Nueva Revista 122 > El liderazgo global pasa por Iberoamérica

El liderazgo global pasa por Iberoamérica

Antxón Sarasqueta

Artículo sobre el paso de Barack Obama por América Latina en la podrá demostrar su liderazgo para un futuro cambio de modelo de gobierno.

File: El liderazgo.pdf

Archivos

Referencia

Antxón Sarasqueta, “El liderazgo global pasa por Iberoamérica,” accessed April 3, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1853.

Dublin Core

Title

El liderazgo global pasa por Iberoamérica

Subject

La política exterior de Estados Unidos, liderazgo de Obama.

Description

Artículo sobre el paso de Barack Obama por América Latina en la podrá demostrar su liderazgo para un futuro cambio de modelo de gobierno.

Creator

Antxón Sarasqueta

Source

Nueva Revista 122 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

El liderazgo global pasa porIberoaméricaANTXÓNSARASQUETAPERIODISTAAunque a simple vista pueda resultar sorprendente, lo que haga BarackObama en Iberoamérica medirá el cambio que va a representar su mandatopara el liderazgo occidental.La política exterior es política de Estado, y su éxito o fracaso dependeXXIde su liderazgo en la representación del mundo de cada época. El siglo representa un orden global y de la sociedad de la información, y es en estecontexto en el que hay que situar el modelo político de Obama y de las relaciones exteriores de Estados Unidos.Iberoamérica es la gran baza del presidente Obama para decirle almundo que su liderazgo supone un cambio del modelo de gobernar. Parahacer realidad lo que ya es real en la sociedad y los negocios: que la política exterior e interior son un mismo todo global. ¿Y por qué Iberoamérica?Porque el mundo hispano es parte íntegra de Estados Unidos. No es portanto una cuestión de nosotrosy ellos, sino de nosotros como un todocomún. En casa y como vecinos.Si Obama consigue que dentro de cuatro años Iberoamérica sea unmotor del liderazgo democrático occidental, habrá conseguido un cambiohistórico. ¿Se atreverán Obama y su administración con este desafío? Susprimeros pasos no indican ese cambio.El primer mensaje que ha transmitido la nueva administración estadounidense es que Iberoamérica no es una prioridad de su política exterior. Estados Unidos ha hecho del Pacífico su prioridad. «Hillary Clinton visita primero Asia, reafirmando la prioridad en China», titulaba expresivamente la59ABRIL 2009prensa norteamericana el 12 de febrero, al informar de la agenda de la secretaria de Estado. Obama ha nombrado primero los equipos de política exterior para Asia, Oriente Medio, Irak y Afganistán. En la propia agenda queel presidente Obama publica en su web oficial de la Casa Blanca ni siquiera hace referencia a Iberoamérica en el capítulo de la política exterior. Este orden de prioridades revela que Obama ha empezado con un modelo de política exterior de escuela clásica y nada innovadora. Un modelobasado en la geoestrategia, y no en un nuevo modelo global. La diferenciaes fundamental, porque de la elección de un modelo u otro de gobiernodepende el rumbo de todo.Un modelo geoestratégico es lineal. Aplica a cada parte una doctrina diferente, en función del interés con cada país y región. Lo que lleva a implantar diferentes sistemas y políticas que se contradicen entre sí, neutralizandoy debilitando el liderazgo global. El resultado en este caso es la debilidad delliderazgo occidental. El ejemplo práctico lo vemos precisamente comparando la política de Estados Unidos con China e Iberoamérica. Su doctrina oficial en Iberoamérica hace depender todo del fortalecimiento de la democracia, mientras que en la política con China es exactamente lo contrario: laslibertades se someten a los intereses económicos y de seguridad. En un orden global, la política exterior e interior forman parte de unmismo todo, y es en esta doble dimensión donde se encuentra el potencialde un modelo innovador de la política de Estados Unidos con Iberoamérica, que no es sólo una región vecina, sino también una parte integrante dela nación americana. En estos momentos la población hispana representa el15,1% de los 301 millones de ciudadanos norteamericanos, según el últimocenso oficial. Es la mayor de las minorías. Los negros se sitúan en tercerlugar con el 12,8% del total de la población. Y además el hispano no sólo no responde en Estados Unidos al estereotipo de la sociedad problemática, sino que ha demostrado su potencial cultural y empresarial, representando en estos momentos el 6,8% de los empresarios, por encima de las demás minorías, como los negros (5,2%) y los60NUEVA REVISTA 122ANTXÓN SARASQUETAasiáticos (4,8%). De forma que si EstaEl mundo hispano es parte íntegrados Unidos hace de lo hispano e ibede Estados Unidos. No es por tantoroamericano un puntal, potenciará suuna cuestión de nosotros y ellos,liderazgo interno y en todo el contisino de nosotroscomo un todonente americano, y además potenciarácomún.el liderazgo