Nueva Revista 014 > La caja fuerte del Estado

La caja fuerte del Estado

Guillermo Cid Luna

Se hace referencia al descontrol alarmante del gasto público en España y endeudamiento en las entidades locales.

File: La caja fuerte del Estado.pdf

Referencia

Guillermo Cid Luna, “La caja fuerte del Estado,” accessed December 17, 2018, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2118.

Dublin Core

Title

La caja fuerte del Estado

Subject

Para entender España

Description

Se hace referencia al descontrol alarmante del gasto público en España y endeudamiento en las entidades locales.

Creator

Guillermo Cid Luna

Source

Nueva Revista 014 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Para entender España minante del descontrol presupuestario, por no decir de la vuelta a un caciquismo de la más rancia tradición española. Por muchas El descontrol del gasto público en España inexactitudes o exageraciones que haya en las informaciones sobre tráfico de influencias, comisiones y la larga lista de irregularidades que ustedes quieran, es evidente que LA CAJA FUERTE el despilfarro del gasto público no central se ha generalizado por España como una epidemia en el último decenio. Realmente, el Gobierno socialista no DEL ESTADO puede llevarse las manos a la cabeza, por muchas que hayan sido las tensiones entre Por Guillermo Cid Luna el exsecretario de Estado, Borrell, y los responsables económicos de las Administraciones de las Autonomías y de las Entidades locales en los dos últimos años. El respeto a la verdad es siempre inexcusable, y A perplejidad que me produjo cal, la deuda total de estas entidades se sinada mejor que los textos escritos. Las retuaba al terminar el pasado año en una respuesta de Felipe Gonzásoluciones de los Congresos del PSOE están 1.370.600 millones de pesetas, es decir, un lez, en diciembre de Í976, en ahí, (os cantos a las nacionalizaciones y el 20% más que en 1989. El grueso de la misuna reducida reunión organizamantenimiento del programa máximo de ma, en torno a un billón de pesetas, corresda por un semanario a la que Pablo Iglesias también; la insistencia en los ponde a los Ayuntamientos. Evidentementuve la suerte de ser invitado, aún subsiste. te, este proceso de endeudamiento crecienefectos benéficos del déficit público por parLa única pregunta que le hice al hoy presite es una locura. En mi opinión, los factores te de los socialistas y los comunistas figura dente González —entonces en pleno furor políticos, que quizá en muchos casos habría abundantemente en los diarios de sesiones de federalismo, autonomías y autodetermique calificar simplemente de partidistas, tiedel Congreso, etc. Y no estoy hablando de nación— fue la siguiente; «¿Qué sistema de nen buena parte de la culpa del endeudala prehistoria: las afirmaciones a que me refinanciación ha diseñado el PSOE para ese miento autonómico y local. En el caso confiero son todas posteriores a 1975 y pueden Estado federal?». Felipe González, después creto de los Ayuntamientos, la desafortunaencontrarse en boca de hombres como Bode unas breves palabras en voz baja con Mida supresión de la «advertencia de ilegaliyer, Solcbaga, Nicolás Redondo, los comuguel Boyer, que le acompañaba, me respondad» del secretario ha sido un factor deternistas, por supuesto, y, naturalmente, de dió: «Ésa es una cuestión técnica de carácter Felipe González y Alfonso Guerra. secundario». El tiempo ha demostrado, como es de sentido común, que ni la cuesTodavía hoy sigue en pie por parte del tión es solamente técnica ni mucho menos Gobierno la defensa del «Estado del bienessecundaria. tar», no sé si en su pura o en su aguada Hace unos meses se intentó zanjar el proversión socialista. Para comprobarlo bastablema del endeudamiento en las entidades ría acudir a las hemerotecas y ver la defensa locales asumiendo el Gobierno central la del principal responsable directo del sistema deuda acumulada. Ha pasado el