Nueva Revista 051 > Reforma laboral, al comienzo del camino

Reforma laboral, al comienzo del camino

Carlos Rodríguez Braun

El autor señala las luces y las sombras que posee el acuerdo para la reforma del mercado laboral que ha logrado un consenso que parecía imposible entre los sindicatos UGT y CCOO y la CEOE.

File: Reforma laboral, al comienzo del camino.pdf

Referencia

Carlos Rodríguez Braun, “Reforma laboral, al comienzo del camino,” accessed July 15, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1041.

Dublin Core

Title

Reforma laboral, al comienzo del camino

Subject

Panorama

Description

El autor señala las luces y las sombras que posee el acuerdo para la reforma del mercado laboral que ha logrado un consenso que parecía imposible entre los sindicatos UGT y CCOO y la CEOE.

Creator

Carlos Rodríguez Braun

Source

Nueva Revista 051 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

dad, animada por las exigencias de más en defensa para financiar la amla convergencia económica, que pliación de la Alianza. Ya no existe continuarán después de la creación una percepción extendida de una de la moneda única en 1999. Por permanente amenaza exterior, como otra parte, tanto en Europa como en sucedía en los viejos tiempos de la los EE.UU., es difícil persuadir a la guerra fría. José M. de Areilza población de la necesidad de gastar Carvajal Reforma laboral: al comienzo del camino El reciente acuerdo para la reforma del mercado laboral ha logrado un consenso que parecía imposible entre los sindicatos UGT y ccoo y la CEOE. La necesidad de crear empleo ha obligado a modificar el marco institucional. El autor señala las luces y las sombras que posee el acuerdo y explica por qué aún queda un largo camino por recorrer. o hay señal más identificaSolo con irritante lentitud se ha dora del fracaso de la polítiabierto camino entre nuestros polítiNca económica española que cos la idea de que algo tiene que ver el paro. Es verdad que el PSOE fue el el marco institucional con este propartido de la corrupción y la degeneblema, y de ahí los intentos de reforración institucional. Es verdad que ma del mercado laboral. Tras el defue el partido que subió vorazmente sastre socialista, que impuso la temlos impuestos sobre los trabajadores poralidad y la dualidad del mercado españoles. Sin embargo, nada de eso y solo en 1994 osó abordar una relo identifica con exclusividad. El forma, a todas luces insuficiente, llePSOE es sobre todo el partido del paga el acuerdo firmado entre los sindiro. Como reyes Midas al revés, todo catos mayoritarios y la CEOE. lo que tocan los socialistas lo conNo hemos perdido aún la fiebre vierten en paro. Y cuanto más tiemdel consenso: aquí cualquier acuerdo po están, más paro hay: si no, que se parece bueno por el mero hecho de lo pregunten a los andaluces. existir. Nadie repara en que, por que tengan entre 30 y 45 años; el poejemplo, las recuperadas libertades der sindical en los convenios; la políticas no pudieron impedir en los concentración aún mayor de la reúltimos veinte años que los ciudadapresentatividad en las cúpulas de la nos de este país padecieran el más CEOE y UGT y ccoo; la imposición de rápido incremento en la presión fislos convenios sobre las pymes y, nacal de la OCDE. Eso sí, todo de maneturalmente, el hecho de que los 33 ra consensuada y democrática. Y aldías de indemnización continúen sigo similar ha ocurrido con este nuetuando a nuestro país a la cabeza de vo acuerdo: nadie se ha atrevido a Europa. ponerle peros, salvo Julio Anguita, lo que ya de por sí habla en favor del Aparte del peligro ya mencionaacuerdo (entre parentésis, en lo único do de transmitir la idea de que no que acertó Anguita es en recelar de hay nada más que hacer en el mercala financiación de los sindicatos. Vido laboral, existe también el peligro niendo de un comunista, es curioso de creer que el paro es un problema que no haya aplicado la misma susestrictamente laboral. Por supuesto, picacia a la CEOE). A la fanfarria sinada más lejos de la realidad. La ineguió además un peligroso compadreo ficacia de nuestro mercado laboral y la certeza de que ahora sí se han reestá íntimamente ligada a otros facsuelto todos los problemas y de que, tores de considerable importancia, si los empresarios no se lanzan a sobre los cuales los gobiernos espacontratar, algo quedará claro como el ñoles no han estado, por decirlo suaagua: el paro es culpa de ellos. vemente, finos. Piénsese tan solo en Dejando al margen cuestiones de los costes empresariales no salariaíndole autonómica (que probableles, tales como los impuestos y las mente expliquen el recelo de la pacotizaciones a la Seguridad Social, y tronal catalana), este acuerdo tiene se verá el extenso camino que queda una luz y varias sombras. La luz aún por recorrer. Otro tanto vale para principal es que se ha conseguido las reformas microeconómicas, que que los sindicatos acepten que la retambién ofrecen un amplio campo ducción del coste del despido favorepara toda suerte de liberalizaciones. ce el empleo, en cantidad y calidad. El papel del Gobierno en todo esEsto es muy importante porque into ha sido bastante ausente y lúcido. vierte una antigua tradición. Ahora, sin embargo, existe el riesgo Entre las sombras, destacan el de que las autoridades se lancen a continuado intervencionismo casuísaplicar el acuerdo tal cual y a embartico en este mercado; la intemperie carse en nuevas disposiciones casuísen la que quedan los trabajadores ticas, en vez de profundizar las reformas laborales, fiscales y de liberaliy siempre es más fácil abordar reforzación de los mercados. Todo ello mas en la fase alcista. La última, la con el agravante de que una eventual registrada en la segunda mitad de los Unión Monetaria será particularmenaños 1980, representó una oportunite dura para los países que no hayan dad lamentablemente perdida por los liberalizado y flexibilizado suficiensocialistas. Habrá que ver qué hacen temente sus economías. Pero con una los conservadores. Carlos Rodríventaja: el ciclo ha flexionado al alza guez Braun. A los veinte años de las elecciones del 77 Hace ahora justamente veinte años, las elecciones españolas del 15 de junio transfirieron el poder político desde la cumbre del Estado a un Parlamento elegido por sufragio universal. En él se encarnaron, de hecho y de derecho, la soberanía popular y la responsabilidad del destino de la nación. incorporó a la Constitución y ha siquellos comicios inaugurado aplicada en las 6 elecciones parron la nueva era política de lamentarias que se han sucedido Ala monarquía parlamentaria, después de las del 15J. en la que se ha hecho posible la asociación de los valores de la moderna Fue un buen comienzo para la democracia con los de la secular hisaceptación del nuevo sistema y para toria española. su credibilidad, que antes de la llaLas elecciones del 77 tuvieron mada a las urnas se hubiera decretalugar bajo las normas de la Ley para do la más amplia amnistía política la Reforma Política de diciembre de nuestra historia y que hubieran del año anterior, que había sido sido reconocidos todos los partidos. aprobada en referendo por una amDe esta manera, toda la ciudadanía plísima mayoría ciudadana y santenía voto y pudieron presentarse cionada por el Rey. Prueba del toda clase de candidaturas. Al amacierto técnico y político de aquella paro de la Corona y bajo su inspiralegislación de transición es que una ción, el primer gobierno Suárez haparte sustancial de sus preceptos se bía logrado que, casi por primera