Nueva Revista 008 > La crisis del Golfo

La crisis del Golfo

Jesús Salgado Alba

Análisis de la crisis del Golfo a la luz de las teorías de la Geopolítica y de sus dos más importantes derivaciones científicas teóricas: la geoeconomía y la geoestrategia.

File: La crisis del Golfo.pdf

Referencia

Jesús Salgado Alba, “La crisis del Golfo,” accessed September 24, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1994.

Dublin Core

Title

La crisis del Golfo

Subject

Los grandes cambios

Description

Análisis de la crisis del Golfo a la luz de las teorías de la Geopolítica y de sus dos más importantes derivaciones científicas teóricas: la geoeconomía y la geoestrategia.

Creator

Jesús Salgado Alba

Source

Nueva Revista 008 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

El espacio en el que se manifiestan y se enfrentan esas fuerzas de los estados es toda la Tierra, es decir la Geografía, en sus dos esenciales vertientes: la geografía política o humana, dinámica, fluida y cambiante. La ciencia que estudia las interrelaciones entre la política de los estados, entendida la política como el ejercicio del poder, de la fuerza, y la geografía, tanto física como humana, la Geopolítica, ciencia controvertida, apasionante, a veces apasionada, manipulada en ocasiones, ensalzada por unos y vituperada por otros; pero en la cual pueden encontrarse las claves más ocultas de las relaciones internacionales, que si están equilibradas aseguran la paz y si sufren un grave desequilibrio provocan la guerra. LA CRISIS DEL GOLFO George Bush (Análisis Geopolítico) ca del «perturbador continental», aplicable Por Jesús Salgado Alba perfectamente al agresivo Saddam Hussein. uando el equilibrio entre los las hegemonías, sean éstas mundiales o reEsta ley geopolítica de la tendencia a la poderes de los estados comiengionales. La Crisis del Golfo tiene, como hegemonía de los perturbadores continentaza a quebrarse ante la aparivamos a ver, su raíz en un intento de alcanles tiene un corolario, una consecuencia zar por parte de Saddam Hussein —típico ción de una fuerzaestado preaxiométrica que consiste en la «automática caso de «perturbador continental»— una potente y agresivo, aparece la reacción» que contra el perturbador contihegemonía en el espacio claramente geoponental se provoca por la potencia hegemó«situación de crisis» intermedia entre !a paz lítico —y también geoeconómico y geoesnica marítima apoyada por los estados amey la guerra que es preciso manejar o controtratégico— de Oriente Medio manejando la nazados directamente por el ambicioso lar para evitar que el desequilibrio aumente enorme fuerza política del panarabismo is«perturbador». —escalada— y volver al equilibrio pacifico. lámico. Si ese control de la crisis, esa «maniobra de Si aplicamos estas esquemáticas formucrisis» falla se llegará ai choque armado culaciones geopolíticas al caso del actual Todo estado en crecimiento tiende hacia ya finalidad es restaurar el equilibrio perestadofuerza iraquí, dominado férreamenla expansión geográfica de su territorio a dido por medios violentos para crear una te e hipnotizado por el perturbador Saddam costa de los estados fronterizos que juzga nueva situación de paz. Hussein —(el perturbador continental, dimás débiles. Cuando tai estado expansioce Castex, siempre hipnotiza a su pueblo nista alcanza un elevado nivel de potencia Así, pues, toda crisis internacional, como que !e sigue ciegamente)— observamos que política, económica, militar, ideológica, rela provocada por Irak mediante la agresión desde la toma del poder en 1979 —hace tan ligiosa, etc., corre el riesgo (o la fortuna si y conquista de Kuwait, supone una alterasólo 10 años— Saddam ha planeado con no es derrotado) de que en él surja un Jeción del equilibrio de fuerzas geopolíticas fría minuciosidad un plan de hacer de Irak fe, un caudillo, un conductor, un «fuhürer», que conviene analizar para intentar llegar la potencia hegemónica del mundo árabecon ansias de aspirar a la hegemonía, en al fondo del problema. islámico mediante la agresión y la conquisprincipio regional y más tarde, si no es freCuando la Geopolítica, como ciencia de ta. El objetivo, el grandioso objetivo de este nado por los estados oponentes, mundial. la relación entre el poder político y el espaplan era ir conquistando paso a paso y golEsta clara ley geopolítica de «los hegecio geofísico —la «sangre y el suelo» en inpe a golpe los países de su entorno comenmones» tiene una aún más clara confirmacisiva expresión de Ratzel— se hermana con zando por el que, en su opinión, fuese el ción histórica (geohistórica para mayor preotras ciencias que también estudian otras más débil, para continuar con los demás cisión) en la