tiempo, y fiscal español, tanto por el lado de los ingreno sólo los Ayuntamientos y Diputaciones sos como por el de los gastos, el exsecretahan vuelto a atcanzar unos niveles de déficit rio de Hacienda, Borrell. Veamos algunos y de endeudamiento alarmantes, sino que datos tomados de la publicación de la las autonomías han seguido igual camino y OCDE The public sector issues por the con mayor rapidez. Las cifras no dejan lu1990. Entre 1979 y 1989 España ha sido el gar a dudas: según datos del Banco de Crépaís, con la excepción de Grecia, en que dito Local, la deuda de las autonomías —inmás ha crecido la participación del gasto cluyendo la que tienen con la Banca pública público en el PIB. En 1979 nuestro gasto y privada, la contraída en el extranjero y la público se situaba cerca de 15 puntos porn el caso concreto de procedente de sus emisiones— ha pasado de centuales por debajo del promedio de la los Ayuntamientos, la 226.945 millones de pesetas en 1985 a OCDE. mientras que diez años después esa desafortunada supresión de la 872.899 millones el pasado año. Con la exdiferencia se había reducido a 3,7 puntos. cepción del año 1987, en que su incremento «advertencia de ilegalidad» Al mismo tiempo, nuestros gastos corriensobre el año anterior fue dei 7,8%, y del tes, en términos de PIB, crecían casi tres del secretario ha sido un factor año siguiente, que se acercó al 22%, en el veces más que los destinados a inversión, determinante del descontrol resto de los años los incrementos anuales de siendo sólo superados en esta errónea evopresupuestario, por no decir esa deuda oscilaron entre el 35% y el 53%. lución por Italia —paradigma del despilfaEn concreto, en 199(1 el incremento fue del de la vuelta a un caciquismo rro público—, Dinamarca y Grecia. Natu41%. de la más rancia tradición ralmente, este crecimiento desaforado del No es mejor la situación en la que se enespañola gasto público sólo ha podido financiarse en cuentra la deuda de las corporaciones locaparte —ya que hemos rozado tasas de défiles, También según el Banco de Crédito Locit público del 7% de! PIB— mediante un crecimiento acelerado de la presión fiscal en este decenio, que pasó del 28,5% al 38,5% del PIB. Es decir, un aumento de 10,1 puntos en diez años, frente a casi 3 de media en la OCDE y algo menos en los países europeos de la organización. Los servicios públicos Evidentemente, se ha extendido el número de beneficiarios de la existencia sanitaria o la educación, aunque nadie ponga en duda que ha empeorado notablemente la calidad de las mismas. También ha aumentado considerablemente el número de pensionistas y el de perceptores del seguro de desempleo, aunque también en este caso haya que reconocer que al menos las percepciones de los jubilados son a todas luces insuficientes. Si nos fijamos en otros servicios públicos: carreteras, ferrocarril, correos, teléfonos, etc., me parece que los comentarios sobran, ya que de una u otra manera lodos nos hemos formado nuestra opinión como usuarios de los mismos. Estos razonamientos apresurados no son más que apuntes en los que baso la siguiente afirmación: España es un país industrializado, pero cuyo PIB per cápita hace imposible que el Estado pueda seguir manteniendo el monopolio o cuasimonopolio de esos servicios públicos que he citado. Y los datos, en este caso, tampoco dejan lugar a dudas: el PIB por habitante en España se situaba en el 59,2% del correspondiente a la media comunitaria en 1%0, subía hasta el 80,4% en 1975, descenP.I.B. POR HABITANTE CRECIMIENTO DEL P.LB. día hasta el 71,8% diez años después y volvía a crecer hasta el 76% al final del boom económico en 1989. En resumen, si se tiene Media nacional = 100 Tasa media anual de crecimiento del PIB en cuenta este dato a 1a hora de analizar la (%> 1964 1975 1985 1989 presión fiscal en España yo la capacidad y 196075 197565 198589 posibilidades de nuestro sector público para Andalucía ... 