Nueva Revista 121 > El carro de Tespis

El carro de Tespis

Varios Autores

Análisis de las obras de teatro Luces de Bohemia y Dos menos.
Sección Orbis Tertius con una selección de direcciones web de prensa, radio, otros...

File: El carro de Tespis.pdf

Referencia

Varios Autores, “El carro de Tespis,” accessed September 18, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1689.

Dublin Core

Title

El carro de Tespis

Subject

Teatro

Description

Análisis de las obras de teatro Luces de Bohemia y Dos menos.
Sección Orbis Tertius con una selección de direcciones web de prensa, radio, otros...

Creator

Varios Autores

Source

Nueva Revista 121 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

EL CARRO DE TESPIS ISABEL PARDINAS ARMISEN PERIODISTA Luces de Bohemia Teatro del temple Madrid, Círculo de Bellas Artes «Un cráneo privilegiado que no tuvo el talento de saber vivir» Así de certeras y con-tundentes son las palabras que describen al principal protagonista de Luces de bohemia, Max Estrella, un invidente escritor venido a menos que recorre el Madrid de los años veinte de la mano de su mejor amigo, Latino de His-palis. Ambos personajes están aderezados con cierta dosis biográfica en lo que parece ser un homenaje a Alejandro Sawa, gran poeta y amigo de Valle-Inclán quien también murió indigente y ciego. El Teatro del Temple, una curtida compañía zaragozana, se atreve a «mo-dernizar» está descarnada crónica de un Madrid sórdido y lumpen donde el humor y lo mordaz van de la mano en una manifiesta crítica a la sociedad de entonces. Y lo hace con escasez de recursos escénicos y un elenco limi-tado —ocho actores— que se recicla en las decenas de personajes que el autor gallego creó para la que fue su obra más lograda. «Estoy muerto... es otra vez de noche» El director, Carlos Martín, ha optado por una puesta en escena desnuda y funcional para construir esta epopeya esper-péntica. Cuatro paneles móviles y unos pocos muebles marcan los espacios contribuyendo al desarrollo de una acción algo compleja en escenarios tan dispares como el calabozo del anarquista, el jardín nocturno de las prostitu-tas o el solitario entierro del mísero escritor. Por otra parte, Martín combina diferentes tipos de melodías (flamenca, acústica, lánguidos tangos) según el dramatismo o ligereza de las escenas. 154 N U E VA R E V I S TA 1 2 1 Incluso la neutralidad de los colores en la indumentaria de los personajes su-braya el drama de la obra; una constante cromática que se rompe en mo-mentos puntuales a través del rojo en la bufanda de Max o la Chaqueta de Claudinita y que parecen un guiño al director de cine Night Shyamalan en una de sus películas más aclamadas por la crítica, El sexto sentido. Sin embargo, el verdadero éxito de este trabajo se basa en la interpreta-ción y la casi total fidelidad a los textos de la obra. A lo largo de dos horas, un magnífico Ricardo Joven —en su papel de poeta Estrella— nos traslada a las sórdidas calles de la capital en su último viaje noctívago donde ade-más conoceremos a políticos, intelectuales, funcionarios y proletarios de di-versa índole. La acertada aparición del barbado, manco y estrafalario Mar-qués de Bradomín aportará caché a un grupo de actores cuyo contrapunto está marcado por la subjetiva adaptación del coprotagonista, un Don Latino con acento andaluz que parece más bien un borracho ramplón e interesado. «Me divierte ver los espejos de la calle del gato, donde el reflejo de quienes pasan por allí es cóncavo» A pesar de la agonía que transmiten los violines en el monólogo pre-mortem del protagonista, Luces de bohemia está dotada F E B R E R O 2 0 0 9 155 de un fino humor que subraya la idea de que el mundo es una controversia, un esperpento. En su solitaria y ruin despedida, Max alude, con bárbara inten-sidad, aquel famoso bar de las traseras de Sol —fuente de inspiración de Valle-Inclán— donde la deformación de la realidad que proporcionaban los espejos resultaba hilarante, pero reflejaba, a su vez, a la