Nueva Revista 010 > China, la crisis más larga

China, la crisis más larga

Jean Luc Domenach

Acerca de una de las crisis, de las que se conocen pocas en la historia que hayan durado tanto tiempo. Después de las voces jubilosas y gritos de horror de la primavera de 1989, un pesado silencio ha caído sobre China.

File: China, la crisis más larga.pdf

Referencia

Jean Luc Domenach, “China, la crisis más larga,” accessed August 12, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2024.

Dublin Core

Title

China, la crisis más larga

Subject

Ensayos

Description

Acerca de una de las crisis, de las que se conocen pocas en la historia que hayan durado tanto tiempo. Después de las voces jubilosas y gritos de horror de la primavera de 1989, un pesado silencio ha caído sobre China.

Creator

Jean Luc Domenach

Source

Nueva Revista 010 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

CHINA LA CRISIS MAS LARGA Por Jean Luc Domenach el momento, dentro de una estrecha banda, espués de las voces jubilosas y los gride acuerdo con la voluntad del «Pequeño Titos de horror de la primavera de 1989, monel», Deng Xiaoping. Porque éste no ha un pesado silencio ha caido sobre ChiDemprendido la retirada: continúa como el verna. Los medios internacionales de comunicadadero patrón del régimen. Como en los últición se han llevado sus cámaras y micrófomos tiempos de Mao Tse Tung, los equilibrios nos. En la misma China, las noticias han camde fuerzas políticas sólo podrán variar cuando biado de terreno. En la primavera de 1989, la su estado de salud se deteriore de forma irreactualidad habia escapado de las manos de versible. Todo el mundo lo sabe y se prepara las autoridades. Hoy se anuncia otra vez en en silencio para el momento. las columnas del Diario del Pueblo, el diario oficial del partido. Las revueltas han disminuiLa trayectoria política no ha variado. El endo, desplazadas hacia el exterior del sistema. durecimiento ideológico sólo ha ejercido efecDespués de las voces Exterior nacional (revuelta islámica en Xintos de escasa importancia de cara a una pojubilosas y los gritos jiang)1, social (protestas campesinas numeroblación que ha vuelto a sus viejos hábitos de sas, pero de proporciones limitadas), política de horror de la primaprudencia. El único efecto concreto ha sido el (esporádicas manifestaciones estudiantiles en refuerzo de la disciplina en todos los órdenes vera de 1989, un pesael aniversario del 4 de junio) e internacional de la vida. La lucha contra la inflación ha prodo silencio ha caido so(creación de una oposición en el exilio)3. Las porcionado algunos éxitos, compensados — autoridades parecen retener de nuevo con bien es verdad— por la baja tasa de crecibre China fuerza todo el poder en sus manos. Los ritos miento. Aunque los más importantes socios oficiales han sido restablecidos en todo su esexteriores de China han restablecido sus liplendor. Los representantes extranjeros han neas de crédito, la confianza internacional tomado otra vez el camino que conduce a Pepermanece alerta. kín. Regresan admirados, tanto por la «alta viDe hecho, el equipo en el poder desanolla sión» de los dirigenes chinos como por su reauna política a corto plazo. Su objetivo sigue lismo. siendo, teóricamente, continuar el proceso de modernización sin excesos «de derechas». En Estas impresiones dejan traslucir un hecho la realidad, su principal preocupación se limita incontestable: nada ha ocurrido en el panoraa congelar la crisis para salvar el comunismo, ma interno de China al cabo de un año. La sia la espera, evidentemente, de que la debilituación de las fuerzas políticas creada por la dad de los enemigos y la pasividad del cuerpo crisis de mayojunio de 1989 no ha sufrido social permitan reemprender más tarde la ninguna modificación perceptible. Es cierto marcha hacia adelante. Porque la crisis china que se ha observado el avance del clan militar es mucho más profunda y antigua que la exde Yang Shangkun y la omnipresencia del priplosión registrada en la primavera de 1989. mer ministro, Li Peng. No obstante, estos asAunque ahora contenido y menos visible, el pectos han venido compensados en parte problema no ofrece el mqnor atisbo de solugracias a la concesión de la Presidencia de la ción y continúa devorando el país como un Comisión de Asuntos Militares al secretario cáncer. general, Jiang