65,6 73,0 70,9 71,1 conseguir un nivel de servicio sociales, presAndalucía 6,3 2,0 4,9 Aragón 103,6 100,5 111,2 111,9 tados exclusiva o casi exclusivamente por el Aragón 6,0 2,6 5,1 Asturias 104,9 105,0 96,0 95,2 mismo, similar a los de la media de la CEE, Asturias 6,4 0,6 2,9 Baleares 129,8 118,4 146,8 141,3 conducirá a concluir que resulla imposible. Baleares 7,6 3,9 5,9 Canarias 76,8 78,6 92,2 97,3 Canarias 7,7 3,4 5,5 127,1 103,7 Cantabria — 98,3 96,0 Este dato es una realidad de la que no se Cantabria 5,2 1,3 4,7 67,8 CastillaLa Ma. 77,9 76,9 78.9 puede prescindir. Y si insisto tanto en la inCastillaLa Mancha 5,8 1,6 4,3 Castilla y León . 88,9 89,7 85,8 89,9 capacidad del sector público español, por la Castilla y León .. 5,6 2,2 4.0 Cataluña — 147,9 127,7 123,8 124,6 distancia que nos separa de la media de) Cataluña 7,9 1,3 5.0 Extremadura . 53,6 58,7 65,7 64.9 PIB por habitante en la CEE, es porque, Extremadura .... 3,6 2,7 3,9 69,9 74,8 79,5 80,1 básicamente, el mismo planteamiento vale Galicia 6,6 2,6 4,0 142,8 129,8 131,8 126,7 para el desarrollo económico y social de Madrid 8,8 1,5 4,6 Murcia 72,1 84,9 83,9 85,3 cada una de nuestras diecisiete autonomías. Murcia 7,3 2,6 5,4 123,6 112,3 109.7 113,1 Esto no supone negar las posibilidades que Navarra 7,3 2.6 5,4 País Vasco .. 160,1 136,7 111,3 110,1 Pais Vasco 8,1 0,3 3,7 ofrece a las mismas la entrada en vigor del Rioja (La) — 116,7 102,6 109,5 109,0 Rioja(La) 5.5 3,1 5,0 Mercado Unico tanto por la vía de unas C. Valenciana , 101,6 10t,6 105,1 107,6 Com. Valenciana , 7,1 2,4 5,4 transferencias mucho más intensas de fondos estructurales como por la reconversión TOTAL 7,1 1,8 4,7 100,0 100,0 TOTAL .... 100,0 100,0 de la política agraria comunitaria, tendente a ser competitiva en los mercados internaTRES ETAPAS DE DESARROLLO REGIONAL Los años del desarrollo (19601975) cionales y a elevar el nivel de vida de los agricultores comunitarios por ia vía de las rentas. Ahora bien, el proceso de desarrollo económico convergente será imposible de conseguir si no se sustituye «al tópico y a la intuición en el análisis y en Sa discusión colectiva de los criterios que deben informar la política regional española en el marco de los objetivos de conexión social de la Europa comunitaria» (Papeles de Economía, n.u 45, 1990). Esta publicación constituye una auténtica joya para el análisis económico de las autonomías en España, y de ella procede la mayoría de los datos y los gráficos que acompañan a estas líneas. Reflexión final Finalmente, tres consideraciones. Primera: la reducción del papel del sector público, la desregulación de la economía y la reforNIME irlitivIu TFCL PIB (fctr lutntiittc ma fiscal, en línea con las que se han reali(A) Inferior izquierdo, en el que se situarían las comunidades con nivel y con tasas de desarrollo interiores zado en la década de los ochenta en los paía la media nacional (B) Superior izquierdo, que incluiría a las comunidades con nivel de desarrollo inferior ses más desarrollados, son condiciones ina la media nacional, pero que crecen más que la media española. (C) Inferior derecho, en el que se agruparían las comunidades autónomas con niveles de desarrollo superiores a la media española, pero con tasas dispensables tanto para la economía espade crecimiento inferiores a esa media. (D) Superior derecho, en el que figurarían las comunidades que ñola como para las autonomías. Al «sector crecen mis y se desarrollan más rápidamente que la media española. mercado», como al campo, una vez que se suprimen las limitaciones a su actividad, no TRES ETAPAS DE DESARROLLO REGIONAL La crisis económica (19751985) se le puede poner puertas. Inútil, por tanto, la pretensión de España, Francia e Italia de una libertad de movimientos de capitales que no afecte a sus respectivos sistemas fiscales. Segunda: personalmente pienso, a la vista de la experiencia de estos últimos años, que mientras la economía española no alcance