Nueva Revista 052 > Deterministas duros y blandos

Deterministas duros y blandos

Alberto M. Arruti

Hace referencia a "Historia y determinismo tecnológico" de Merrit Roe Smith y Leo Marx.

File: Deterministas duros y blandos.pdf

Referencia

Alberto M. Arruti, “Deterministas duros y blandos,” accessed May 28, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1079.

Dublin Core

Title

Deterministas duros y blandos

Subject

Libros

Description

Hace referencia a "Historia y determinismo tecnológico" de Merrit Roe Smith y Leo Marx.

Creator

Alberto M. Arruti

Source

Nueva Revista 052 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

La acción se desarrolla a lo largo Quizá no actuó ni sintió Doña Tode este trayecto y de la estancia en da exactamente como aquí se cuenta, Córdoba, que fue muy placentera papero puede suponerse que tampoco lo ra la reina. Tanto ella como sus haría de modo muy distinto. En todo acompañantes pudieron comprobar caso, Ángeles de Irisarri ha narrado su que en AlAndalus el nivel de civilizahistoria de forma atractiva, con un esción era mucho más alto que en Natilo cuidado, de discreto sabor medievarra, además de contar con la nada val en el léxico y la construcción gradespreciable ventaja de poseer tierras matical y con un desarrollo argumenmás fértiles y clima más benigno. tai fluido que evita la monotonía. En la obra alternan personajes, Éste constituye el mejor acierto de hechos y situaciones reales con episouna novela que evoca los tiempos de la dios imaginarios que, pese a serlo, resEspaña de las tres culturas. Judíos, árapetan la autenticidad histórica y encabes y cristianos convivían entonces de jan sin esfuerzo en un marco ambienforma tolerante, estimándose entre sí, tal convincente, que demuestra estar aunque las circunstancias no siempre construido a partir de un cuidado esles permitieran hacerlo de modo pacítudio documental de la época. fico. Pilar de Cecilia. La personalidad de la protagonista se describe con acierto desde una Deterministas perspectiva novelística, acompañada «i » por una amplia galería de personajes, duros y de mayor o menor relieve, que forman un conjunto armónico y variablandos do. Doña Toda no pierde nunca de Merritt Roe Smith vista su condición real ni el carácter y Leo Marx (editores) político de la misión que ha emprenHistoria y determinismo dido. Sin embargo, es también una tecnológico mujer anciana que confunde nomAlianza Editorial bres, tiene lagunas de memoria y pierMadrid, 1996, 295 págs. de el hilo de las conversaciones. Reina y matriarca a la vez, de lengua viva y respuesta rápida, resulta tan lejana como próxima. Le separan del lector acos dos editores, Merritt Roe tual más de mil años, pero a éste le reSmith y Leo Marx, son dos casultará cercana por lo intemporal de Ltedráticos del Massachusetts Inssus muy humanos deseos y temores. titute of Technology (MIT), el primero tuación de inevitable necesidad (los dede Historia de la Tecnología y el seterministas duros) y aquéllos para los gundo de Historia de la Cultura Amecuales el desarrollo tecnológico es el rericana. Ambos han reunido en esta sultado de numerosas y libres decisioobra trece artículos de distintas persones y la realización del sueño del pronalidades relacionadas con la Historia greso. Estos últimos nos recuerdan que de la Ciencia y de la Tecnología y prela historia de la tecnología es una hisocupadas por el impacto que las tecnotoria de las acciones del hombre. Para logías tienen y van a tener en nuestra comprender el origen de un determivida cotidiana. nado tipo de poder tecnológico debeAnte la pregunta de cuál es el momos conocer primero a los actores. tor de la Historia, se han dado numerosas y distintas respuestas. Para unos Cuestiones como quiénes eran o en es la lucha por la libertad; para otros lo qué circunstancias se encontraban esos es la economía; para algunos, el azar, y actores del progreso tecnológico son así sucesivamente. Sin embargo, son preguntas que debemos responder y muchos los que opinan que el desarroque nos llevan, inexorablemente, a otro llo tecnológico es