Nueva Revista 051 > A los veinte años de las elecciones del 77

A los veinte años de las elecciones del 77

Antonio Fontán

Nos habla acerca de las elecciones españolas del 15 de junio, que transfirieron el poder polñitico desde la cumbre del Estado a un Parlamento elegido por sufragio universal.

File: A los veinte años de las elecciones del 77.pdf

Referencia

Antonio Fontán, “A los veinte años de las elecciones del 77,” accessed September 26, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1042.

Dublin Core

Title

A los veinte años de las elecciones del 77

Subject

Panorama

Description

Nos habla acerca de las elecciones españolas del 15 de junio, que transfirieron el poder polñitico desde la cumbre del Estado a un Parlamento elegido por sufragio universal.

Creator

Antonio Fontán

Source

Nueva Revista 051 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

mas laborales, fiscales y de liberaliy siempre es más fácil abordar reforzación de los mercados. Todo ello mas en la fase alcista. La última, la con el agravante de que una eventual registrada en la segunda mitad de los Unión Monetaria será particularmenaños 1980, representó una oportunite dura para los países que no hayan dad lamentablemente perdida por los liberalizado y flexibilizado suficiensocialistas. Habrá que ver qué hacen temente sus economías. Pero con una los conservadores. Carlos Rodríventaja: el ciclo ha flexionado al alza guez Braun. A los veinte años de las elecciones del 77 Hace ahora justamente veinte años, las elecciones españolas del 15 de junio transfirieron el poder político desde la cumbre del Estado a un Parlamento elegido por sufragio universal. En él se encarnaron, de hecho y de derecho, la soberanía popular y la responsabilidad del destino de la nación. incorporó a la Constitución y ha siquellos comicios inaugurado aplicada en las 6 elecciones parron la nueva era política de lamentarias que se han sucedido Ala monarquía parlamentaria, después de las del 15J. en la que se ha hecho posible la asociación de los valores de la moderna Fue un buen comienzo para la democracia con los de la secular hisaceptación del nuevo sistema y para toria española. su credibilidad, que antes de la llaLas elecciones del 77 tuvieron mada a las urnas se hubiera decretalugar bajo las normas de la Ley para do la más amplia amnistía política la Reforma Política de diciembre de nuestra historia y que hubieran del año anterior, que había sido sido reconocidos todos los partidos. aprobada en referendo por una amDe esta manera, toda la ciudadanía plísima mayoría ciudadana y santenía voto y pudieron presentarse cionada por el Rey. Prueba del toda clase de candidaturas. Al amacierto técnico y político de aquella paro de la Corona y bajo su inspiralegislación de transición es que una ción, el primer gobierno Suárez haparte sustancial de sus preceptos se bía logrado que, casi por primera vez desde 1808, España fuera un otra tendrían que serlo. Fue el Rey país sin exiliados y sin exclusiones el que, al inaugurar la Legislatura, políticas. invitó formalmente a las Cámaras a Aquellas ya lejanas elecciones elaborar una Constitución. Y fueron fueron convocadas por el gobierno ellas mismas, con los partidos políde una monarquía que había asumiticos presentes en los escaños, las do la continuación de la legalidad que acordaron el procedimiento pafuncional del Estado, con visible ra la redacción y aprobación de su aceptación popular, al final del rétexto. En otras ocasiones similares, gimen anterior. A esa legalidad funlos gobiernos habían presentado a cional se sumó enseguida la transdiputados y senadores proyectos de misión al Rey de la legitimidad diConstituciones más o menos articunástica. Ésta le fue ofrecida al nuelados. Las Cortes del 77 optaron vo soberano por su padre, el Conde por el sistema de Cádiz de que fuede Barcelona, en el mismo mes de ra el propio Parlamento el redactor noviembre de 1975, y luego solemde la Ley suprema del Estado. Con nemente ratificada cuando ya estala inauguración de las Cortes del ban convocados los comicios y Don 77, la Corona y su gobierno habían Juan Carlos y su gobierno estimacumplido el compromiso