occidental en el mundo.La lengua es un arma potente de eseliderazgo. El español es la segundalengua de Estados Unidos y del mundo occidental después del inglés.El liderazgo democrático occidental no se potencia con China, ni con lospaíses asiáticos, ni con los países árabes que son mayoritariamente dictaduras. El reto de la nueva administración de Obama no es la política de apaciguamiento con los regímenes totalitarios como el de Irán o Siria, sino quelos regímenes totalitarios de Iberoamérica, como los de Castro, Chávez o Morales, dejen de serlo y de influir, porque son los que limitan el potencial democrático del liderazgo occidental.Las estadísticas demuestran el valor de potenciar la democratizaciónde los países en Iberoamérica. No sólo en términos económicos y de seguridad, sino de libertades, confianza y bienestar. Como cultura democrática. No es paradójico que el nuevo presidente de El Salvador, representante de la izquierda más extremista, Mauricio Funes, dijese en su primeradeclaración tras su victoria en marzo que aspiraba a reforzar los lazos conEstados Unidos. ¿Por qué? Porque su poder depende de ello. El Salvadorha sido el país de todo Iberoamérica que más ha crecido en los últimosaños en inversión directa extranjera. Más que Brasil en términos porcentuales. Entre 2006 y 2007, El Salvador creció el 597%, mientras que en elmismo periodo Chile creció el 96% y Brasil el 84%, según los datos oficiales de la Comisión Económica para Latinoamérica. Estas mismas estadísticas demuestran el coste de los regímenes antidemocráticos en Iberoamérica: Venezuela, Ecuador, y Bolivia arrojan unos resultados negativos (del0 al 41% en el mismo periodo).61ABRIL 2009EL LIDERAZGO GLOBAL PASA PORIBEROAMÉRICACUMBRE DE PUERTO ESPAÑAEl desafío de Obama y de los Estados Unidos, como nación que lidera elmundo libre, no es algo subjetivo. Basta observar el mapa de la libertad enel mundo que ha publicado en 2008 la fundación Freedom House promovida por Roosevelt hace 68 años. De todos los continentes sólo el americano,el europeo occidental y el australiano forman masa democrática, el resto no.Es una foto que revela el potencial de Iberoamérica. Este factor crítico de lasrelaciones de Estados Unidos con Iberoamérica hay que ponerlo en primerplano si la nueva administración Obama quiere abordar con visión innovadora su política exterior, y que tiene su primer test en la V Cumbre de las Américas en Puerto España, Trinidad, entre los días 17 y 19 de abril de 2009.Si algo ha demostrado la gran crisis global iniciada en 2008, a la que sellegó tras una secuencia de seis crisis mundiales en menos de doce meses(precios de los alimentos y del petróleo, crisis hipotecaria, financiera, automovilística, económica), es que los dirigentes políticos y económicos todavía no han aceptado lo que significa el salto de una sociedad industrial a lasociedad de la información y lo que representa la globalización en toda sudimensión. La revolución científica y de las tecnologías de la información ycomunicación han demostrado que la materia intangible es el principalvalor. Lo que en la práctica supone que el valor potencial está en la información porque es lo que materializa los cambios. Los grandes episodios quehan marcado este comienzo de siglo son los ataques terroristas del 11 deseptiembre de 2001 contra Estados Unidos, y la gran crisis actual. En amboscasos el denominador común es el mismo: fracaso en la gestión de la información que controla la seguridad y los servicios financieros.Un ejemplo práctico, con consecuencias letales de lo que significa trabajar con un formato que ya no sirve en el nuevo universo de la información,lo puso Alan Greenspan, que fue presidente de la Reserva Federal durantedieciocho años. En octubre de 2008 Greenspan declaró ante el Congreso delos Estados Unidos que su culpabilidad había estado en creer que «el interés de las instituciones de crédito es proteger el capital de sus accionistas».62NUEVA REVISTA 122ANTXÓN SARASQUETAHabía aplicado un modelo de gestiónUn modelo geoestratégico es linealbasado en su percepción y en su lógica, no en la lógica de un sistema dey lleva a implantar diferentes sisteinformación que por su propia natumas y políticas que se contradicenraleza es transparente, y por tantoentre sí, neutralizando y debilitandoel liderazgo global.exige una verificación automática. Enla sociedad de la información el ordenador no pregunta a los usuarios porsu ética o intereses, sino que les obliga a que verifiquen la información desu identidad a través de la contraseña. Y cuando se investigan las sucesivascrisis que han conducido a la gran crisis actual, la constante desde 2002 esla falta de transparencia y de verificación en todo el sistema financiero.La información y las comunicaciones hacen la realidad global en la quetodo afecta a todo. Cualquier información puede afectar al conjunto. Si lo situamos en la dimensión humana, cualquier información