figura de las grandes naciones formas de poder como la economía, la eshasta hacerse el dueño de todo el Oriente imperiales en su periodo —casi siempre efítrategia, la cultura o la historia, nacen nueMedio, reinstaurando, por así decirlo, el mero— de hegemonía. La Grecia de Alevas ciencias derivadas de la Geopolítica, Gran Califato Arabe de Oriente de la Edad jandro Magno, la Roma de César Augusto, madre de todas ellas, como son ta GeoecoMedia. En este sentido, el primer gran enla Turquía de Solimán el Magnífico, la Runomía, ¡a Geoestrategia, la Geocultura o la vite lo lanza Saddam contra el vecino que sia de Pedro el Grande, la Francia de NaGeohistoria. él suponía —con aparante razón— el más poleón y la Alemania de Hitler, son ejemdébil en aquel momento: el Irán de 1980 plos paradigmáticos, entre otros muchos, convulsionado por la sangrienta revolución que confirman esta ley fundamental de la La raí geopolítica de la crisis del feroz e iluminado Jomeini. El astuto geopolítica, que subyace en las famosas teoHussein ataca por sorpresa a Irán pensanrías de tan famosos tratadistas como el norVamos a intentar un esfuerzo analítico de do en conquistar la antigua Persia en un teamericano Mahan, creador de la teoría la Crisis del Golfo Pérsico a la luz de las «paseo militar», Pero se equivoca porque hegemónica del Poder Naval (Sea Power), teorías de la Geopolítica y de sus dos más el maltratado pueblo iraní y su desmenbrael británico Mackinder, teórico del Poder importantes derivaciones científicas teórido ejército, diezmado por las sangrientas hegemónico Terrestre (Land Power), y el cas: la Geoeconomía y la Geoestrategia. purgas de Jomeini, reacciona de una forsintetizador de los dos anteriores, el francés Una de las leyes fundamentales de la ma increíble contra el invasor de su patria Castex, quien formuló la figura geopolítiGeopolítica se encuentra en las teorías de nica en la zona desencadenada por este mismo o por otro ambicioso perturbador. En colaborar al cumplimiento de estos dos objetivos que garanticen la paz en ese ámbito geográfico tan sensible, tan delicado y tan atormentado como es Oriente Medio estamos comprometidas todas las naciones tanJL J os EE.UU. no podían to de Occidente como de Oriente y tanto del consentir ol nacimiento Norte como del Sur, que defendemos un ordo una hegemonía panárabe, den internacional que no puede ser violentamente alterado por la ambición, la agreImpuesta por la fuerza sividad y la desmedida megalomanía de y por la violencia en m ámbito quien, como Saddam Hussein, pretende de tan elevado valor geoeconómlco mediante el empleo de la fuerza, imponer y geoestratéglco su voluntad por encima de la ley y del derecho de los demás. Acuñando en beneficio propio y en contra de los intereses del resto del mundo, intereses que, en el caso Saddam Hussein. de la crisis del Golfo Pérsico, se concretan en dos aspectos o dos valoraciones deriva—reacción semejante a la del puebio espado hace pensar que éste era, aunque parezdas de la raíz geopolítica que hemos expuesñol ante la invasión napoleónica de 1808— ca fantástico, el plan de expansión hegemóto y que son el aspecto geoeconómico y el y hacen frente, con éxito, a Saddam durante nica de Saddan Hussein, pues para conforgeoestratégico. una guerra durísima y tenaz que dura ocho marse con Kuwait no necesitaba n¡ la déciaños. ma parte de la fuerza militar que posee. Y así lo percibieron, afortunadamente, sus Este primer fracaso de Hussein, que hápresuntas siguientes y sucesivas víctimas, y bilmente él presenta como victoria a su pueAspectos geoeconómico así lo percibió, más afortunadamente today geoesiralégico de la crisis blo, no le hace desistir de llevar a cabo su vía, la potencia hegemónica marítima enplan de expansión hegetnónica, sino, muy cargada de veiai por el equilibrio geopolíToda potencia expansionista que aspira al contrario, extrae enseñanzas de su fallitico mundial: ios EE.UU. a la hegemonía sobre un ámbito geopolítida aventura contra Irán, fallo que, no sin camente definido, como es, en nuestro carazón, atribuye a la debilidad técnica de su Y, una vez más en la Historia, el corolaso, Oriente Medio, precisa contar, ante toejército y se rearma frenéticamente, emrio de la ley de la tendencia hegemónica del do, con una fuerte capacidad económica pleando en ello su gran potencial geoecoperturbador, la «reacción automática» conpara construir y alimentar el instrumento nómico —el petróleo— y la ayuda imprutra él de sus víctimas se produjo de manera indispensable que ha de servirle para alcandente de Francia más la ayuda interesada fulminante. Arabia Saudita con los Emirazar sus ambiciosos fines: el instrumento mide la Unión Soviética. Dueño el «perturbatos