sociedad de turno. Luces de bohemia fue, es y será siempre la plataforma de expresión de un rebelde, el marco perfecto para dar a conocer el universo esperpéntico, una deliciosa vía de escape para lo que era él... un escritor bohemio de cabeza privilegiada... Dos menos Dirección: Oscar Martínez José Sacristán y Héctor Alterio Teatro Fernán Gómez Dos hombres mayores despiertan en una sala de hospital para ser informa-dos de que les queda muy poco tiempo de vida. Así arranca la obra del autor francés Samuel Benchetrit, también novelista y cineasta, en la que la muerte se convierte en una excusa para abordar los sentimientos más preciados del ser humano: el amor, la amistad, la paternidad, lo efímero de la vida... José Sacristán —un gruñón que perdió el tren de su vida— y Héctor Al-terio —romántico y nostálgico padre engañado— encarnan a este par de ex-traños cuyas tristes historias, unidas por el aciago azar, acaban tornándose en una conmovedora y tragicómica amistad: –¡Vayámonos de este lugar! –Pero, ¿a dónde? –¡Qué más da! Lo importante es no volver al punto de partida. Y con estas palabras y nada entre las manos, los dos ancianos, quijotes en pijama, emprenden un viaje, un periplo circular a lo largo del cual toparán con diversos personajes, al tiempo que resolverán algunos de sus conflictos íntimos más dolorosos. Una caja en un espacio cerrado conforma el escenario de esta obra de te-atro montada con total austeridad de recursos, sin concesiones estilísticas. 156 N U E VA R E V I S TA 1 2 1 I S A B E L PA R D I N A S A R M I S E N A medida que se suceden las distintas situaciones, la caja va cambiando de forma, pero siempre manteniendo el mismo espacio. La escenografía pare-ce responder al mensaje de los textos. No se trata de un viaje físico, sino interior ya que, curiosamente, y a pesar de su intención, los dos enfermos aca-ban volviendo a donde estaban al principio, por lo que entendemos que se trata de una clara metáfora vital, más que de una experiencia corpórea. Con humor y ternura, a lo largo de 80 minutos, el espectador se embar-cará en la cuenta atrás de dos personajes moribundos llenos de vitalidad que, en su éxodo a ninguna parte, profundizarán —curiosamente sin nin-guna trascendencia o referencia al más allá— sobre los sueños, realizaciones y afectos del hombre; eso sí, de una forma divertida y conmovedora con una dosis no menos aplastante de ironía. Después de un año de estancia en Buenos Aires, José Sacristán y Héctor Alterio, llegan ahora al madrileño teatro Fernán Gómez bajo la dirección de Óscar Martínez, cuya eficaz puesta en escena permite que estos dos veteranos de los escenarios ejecuten su dueto de una forma magistral con una sucesión de diálogos y monólogos brillantes que, en ningún momento, caen en el tene-brismo ni se regodean en algo tan doloroso e inevitable como la muerte. «Descansaremos... sé paciente, por fin descansaremos» T E AT R O . LUCES DE BOHEMIA Y DOS MENOS F E B R E R O 2 0 0 9 157 ORBIS TERTIUS «Ese plan es tan vasto que la contribución de cada escritor es infinitesimal. Al principio se creyó que Tlön era un mero caos, una irresponsable licencia de la imaginación; ahora se sabe que es un cosmos y las íntimas leyes que lo rigen han sido formuladas, siquiera en modo provisional». (Jorge Luis Borges, Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, II) JULIÁN Mª MONTAÑO w w w . y l e r a d i o 1 . f i / n u n t i i Nuntii Latini. Es el canal de noticias en latín de la YLE, la Compañía de Radio Finlandesa o Radiophoniae Finnicae Generalis. Se actualiza semanalmente y aparte de las noticias radiofónicas están las noticias escritas en el sitio web. ¿Quién no desea mientras maneja la brocha de afeitar por las maña-nas escuchar en su transistor: Praesidens Barack Obama dixit se maiorem partem copiarum ex Iraquia intra unum annum in patriam revocaturum esse...? El sitio web tiene un estupendo foro en latín —Colloquia Latina—, el más entretenido de todos los foros en latín que se encuentran en la Web. El foro está dividido en temas: lingua latina, litterae latinae, antiquitas ro-mana y alia themata. Tiene unos visitantes y colaboradores entusiastas, nada de lo que se encuentra en otros foros, olvídese de filólogos taciturnos demostrando qué bien se manejan e intentando averiguar si eres académi-co o no. ¿Se esquía bien en Gstaad?, ¿un plan para la semana de Pascua?, ¿dónde puedo encontrar relojes Hamilton a buen precio? Todo esto en el idioma de Cicerón, de Séneca o San Isidoro. Divertido: Salvete, sodales! 