Zemin —más moderado, pero ¿Cuál es la índole de esta crisis? Se conomenos influyente—, así como por la confirmacen pocas en la historia que hayan durado ción de las posiciones conquistadas por Qiao tanto tiempo. Aparece como la antitesis exacShi, como jefe de los Servicios Especiales3. ta del éxito logrado por el Japón. China conEn conjunto, no se ha roto el equilibrio entre tinúa proponiéndose el dilema que el Japón las distintas fuerzas. El peso relativo de unos resolviera el siglo último: ¿Cómo responder al y otros varía de modo constante, pero, hasta desafío nacional planteado por la prepotencia del comunismo, y por tanto contaba con su La trayectoria política de Occidente? La respuesta japonesa quedó capacidad de controlar la «tentación extranjeno ha variado. El enduarticulada sobre dos elecciones básicas que ra» en un país que salía de tres decenios de recimiento ideológico China fue —en distintas épocas— incapaz de desgracia. Una contradicción explosiva ha adoptar o de aplicar: en primer término, conterminado por enfrentar las aspiraciones sosólo ha ejercido efecceder prioridad absoluta a la modernización ciales al conservadurismo político de una butos de escasa imporeconómica sin modificar el sustrato culturarrocracia desprestigiada. en segundo lugar, abrir el país al extranjero, Nadie sabe lo que hubiera podido suceder tancia de cara a una tamizando sus influencias. Si el comunismo en China si Deng Xiaoping hubiera cedido el población que ha vuelaccedió al poder fue porque ofreció una soluaño anieñor a la «Primavera de Pekín». Pero ción creíble al problema de la modernización es evidente que al negarse a los cambios, ha to a sus viejos hábitos y de la occidentalízación: recurrir a movilizar llevado a su pais a una crisis cuya solución se de prudencia las fuerzas endógenas, y, por tanto, cerrarse ve cada vez menos clara. Porque, con indeal exterior. Pero, en la práctica, el totalitarismo pendencia de los logros o fracasos desarromaoísta aprisionó el cuerpo social, mientras llados por el comunismo en China, y cualquieque la cerrazón nacional mantenía a China al ra que sea el innegable progreso de las regiomargen de las grandes corrientes innovadones costeras a partir de 1980, el problema ras. El mérito de Deng Xiaoping es el haber planteado en 1989 no ha sido resueito. ¿Cuál comprendido el dilema y adoptado medidas sería el régimen político a crear que pueda fundamentales que aproximan la elección chiresponder a las aspiraciones de las masas y a na a su precedente japonés: impulsar la prolos deseos de las minorías, siendo capaz, al ducción, sustituir la coacción por el estímulo y mismo tiempo, de promover el desarrollo ecouna mayor autonomía, sin necesidad de altenómico? La respuesta parece cada vez más rar el sustrato políticocultural, abrir el país al difícil de alcanzar. En efecto, los tres obstácuextranjero aunque de modo controlado. Así los principales, que ya estaban presentes muse explican los éxitos iniciales, tan prometecho tiempo antes, no han cesado de crecer. dores. Sin embargo, Deng se hizo ilusiones Sus raíces son diferentes: respectivamente, porque contaba con la seguridad de este susson de índole social, internacional e ideológitrato politicocultural, es decir, la popularidad co. aceptando un mayor grado de descentralizaEl problema ción. De hecho, esta medida es la que salvó al de la cohesión social régimen de Deng en junio de 1989: los «caciques» locales se habían sentido amenazados por la protesta democrática, mientras que El problema social es el que los visitantes Deng les prometía mantener el statu quo. Sin distinguen con mayor dificultad. La sociedad embargo, si esta descentralización no llega a china los deja admirados, porque, a diferencia amenazar al poder político, supone un riesgo de la soviética, presenta un aspecto «positipara su rendimiento eficaz. Cualquier medida vo»: muestra con claridad que está viva, actide alcance nacional, inicia un auténtico prova. Cuando Gorbachov alcanzó la cúpula del ceso de negociación entre el Poder central y poder, se dio cuenta que allí nada se movía: el las diferentes escalas de la Administración, cuerpo social habia sido anestesiado durante para terminar, generalmente, por encajarse en 70 años por el poder comunista. En cambio, el panorama caracterizado por la falsedad y la cuando Deng Xiaoping