que la rodean fueron, por ser ios más litar. Todos los imperios que en el mundo dor» (pero en absoluto «perturbado») Husamenazados, ios primeros en reaccionar han sido se han creado y sobre todo, se han sein de un poderoso ejército continental contra la ambición hegemónica dei perturmantenido, mediante un enorme esfuerzo —Irak carece prácticamente de Marina— bador Saddam, y tras ellos quienes, más militar respaldado por una poderosa capacon enorme capacidad ofensiva aeroterresque temerosos, aterrorizados por la tremencidad económica. La famosas frase de Natre —un millón de hombres, 5.000 carros da amenaza que representaba Hussein papoleón de que las tres condiciones para hade combate y más de 500 aviones— cree llera el mundo árabe, se le han opuesto con cer ta guerra con éxito son: dinero, dinero gado el momento de lanzar su segundo gran decisión: Egipto, Siria y desde el otro exy dinero, es elocuente en este sentido. El Imenvite, eligiendo de nuevo ¡a víctima más tremo del mundo islámico, Marruecos. Peperio Español se creó y sobre todo se mandébil a su alcance, el minúsculo y casi inerro la reacción más vigorosa, la más eficaz tuvo con el oro «amarillo» extraído de me estado de Kuwait, al que conquista, sin y la más resolutiva, con la que quizá no conAmérica. El Imperio Portugués con el oro la menor resistencia, en horas. Kuwait era taba Sadam Hussein, ha sido la de la po«verde» que eran las especias de la India, el primer objetivo inmediato, el primer patencia hegemónica marítima; los EE.UU. el Imperio Británico con el oro «gris» que so en el plan de Hussein; el segundo era que en modo alguno podían consentir el naeran las materias primas minerales extraíArabia Saudita, que una vez conquistada cimiento de una hegemonía panárabe, imdas de sus colonias, y el Imperio Arabepondría en sus manos una inmensa capacipuesta por la fuerza y por ta violencia en islámico que pensaba crear y mantener el dad geoeconómica —más petróleo— que le un ámbito de tan elevado valor geoeconóperturbador Saddam era el oro «negro», el permitiría dar los pasos sucesivos, emprenmico y geoestratégico, como enseguida vepetróleo del que cuenta con gran cantidad der las sucesivas conquistas: Egipto, quizá remos, que es el Oriente Medio. en su propio territorio y le ha permitido Jordania por «anexión voluntaria» hasta La gran amenaza ha sido, pues, frenada, crear un poderoso ejército para iniciar su llegar a enfrentarse, cara a cara, con el gran pero no eliminada y no lo será hasta que plan de conquista hegemónica; pero que no y odiado enemigo: Israel, que debería dese cumplan dos condiciones. La primera, la sería suficiente para continuarla y mantesaparecer del mapa de Oriente Medio retirada de Irak de Kuwait restituyendo lo nerla. —siempre la geografía presente— por aniarrebatado por agresión y la segunda, y no quilamiento total. Y, si nadie le detenía, tras menos insoslayable, la creación en ese esPor ello, Saddam tamo en su primer inel aniquilamiento de Israel, la fácil conquispacio geopolítico de un sistema de seguritento contra Irán, como en el segundo, y ta del Líbano y las últimas anexiones, por dad eficaz y operativo que evite la posible esperamos que sea el último, contra Kuwait anexión o por conquista de Siria e Irán. Torepetición de una futura aventura hegemóy Arabia Saudita, su objetivo, geoeconómiterrestres —ferrocarril y carretera— que a que pretendía desencadenar Saddam Husco, era adueñarse de las enormes reservas partir de Turquía, el Líbano, Israel y Egipsein con su plan de dominio hegemónico de de petróleo que existen en el subsuelo de to, cruzan esa zona hacia el continente asiáesos países. Saddam ha atacado hacia el este Oriente Medio, habría perjudicado, en su tico. En resumen, el Oriente Medio constiy hacia el sur de su territorio, donde hay raíz, todos esos intereses, En el aspecto petróleo, no hacia el norte —Siria—, ni hatuye una encrucijada de líneas de comunigeoeconómico, España, la muy vulnerable cia el oeste —Jordania, Israel y Egipto— cación marítimas, terrestres y aéreas de un economía española, que energéticamente donde casi no lo hay. Si Saddam Hussein valor estratégico de primera magnitud, no depende en gran medida del petróleo —una hubiera triunfado en su plan hegemónico, sólo en el plano regional, sino en el mundependencia exagerada que sería muy conse habría apropiado, por la fuerza, la agredial. Si una potencia hegemóníca, en nuesveniente reducir— el monopolio de las insión, la violencia y el desprecio al Derecho tro caso Irak, llegase a dominar, por la mensas reservas petrolíferas del Golfo PérInternacional, de casi el SO por 100 de las fuerza y Ja agresión violenta, esa encrucisico por una hegemonía omnipresente