista. Excorrescaso entusiasmo por Europa no campeón de la causa europea toponsal de «La Vanguardia en Londres es en Gran Bretaña una simple davía hay un gran trecho. El y editorialista de este periódico.