ha tomado el poder, la incongruencia. sociedad china se dedicó rápidamente a la reactivación. Había sido programada, a veces La consolidación de los poderes locales aplastada, pero no anestesiada y mucho meresponde también a otra lógica muy peligronos debilitada: desde que dejó de servir de sa. Al replegarse, el poder comunista ha permarco a una tarea destructiva, el entramado mitido la reaparición de pequeñas comunidasocial sirvió de hecho de protección a las codes inspiradas en la tradición confuciana. La lectividades, introduciéndolas en una especie sociedad china se ha convertido rápidamente de vitrina aislante. Es lo que se podría llamar en un hervidero de cultura en plena efervesla paradoja conservadora del totalitarismo cencia, en cuyo proceso las diferentes células chino. Esa sociedad respondió de forma inse combinan o dividen, se hacen la compemediata a los que le animaban a enriquecertencia o se atascan. Es verdad que esta trase. Y se puso a la tarea con extraordinario diyectoria anárquica ofrece auténticas ventajas: namismo. Y durante más de diez años el deEl equipo en el poder cada unidad aporta lo mejor de sí misma, dissarrollo económico fue, por término medio, alpuesta a consolidarse y a proteger a sus desarrolla una política rededor del 10% cada año. miembros. Los mejor dotados, bien sea por la a corto plazo. Su objenaturaleza o por los que detentan el poder, loPero lo que tos visitantes no comprenden gran desarrollarse rápidamente —se pueden tivo sigue siendo, teóes que ese activismo social se hizo, en senticomprobar casos espectaculares en la China do estricto, desbordante. Empujada, protegiricamente, continuar del litoral—. Este fenómeno no deberá identida y, finalmente, abandonada por el poder, la el proceso de modernificarse con el aumento de rivalidades regionasociedad china se restablece, no contra ese les o raciales aunque favorezca —hasta cierto poder, sino al margen de él. Es una sociedad zación sin excesos «de punto— su reaparición. Porque, al estar enque de golpe se ha apartado de la política. derechas» frentadas entre ellas, las células sociales Las normas predominantes en la época antemuestran poca estabilidad política y escasa rior han desaparecido sin haber sido reemplafuerza de cara al Poder central. Se podría inzadas, y las previstas para el futuro son de íncluso afirmar que agrupación social y autoridole cultural: las unas, mayoritarias, inspiratarismo son dos elementos que se refuerzan das en la tradición confuciana, y las otras, el uno al otro. Pero, de otra parte, esta difepropias de las minorías urbanas, importadas renciación debilita el entramado cívico y sude Occidente. pone un obstáculo para la puesta en marcha Este proceso de despolitización ha provode cualquier política que no responda a las cado, en el curso de los años ochenta, conseaspiraciones del pueblo: el fracaso del control cuencias igualmente nefastas. La primera ha de la natalidad es un ejemplo flagrante. sido el debilitamiento del Estado. Antes de 1978, el Partido Comunista acaparaba práctiEn las regiones campesinas se desarrolla camente la Administración, Al batirse en reticon más fuerza el fenómeno de la proliferarada, detrás de él no ha dejado nada más que ción de grupos celulares, asentados sobre nauna burocracia ineficaz, irresponsable y cocionalismos locales, al amparo de la caída de rrompida. Desprovisto de vitalidad ideológica, los cuadros comunistas. En las ciudades, el de medios financieros y poderes coercitivos, proceso disminuye algo por la presión de las el Estado central ha perdido el control sobre masas, la presencia del poder político y los su aparato administrativo. De este debilitacambios generados por el progreso económimiento quiso obtener una posición fuerte, co. Sin embargo, allí los conflictos son más No estaría demás reflexionar sobre las ranumerosos y toman fácilmente connotaciones zones de tales éxitos. Los unos ofrecen las políticas. Un modo de evitar el bloqueo celular ventajas clásicas de la política internacional hubiera podido estar en la creación de una socomunista: la cohesión, la obstinación y la ciedad civil urbana económicamente desarrofuerza de la ideología. Otras razones aluden a llada, capaz de escapar al control de las disla ingenuidad de los colaboradores extranjetintas células tradicionales, que se habría caros de China. Pero no