Nueva Revista 014 > El nuevo pulso electoral

El nuevo pulso electoral

Antonio Fontán

El autor nos hace referencia a las historias paralelas de unos comicios y otros, autonómicas y locales.

File: El nuevo pulso electoral.pdf

Referencia

Antonio Fontán, “El nuevo pulso electoral,” accessed August 9, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2115.

Dublin Core

Title

El nuevo pulso electoral

Subject

El Nuevo Pulso Electoral

Description

El autor nos hace referencia a las historias paralelas de unos comicios y otros, autonómicas y locales.

Creator

Antonio Fontán

Source

Nueva Revista 014 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

ANTONIO FONTAN socialistas en muchos de los Ayuntamientos urbanos, empezando por Madrid, fue merced a los acuerdos PSOEPC, posteriores a las votaciones y no anunciados antes de ellas. Las diferencias entre los resultados locales y los de las parlamentarias inmediatamente precedentes EL NUEVO PULSO fueron siempre tanto mayores cuanto más largo el tiempo transcurrido. La experiencia de las elecciones autonómicas es más corta y, a efectos de los grandes ELECTORAL partidos nacionales, menos significativa, porque en ellas falta el voto socialista de Andalucía y aparecen, en cambio, los nacionalistas catalanes y vascos, que Historias paralelas ocupan, en sus respectivos territorios, una amplia sección del espacio ideológico del centro y de la de unos comicios y otros derecha. Especulaciones sobre lo que puede pasar ahora Las simples series estadísticas no son base suficiente para aventurar un pronóstico. Y menos cuando faltan varias semanas para la votación, aún no hay encuestas neutrales y todavía pueden ocurrir muchas cosas. No obstante, una somera consideración de los datos globales que tenga presente ia actual situación interior de los partidos, y el crédito de que gozan actualmente ante sus electorados potenciales, invita a L próximo 26 de mayo será la primera vez pensar que es improbable que los socialistas lleguen a que las elecciones locales (y las de trece los siete millones de votos, que rebasaron incluso en Comunidades Autónomas) se celebren a el 87. Mientras que, por su parte, los populares mitad de legislatura. En el 79 fueron a los superarán probablemente sus mejores resultados Epocos días de las parlamentarias, en el 83 a —que fueron los de las europeas del 86 y las los seis meses, en el 87 a los once: ahora a los generales del 89— y quedarán más cerca del partido diecinueve. Y, entre nosotros, las legislaturas más del gobierno que en oportunidades anteriores. Lo largas apenas han durado tres años y medio. Por eso, cual quiere decir que va a haber muy pocas mayorías en la primavera del 91, aunque el gobierno acabe de absolutas en grandes Ayuntamientos, así como en recomponerse y pugne por presentarse como nuevo, varias de las Comunidades Autónomas. puede decirse que realmente las Cámaras y et En tal situación aparecen como posibles muy diversas Ejecutivo están enfilando ya la segunda mitad de su formas de organización política de la administración mandato. municipal y de la regional. Los partidos que tienen vocación y oportunidad de Cuando los comicios locales tuvieron lugar poco asumir poder no están en condiciones de prometer después de los generales, sus resultados siguieron nada, ni de anunciar estrategias para el día 27. Sólo muy de cerca a los de éstos. Ocurrió así desde el los líderes de Izquierda Unida, es decir, los principio. En tas elecciones municipales de 1979, el comunistas, se atreven a ofrecer su colaboración partido más votado fue la UCD, que había ganado incondicionada no para que gobiernen unos, sino las generales, y que en las locales obtuvo 1.200.000 para impedir que lo hagan otros. sufragios más que el PSOE. Si luego hubo alcaldes Autonómicas y locales, dos elecciones distintas Hay que distinguir ta naturaleza y las funciones de las corporaciones locales y de los gobiernos regionales. Estos últimos abarcan ámbitos territoriales y, por pocas competencias que Ies hayan sido atribuidas, ejercen responsabilidades legislativas y de gestión en nombre del Estado a las que se puede llamar políticas casi con la misma propiedad que a las del Gobierno central de la nación: organización de sus propias instituciones, ordenación del territorio, urbanismo, vivienda, sanidad, asistencia social, agricultura, turismo, cultura, ciertas clases de obras públicas y comunicaciones, así como educación, centros de enseñanza, etc. Los Ayuntamientos, por el contrario, se prestan mejor a una gestión de los asuntos más neutral, por así decir, desde los puntos de vista de los partidos y de las ideologías. En la administración municipal resulta más hacedera una política de concordia básica, en la que una casos sería aritméticamente posible una mayoría de minoría mayoritaria dirija y ejecute —o sea, los socialistas junto con IU, Pero no es probable que, gobierne—, asumiendo sus responsabilidades ante por lo menos en ciudades grandes o en una una corporación que controla y con la que se haya comunidad como la de Madrid, el PSOE vaya a llegado a acuerdos básicos en los presupuestos y en compartir poder con fuerzas que en materias las líneas generales de actuación sobre los servicios generales o de Estado (política exterior, económica, públicos. laboral, etc.) se dedican a la agitación contra el Gobierno estatal. Eso no significa, sin embargo, que No estaba tan descaminado el primitivo proyecto de haya de descartarse la formación de coaliciones. En ley de elecciones locales del 78, que atribuía la determinados casos la experiencia ha sido presidencia de las corporaciones locales a la lista más satisfactoria o, al menos, aceptable para los socios. votada y evitaba el mimetismo «clónico» que Pero los partidos y los responsables políticos no actualmente existe entre las instituciones municipales tienen por qué encerrarse después del 26 de mayo en —corporación y alcaldía— y las nacionales fórmulas de imitación parlamentaria en todos los —Parlamento y Presidencia del Gobierno—, El cual, niveles de la Administración. Ante determinados por otra parte, no podría llevarse nunca a sus últimas resultados electorales, que en ciertos supuestos son consecuencias, porque sería absurdo e irracional que previsibles, es el momento de la imaginación y de los alcaldes pudieran disolver los Ayuntamientos. anteponer el servicio público a otras consideraciones. La coalición, con un programa común pactado, parece apropiada para comunidades de orden territorial. Las «minorías mayoritarias» de gestión, Las clases de Gobierno posibles que no excluyan compartir responsabilidades y se después del 27 de mayo acomoden al control de las corporaciones, pueden ofrecer fórmulas prácticas, aplicables en numerosos municipios, Al fin y al cabo, a los representantes En muchas localidades y en algunas Comunidades regionales y a los concejales se les elige para Autónomas las elecciones de mayo pueden dar lugar funciones distintas. La principal actividad de a resultados de mayoría absoluta de partido o de lista, diputados y asambleístas es legislativa y pero eso no ocurrirá en todas ellas y desde luego no parlamentaria. La de los ediles es de gestión. será así en varias de las más importantes. En ciertos