Nueva Revista 005 > Conversaciones, escuchas y procesos

Conversaciones, escuchas y procesos

Antonio Fontán

De cómo unas diligencias judiciales sobre escuchas telefónicas han dado lugar a un escándalo político, a informaciones desmesuradas y a graves problemas en un partido.

File: Conversaciones, escuchas y procesos.pdf

Referencia

Antonio Fontán, “Conversaciones, escuchas y procesos,” accessed December 4, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2542.

Dublin Core

Title

Conversaciones, escuchas y procesos

Subject

Panorama

Description

De cómo unas diligencias judiciales sobre escuchas telefónicas han dado lugar a un escándalo político, a informaciones desmesuradas y a graves problemas en un partido.

Creator

Antonio Fontán

Source

Nueva Revista 005 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Unas diligencias judiciales sobre escuchas telefónicas han dado lugar a un escándalo político, a informaciones desmesuradas y a graves problemas en un partido.

Conversaciones, escuchas y procesos
Por Antonio Fontán

Durante el pasado mes de aforada, y que en las diligencias mayo han alcanzado en practicadas se hacía referencia a nuestro país una extraorDotras que también disfrutaban dinaria difusión las principales de esa condición, el juzgado vapiezas del «sumario menos selenciano se inhibió a favor de la creto de la historia procesal del Sala de lo Penal del Tribunal occidente». Estas consisten, báSupremo y le remitió las actuaciones. Leyendo lo que han pusicamente, en las declaraciones blicado los periódicos, y que que los «detenidos de Valencia» mientras no se desautorice puehubieron de prestar en un juzde razonablemente ser considegado acerca de unas conversarado como cierto, se tiene la imciones que se les atribuían a ellos presión de que las diligencias no y a otras personas y que se hacontienen más que la transcripbrían celebrado entre el 12 de dición de varias conversaciones teciembre de 1989 y el 6 de abril tivados por intereses políticos y lefónicas y las declaraciones de 1990, desde un teléfono interen ocasiones estimulados por las acerca de ellas de las personas en venido por la policía. (Al pareindiscreciones o imprudencias cuestión, sin elementos ajenos a cer las escuchas se habían iniciade funcionarios de la propia adellas: no se recoge con pruebas do por motivos diferentes de lo ministración de justicia, y el o indicios fehacientes que corpoque acabó interesando a los otro «proceso», estrictamente Ha habido demasiados raciones o entidades públicas o político, que se ha desarrollado, agentes y al juez y se referían a juicios precipitados o privadas hayan sido efectivasin que se sepa cuándo ni cómo personas también distintas). escasamente mente conducidas o coaccionase va a cerrar en los dos foros Pero para no alargar mucho fundamentados, en que das a decisiones administrativas de la relación dialéctica entre los una historia de sobra conocida, la hipótesis de un día o financieras concretas, ni que partidos y del ámbito interno del baste añadir que se detuvo, se se tomaba como un hecho se hayan producido desplazaPartido Popular. incomunicó durante varios días mientos patrimoniales determial siguiente. La palabra escrita no y se llamó a declarar a las seis nados. Sobre estas bases, y con personas inicialmente afectadas, audiencia de las partes, que distiene vuelta atrás para que oyeran las grabaciones, ponen ya de la asistencia letraEl «proceso periodístico» ha reconocieran las voces y, en cada habitual, y del ministerio púde ser por su misma naturaleza so de que fueran las suyas, exblico, el Tribunal Supremo insefímero, porque a esta actividad plicaran qué habían querido detruye las diligencias o procedinuestra de la prensa se le podría cir, a quiénes mencionaban o mientos que estime oportunos, aplicar con entera propiedad lo aludían, qué significaban ciertas con lo cual el enojoso y desmeque se dice de los hijos, y así palabras o expresiones y si con suradamente hinchado asunto ocurre que a los diarios cada todo ello se estaba maquinando parece haber entrado en un curnueva jornada les llega con su algún cohecho o buscando fiso normal en sus aspectos propan de sucesos debajo del brananciaciones ilegales o clandespiamente jurídicos. zo. Hay, sin embargo, lugar —o tinas para un partido político, debería haberlo— para una reque en este caso era precisamenNo ocurre lo