Nueva Revista 062 > La industria en la sociedad de la información

La industria en la sociedad de la información

Francisco Marín

Sobre la sociedad de la información desde un enfoque pasado de moda: la aportación industrial a este proceso. El razonable proceso de cooperación entre ambos extremos.

File: La industria en la sociedad de la informacion.pdf

Referencia

Francisco Marín, “La industria en la sociedad de la información,” accessed November 16, 2018, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1336.

Dublin Core

Title

La industria en la sociedad de la información

Subject

Sociedad multimedia

Description

Sobre la sociedad de la información desde un enfoque pasado de moda: la aportación industrial a este proceso. El razonable proceso de cooperación entre ambos extremos.

Creator

Francisco Marín

Source

Nueva Revista 062 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

La industria en la sociedad de la información FRANCISCO MARÍN EI autor del texto se acerca a la sociedad de la información (tema en el que no resulta fácil sustraerse de tópicos y que ocupa un buen número de discusiones en la actualidad) desde un enfoque particularmente pasado de moda: la aportación industrial a ese proceso. Cuando se confrontan dos asuntos, uno muy actual, muy centrado, y otro en aparente obsolescencia, puede presuponerse que aparecerán elementos de conflicto. El autor aspira, sin embargo, a clarificar la inevitable ligazón, el razonable proceso de cooperación entre ambos extremos que trabajan para hacer patente una única realidad: la voluntad de los hombres por conocer y dominar mejor el entorno en el que se desarrollan. EL HUEVO O LA GALLINA A EXISTENCIA de una sociedad más interesada en el conociLmiento, dominada por la noticia Cuando algún rasgo cultural ha lleinmediata, informada hasta detalles gado a ser compartido por un grupo a veces innecesarios, desinformada, humano tan grande, que además con cierta frecuencia, de los enfoposee una enorme capacidad de ques claves para entender algunos influir de forma tan notable en el planos de la verdad, es el punto de resto, debemos ser muy respetuosos partida de este debate sobre la difucon los juicios que, sobre él, emitasión de la información. Se puede mos. Desde la prudencia y apoyánafirmar rotundamente que esa donos en el símil teatral, se puede sociedad existe, acotada, es verdad, afirmar: como una realidad parcial en el • Que existen unos actores protagomundo occidental, pero que alcanza nistas y otros secundarios de esta obra aproximadamente a algo tan signifique se titula Sociedadde la información. cativo como una quinta parte de la • Que se dispone de los contenidos población total de nuestro planeta. que rellenan el guión: la vida y sus múltiples fuentes de datos, los conosu vez, decisiones de inversión que cimientos científicos, las actividasuperan de forma notable la capacides cotidianas, el comercio, la creadad individual de los ciudadanos y ción artística e industrial, el medio que entran de lleno en el ámbito de ambiente y las condiciones de sublas competencias de los mecanismos sistencia, y un largo etcétera. que las sociedades avanzadas se han • Que para que la acción teatral se dado para la mediación: las entidaponga en marcha, se necesita de un des municipales, regionales o estatamedio que permita la transmisión de les. El desarrollo de las infraestruclos contenidos, la interacción entre turas de comunicaciones es, por los actores, las personas de esta tanto, uno de esos aspectos que los sociedad. presupuestos de esas entidades deberían incluir como elementos de Estos tres elementos, además de actuación regular. un discreto director de la obra y sus ayudantes para las labores de decoraAclarados los tres elementos y sus ción, iluminación, etc., de los que me orígenes, cabe ahora preguntarse ocuparé posteriormente, parecen sobre su situación en el tiempo, su suficientes para comenzar la función. posicionamiento relativo. Para que los actores, que ya existen, comparMientras que los dos primeros tan contenidos que se generan de elementos existen, con carácter preforma cuasi espontánea con la acción vio a la aparición de la obra, el tercediaria de los humanos, es imprescinro, el medio donde debe desarrollardible que se creen las infraestrucse la acción, debe construirse desde turas, elementos costosos y que llela voluntad de los hombres, pues no van más tiempo. Pues bien, para que está entre los dones de la naturaleza las infraestructuras sean realidades humana la capacidad de comunicaroperativas, se