nos reservas petrolíferas del mundo, provocanjada, tendría en sus manos la posibilidad causaría, como a todos los países industriado una catástrofe económica universal cude yugular a su antojo el comercio mundial lizados, una verdadera catástrofe económiyas primeras víctimas habrían sido los y las relaciones económicas internacionales. ca con sus secuelas políticas y sociales fáciEE.UU., Europa, Japón y en general todos les de imaginar. Por último, una brevísima consideración los países industrializados del mundo, sobre España frente a la Crisis del Golfo Y, por último, en el aspecto geoestratéen el ámbito geopolitico, geoeconómico y gico, España está situada en la primera líY nos queda por considerar el aspecto nea de defensa y seguridad y también de geoestratégico. En el aspecto geopolitico, geoestratégico de la Crisis del Golfo. Una cooperación y entendimiento de ta Europa España mantiene grandes intereses recíprode las más claras y más decisivas influencias Occidental frente ai Magreb. Mientras el cos con el mundo árabe: intereses políticos, de la geografía sobre la estrategia es la deMagreb, que constituye un espacio geoesfensa y ataque de las comunicaciones, tanto culturales, históricos y económicos. Una tratégico de valor extraordinario, se manterrestres como marítimas y aéreas; pero profunda desestabiliación en el seno de ese tenga, como está ahora, estabilizado polimuy en especial las comunicaciones maríámbito geopolitico árabeislámico, como la ticamente, no existe amenaza alguna desde timas por ser el mar, ante todo y sobre toel Sur hacia España ni hacia Europa, sino do, la vía de comunicación estratégica más muy al contrario, existe un compromiso de importante y de la que depende el comercio leal y efectiva cooperación entre España y de las naciones de condición geopolítica maEuropa con las naciones del vecino magrerítima que son todas las de Occidente y las bi. Pero si se produce una desestabilízación del Extremo Oriente. política, o ideológica, o religiosa, o econóEn la estrategia de las comunicaciones mica en una o en todas las cinco naciones marítimas ios «puntos focales», es decir, ios que integran el Magreb, la amenaza del Sur puntos en los que se acumula el tráfico mahacia Europa sería grave, quizá gravísima. rítimo —que es para el comercio mundial España, en esta indeseable, pero no impo¡o que Ja circulación sanguínea es para el I Oriente Medio constituye sible situación se encontraría, repelimos, en cuerpo humano— son los estrechos, hasta una encrucijada de lineas primera línea frente a tran grave amenaza. el punto que es axiomática la afirmación de Saddam Hussein, de haber triunfado en sus de comunicación marítimas, que «quien controla los estrechos, contropropósitos, habría sido, sin la menor duda la el tráfico y con ello el comercio mundial» terrestres y aéreas de un valor —la reacción marroquí ha sido elocuente—, (de aquí la gran importancia que para la esestratégico de primera magnitud capaz de perturbar todo el Magreb, desestrategia española tiene el Estrecho de Gitabilizándolo, creando un foco de amenabraltar). El valor estratégico, ciertamente za bélica a una docena de millas de nuesenorme, de Oriente Medio es que en esa retras costas andaluzas. gión geográfica existe un «rosario» de estreEn resumen, España puede considerarse chos marítimos por donde circula un elevadesde el punto de vista geopolitico, geoedísimo caudal del tráfico marítimo mundial conómico y geoestratégico, directamente y que son, en primer Jugar el CanaJ de Suez, amenazada por la agresión de Irak a Kuverdadera puerta del Mediterráneo ai Indiwait y los propósitos del perturbador Sadco, el Mar Rojo, en su conjunto, donde esdam Hussein y, en lógica consecuencia, Están muy acertadamente operando nuestras paña debe actuar, como lo está haciendo, corbetas «Cazadora» y «Descubierta», el oponiéndose activamente y resueltamente a Estrecho de BabelMandeb, puerta del Inlos turbios designios del agresor en firme dico al Mediterráneo, y el Estrecho de Orsolidaridad con nuestros amigos y aliados muz, donde opera nuestra fragata «Santa tanto del mundo occidental como del munMaria», entrada al Golfo Pérsico. do árabe, que es quien está sufriendo en su Pero eso, con ser mucho, no es todo ya propio ser tas más graves consecuencias de que en cuanto a las comunicaciones aéreas, esta crisis a la que todos deseamos una sola zona geoestratcgica de Oriente Medio, sulución pacífica y justa. pone un espacio aéreo de una densidad de tráfico de muy alto valor pues por él circulan infinidad de líneas aéreas que unen Europa con el subcontinente asiático. Y lo Jfsús Salgado Alba es contraalmirante de la Armada Española. mismo puede decirse de las comunicaciones