mismo, por ahoflexión más profesional que este el Partido Popular. ra, con los otros dos «procesos» trictamente ética. Non potest paralelos que ha conocido este Cuando, al cabo de una serie vox missa revertí, se decía en episodio: el de la opinión, o mede días, en el juzgado creyeron tiempos antiguos y en latín, o lo jor dicho el que han «instruido» encontrar indicios «de criminaque es lo mismo, la palabra una los medios de comunicación, aclidad» dicen, en alguna persona zones de economía, sino también de ecología urbana. Una resolución poco afortunada Finalmente, existe el que antes se llamaba ámbito interno del partido político afectado por el episodio valenciano, es decir, el Partido Popular. Se han producido en varios de sus escalones repetidas declaraciones de unión y de solidaridad, que no han sido mal acogidas por una parte de la opinión pública. El documento que ha servido de base al acuerdo de su principal órgano de dirección, parece que se limita a una glosa del sumario (del que, sin duda, disponían las personas encargadas de redactarlo puesto que se citan páginas concretas), sin que se añadan otras informaciones. Pero, con la peculiaridad, según lo que en los primeros días ha trascendido, de que se dan como hechos ciertos e inamovibles las versiones contenidas en las «diligencias previas», sin someterlas a más profundos análisis o a vez dicha, o escrita, no tiene contrastes, quizá ni siquiera con mente unas realidades de hecho, vuelta atrás. Ha habido demalas personas implicadas en las generadas en el curso de la exsiados juicios precipitados o esconversaciones telefónicas o en periencia política democrática, casamente fundamentados, en las declaraciones ante el juez. ni asociaciones privadas. Son que la hipótesis de un día se instituciones públicas constituEs cierto que el documento tomaba como un hecho al sicionalizadas, que tienen atribuidas del Partido Popular no entra en guiente. El periodismo llamado funciones indispensables para la los posibles aspectos penales del de investigación es una variedad vida del Estado democrático, asunto y, por lo tanto, no se profesional relativamente nueva que se recogen en el artículo 6 puede decir que «prejuzgue» a y de delicado manejo, que se de la propia Constitución. Han las personas afectadas. Pero, convirtió en un mito, en una asde ser libres en su creación y acaunque quiera mantenerse denpiración o en una moda para La competencia feroz tividades, según dice el menciotro del ámbito reglamentario, «audaces reporteros» con el canado precepto, pero ha de doentre revistas y radios, a califica conductas «políticas», so Watergate. Pero eso fue una társeles de los instrumentos predice, con una terminología que la que ahora podrían «perla» hallada con medios pocisos para el ejercicio de su miresulta equívoca o conduce a tender a sumarse derosísimos y, además, consissión. Es urgente, no que se reengaño cuando se emplea en algunos diarios, es capaz tió en investigar hechos, cuidangulen más de lo que están, sino contextos paralelos a los de un de erosionar el prestigio do, por lo menos los buenos reque se ordenen con suficiencia y proceso penal, como ocurre al y la credibilidad global de porteros, de no caer en juicios claridad sus responsabilidades y hablar de faltas feves o graves. los medios. de intenciones. La competencia sus recursos. En el foro de la No creo que haya muchos feroz entre revistas y radios, a dialéctica entre partidos, se pueprecedentes de que desde una la que ahora podrían tender a de y se debe arbitrar un consencorporación cualquiera se hayan sumarse algunos diarios, es caso «técnico», o sea, neutral, identificado y calificado presunpaz de erosionar el prestigio y la acerca de asuntos como las electas infracciones de algunos de credibilidad global de los meciones, la propaganda, etc., que sus miembros sobre la base de dios. No es sólo cuestión moral, fije desde los controles del Triuna instrucción ajena y no ultisino profesional para los buenos bunal de Cuentas hasta la discimada, cuando además, inhibido informadores. plina electoral, incluso en aspecel anterior juez, todo el asunto tos tan aparentemente nimios Existen también los dos foros —y la instrucción también— escomo los lugares para emplazar propiamente políticos. Los partá en curso en la Sala de lo Pela propaganda, no sólo por ratidos en España no son simplenal del Tribunal Supremo. •