Nueva Revista 011 > Olvidar Cataluña

Olvidar Cataluña

Aleix Vidal Quadras

Del contraste entre el discurso nacionalista catalán de nuestros días, construído sobre conceptos tales como la competitividad, la modernidad o el europeísmo.

File: Olvidar Cataluña.pdf

Referencia

Aleix Vidal Quadras, “Olvidar Cataluña,” accessed August 12, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2053.

Dublin Core

Title

Olvidar Cataluña

Subject

Panorama

Description

Del contraste entre el discurso nacionalista catalán de nuestros días, construído sobre conceptos tales como la competitividad, la modernidad o el europeísmo.

Creator

Aleix Vidal Quadras

Source

Nueva Revista 011 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Olvidar Cataluña Por Alcix VidalQu adras fría y de la política de bloques alditas sean las naciones ha hecho emerger otro tipo de y malditos son los homfuentes de conflicto, entre los bres nacionales...! Amo cuales los fundamentalismos rea todos los vasallos del Rey ligiosos y los nacionalismos ocunuestro Señor, y a los napolitapan un lugar siniestramente desnos por ventura dando ocasión tacado. El hecho de que este fede celos a los españoles, porque nómeno por tantos motivos neme parece grande pilar de la gativo haya sido invocado desde monarquía del Rey, y no soy yo las filas de los nacionalismos canacional, que es cosa de muchatatán y vasco como una muestra chos.» del vigor ideológico de sus tesis, (Carta de) CondeDuque de ilustra, una vez más, la ausencia Olivares al Marqués de Torrecude rigor y la manipulación suso, maestre de campo napolitaperficial de los acontecimientos no, a raíz de una discusión de históricos en los que estos sectoéste con el Conde de Santa Cores caen con excesiva frecuenloma, catalán y Virrey de Catacia. Considerar el triunfo episóluña.) dico de una determinada doctrina social o política como un arA lo largo de tos dos últimos gumento per se a favor de su meses, algunas voces procedenbondad o legitimidad no parece tes del campo del nacionalismo a estas alturas demasiado serio. se han congratulado del resurgir Un enfoque semejante podría de esta doctrina y se han ufanaser igualmente aplicable a! fanado, en expresión no exenta de tismo chiita de nuestros días o a Enric Prat de la Riva optimismo, del «triunfo de nuesla barbarie fascista de las décatras ideas». ta el esclarecimiento de los facdas de los treinta y los cuarenta, tores sociales, económicos, hisCuriosamente, esta euforia ha cosa que difícilmente podría ser tóricos y políticos que determivenido motivada por sucesos tan aceptada por un nacionalista capreocupantes como los sangriennan su amplio éxito electoral y tatán o vasco dotado de un mínitos pogroms étnicos en algunas su considerable poder de movilimo de sentido común. repúblicas soviéticas, la amenazación. Asimismo, resulta indisza inquietante de disputas fronEn cualquier caso, el nuevo pensable poner de relieve las seterizas violentas entre diversas escenario mundial establecido veras limitaciones que el nacionaciones de la Europa del Este tras la evaporación del marxisnalismo presenta a la hora de o los crecientes síntomas de inmo devuelve a los nacionalismos ofrecer soluciones válidas a los minente erupción del heterogéun protagonismo indudable y problemas de Cataluña y contrineo volcán plurinacional, pluconstituye un acicate para la rebuir eficazmente a su progreso ricultural y plurirrcligioso que flexión sobre estos movimientos y a su prestigio en el contexto durante los últimos tres siglos ha desde la presente realidad espaespañol y europeo. ido conformando el imperio ñola, En particular, el nacionaruso. Es de suponer que la invalismo catalán, cuya influencia Esquematismo sión brota! del indefenso emiradecisiva en la vida pública del reduccionista to de Kuwait por parle de Irak Principado durante este siglo también ha contribuido, al tranadie se atrevería a negar, ofretarse, obviamente, de una agreEl tema es, por supuesto, muy ce un interesante motivo de anásión inspirada entre otros motivasto, y no puede ser agotado lisis, no tanto por sus contenivos por un exacerbado nacionaen un artículo breve, por lo que dos, que, tal como sucede en tolismo, a estimular las antedichas me limitaré a apuntar algunos das las corrientes nacionalistas, alegrías. aspectos a mi juicio particularson de una trivialidad decepciomente interesantes y a intentar Resulta aparente, y así lo han nante, sino por sus peculiaridaofrecer líneas de pensamiento señalado numerosos analistas, des, que lo singularizan, y por alternativas tendentes a romper que el