necesita de la indusnos, de forma generalizada y univertria, ese actor aparentemente alejado sal, entre los distintos habitantes de del mundo de la información, inmanuestro planeta. terial por principio. La actividad En términos más técnicos, se industrial permite el desarrollo de la necesita la infraestructura que persociedad de la información, medianmita la circulación de las informate la acción callada y escondida de ciones que interrelacionan a los hacer viable el trasiego de los conteactores a través de los contenidos. nidos. Relegada a la misión de herraEsa infraestructura es de costosa reamienta, resulta imprescindible para lización, tanto en tiempo como en la eficiencia del proceso. recursos económicos, que exigen, a de las instalaciones, plazos muy Tenemos, por lo tanto, una superiores a los que se consideran secuencia temporal según la cual, si razonables en la satisfacción de la queremos empujar una potente demanda de informaciones. El plazo sociedad informada y con capacidad de difusión de la idea es muy rápido, de informar, deberíamos formular la generación de la necesidad, casi sus objetivos y, con seriedad y resinmediata, pero no se puede compriponsabilidad presupuestaria, planimir mucho el tiempo para hacer reaficar al mismo tiempo el despliegue lidad la prestación del servicio. de las infraestructuras que harán viable el cumplimiento de los objePor las razones antes citadas, la tivos. De esa forma, el debate que el industria debe conocer con la máxivulgo se plantea sobre qué fue antes, ma antelación posible las planificael huevo o la gallina, se puede resolciones de los gestores que están conver, para este entorno, con la afirmavencidos de que es imprescindible ción rotunda de que es necesario expandir la sociedad de la informaplantearse la sociedad de la información. Esta necesidad resulta especialción y las infraestructuras que la mente sensible cuando se concreta soportan de forma coetánea, coheen las labores del diseño de nuevos rente y compartida por los actores equipos o servicios que permitan a las financieros, industriales, etc. industrias del sector aportar soluciones avanzadas que aseguren su posición competitiva en los mercados EL PROBLEMA mundiales. Más sencillo es limitar la DE MODELAR LA MATERIA actividad industrial a las labores de fabricación, compra o integración de Partiendo de que los responsables de productos de terceros, con el único la expansión de la sociedad de la fin de asegurar la operación de la información hayan acertado en no infraestructura. Lo que se gana en descompasar las distintas fases del disponibilidad se pierde para la cronograma anterior, se debe ahora industria participante en oportuniponer claridad en los distintos ritdades de generar productos, riqueza; mos de los diferentes procesos. La en definitiva, capacidad de actuar. actividad industrial que permite llenar de equipos y servicios los distinTenemos, por lo tanto, dos nivetos elementos de la infraestructura les de compromiso temporal: el que imprescindible exige unos plazos nos lleva a adelantar las infraestrucpara la concepción, diseño, fabricaturas para hacer posible la función, y ción, instalación y puesta en marcha aquél que nos sugiere anticipar, más si cabe, la labor de concepción de las convertirse en protagonistas deberán necesidades para que los industriales poseer las soluciones acordes con las puedan concebir las mejores soluexpectativas, salvo que se quiera ciones para las exigencias del guión. fomentar procesos de frustración. Este riesgo puede ser muy peligroso, Traducido a la realidad de nuestro si no se tienen en cuenta las necesiterritorio y nuestros ciudadanos, los dades de infraestructuras necesarias responsables de la expansión de la con la anticipación suficiente. sociedad de la información deberían, además de incentivar —mediante la En el caso español, donde el promoción cercana a los usuarios desarrollo de la sociedad informada finales— las ventajas de la sociedad está seriamente retrasado en relainformada, formular con anticición con los países de nuestro entorpación las planificaciones que permino cultural, la ecuación expectatiten el despliegue de infraestructuras, vasrealidades se ha saldado, hasta el con aportaciones innovadoras de las presente, con muy graves déficits y industrias cercanas que obtendrán, elevados niveles de frustración. La de esa forma, ventajas competitivas calidad de las redes que permite la en el contexto mundial e interconecconexión Internet para los usuarios tado en el que nos movemos. privados, excluidos