Nueva Revista 063 > Algun interminable mérito

Algun interminable mérito

Luis Ramoneda

Se hace referencia a la obra del poeta Pedro Antonio Urbina, que aconseja iniciar la lectura por la Nota final, para captar mejor el sentido del libro.

File: Algun interminable mérito.pdf

Referencia

Luis Ramoneda, “Algun interminable mérito,” accessed August 9, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1370.

Dublin Core

Title

Algun interminable mérito

Subject

Reseñas

Description

Se hace referencia a la obra del poeta Pedro Antonio Urbina, que aconseja iniciar la lectura por la Nota final, para captar mejor el sentido del libro.

Creator

Luis Ramoneda

Source

Nueva Revista 063 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

En los lugares más exóticos —Roma, Río, Acapulco...— y en los parajes más cercanos —Villafranca del Bierzo, Astorga, León— habitan sus protagonistas tragicómicos, hombres casi siempre, a veces víctimas de sucesos imaginarios o fantásticos, y a veces simplemente de mujeres, tan deseables como avispadas. Pereira trasciende la anécdota humorística o irónica para fascinarEn el prólogo del libro, que ha sido nos con unos personajes que nos uno de los finalistas del último Precautivan con su debilidad, personamio de la Crítica, Julio Martínez jes picaros, galanes de tres al cuarMesanza señala —insistió sobre esto to, un poco atontados y cobardes en la presentación en el Ateneo que tienen algo de Marcello Masmadrileño—, que «predomina, en la troianni, aunque sean a veces más poesía española, la abstracción» y es llanos y grotescos. Con la ayuda de poco frecuente la relación profunda, estos personajes, Antonio Pereira no meramente decorativa, de los hace saltar nuestros resortes anímipoetas con la Naturaleza: «Para cos y nos conduce, cuento a cuento, Pedro Antonio Urbina la poesía de la melancolía a la carcajada. existe en lo que nos rodea y saberlo ver es la condición sin la cual no PABLO HCHART puede comenzar el proceso creativo. No son las palabras las que hacen poéticas las cosas, sino que son éstas, poéticas en sí mismas, las que dan vida a las palabras y despiertan el canto del poeta». La lectura de Algún interminable mérito muestra la coherencia del autor, que ha escrito, en su ensayo Filocalía o el amor a la Belleza (Madrid, 1998), unas palabras que expresan perfectamente el tenor de sus últimos poemas: «La acción del hacer artístico es un ver inteligente que, mientras dura la iluminación, ilumina una materia. Es un estar El libro se inicia con «Una histosiendo iluminado para iluminar a un ria universal», densos poemas amotiempo, a la vez». rosos, de búsqueda y encuentro, de dolor y de alegría, de ternura y de Aconsejo que se inicie la lectura esperanza, a través de reclamos muy por la «Nota» final, para captar variados: una mirada, un rincón carmejor el sentido del libro. Allí, nos gado de otoño o de primavera, un dice el poeta: «Amar es la condiandén... Siguen dos series de poeción previa y constante del escribir. mas generalmente breves: «EpigraCon eso —y es consecuencia—, la mas» e «Intermedio», de tono más unidad interior lleva o permite conjocoso, con guiños de acertijo y ecos seguir la unidad en lo escrito [...]. de lírica popular: «Me hieren los Se trata de ese estado y estadio en el otros cantos: no puedo con mi dolor que y desde el que pueden verse y y aun se unen a gravarme otros conocerse cosas y personas con dolores de amor». Tras ese breve descomprensión, sin odios ni rencillas canso, el libro vuelve a adensarse en bobas, con piedad, humildemente, los versos reunidos bajo el título de es decir, con amor». Pedro Antonio «Angeles, luces, las flores y el mar»: Urbina no nos ofrece un decorado se trata de poemas breves, de amor de formas agradables, sino que nos trascendente y trascendido, a través conduce con su intuición a penede los símbolos que anuncian el títutrar en la verdad más íntima de las lo señalado. Algún interminable méri cosas, a encontrar, a través de la to termina con los cinco poemas de palabra poética, la belleza que tras«De música», que siguen las pautas ciende a toda acción y a toda criatude los anteriores, con nuevos matira, oculta tantas veces bajo el fulgor ces que ahondan en la visión amorode lo aparente. En sus versos, no hay sa de la naturaleza, en tensión hasta nada banal ni supérfluo, y tan alcanzar la plenitud, simbolizada por importante es el canto como lo que la primavera: «Andar, bajar, morir, detrás de cada palabra se vislumbra; y reír luego como tú triunfante en el tan importante es la voz como el cálido cuenco de la mano azul e silencio contemplativo al que nos inmensa». invita, porque con «un puente muy largo, largo hasta después»; este El estilo del poemario es conciso, después es lo que Pedro Antonio con las palabras necesarias, sin retóUrbina nos invita a descubrir con rica huera, sin que sobre nada. El sus poemas de un modo muy exipoema intuye y sugiere. Hay que gente. destacar, además, la calidad de la edición y aplaudir a los profesores y ra de esos años ha sido mínima: algualumnos del Colegio Altair de Sevinos artículos sueltos en libros y revislla, promotores de esa magnífica tas, y la referencia obligada en las colección: todo un ejemplo de lo exposiciones temáticas celebradas. que se puede conseguir con ilusión, Este volumen, por tanto, adquiere el profesionalidad y buen gusto. valor de lo testimonial, no sólo por ser el único que trata de la arquitectuLUIS RAMONEDA ra, si no por lo original de su planteamiento, al enmarcar la producción edilicia madrileña en el universo cultural de la Generación del 98. La traslación y la analogía de conceptos entre las diversas manifestaciones del pensamiento y de la cultura siempre ha sido un ejercicio atractivo en el análisis historiográfico. Escudriñar cuáles son las ideas que mueven una determinada época y cómo se manifiestan en el arte, en la arquitectura, en la filosofía, en la literatura o en la política es una tarea Esta obra de Carlos de San Antonio, apasionante y, a la vez, no carente de Profesor Titular de la Universidad riesgos. El peligro viene cuando se Politécnica de Madrid, se encuadra quiere encorsetar la historia en un en la numerosa producción que, sistema concebido a priori, sin respedesde ópticas diversas, ha analizado tar las excepciones o lo inexplicable. la crisis finisecular representada por En este sentido, la obra que comentaaquel mítico 98. Para celebrar el cenmos es ejemplar. El autor, sin forzar tenario, a lo largo de 1998 asistimos a los afinidades, elabora su discurso múltiples iniciativas culturales. Insarquitectónico en paralelo a las ideas tituciones, artistas, críticos, historiaque flotan en el ambiente. Así, la cridores, literatos, periodistas, políticos sis del Iluminismo se relaciona con y estudiosos en general, sumaron sus la del Clasicismo y sus postulados esfuerzos para revisar aquellos aconvitruvianos; el sueño medieval del tecimientos con publicaciones, coloRomanticismo con el resurgir del quios, conferencias y exposiciones Gótico; los racionalismos de nuevo surgidas en los distintos ámbitos. Sin cuño —el positivismo de Comte y el embargo, la atención a la arquitectu