crepúsculo de la guerra el reto intelectual que represenfrecuente participar en converhacen del catalán un nacionalisciente o inconsciente, esta estresaciones múltiples en las que los mo poco común, cabe destacar mecedora maniobra, el nacionainterlocutores pasan de una lenen primer lugar el hecho histórilista ya esta listo para las más gua a otra en rápida sucesión seco de que Cataluña jamás ha teimportantes hazañas porque la gún a quién se dirigen y recunido un Estado propio, y, en fe puede desplazar montañas rren a vocablos castellanos o caeste contexto, no tiene un Estamientras que la razón sólo puetalanes indistintamente para afido que «recuperar». La carencia de aspirar modestamente a enlar una idea o precisar un matiz. de un lastre de nostalgia de un tenderlas. Consecuentemente, No existe, como en Bélgica, una Estado que un día fuera suyo uno de los problemas cruciales coincidencia entre división terriproporciona al nacionalismo cade los líderes nacionalistas restorial y lingüística, sino que las talán una mayor libertad de moponsables —y el caso catalán es dos lenguas permean todo el vimientos y una superior flexibiun buen ejemplo— estriba en país en una inextricable tnterrelidad a la hora de buscar salidas controlar las fuerzas poderosísilación. Esta realidad viva, estiEl nacionalismo resulta no estándar a sus frustraciones. mas que contribuyen a desatar y mulante e irreversible produce Resulta innecesario aclarar que que resultan en ocasiones de diextraordinariamente una aguda irritación en los nael mosaico de condados de los fícil encauzamiento. motivador en el plano cionalistas, que se han embarcasiglos IX al XI o el reino catalaEl nacionalismo resulta exindividual porque descansa do en una ingente tarea para lonoaragonés de los siglos Xll al traordinariamente motivador en en instintos y atavismos grar lo que ellos denominan XV, con sus sucesivas divisiones el plano individual porque des«normalizar» lingüísticamente el y recomposiciones, no pueden profundamente enraizados cansa en instintos y atavismos país, es decir, conseguir una Caser en absoluto asimilados a un en la naturaleza humana. profundamente enraizados en la taluña monocroma y monolinEstado en el sentido moderno naturaleza humana. La segungüe en catalán, con el castellano del término. dad que proporciona la conciencomo lengua puente hacia el rescia de pertenecer a un grupo hoOtra cuestión a destacar es to de la Península. mogéneo, el odio o el temor a que de las dos violaciones terrilo que es distinto o extraño, la La revisión actua i mente en toriales clásicas dei principio nasatisfacción narcisista de perciestudio por parte del Gobierno cionalista, a saber, una nación bir el universo a través de lo que nacionalista de la vigente Ley de partida en varios Estados o un uno es o pretende ser y la neceNormalización Lingüística conEstado que en corsé ta a varias sidad de autoafirmación frente a templa incluso acciones sancionaciones, Cataluña es, a los ojos los. demás laten en el núcleo osnadoras contra empresas privade sus nacionalistas, un espécicuro y oculto de los fervores nadas o comercios que no se atenmen híbrido. Por una parte, el cionalistas. gan a los mencionados criterios Estado español es conceptualiuniformizadores. Es ocioso dezado como un armazón jurídicoEn el terreno de lo colectivo, cir que si semejante disparate se admmistrativo que las diversas el nacionalismo es extraordinallevase al Parlamento de Catalunaciones existentes en su seno, con el esquematismo reduccio riamente complejo y multiforña en forma de proyecto de ley, entre ellas la catalana, soportan nista típico de los enfoques name. y la simple tarea de clasifise suscitaría un debate muy ena regañadientes, y, por otra, una cionalistas. car los nacionalismos o, como cendido y la convivencia pacífivisión pancatalanista romántica cuestión previa, establecer criteEl nacionalismo es una doctrica de ios catalanes se vería sepresenta los hipotéticos Países rios significativos para una taxona intelectualmente ¡nsatisfactoriamente perturbada. Catalanes repartidos entre los nomía clarificadora de los misria en la medida que transforma Estados español y francés, con mos, representa una tarea forlas contingencias —las naciones, la denominada «Cataluña Normidable para el sociólogo o el las lenguas y las culturas nacen, te» al otro lado de los Pirineos. polilólogo, y existen todavía noviven y desaparecen— en absotables discrepancias al respecto. lutos sacralizados y que basa su Un tercer aspecto notable es La burguesía capacidad de explicar la realidad la práctica