se ha entendido sufiracterizado por la definición de las aspiraciocientemente hasta qué punto el desarrollo de nes comunitarias, arrastrando consigo al las relaciones internacionales favoreció a Chimundo rural. Éste es el proceso que se fue dena tras la II Guerra Mundial. El enfrentamiento lineando en los años ochenta. Durante el peEsteOeste resultaba, al mismo tiempo, ideoríodo en que dicho proceso se desenvolvió lógico y estratégico: daba ventajas a los grandiscretamente y con escasa fuerza política, des países continentales como la URSS y las autoridades lo permitieron. Pero, súbitaChina, movilizados y militarizados por sus pomente, todo se aceleró en la primavera de tentes partidos comunistas. Además, la po1989. Aquella sociedad urbana, durante esos larización del mundo permitía a Pekin situarse días, se encontró identificada con las tendencomo defensor de ios países del Tercer Muncias democráticas de las nuevas élites intelecdo, facilitando la posibilidad de mantener su tuales y tecnológicas. Por vez primera, se enindependencia dentro de la acción común. contraron con un espíritu, un lenguaje y actitudes solidarias que superaban los particularismos. ¿Se trataba de adquisiciones irreversibles? Nada permitía afirmarlo. Pero el movimiento fue aplastado. Las élites, aterrorizadas o arruinadas, y el poder arcaico de las unidades fraccionadas, reforzado5. El sentimiento de fracaso justificaba la vuelta a los viejos egoísmos: desconmfiados, no se volverían a aceptar más riesgos para las colectividades. Cada uno a lo suyo. Ei regreso a las pequeñas agrupaciones solidarias tradicionales tomará asi la perspectiva de la descomposición social. La psicología del fracaso nacional Esta sensación de fracaso no dimana solamente de la matanza de junio de 1989. Se refuerza por la degradación del status internacional de China al cabo de! último año. PorA partir de los años setenta, el papel inter Matanza de ta pía™ de que el sentimiento nacionalista ocupa un lunacional de China se fue deteriorando progre Tianam Jun° 1989 gar fundamental en la política china. Después sivamente, y, al mismo tiempo, en Asia se resque los comerciantes occidentales se instalatablece una nueva jerarquía entre las nacioron en las puertas de China en el siglo pasado, los acontecimientos internacionales se nes, siguiendo baremos cada vez más de convierten fácilmente en problemas interiores base económica. Los dirigentes chinos así lo del país. El Kuomíntang se hundió porque no reconocieron cuando decidieron dar prioridad fue capaz de proteger a la nación china. El a la modernización: la política internacional PCC se impuso porque demostró ser su más china se puso también al servicio de motivapoderoso defensor. Y como consecuencia — ciones comerciales. Ante la llegada masiva de a pesar de errores y luchas internas—, los éxihombres de negocios y de turistas extranjetos logrados en la esfera internacional han ros, China tomó conciencia de su miseria. El contribuido de modo indudable a mantener sentimiento de humillación nacional, ignorado en el poder al comunismo. durante la época de cerrazón totalitaria, volvió rizado desde hace un siglo. Los héroes de la a tomar cuerpo en la población. Las reaccioPrimavera de 1989 están exiliados y desde el nes xenófobas —incluso antijaponesasestudiante al conductor de taxi, los mejores crecieron en los medios urbanos, particularintentan emigrar. ¿No será necesario, pues, mente entre los estudiantes que desencadevolver a partir de cero? narían la «Primavera del 89»6. Nada extraño hay en tal actitud: los chinos no se quejaban solamente de haber sido malEl vacío ideológico tratados por sus dirigentes, sino más bien por I su situación de atraso respecto a las grandes naciones civilizadas. Uno de los componentes Sería conveniente, a propósito de todo esenciales del descontento social en este esto, que se llevara a cabo en China una aupaís es la comparación permanente con las téntica reflexión política. Aunque ésta sea especulativa. El problema es inmenso y compleprincipales naciones industrializadas, en parjo: sería suficiente con delimitar los contornos ticular de Asia. Los ciudadanos chinos no samás recientes. El hecho esencial es que desben gran cosa sobre qué sea la democracia, de 1949 a 1976 el poder maoísta desplegó un pero están convencidos de que en ella radica esfuerzo