político ron que era el momento oportuno. de devolver al pueblo español la responsabilidad de gestionar su proEntretanto, los viajes de los Repio destino. yes a numerosas ciudades y rincones de España estuvieron siempre El sistema democrático el de la acompañados por una simpatía, sodemocracia de partidos, con el reslidaridad y aplauso generales, que paldo popular que entrañan unas mostraban cómo la gente reconocía elecciones auténticas permitió en la Corona y en la persona del además que enseguida se pudiera Rey unas realidades que merecían hacer frente a algunas cuestiones respeto y despertaban confianza. De urgentes, que no debían esperar a la este modo, con el Parlamento del aprobación definitiva de la nueva 77 y con la Constitución que en él Constitución. Se negoció y se estase elaboró, quedó asentado el nuevo bleció el acuerdo económico social, edificio político de la monarquía y también político, de los Pactos de democrática. la Moncloa, suscritos por los partiLas Cortes del 77 no habían sidos parlamentarios y las fuerzas y do convocadas oficialmente como organizaciones sociales. Igualmenconstituyentes, si bien era a todas te, se dieron los primeros pasos haluces evidente que de una manera u cia la nueva estructura del Estado, ahora. En aquella primera ocasión, estableciendo regímenes preautonócasi el 40% de los actuales electores micos en los territorios que habían no tenía derecho al voto. sido estatutarios en los años treinta. La Ley para la Reforma Política El reciente compromiso que los había diseñado un Parlamento bicallamados agentes sociales han susmeral, con la provincia como circrito en el pasado mes de abril es cunscripción electoral y distintos sisuna prolongación actualizada de los temas para la elección de diputados Pactos de la Moncloa. Ahora, con y senadores y diversas funciones pala representatividad y autonomía ra ambas Cámaras, que fue luego que poseen, los sindicatos y las asosustancialmente incorporado a la ciaciones patronales no necesitan Constitución y a la legislación elecya el aval de los partidos parlamentoral posterior. Prácticamente no ha tarios, como ocurría hace veinte recibido ninguna modificación imaños. El progresivo desarrollo del portante, salvo la incorporación a la Estado de las autonomías, geneCámara alta de los senadores elegiralizado y diverso a la vez, es la dos por las Comunidades Autónoprolongación cuatro lustros desmas, que vienen a cubrir más o mepués de un proceso que se inició nos los 40 escaños de designación durante el mandato del Parlamento real de 1977. del 77. Por Real Decreto Ley de 29 de septiembre de 1977 se restableEl Congreso sigue eligiéndose ció con carácter provisional la Geigual que entonces por representaneralidad de Cataluña y por otra ción proporcional y sistema dHondt disposición del mismo rango de 4 para la asignación de escaños, con de enero de 1978 se aprobó el régiun mínimo de tres diputados por men preautonómico para el País provincia; los senadores son los cuaVasco, creándose para administrartro candidatos más votados en cada lo el Consejo General del País Vasuna de ellas, más los de las autonoco. En los dos Reales DecretosLemías. yes se hacía constar que la mayoEs interesante y significativo que ría de las fuerzas políticas parlalos sistemas electorales del 77 no mentarias habían reconocido la hayan sido sometidos a debate políconveniencia de proceder urgentetico ni entre los partidos ni en la mente a esos actos legislativos. opinión pública del país, y que al En junio del 77 empezaron los mismo tiempo la asistencia de elecciudadanos españoles a conocer un tores a las urnas sea cada vez más sistema electoral que todavía está alta. En 1979, cuando por primera vigente en casi todos sus detalles vez se podía votar con dieciocho años, acudieron a hacerlo más de 18 que en el momento de presentar canmillones de personas y hubo una didaturas y, sobre todo, en el moabstención del 31,70%. En la última mento de votarlas, esa dispersión no ocasión electoral, la del 3 de marzo se produciría. En primer término, del 96, los votantes fueron más de por el sentido común y la responsa25 millones y la abstención del bilidad ciudadana de