158 N U E VA R E V I S TA 1 2 1 w w w . v i n t a g e s h i r t . c o . u k ¿Quién no ha soñado con vestir una camisa de dormir de la época eduar-diana?, ¿quién no se ha planteado la posibilidad de usar cuellos de celuloi-de o de quita y pon y estirar el cuello tanto como los protagonistas de Upstairs, Downstairs?, ¿y una camisa como la de los caballeros del XVIII de estas que las pasas por la cabeza? Todo esto y mucho más se encuentra en esta tienda en línea. Todo nuevo, por supuesto, del mejor género (batista sí, ¿por qué no?). Los tricornios son de excelente calidad y los sombreros de copa victorianos no se ponen pardos, como a veces suele pasar, ya saben. Para nostálgicos. p l a t o . s t a n f o r d . e d u Stanford Encyclopedia of Philosophy. La Web está llena de fuentes filosófi-cas (¡qué manía la de traducir resources por recursos!), hay miles de pági-nas, académicas o no, más serias o menos, piratas o con la patente de algu-na institución. De lo mejor que pueden econtrar en la Web es este diccionario de filosofía, más bien un compendio. En este sitio se pueden leer soberbios artículos de John Finnis (uno sobre las teorías de la ley natural no tiene des-perdicio) o Ted Cohen (estética). En este sitio se puede encontrar artículos bas-tante razonables sobre filosofía india y japonesa y una lista de próximas en-tradas en las que están trabajando. Los artículos se actualizan periódicamente y se escriben con criterios rigurosos. Para analíticos y cavilosos. w w w . t h e d a i l y b e a s t . c o m ¿Tiene usted las yemas de los dedos manchadas de tinta?, ¿compraba el Diario de Cádiz porque era el último periódico gran sábana?, ¿sigue recor-tando con tijeras el último artículo ingenioso y pegándolo con goma arábi-ga en una holandesa? Señor, debería usted. dar el salto al nuevo periodis-mo. Pruebe con el agregador de noticias The Daily Beast (Read This Skip That). Presume de colaboradores simpáticos y algunos aficionados, un sitio F E B R E R O 2 0 0 9 159 ingenioso del que resulta difícil salir para volver a nuestro Word y seguir tra-bajando. Todas las contribuciones del Beast son originales. Es la última aventura de Tina Brown (Tatler, Vanity Fair, The New Yorker) y es menos liberal que algunos de sus descarados congéneres. ¿El nombre? Es el mismo que el del diario de Lord Copper, el periódico ficticio de Scoop (¡Noticia bomba!) la magistral sátira de Evelyn Waugh sobre el periodismo. w w w . s a p i e n s t r i b u n e . n e t Un blog de humanistas. Está continuamente actualizado y tiene plumas in-teresantes. Los colaboradores escriben sobre cualquier asunto relacionado con las humanidades y las artes: desde Updike a Spinoza, desde innovación en Europa a una interpretación de vanguardia de los últimos datos de la EPA. En el blog se pueden ver vídeos interesantes de realización propia (muy bien hechos, por cierto) y otros pescados en la Web. Las apostillas (o posts) son en inglés, alemán, francés o español —y alguno en latín también—, son unos señores con ánimo universal. Los colaboradores: devotos de la pers-pectiva humanista en cualquier ámbito de la acción humana, tienen mucha altura académica y un lenguaje claro. Algunos de sus colaboradores son co-legas de estas páginas, de Nueva Revista, como Don Rafael Puyol o Mi-guel Herrero de Jáuregui. La premiada escritora Blanca Riestra escribe ha-bitualmente posts bellísimos en este blog. Para mentes universales amantes de la buena escritura. 160 N U E V A R E V I S TA 1 2 1