extraordinario para eliminar el penla referencia ideológica de los más fuertes, y samiento. El único intelectual autorizado era es fundamentalmente ésa la razón por la cual el Jefe: Mao Tse Tung. Asi, fueron eliminados han optado por esa fórmula política. los compañeros de viaje liberales en 1957B, y El hecho es que al cabo de un año la evolu¿Cuál seria el régimen después los discípulos demasiado entusiasción internacional está acelerando el desplatas durante la Revolución Cultural9. Mucho zamiento de China. Además, el hundimiento político a crear que más eficaz que en la URSS, la eliminación de de los comunismos prosoviéticos —hasta el pueda responder a las la intelligentsia fue faclitada por su escaso núrégimen mongol— ha contribuido al feroz aismero y por la falta de tradiciones colectivas. El aspiraciones de las lamiento del Poder. Los responsables chinos primer movimiento democrático de 1978habían previsto las reacciones indignadas de masas y a los deseos 1979,0 fue el hecho de los «lumpen intelectualos occidentales: estaban dentro del orden les» proletarizados: no contaban ni con escride las minorías siendo natural y sabían cómo superarlas. Pero lo que tores ni verdaderos pensadores y no dejaron les ha sorprendido y les ha dejado sin capacicapaz al mismo tiemmás que algunos textos de cierta significadad de reacción ha sido la brutal desaparición po de promover el deción. de los regímenes que les hubieran servido como ayuda: la marcha de la Unión Soviética sarrollo económico? En los años ochenta, los medios intelectuahacia horizontes desconocidos. Victorioso en les sólo muy lentamente fueron recuperándoel interior, el régimen de Deng Xiaoping se ha se. Concediendo prioridad a la «modernizavisto de repente relegado entre los derrotados ción», el poder creó una élite profesional a la en el panorama internacional. Todavía más que otorgaba honores, dinero y libertad para grave: el derrumbe de la tensión EsteOeste viajar. Pero al hacer esto le inyectaba tendenha devaluado el poder chino. Los grandes de cias paralizadoras. Nacida de la reforma, esta este mundo la abandonan: ya no la cortejan. intelligentsia se mantenía fiel y sinceramente La URSS gira la mirada hacia Europa. En Asia, adicta al «aparato» del poder, incapaz de penel Japón, tan cerca de Corea del Sur, fascina sar fuera del cuadro establecido. Como cona los chinos. Los Estados Unidos, preocupasecuencia, se originó un rígido conformismo dos ante todo por el problema japonés, acaideológico. La mayor parte se proclamaba ban de virar en redondo en el tema de Cammarxista, sin que ese marxismo desembocara boya7. en consecuencias prácticas ni reflexiones raCierto que China sigue siendo un gran país, cionales. El resultado fue también la «celulariy que se tolerarán siempre, no sin cierto deszación» de los medios intelectuales, como un precio, sus excesos represivos, pero ya no es calco del mismo proceso ocurrido en el terreprotagonista destacado en el juego mundial. no social: cada centro de inquietudes mostraJapón, en cambio, está desempeñando un ba tendencia a transformarse en una célula papel de primer plano. Los dirigentes chinos polivalente, organizada en torno a la defensa no pueden buscar en el exterior compensade intereses profesionales. Sólo quedaban ciones para sus dificultades internas. En la fuera del organigrama ios artistas al margen población china se generaliza la idea de que el del sistema, carentes de influencia. círculo se ha cenado y el país ha vuelto a la La consecuencia fue, finalmente, una inmisma situación humillada que le ha caractecreíble ignorancia de cómo era su propia sode las mayorías, el velo no cayó de los ojos Antes de 1978 el Particiedad. Situados en el «centro» del sistema hasta la Primavera de 1989. La explosión del por el favor del «Principe», los intelectuales se do Comunista acapara compromiso reformista no sirvió para facilitar contentaban ejerciendo su influencia sobre él, prácticamente la Adla reflexión política; al contrario. Por avatares sin preguntarse acerca de la capacidad de imprevistos, algunos intelectuales se habían éste para aplicar sus reformas. ministración. Al batirenganchado en el carro del poder. Como en Este curioso reformismo ofrecía dos granse en retirada detrás Praga veinte años antes, se mostraban remides ventajas. Por una parte, resultaba eficaz. sos a repetir