genética y externaaltera la vida del ser humano desde el momento de su concepción. Esto implica la necesidad de un nuevo modelo de gestión y liderazgo. Los modelosde equilibrio de poderes entre las grandes potencias, el bipolar de las superpotencias durante la guerra fría, y el multipolar de la «comunidad internacional» que le ha seguido, no son representativos de una realidad global en la quehay que gestionar algo más sofisticado como es la diversidad. En la sociedadglobal y de la información los nuevos modelos necesitan ciencia, inspiración,y humanismo. El ser personal no puede ser diferente al ser nacional, porqueentonces deja de ser persona y nación. Personas libres, y naciones libres.En una realidad global lo innovador es desarrollar el potencial, porque eslo que beneficia a la parte y al conjunto. Generar desarrollo, bienestar y seguridad potencia la libertad, la convivencia y reduce los riesgos. En realidades la principal arma de una potencia y de un liderazgo del mundo libre comoel que representa Estados Unidos. La potencia es más potencia si basa supolítica no sólo en el potencial propio sino también en el de los demás. Si seanalizan uno por uno todos los temas que Estados Unidos considera hoy63ABRIL 2009EL LIDERAZGO GLOBAL PASA PORIBEROAMÉRICAprioritarios en sus relaciones con los países iberoamericanos, todos dependendel potencial: democratización, lucha contra el tráfico y el crimen organizado, cooperación y desarrollo comercial. Los cubanos llevan tiempo demostrando el potencial de la lucha por las libertades y su contribución al desarrollo económico. Han sido un potencial defendiendo la libertad frente a ladictadura castrista, lo son internamente en Estados Unidos como creadores deriqueza y desarrollo, y lo son como futuro porque son un referente de la conquista de las libertades frente al totalitarismo comunista y de la izquierda.Desarrollar el potencial del continente americano y del liderazgo occidental es potenciar la cooperación y acuerdos de las democracias iberoamericanas con todo el mundo. Como los que tiene Argentina con Sudáfricaen biotecnología, alimentación, sanidad y otros ámbitos, incluido el de sarrollo de la lengua española, en el marco de una comisión binacional.Hacer del conjunto de acuerdos e intereses cruzados de Iberoamérica y Estados Unidos un modelo global de desarrollo representa el principal potencial para el liderazgo norteamericano y occidental. UN NUEVO PROGRAMA DE LIDERAZGO GLOBALLa nueva administración Obama tiene la gran oportunidad de introducir unnuevo programa como modelo y catalizador de todo el potencial que puedacontener Iberoamérica. Un programaguía que marque la diferencia de loque representa Iberoamérica para Estados Unidos y para el conjunto delmundo occidental y que parte de un mismo todo: pluralidad y diversidad enmarcadas dentro de un mismo modelo de vida y de sociedad libre. Obama tiene a su favor la iniciativa norteamericana de crear planes y programas que generan dinámicas de liderazgo de cambio. El Plan Marshall y elPrograma Fulbright son ejemplos con resultados prácticos. En este últimohay más de treinta premios Nobel, y en conjunto hay miles de dirigentes entodo el mundo occidental que dirigen universidades, gobiernos, medios decomunicación, empresas y otros estamentos sociales. Esta puede ser la horade crear un programa específico para el mundo iberoamericano que lidere64NUEVA REVISTA 122ANTXÓN SARASQUETAy catalice lo mejor de ese mundo paraSi algo ha demostrado la gran crisispotenciar el liderazgo democrático deglobal iniciada en 2008 es que los diOccidente en todas sus manifestaciorigentes políticos y económicos todanes. Es una obra propia de los laboravía no han aceptado lo que significatorios de pensamiento y estrategiael salto de una sociedad industrial acon capacidad e inteligencia para de la sociedad de la información y lo quesarrollar este tipo de iniciativas.representa la globalización en todaLa población de habla hispana ensu dimensión.California es más del doble (36,2%)que la media nacional, un hecho querefleja los dos conceptos, diversidade integración. «De Baja California a Vancouver», se titulaba la exposición quevisité en el Museo de Arte de Seattle en 2003. Una colección de obra contemporánea muy atractiva porque hacía de la diversidad de ideas, tendencias, y formas de vida, un todo, potenciando el valor de lo diverso, en conjunto y en cada una de sus partes. En esa diversidad quedaba expuesta laintegración de lo hispano como parte de la costa oeste norteamericana quemira al Pacífico, desde México. Pero al mismo tiempo era una expresión ideológica de lo que representa la diversidad como un todo que tiene su valoren lo diferente, frente a la teoría multicultural como hegemonía. Todo ello esparte del seramericano y si Estados Unidos sabe emplearlo bien puede convertirse en el nuevo motor del liderazgo occidental. 65ABRIL 2009EL LIDERAZGO GLOBAL PASA PORIBEROAMÉRICA