división de los ciudacatalana social en la circunstancia impordanos de Cataluña en dos mitatante, pero no esencial, de perdes no disyuntas, una de castetenecer a una determinada etllano y otra de catalanoparlanPor último, es interesante Singularidad nia, religión o cultura. Todo nates. Los grandes movimientos destacar que el catalán constitucionalista sincero se ve inexoramigratorios hacia Cataluña en ye un ejemplo paradigmático de blemente compelido a abdicar busca de puestos de trabajo proEl nacionalismo catalán, tal nacionalismo estrechamente liparcial o totalmente de interprecedentes de otras partes de Escomo quedó articulado desde gado a procesos de modernizatar el mundo mediante la raciopaña. muy especialmente en los los inicios de nuestro siglo, ofreción e industrialización, hasta el nalización de sus mecanismos y años cincuenta y sesenta, han ce aspectos singulares que lo enpunto de que casi podría ser un ha de estar dispuesto, mal que creado una sociedad de un bilinvuelven en un aura de originaliarquetipo al respecto. En efecle pese, a desplazar ¡a sede de güismo complejo y de un curiodad y que le proporcionan tos to, la poderosa síntesis entre sus posibilidades de comprender so sincretismo cultural. Las lenelementos para escapar de la licultura y política que cristalizó su entorno político, económico, guas castellana y catalana se nealidad mentalmente empobreen el novecentismo y que vertereligioso y cultural de su cerebro mezclan, entrecruzan, barbaricedora propia de su esfera ideobró definitivamente al catalanisa su intestino grueso. Una vez zan y conviven en un equilibrio lógica. mo en su vertiente pública, se llevada a cabo, de manera consfascinante y dinámico. No es inEntre las características que apoyó en la voluntad de una clacomo la gestión medioambienexplica a partir de su identificase social, la burguesía catalana, tal, la universidad, la investigación con la resistencia al régide superar el decadentismo esción o la articulación de una admen anterior, de su habilidad pañol de finales del siglo XIX. ministración pública ágil, flexipara aparecer como la opción Tal como ha puesto magistralmás útil frente al socialismo cenble y eficaz han sido de una pomente de manifiesto Ernest Getralista y fiscalizador y de su cabreza y de una falta de ambición llner, el nacionalismo es una rácter de instrumento de ciertas consecuencia obligada de las nedecepcionantes. élites para controlar políticacesidades de las sociedades inLa revista The Economis! se mente el país y crear una tupida dustriales modernas, que rerefería en junio de 1988 al líder red de influencias clientelares. quieren una cultura homogénea, de la actual mayoría gobernante completa y alfabetizada dentro en Cataluña en los siguientes del territorio del Estado para términos; «Short in words and m garantizar la eficacia de un sistestature, Mr. Pujol makes unmema de producción en permanenmorable speeches and governs te progreso. Esto exige a su vez La experiencia actual unexcitingly», Y parece obvio un sistema educativo piramidal que nuestra época y sus desafíos que proporcione individuos con gigantescos centrados en la conSin embargo, de la misma forun nivel de conocimientos supeservación del planeta, en la rema que el triunfo de una ideolorior a un umbral mínimo, intervolución tecnológica y en el ocagía no signiñca necesariamente cambiables y socialmente móviso de las ideologías, no aconseja que sea social o moralmente coles. precisamente estilos de gobierno rrecta, la posesión de la mayoría carentes de brío y de nervio proporciona el poder pero no La burguesía catalana de las creativo. El contraste entre el siempre garantiza la posesión de primeras décadas del siglo XX El contraste entre el discurso nacionalista catalán de la verdad o la acción de gobieremprendió decididamente la indiscurso nacionalista nuestros días, construido sobre no más adecuada. A la luz de corporación de su país a lo que catalán de nuestros días, conceptos tales como la compelos diez años de experiencia de seria en lenguaje tofleriano la administración nacionalista en titividad, la modernidad o el euconstruido sobre segunda ola, pero en franca Cataluña, se puede llegar a la ropeismo, y lo limitado de sus conceptos tales como la oposición a la estructura general conclusión de que el nacionalisavances en todas estas direccioespañola de la época, caciquil, competitividad, la mo no ha sabido proporcionar al nes, resulta particularmente inmovilista y con un peso excesimodernidad o el país un horizonte ambicioso ni sonrojante. vo del sector primario. Por taneuropeismo, y