los grandes grupos, que han instrumentado soluciones propietarias, ha sido muy LA ECUACIÓN cuestionable, planificada con una EXPECTATIVASREALIDADES cortedad de aspiraciones, limitada por los problemas de la competencia La facilidad con que se difunden de la liberalización, cortapisada en en el mundo actual las ventajas de el fondo por intereses nogenerales. una sociedad informada es notable. Todo ello ha llevado a que se conMuchas personas que no han utilizavierta en el ejemplo de cómo no se do nunca un ordenador conocen sus deben hacer las cosas cuando uno posibilidades. El cine y la televisión quiere adelantarse a los acontecihan acercado escenarios futuros. mientos. Están, por lo tanto, creadas las necesidades y las expectativas, elemenSituaciones como la caída de tos necesarios para que el despliegue Infovía Plus, los costes de las llamade nuevas oportunidades se haga das fallidas, los tiempos de respuesta realidad. de la red, la atención prestada a los Cuando estos potenciales usuausuarios en los casos de reclamarios de esa sociedad informada deseen ción, son elementos desalentadores de un modelo de crecimiento de la nuevas habilidades, los viejos parasociedad de la información que desdigmas se caen y las oportunidades se graciadamente se pueden repetir si, multiplican. Resulta muy relevante de cara a los nuevos retos, no se el cambio cultural que se exige a los tiene más en cuenta la necesaria nuevos gestores industriales, como coordinación entre industrias, presconsecuencia del hecho de disponer tadores de servicios y usuarios. de una ventana de entrada en muy distintos y profundos focos de información, mostrados de una forma y a LA INDUSTRIA una velocidad impensable hace bien COMO RECEPTOR DE INFLUJOS poco tiempo. ¿Cómo se puede gestionar hoy con eficacia una industria Hasta ahora he tratado de explicar sin tener íntimamente asumidas las la necesidad de anticipaciparse en ventajas del correo electrónico, la las planificaciones para que la oficina portátil o el acceso a Interindustria pueda cooperar, de forma net? ¿Se pueden rechazar, bajo cualpositiva, en el despliegue de la sociequier perspectiva, las ventajas de dad de la información a través de su publicidad implícitas a la presencia participación en las infraestrucen el entorno WWW para aquellas turas. Merece la pena detenerse empresas que quieren vender algo al ahora en el relevante papel de la exterior? sociedad de la información en el desarrollo de la propia actividad Es cierto que todavía hay gestoindustrial. res que rechazan estas herramientas, Dos son los enfoques que, de con la falta de perspectiva que ello forma inmediata, asoman bajo esa implica. Se trata sólo de un probleperspectiva: los cambios en las técma temporal con fecha de jubilanicas de gestión y organización de ción, pero que sin duda está afectanlas industrias y los nuevos mercados. do negativamente. Para resolver la En lo que se refiere a los cambios cuestión, las empresas deben ocupar en las técnicas de gestión y organizaun lugar avanzado en la formación ción, hay que señalar que las emprede sus equipos humanos y en el equisas han vivido, históricamente, pamiento de sus instalaciones infororientadas hacia la protección obsemáticas. En el caso de las PYMES espasiva de sus rasgos y modelos de gesñolas, el camino es todavía largo y tión. Con la instalación de la red de los retos que plantea muchos. redes, los referentes organizativos se Un segundo enfoque que altera la alteran: los gestores deben poseer razón más íntima de las empresas necesidad de desplazar personal, a industriales, resultado de la sociedad costes muy competitivos, basados de la información, es el que afecta a en estructuras centralizadas de altíla composición de los mercados de simo rendimiento. oferta. Las industrias fabricantes de equipos para el mundo telemático se caracterizaban por su alto grado de LA PYME ANTE LA SOCIEDAD tecnificación y una cartera de clienDE LA INFORMACIÓN tes relativamente reducida, fruto de la acotada demanda que suponía un A estas alturas de la exposición, cabe mundo de usuarios limitado por la suponer que se comparten las necesiextensión de las redes. Con la unidades de anticipación para el sumiversalización de Internet y la aparinistro de las soluciones industriales y ción de un mundo con millones de que se conocen los influjos que del usuarios, el principal reto que se ofredesarrollo de la sociedad informada ce a las empresas, sobre todo a las se derivan para las empresas fabriPYMES que quieran participar en el cantes. Merece la pena