las consignas de la nueva ortoTodo lo que la reflexión intelectual carecía de de él no ha dejado más doxia. Pero no es posible revivir lo que ha profundidad o de originalidad lo compensaba que una burocracia muerto. El discurso marxista había sido asesiparcialmente gracias a su influencia política. nado por el monopolio maoísta. La ¡deología ineficaz irresponsable Los más destacados intelectuales chinos que carece de dinamismo y no pasa de actuar hoy se encuentran en el exilio fueron tiempo y corrompida como una cautelosa policía del pensamiento. atrás consejeros de los dirigentes de su pais: La ¡deología sustenta las ciencias sociales, por ejemplo, un Fang Lizhi, un Yang Jiaqi o un pero no puede —ni quiere— hacerlas desapaChen Yizi. Por otra parte, a medida que direcer. Porque la persistencia del problema de versificaba los ámbitos de competencia este la modernización implica un nuevo compromireformismo, acababa por ofrecer ciertos proso —ciertamente, mucho menos ambicioso— ductos enriquecedores. En determinados con la intelligentsia. Las asignaturas universisectores de pensamiento empezaban a surgir tarias sobreviven como en una carrera de vaverdaderos interrogantes. Comenzaban, por llas, los viajes al extranjero se reanudan con ejemplo, a reflexionar —por fin— en la necesiprudencia. Al margen del aparato oficial, codad de una cultura política de recambio que mienza a crearse una zona de sombra donde podria relacionarse con el confucionismo, se percibe un tímido renacer. adaptado a la democracia. Este proceso de madurez quedó detenido ante el impacto del Para los más destacados intelectuales re«reformismo». Entre los más lúcidos, el parón formistas, la primavera de 1989 habrá suintelectual fue detectado antes de que el frapuesto una auténtica ruptura. Los principios caso político se manifestara. Pero, en el caso que les sustentaban se han hundido bruscaabstracta a otra. Valdría la pena, por ejemplo, mente. ¿Se habrán vuelto a plantear sus refleencontrar en estos documentos una autocrítixiones ideológicas? No podemos estar seguca relativa a los errores de cálculo de la Priros. Los textos escritos en la Primavera de mavera de Pekin, y también un análisis lúcido 1989 y los documentos posteriores emanados y global de la situación china. Esta situación de la Federación para la Democracia en China tan frágil no se debe a la casualidad, pero no despiertan la duda y ia inquietud seria justo responsabilizar a los hombres que El tono se muestra afectivo, los esquemas han luchado con valor. Es evidente que están arguméntales son voluntaristas: prevalecen la iniciando un largo proceso de madurez que solidaridad y el compromiso político. Pero lo dará lentamente sus frutos. Pero los criterios que más llama la atención y produce esceptidemocráticos a los que ahora se adhieren no cismo es la rapidez con la que se han converles ayudan a efectuar una reflexión critica, tido a la democracia unos intelectuales que porque en China, como en la mayoría de los hasta ese momento se inspiraban, más o mepaíses del sur del planeta, esta reflexión es nos automáticamente, en conceptos de orialgo tan seductor como inoperante. El atractigen marxista. Da la impresión de que los vo de la democracia estriba en que es la ideoacontecimientos de mayojunio de 1989 han logia de los países victoriosos en la competidesencadenado el paso de una categoría ción económica, y también en ei hecho de que NOTAS el sistema nunca ha sido ensayado en el continente chino. Asi pues, no es cierto que tal I Región autónoma de ¡a China occidental, fronteriza con sistema proporcione los necesarios instrula URSS, poblada pot minorías musulmanas. mentos intelectuales. Tampoco está claro que * Impulsada principalmente por la Federación para la Delas teorías democráticas no debieran combimocracia en China, fundada en París el año 1989. narse con las tradiciones intelectuales propia3 Estas cuatro personas están a la cabeza de cada una mente chinas. Para tomar una decisión adede las principales facciones. El mariscal Yang Shangkung, gran veterano del comunismo chino, representa a la parte cuada habría que intercambiar reflexión y exdel Ejército que ejecutó el golpe del 4 de junio. Li Peng, que perimentación. Semejante planteamiento colo avaló, es el representante de los antiguos colaboradores rre el riesgo de sufrir un considerable