lo limitado lo ha colocado, a pesar de su voto, en una reacción casi refleja, Otra característica negativa luntarismo retórico, en el lugar de sus avances en todas se vio obligada a fabricar su prodel nacionalismo catalán hoy goque potencialmente merece en pio ámbito cultural homogéneo estas direcciones, resulta bernante en la Generalidad es España y en Europa. dentro de su pequeño territorio, su impúdica ambigüedad en torparticularmente y es ilustrativo recordar cómo la no a los temas de fondo que deA diferencia de lo que en su sonrojante. Mancomunidad creó el Instituto finen un modelo de sociedad. día hicieron ejemplarmente Prat de Estudios Catalanes y la Bide la Riba y Cambó, situando a Los posicionamientos de los diblioteca de Cataluña, y encargó Cataluña a la vanguardia de un putados catalanes nacionalistas a Pompeu Fabra la construcción ambicioso proyecto de renovaen el Congreso sobre cuestiones de una lengua moderna, apta ción social, cultural y económitan trascendentes como la despara posibilitar el funcionamienca, transformándola en referenpenalización del consumo de to de una sociedad avanzada en cia de modernización y de prodrogas, el sistema educativo, ta renovación permanente. greso para el resto de España, sanidad o la currupción han sido Sa versión pujolista del nacionasistemáticamente de una vapoUna vez encendida la antorlismo catalán actual es de una rosidad acomodaticia ante las cha nacionalista y puesta de maanodina atonía. tesis socialistas, cuando no de nifiesto su eficacia moví I izad ora, De la misma forma que los un seguidismo rayano en lo serse la disputaron diversas manos, hombres del novecentismo se y con el advenimiento de la Revil. lanzaron imaginativa y valientepública pasó a ser bandera de la Las grandes líneas de actuamente por la senda de la indusizquierda. Posteriormente, la ción de los nacionalistas en el trialización modernizadora con oposición a la dictadura frangobierno de la propia Cataluña todas sus secuelas positivas en quista haría un uso abundante y dentro de sus amplias compelos ámbitos de la creación de ingeneralizado de las reivindicatencias autonómicas se han cafraestructuras, de impulso a la ciones nacionalistas y las interacterizado también por una noeducación y la formación y de graría como una componente table indefinición ideológica que fomento de las nuevas tecnoloclave en su lucha por la recupeha dado lugar a ominosas congías, el nacionalismo pujolista ración de las libertades polítitradicciones entre una retórica podía haber enfrentado sin vacicas. de defensa de la sociedad civil y laciones los retos propios de El sostenido triunfo electoral de la libre iniciativa y una volunnuestra época. Lejos de ello, sus del nacionalismo en Cataluña tad apenas disimulada de conactuaciones en campos tales durante los últimos diez años se trol y tutela. Un presupuesto en el que el enaeuoamienio conuestra identidad no ha de ser mienza a ser una losa, con un obstáculo para sentirnos parte predominio crónico del gasto de la empresa común española y participar activamente en la corriente sobre la inversión, una Cataluña y su proceso maTcha del Estado. Hablar, esLey de Sanidad que consagra un cribir y soñar en nuestra lengua modelo rígidamente burocraticatalana no significa que en el zado o un documento de estratefondo de nuestras almas no regia que recomienda, entre otras de integración en suene también como propia la minucias, colocar personas adiclengua castellana, que nos hertas en puestos claves de los memana con otros muchos pueblos dios de comunicación, de los code pasado grandioso y compartilegios profesionales o de las uniel conjunto español do. versidades, no sugieren precisamente un clima de respeto a las La obsesión por la diferencia Por Eugenio Domingo Solans libertades. es mala consejera, y la preocupación constante por el continente nos hace descuidar lo realmente importante, que es el Los grandes teóricos de la dilos pueblos como a los contenido. Tal como recomiennámica del federalismo, en sus individuos —escribió el Dualidad da ingeniosamente uno de nuesdiferentes manifestaciones — gran filósofo catalán Jaitros pensadores contemporáBryce, Popitz, Peacock—. han me Balmes. a propósito de Caneos, hemos de hacer un esfuersostenido que los distintos factoEn cierta ocasión, ante un eritaluña— no los salvan los furiores que promueven el progreso zo para olvidar un poco a Catazado consejero de Cultura — sos arrebatos de cólera con que económico (desarrollo tecnolópersona educada y agradabilísiluña si deseamos que nos quede ciegos de venganza se