un PIB por habitante similar, como mínimo, a la media de la CEE, la financiación de una estructura autonómica o federal será imposible y tenderá al deterioro económico y financiero de las distintas autonomías. Y tercera: que las previsiones de déficit público global para este año empeorarán notablemente y superarán a las de 1990. Por una parte, porque es muy dudoso en este momento que el déficit de caja del Estado se quede en el 0,9% del PIB, y, por otra, porque el déficit de las Administraciones autonómicas y locales, que ya superó el 1% Nrtíl ulfliim tkl 1*1 n fu* NuNlamr del PIB el pasado año, volverá a agravarse Notas resumidas: en el actual. Ha sido un error del Gobierno 1. La importante caída en los valores de la tasa media de desarrollo, situada en el 1,8 por 100, lejana del socialista gastar tanta pólvora en algo que 7,1 de la etapa 195975. es cierto en los Presupuestos de las Admi2. El reflejo territorial más claro de la crisis económica es el de la cornisa cantábrica. nistraciones centrales: que el gasto de las 3. Los otros dos focos del desarrollo de los sesenta, Cataluña y Madrid, pierden su fuerza económica mismas crecerá este año lo mismo que el del pasado, como lo atestigua su presencia en el espacio C. PIB nominal, y decir con ia boca pequeña, 4. Los ocupantes del espacio D cuentan con motivos diversos para esa ubicación: Baleares, Canarias y o no decirio, que el gasto público consolidael Valle del Ebro, por su diversificación productiva, La Comunidad Valenciana por su actividad agraria y do total crecerá en torno a dos puntos más exportadora, al igual que Murcia. que el PIB en términos corrientes: 10,8% 5. El espacio A está prácticamente vacio, aunque CastillaLa Mancha se sitúe en la frontera entre el A y del gasto frente a 8,9% del Producto Inteel 9, A ese ascenso generalizado al espacio B contribuye el bajo nivel necesario para entrar en él y la rior Bruto. • buena defensa frente a la crisis de las comunidades con un componente agrario y de servicios importante. Miguel Boyer, ministro de Economía y Hacienda en TRES ETAPAS DE DESARROLLO REGIONAL La recuperación económica (19851989) el primer Gobierno del PSOE, en et curso de una intervención en et Congreso DEUDA POR COMUNIDADES Galicia, 174 mil millones de pesetas. Vi f Rülrt.i üvl FTD [• • hlblLinlL Asturias, 53 Notas resumidas: País Vasco, 95 1. La llegada de la etapa de recuperación económica (198589) elevó al 18% el nivel medio de la tasa de Navarra, 4.100 desarrollo española, respecta de la etapa de crisis, del 1,8 al 4,7 por 100. Cataluña, 243 2. Intenso crecimiento de Bateares y Canarias. Aragón, 71 3. El arco mediterráneo sitúa a las comunidades que lo componen en los limites próximos a la tasa más Valencia, 139 elevada de desarrollo, y supera, con ta excepción de Murcia, el nivel medio español del PIB por habitante. Baleares, 6.250 4. El eje deI Ebro se sitúa de lleno en el cuadro de honor del desarrollo (D). Madrid, 23 5. Madrid acusa los defectos de su infraestructura de transportes y comunicaciones, que le marginan Extremadura, 13.200 de los ejes principales de desarrollo. CastillaLa Mancha, 12.800 6. La comisa cantábrica no ha iniciado su recuperación hasta la tardía fecha de 1989. Cantabria y AstuAndalucía, 25 rias se colocan por debajo de 196075, cuando ambas comunidades estaban muy por encima (Asturias Murcia, 25 117,7 por 100, Cantabria 135,1 por 100). El País Vasco, aunque mantiene su nivel de PIB por habitante por Canarias, 30 encima de ta medía española, lo hace con tasas de desarrollo anual un punto por debajo de esa media. 7. El espacio A vuelve a enmarcar a las Comunidades Autónomas del interior: Castilla y León, CastillaLa — Total en 1990 Mancha, Extremadura y Galicia, variando su estancia transitoria en el espacio B, en el que habían vivido en la década critica (197585), y volviendo, casi, a la situación del gráfico (196075). Previsión para 1991: 1.290.000 millones.