lo que mueve la Histipo de preguntas, como: ¿por qué fuetoria de la humanidad. Ortega, con ron estas personas y no otras las que hiuna visión lúdica, pensaba que la causa cieron la innovación? ¿por qué fue poprofunda de los cambios que se produsible en este momento y en este lugar y cían en la Historia eran los cambios de no en otro? Estos deterministas blansensibilidad. El hombre se cansaba y, dos sitúan el progreso tecnológico en por lo tanto, mudaba, cambiaba. un contexto económico, político, social Marx escribe que el molino may cultural variado y complejo. nual trae la sociedad feudal; el molino La gente parece sumamente disde vapor, la sociedad capitalista induspuesta a creer que las innovaciones tectrial. En 1993, la televisión norteamenológicas plasman el futuro elegido ricana emitió una serie con el título de por la humanidad. El dilema que estos The Machine That Changed the World, ensayos pretenden elucidar es si esa refiriéndose al ordenador. De todos los elección es una expresión de libertad o autores que aparecen en este libro es una expresión de necesidad. Por todo Robert Heilbroner, historiador econóello, este libro parece particularmente mico, quien más defiende el determiinteresante en un momento, como el nismo tecnológico. Pero lo defiende actual, en el que vivimos una profunda con muchas reservas. No olvidemos transformación tecnológica y en el que que los defensores de esta postura oscitodo lo que pasa, para bien o para mal, lan entre aquéllos para los cuales los se achaca a la tecnología. Como ejemavances tecnológicos llevan a una siplo, el paro: es el ordenador el culpable de esta lacra social. Ésta es una idea gonistas que se asoman en estos cuenque se encuentra en la calle, pero a la tos son personajes corrientes, con su saque se podrían oponer multitud de obbiduría popular, con sus grandes o pejeciones. No olvidemos a los ingenuos queños problemas, con sus amores y luddites, que destruían, en la Inglaterra sus vacíos. Un zapatero psicólogo, un del siglo pasado, telares mecánicos porfotógrafo que recobra su pasado, un que éstos les quitaban el puesto de trapescador que aún cree en la dignidad, bajo. Alberto M. Arruti. un tabernero que hace de su trabajo un arte, un niño ciego que le enseña a mirar a un adulto que va demasiado deprisa, un viudo que ya no sabe vivir soMuy bien lo, una pareja mayor que se reencuenfilmadas tra, unos rateros con un resto de corazón... todos ellos son perfilados con Carlos Cebrián breves y certeros trazos, y casi se podría Escenas sin filmar decir que están fotografiados en la posEdiciones Internacionales tura más característica y conmovedora Universitarias de sus almas. Y en tres, cuatro o cinco Barcelona, 1997,109 págs. páginas, el autor nos presenta a un nuevo personaje que pasa a engrosar la galería de nuestros afectos, el horizonte de nuestro mundo interpretado. os que somos aficionados a los relatos adquirimos cierta deforEl lugar por donde merodean los mación que nos lleva a ir siemLprotagonistas de estas historias es la tiepre buscando sorpresas: una historia rra de la autenticidad. Todos buscan alinesperada, un giro inaudito, un golpe go que haga real su existencia, aquello de efecto. Pero esta deformación trae que convierta la vida que viven en su consigo cierta complejidad en el gusto, vida, el rostro que tienen en su rosun afán de encontrar personajes rebustro, la gente con la que conviven en cados o finales artificiosamente originasu gente. En un mundo anónimo, les. Y poco a poco podemos alejarnos donde todos nos sentimos un caso más de la realidad cotidiana, de esos fascide lo mismo, que un libro despierte y nantes e increíbles personajes con los subraye esa genialidad irrepetible que que nos cruzamos cada día por la calle. esconde cada ser humano sean cuales Los veintiún cuentos que se recosean sus circunstancias personales regen en este primer libro de Carlos Cesulta una eficaz llamada al optimismo. brián suponen, en este sentido, una reLo que más destaca de estos relatos frescante y acertada terapia. Los protano es la escritura en sí: no se busca esa