Nueva Revista 052 > Muy bien filmadas

Muy bien filmadas

Eduardo Terrasa

Sobre el libro de Carlos Cebrián "Escenhas sin filmar".

File: Muy bien filmadas.pdf

Tags

Referencia

Eduardo Terrasa, “Muy bien filmadas,” accessed May 29, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1080.

Dublin Core

Title

Muy bien filmadas

Subject

Libros

Description

Sobre el libro de Carlos Cebrián "Escenhas sin filmar".

Creator

Eduardo Terrasa

Source

Nueva Revista 052 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

de esta lacra social. Ésta es una idea gonistas que se asoman en estos cuenque se encuentra en la calle, pero a la tos son personajes corrientes, con su saque se podrían oponer multitud de obbiduría popular, con sus grandes o pejeciones. No olvidemos a los ingenuos queños problemas, con sus amores y luddites, que destruían, en la Inglaterra sus vacíos. Un zapatero psicólogo, un del siglo pasado, telares mecánicos porfotógrafo que recobra su pasado, un que éstos les quitaban el puesto de trapescador que aún cree en la dignidad, bajo. Alberto M. Arruti. un tabernero que hace de su trabajo un arte, un niño ciego que le enseña a mirar a un adulto que va demasiado deprisa, un viudo que ya no sabe vivir soMuy bien lo, una pareja mayor que se reencuenfilmadas tra, unos rateros con un resto de corazón... todos ellos son perfilados con Carlos Cebrián breves y certeros trazos, y casi se podría Escenas sin filmar decir que están fotografiados en la posEdiciones Internacionales tura más característica y conmovedora Universitarias de sus almas. Y en tres, cuatro o cinco Barcelona, 1997,109 págs. páginas, el autor nos presenta a un nuevo personaje que pasa a engrosar la galería de nuestros afectos, el horizonte de nuestro mundo interpretado. os que somos aficionados a los relatos adquirimos cierta deforEl lugar por donde merodean los mación que nos lleva a ir siemLprotagonistas de estas historias es la tiepre buscando sorpresas: una historia rra de la autenticidad. Todos buscan alinesperada, un giro inaudito, un golpe go que haga real su existencia, aquello de efecto. Pero esta deformación trae que convierta la vida que viven en su consigo cierta complejidad en el gusto, vida, el rostro que tienen en su rosun afán de encontrar personajes rebustro, la gente con la que conviven en cados o finales artificiosamente originasu gente. En un mundo anónimo, les. Y poco a poco podemos alejarnos donde todos nos sentimos un caso más de la realidad cotidiana, de esos fascide lo mismo, que un libro despierte y nantes e increíbles personajes con los subraye esa genialidad irrepetible que que nos cruzamos cada día por la calle. esconde cada ser humano sean cuales Los veintiún cuentos que se recosean sus circunstancias personales regen en este primer libro de Carlos Cesulta una eficaz llamada al optimismo. brián suponen, en este sentido, una reLo que más destaca de estos relatos frescante y acertada terapia. Los protano es la escritura en sí: no se busca esa perfección formalista que tantas veces dón suelto de un zapato que remata distrae de lo esencial. A veces, incluso, una descripción del protagonista de parecen escritos con excesiva espontaImágenes. neidad y despreocupación. Lo que le Todos los relatos dan que pensar, importa al autor no es la brillantez, siabren un espacio en el que la imaginano la carga significativa de las historias, ción se ensancha, llaman la atención la sutil imaginación que da vida a los sobre la vida corriente que nos ha tocapersonajes. Las situaciones, los comendo vivir. En resumen: enseñan a mirar. tarios, las emociones, ahí se encuentra Y no es poca cosa esto. el centro de atención, lo que realmente Se podría decir que todo libro, una interesa. Lo que se dice en cada relato vez publicado, hace consciente al autor aparece en aquello que se esconde, está de sus errores y de sus aciertos; entonmedio insinuado, y por eso el lector ces es cuando uno cae en la cuenta de debe filmar en su imaginación las esceque esto lo tendría que haber dicho de nas del cuento. otra manera, aquello mejor habría sido El estilo directo, cargado de exquitarlo, de que sobra esta frase o tenpresiones callejeras y de esas ocurrendría que haber aprovechado más ese ficias (retazos de pensamiento) que nal... Por eso un segundo libro, sobre brotan del interior sin que uno casi se todo si se trata de un autor joven, gana de cuenta, da viveza a los relatos. Las en madurez y precisión. Espero que el frases truncadas, o las torpezas en el autor siga escribiendo, porque va por decir o el pensar, hacen más reales a buen camino. Eduardo Térras a. los protagonistas y, paradójicamente, más expresivos: al doblar una esquina Una brújula de la historia, esos fragmentos cobran un sentido repentino. Todo resulta comprometida muy sencillo, sin caer en la simpleza; Rafael Termes conmovedor, sin hacerse ñoño; signiDesde la libertad ficativo, sin caer en la moraleja. Editorial Eilea Algunas pinceladas resultan geMadrid, 1996, 402 págs. nialmente acertadas, como la construcción en paralelo de las dos historias de Artes punzantes (¡muy buen cuento!), o el diálogo entre Matías y esde la libertad es el título don Justo en Tú, primero, o el itineraque ha elegido Rafael Terrio interior de Jaime en Perrosusto, o mes para expresar, por una Dparte, el trasfondo de su actitud y tala descripción de Jevi en Los Reyes lante personal, abierto y sin ataduras y, Magos no son los padres, o aquel cor