terminar esta reparto de las inmensas oportunidareflexión con una parada en el des generadas, es la necesidad de mundo de las oportunidades y retos cambiar de perspectiva sobre el merque tienen planteadas las PYMES. cado de destino, inventar el canal de La incorporación de sistemas de distribución, redefinir sus procesos información a los entornos indusde producción, etc. triales es una necesidad reciente. Las soluciones que se ofrecen desde Ese mundo de la sociedad inforel segmento de oferta están orientamada hace posible la aparición de das hacia las grandes corporaciones, múltiples oportunidades para las a precios que no se ajustan a las caliempresas con capacidad de innovar, dades recibidas ni están al alcance algo que al mismo tiempo genera de las economías de las menos podenuevas dificultades, pues hace desarosas. Por lo tanto, existe una falta parecer barreras de protección que de oferta adecuada, que debe ser antes justificaban la existencia de rellenada por la iniciativa de empreempresas de carácter local, de bajo sas de software que entiendan el provalor añadido en producto, pero blema y la necesidad del segmento cualificada prestación de servicios. PYMES de no quedar descolgado de la Hoy en día se pueden facilitar pressociedad de la información. taciones de ingeniería, telemantenimiento, ayudas a la configuración, La existencia de soluciones que realización de proyectos, etc. sin integren Internet, comercio electronico, gestión de subcontratistas, 5 • La reducción de costes indirectos servicios de asistencias remotas, etc. y la mejora de los costes de los servies una necesidad que se hace más cios que se derivan de la liberalización patente cuando los operadores de del mundo de las comunicaciones. telecomunicaciones declaran estar 6 • Las posibilidades de la formación plenamente orientados al servicio a continua y la mejora del proceso de las empresas y, por lo tanto, al segdesarrollo profesional, que permite mento que representa el 90% del el acceso a los conocimientos antes mundo de referencia, las PYMES. reducidos a los entornos más reservados de las grandes corporaciones. No sé cómo se debe resolver esta importante falta de oferta, pero 7 • La cooperación con el mundo parece conveniente apoyar este tipo universitario, abierto desde las redes de actividad desde los organismos del conocimiento, a la participación que se encargan de incentivar los con la empresa en nuevas aventuras productos emergentes. de investigación y desarrollo. Existen también otros planos en los que la sociedad de la información La industria, ese elemento que ha influye. Algunos que cabe adelantar permitido el desarrollo de la socieson: dad del bienestar característica del siglo que termina, no ha cumplido, 1 • La importancia creciente de la contra lo que auguran algunos, su imagen corporativa y la utilización ciclo protagonista. Por el contrario, de los medios disponibles para sigue siendo una pieza clave que asedifundir los logros, las innovaciones gura —eso sí, ahora desde una apay las ofertas a los mercados. sionante colaboración con el nuevo 2 • Los cambios en los soportes documundo de los servicios, y desde esa mentales de los productos, manuanueva sociedad de la información— les de usuario, informaciones técniel que las empresas puedan seguir cas, etc. manteniendo e incrementando el 3 • El incremento de las oportunidaritmo de mej ora de productividad de des de cooperación entre empresas, las últimas décadas. De esa forma con independencia de la situación será posible la expansión de las congeográfica, para ofrecer soluciones diciones de vida del mundo desarrointegradas de alto valor añadido. llado al resto de las áreas de un pla4 • La posibilidad del teletrabajo neta en el que todavía hay, a pesar de como elemento superador de las reslas luces, demasiadas sombras. tricciones de espacio, empleo cualificado, etc. claras: la importancia de la poesía progresismo estético que se supone que, escrita de 1972 a 1998, ahora se todavía vanguardista. Creo que en reúne bajo el título Los mundos y los el significado de esa novedad y, por días, no es la de ser la producida por lo tanto, en lo que signifique el tiemun poeta arrepentido del exceso forpo en la poesía que hoy nos da junta mal y de la retórica temática del culLuis Alberto de Cuenca, anida el turalismo novísimo, contra los que tuétano de unos versos cuyo comenen un momento particularmente tario me parece que debiera reparar oportuno se vuelve cantando su promás en la razón de su excepcionalípia palinodia. Cotéjense, si no, poedad