retraso civiles de su padre adoptivo. Chu En Lai. Jiang Zemmg, que debido a la situación en China. Si escapa a la ha reemplazado a Zhao Ziyan en la cumbre del partido, representa la parte de los cuadros provinciales que eran favoposibilidad del Estado el poner en práctica de rables a reformas moderadas. Quiao Shi aguarda su hora; modo eficaz su propia política, el poder coha logrado hasta el momento elegir una posición clara, munista, en efecto, seria capaz de mantener a Pese a la agobiante propaganda y a las medidas rígidas su oposición bajo control. Puede lanzar a la de las autoridades, el Gobierno chino se ha visto incapaz de policía contra ella y congelar los conservadufrenar las tasas de crecimiento demográfico por debajo del rismos microcelulares. En resumen, puede 1 % anual. s Por el restablecimiento de las disciplinas políticas y las prohibir la expresión y experimentación de las disposiciones reglamentarias que subordinaban al individuo ¡deas democráticas y mantenerlas en su estaa sus responsables locales. do de abstracción. Manifestaciones antijaponesas estallaron en los medios El derrumbe de la tenuniversitarios desde 1985. A lo largo del invierno de 1988 En consecuencia, la situación se ha agravatuvieron lugar graves incidentes, provocados por manifestasión EsteOeste ha dedo en el terreno ideológico: al conformismo le ciones racistas contra estudiantes africanos. valuado el poder chiha sucedido el vacio, al menos de momento. Abandonando a los Khmers Rojos para negociar con Hanoi y llegar a un acuerdo con Phnom Penh. Los acontecimientos políticos que se acercan no. Los grande» del ! La represión del movimiento de Las cien flores», impula pasos agigantados no han sido programasado en sus comienzos por Mao Tse Tung en persona, golmundo la abandonan: dos a través de ninguna reflexión bien trabapeó con particular fuerza a la burguesía nacionalista y liberal da. A la muerte de Deng Xiaoping, China corre ya no la cortejan china, que había apoyado al PCC en los primeros tiempos el riesgo de verse envuelta en una situación de la »liberación», después de 1949. * Los Guardias Rojos, movilizados por Mao en 1966, fuepeligrosa, caracterizada por la lucha entre ron reprimidos sangrientamente a partir del verano de 1967, facciones, tanto en el interior del poder como cuando éste decidió encargar la pacificación del pais al ejéren la oposición, planteada no sobre un procito de Un Biao. grama, sino en función de abstracciones des,0 El primer movimiento democrático, desde octubre de provistas de sentido concreto. La falta de 1978 a marzo de 1979, aprovechó la llegada al poder de Deng Xiaoping para denunciar los fallos de la desmaoización cohesión social y el desarrollo nacional corren y exigir la quinta modernización.; la democracia. el riesgo de traducirse en la disgregación del II Éstas son las tres personalidades más importantes del sentido político. movimiento democrático (incluyendo Wann Runnan, antiguo La estabilización del escenario político chidirigente del grupo «Stone». experto en electrónica). El astrofísico Fang Lizhi es una autoridad moral reconocida, el no seria, así, una mera apariencia asentada Shajarov chino». El politólogo Yan Yiaqi llegó a presidente sobre un fondo muy débil. Los dirigentes chide la Federación para la Democracia. Chen Yizt fue uno de nos alardean; su propaganda da la impresión los cerebros que programaron las Reformas de Zhao Ziyang. del sonido del clarín. Pero China prosigue Chen Lichuan y Christian Thimonnier, L imposible princomo «trabajada» por la historia: la crisis confemps. Une anthologie. tinúa y se degrada. El movimiento de la Primavera de 1989 fue revolucionario, en el auténtico sentido del término, porque oponía a un conservadurismo superado los excesos y la confusión de esperanzas futuras. Al liquidarla, los dirigentes de Pekín han acelerado la descomposición de la solidaridad cívica, la humillación nacional y el empobrecimiento de Ja reflexión política. Lo que estaba en juego Jean l.uc líomenach es director de i Centro de Estudióse Invesen la Primavera de 1989 sería el saber si el cotigación Internacional de la Fundación Nacional de Ciencias munismo no arrastrará en su marcha algo Políticas de Francia más que a sí mismo: algunos de los fundaCopyright NUEVA REVlSTAPoíiUque Internationale. mentos esenciales de un Estado moderno. •