arrojan a gico, crecientes economías de ma. me complace reconocerlo, la violencia y al crimen, sino la tiempo y energías para trabajar escala, mayor facilidad de comucuando no está ejerciendo de firmeza en sostener con el copor ella. nicación) sientan las bases de nacionalista—, utilicé en el Parrrespondiente decoro los intereSer un caballero no significa una tendencia a la centralizalamento un símil extraído de la ses de su causa, y aquella inaltesiempre saber griego, esgrima y ción. No creo que sea así, y no física que ilustra claramente la rable constancia nacida de la equitación, sino, en ocasiones, lo ha sido, desde luego, bajo la senda por la que, a mi entender, profunda convicción de que la haberlos olvidado. Hagamos, óptica de la experiencia españolos catalanes debemos buscar en razón los asiste y de que tarde o pues, este ejercicio purificador la. El progreso económico es el futuro nuestro equilibrio intetemprano llegará el día de la de olvidar ligeramente a Catalufuente de integración y de coherior como pueblo. De la misma justicia»1. ña para mejor servirla. sión, pero no necesariamente de forma, dije, que la luz se comEn una carta que el actual y Parece claro, a ta vista de lo centralización, como lo prueba porta en determinados fenómeacontecido en el siglo y medio carismático presidente de la Geel hecho de que los países más nos, tales como la difracción, de transcurrido desde que el pensaneralitat escribía en abril de desarrollados del mundo pomanera ondulatoria, aparece en dor de Vic efectuó la anterior 1981 al entonces presidente del sean, en general, una estructura otros, tales como el efecto foafirmación y, sobre todo, a la Gobierno, el nada carismático federal. toeléctrico, como un conjunto luz de la posición que Cataluña pero agudamente inteligente de corpúsculos, y es imposible ocupa y defiende en la España Leopoldo Calvo Sotelo, le deEn el caso de la relación entre afirmar, sin cercenar la realidad, actual, que los catalanes le hecía: «Reiteramos nuestro deseo Cataluña y el resto de España es que la luz es una onda o un haz mos hecho caso a nuestro filósode aplicar la política que nos indudable que ha habido dos de corpúsculos. Es las dos cosas fo. Y que. haciéndole caso, tas factores que se han potenciado marcó Cambó: querer para Caa la vez, y por ello la física se cosas no nos han ido mal. mutuamente: integración y protaluña la libertad y para España vio obligada a introducir una Sin duda alguna. Cataluña y greso. Cataluña ha progresado la grandeza». Tengo la convicnueva idea que describiese este los catalanes estamos ahora conmás a medida que se ha integración —o, si se quiere, la sospehecho inasumible por el sentido siderablemente más integrados do económicamente en el concha— de que ya es hora de incomún ordinario. Hoy en día en la sociedad española de lo junto español. Y, a su vez, dicho vertir los términos de esta ecuaningún físico se altera cuando que lo estábamos en la década progreso ha sido fuente de mación. Como catalanes, y desde emplea el concepto de dualidad de 1840. Somos, desde luego, yor integración, no sólo en el Cataluña, sería bueno empezar ondacorpúsculo. También los más prósperos y cultos, no sólo, plano económico, sino también a concentrar sin reservas nuescatalanes somos duales, y debepor supuesto, en términos absoen el social y en el cultural. Y, tros esfuerzos en el impulso de mos hacer simultáneas, compatilutos, sino también en términos desde luego, todo lo anterior no las libertades en España, gananbles y complementarias dos rearelativos, descontando el proceha conducido ni a una pérdida o do al mismo tiempo para nueslidades igualmente presentes en so general de progreso que han difuminación de los valores sotros colores una pátina de grannuestra estructura espiritual. experimentado, con inevitables cioculturales propios de Cataludeza. • Podemos ser, y es bueno que vaivenes, las sociedades occiña ni a una imposibilidad de auseamos, catalanes y españoles, dentales en el último siglo y metogobierno en un grado que a alde la misma forma que la luz es Akl* VldalOuadraí es catedrático de dio. Y gozamos, en fin, de magunos les parecerá exiguo y a ondulatoria y corpuscular. ReFísica Atómica y Nuclear de la Universiyor libertad, tanto en el plano otros excesivo, pero que. desde clamar o incluso exigir nuestro dad Autónoma de Barcelona. Desde estrictamente individual como luego, no admite comparación 1ÍÍ88 preside el Grupo Parlamentario Poautogobierno y el ejercicio de en el plano colectivo. con lo experimentado en los úlpular en el Parlamento de Cataluña.