que en la pesada insistencia en mas de su juvenil Elsinore (1972), otras razones que, calcadas de unos a como «La chica de las mil caras» o otros, colaboran, sí, a situar, a colo«Germania Victrix», o de Scholia car, como una nueva adquisición (1978), como «Tusojos» o «Agagde sobre un álbum filatélico, a un poeta Amaleq», con otros de sus últimos y a su obra en el recorrido taxonómilibros, sirva «Elespatario», de Elotro co y en el discurso expositivo (ésa es sueño (1987), o «El caballero, la la fórmula de los conservadores de muerte y el diablo» o «La amazona museos) de la historia literaria, pero de Mordor», de Por fuertes y fronteras que nada dicen al lector que fui, al (1996), y se verá que la cuestión de lector que fuimos, que queremos Luis Alberto de Cuenca no es simseguir siendo, es decir, a quien vale plemente un asunto de estrategia de poco la satisfacción de ver a esa estética. Más bien se me antoja ver historia corresponderse con su idea ahí un proceso de ajuste formal, de teórica y a quien sólo busca ver ensanchamiento y articulación de volver, siempre la misma, siempre un mundo que tardó lo que tardó en nueva, a la poesía, y conocer qué hay acuñar la perfección de su modo de que hacer para llamarla. enunciarse a sí mismo y en hacer La excepcionalidad de la poesía transparente, a la manera en que de Luis Alberto de Cuenca tiene sólo nuestro poeta lo ha conseguido, tanto que ver con ese particular la función superior de nuestro lenentendimiento de la novedad como guaje, esto es, la representación de con el de un sentido del tiempo que ese mundo mismo. De modo que, precisamente impugna ese complaaunque resulte cómoda, la ubicaciente hábito que sólo alcanza a ver ción de Luis Alberto de Cuenca no en la personalidad del poeta la es la razón de su poesía. Mucho importancia de una especie de bisamenos cuando tengo para mí que la gra histórica. Por decirlo más a las escasa estima que en ella se dispensa crecer, digamos, por agregación de para con esa absurda linealidad propoemas acabados, redondos, cerragresiva (que confiere validez relatidos, a los que resulta más bien indifeva a una obra por su sola significarente la colección en la que queden ción como eslabón de la cadena incluidos. Lo que no quiere decir que especulativa) proviene de un entenexista una cesura radical en cuanto al dimiento del tiempo y de la vida que teatro en que tiene lugar esa misma contesta rotundamente a la dinámipoesía. La anterior y la posterior a esa ca del vanguardismo y a la del moderfecha comparten algo fundamental, nismo, imperante en la poesía occicomo es un dorsiano estilo de pensar dental, en la que la teoría sustituye a de vocación insoslayablemente mítila verdad, al valor, a la belleza, por la ca que sitúa su palabra, sus personaincierta originalidad libérrima que jes, sus emociones, sus reflexiones, en se quiere resultado de la expresión una eternidad bastante apartada de la de la personalidad profunda del condición de fedatario histórico a la artista supuestamente genial, y que se debe (según los críticos) la acaba siendo, como dice Jean Clair, poesía experiencial hoy triunfante. «la idiocia y la reducción de la lenEl teatro aquel de su poesía (toda ella gua a parataxia». tiene como un aire de teatrino) resulta ser a veces expresión de la realidad Una vez pasado su Sturm und y otras evasión de la misma, como si Drang particular, cuando comenzael poeta supiera por adelantado de la ban los años ochenta, Luis Alberto derrota inmisericorde a la que está de Cuenca tenía bastante claro lo condenada toda vida, todo amor, que su propia poesía debía decir de la algo que se colige pronto de los poeoriginalidad artística y el papel que el mas que componen la sección «La tiempo y la vida debían jugar en eso herida oculta», de Por fuertes y fronteque los expertos llaman la economía ras, acaso los más desolados que el de la obra de arte, es decir, el signifipoeta nos ofrece, escritos en un cado que a la obra añade su propia momento de su obra sobre el que su organización y la ley de su desarrollo. íntimo y admirado Julio Martínez A partir de La caja de plata, su poesía Mesanza apuntó la aparición de un se apartaría más acusadamente de ese énfasis doliente que antes había percarácter de propuesta estética de aplamanecido casi larvado. Pero el caso zada consumación (como todas las es que en unos y otros poemas, los de utopías de nuestro siglo, y mejor olvientonces, los de la madrileña cotidar las consumadas) que han tenido dianidad, los del elegante y distante tantos poemarios modernos, para