los propios 22,62%, que viene a ser lo que soelectores, pero también porque no ciólogos y especialistas estiman que habría más remedio que arbitrar un es la abstención técnica. La extensistema que fomentara asociaciones sión a las elecciones locales y a las o acuerdos entre afines y redujera a autonómicas (también con circunsunas pocas las opciones viables. cripciones provinciales), así como a Pensábamos que no ocurriría ni las del Parlamento europeo, de la resiquiera lo que sucedió en el primer presentación proporcional y de la Bundestag alemán de la postguerra. ley dHondt para la atribución de Casi una docena de grupos parlapuestos han nacionalizado realmentarios distintos llegaron a la Cámente el sistema, del que se puede mara respondiendo a muchas siglas, decir que goza de la lealtad de la pero ya muy pronto, en el momento ciudadanía y que funciona más que de las primeras votaciones, hubieron aceptablemente. de agruparse hasta llegar a una comCuando se acercaban las eleccioposición como la que existe allí ahones del 77, después de la Ley para la ra más o menos. La Ley de Reforma, Reforma Política, en comentarios el decreto de convocatoria y la deciperiodísticos y conversaciones polísión del Presidente Suárez de encaticas, estaba bastante generalizado el bezar una amplia opción de centro temor a que la fragmentación ideolódeterminaron que, en el caso espagica y política de un electorado sin ñol, las opciones claras y distintas hábito de partidos, candidaturas y estuvieran definidas ya en el movotaciones libres diese lugar a un mento de votar. parlamento desarticulado, de escasa Los dos grupos parlamentarios o imposible operatividad. Se llenamás numerosos del Congreso, que ban páginas de estudios y declaraentonces fueron UCD y el PSOE, suciones sobre la sopa de letras. Anmaban más del 80% de los escaños tes incluso de la Ley para la Reforde la Cámara, y un porcentaje semema Política, algunos políticos y pejante en el Senado. Esos números y riodistas sostuvimos en diversas triproporciones se han mantenido en bunas y publicaciones la previsión las 6 elecciones celebradas después. contraria. Para nosotros, era evidente A esa situación parlamentaria han europeo y ha de ser afrontado con debido su estabilidad los sucesivos modernización, inversiones, educagobiernos, que en algún caso muy ción y reciclajes. concreto han podido perder una voLa enunciación de las carencias tación menor, pero nunca han visto y urgencias nacionales se puede en serio peligro parlamentario el alargar casi indefinidamente, empemandato que habían recibido en la zando por la necesaria consolidaurnas. ción de nuestra presencia en las insVeinte años después de las electancias económicas y políticas suciones de 1977, España Nación y pranacionales. Hay asuntos que quiEstado se halla con no pocos prozá arman más ruido en los papeles y blemas graves, ante los que no caen las ondas: los procesos judiciaben la pasividad ni el conformismo les, los escándalos económicos, la de los que gobiernan (todo el Parlacorrupción y determinados funciomento es gobierno) ni de los gobernamientos presuntamente irregulanados. Algunos de esos problemas res de entidades u organismos públison de orden político, porque se tracos. Pero ésas son cuestiones del pata de cuestiones de presente o de fusado, materia de trabajo para jueces turo pendientes de solución o encaue historiadores. zamiento. El más acuciante de ellos es el planteado por el terrorismo de Sin embargo, el conjunto de la ETA, que está amparado por la asisestructura del Estado de la monartencia moral de lo que algunos llaquía parlamentaria, como dice la man eufemísticamente su entorno Constitución está bastante bien ary que en realidad es el conjunto de ticulado, entre otras razones porque complicidades y el contexto que la no se hicieron mal las elecciones del envuelve. El siguiente es el desem15 de junio del 77 y porque aquel pleo, en particular el de los jóvenes. Parlamento y los gobiernos de UCD, Pese a las escandalosas cifras, el padesde el preliminar del 76, hicieron ro español se asemeja al que padeno pocas cosas aceptablemente bien. cen otras naciones del continente Antonio Fontán.