Nueva Revista 007 > Los incentivos económicos

Los incentivos económicos

T. H. Tietenberg

Sobre la creación de un mercado internacional de incentivos económicos en el terreno del medio ambiente. Los defensores se plantean aliarse con el mercado para obtener objetivos ambientales.

File: Los incentivos económicos .pdf

Referencia

T. H. Tietenberg, “Los incentivos económicos,” accessed May 25, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2538.

Dublin Core

Title

Los incentivos económicos

Subject

Naturaleza y medio ambiente

Description

Sobre la creación de un mercado internacional de incentivos económicos en el terreno del medio ambiente. Los defensores se plantean aliarse con el mercado para obtener objetivos ambientales.

Creator

T. H. Tietenberg

Source

Nueva Revista 007 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Los responsables del medio ambiente podrían anición ambienta! y desarrollo ecomar a los promotores a respetar la naturaleza hanómico. facilitar la transición de ciéndoselo rentable. Los defensores del medio amuna relación de explotación a una de mantenimiento entre la biente se han dado cuenta de que su antiguo advereconomía y el ambiente, y fosario, el mercado, puede ser un poderoso aliado. mentar la creación de nuevos procesos de producción de carácter más ambiental. LOS INCENTIVOS ¿De qué forma se pueden usar los incentivos económicos para facilitar un desarrollo aceptable desde el punto de ECONOMICOS vista ambiental? Quizá el mejor modo de responder a esta prePor T. H. Tietenberg gunta es mostrar cómo se ha llevado a cabo en la práctica. Un ejemplo es el utilizado T para reducir la presión ejercida radicionalmente los sobre un recurso natural renoresponsables del vable que estaba siendo soambiente y los grubreexplotado. Debido a su pos de presión con un interés atractivo, y al tradicional y fácil especial en la protección del acceso a los bancos de pesca, medio ambiente en los Estados diversas especies de peces esUnidos veían al sistema de taban extinguiéndose en la cosmercado como un poderoso y ta de Nueva Zelanda. Si bien la potencialmente peligroso adnecesidad de aliviar la presión versario No obstante, el clima ejercida sobre estas especies para negociar entre ambas parera obvia, cómo conseguirlo no tes ha mejorado considerableestaba tan claro. mente en los últimos años. No Aunque era relativamente sólo los promotores del desafácil impedir la entrada a los rrollo han aprendido que en bancos de pesca a nuevos pesimponiendo cuotas de captura muchos casos los proyectos de cadores. resultaba más difícil transferibles en toda la pesca D, ebe estimularse la creaganancias a corto plazo que reducir la presencia de aquéllos recogida en los bancos. Los inción de un mercado internaperjudican al ambiente, a la larque habían estado pescando en gresos derivados de los benefiga, resultan contraproducencional de incentivos económila zona durante años o incluso cios anuales asociados a esas tes, sino que los grupos amcos décadas. Como la economía cuotas, se usaron para comprar bientalistas se han dado cuende escala es una característica ¡a parte de aquellos pescadores ta de que la pobreza en sí es de la pesca, no tendría mucho que estaban dispuestos a conuna gran amenaza para la consentido reducir el volumen de cluir su actividad pesquera. servación del ambiente. pesca de cada uno proporcioEsencialmente, cada pescador Una propuesta que está desnalmente, Lo único que se declaró la oferta más baja que pertando un gran interés es la conseguiría así sería aumentar aceptaría por abandonar el neconocida como Reglamentalos costos individuales y desgocio: los reguladores escogieción ambiental por medio de perdiciar una gran parte de la ron a aquéllos que presentaron incentivos económicos. Grupos capacidad pesquera, pues los ofertas más razonables, pagay responsables han llegado a la barcos individuales estarían ron la cantidad estipulada con conclusión de que al poder del inactivos durante bastante tiem el dinero de las cuotas y les remercado le pueden ser aplicapo. tiraron sus licencias. das políticas de incentivos ecoClaramente, una solución No pasó mucho tiempo hasnómicos para la consecución mejor sería tener menos barcos ta que se retiraran un número de metas ambientales. pescando. De este modo, casuficiente de licencias que aseEste cambio de actitud ha sida barco podría ser usado casi guraba la protección de las esdo provocado por el reconocipecies en peligro. Como el proen toda su capacidad sin pelimiento de que su antiguo adgrama era voluntario, los que gro de extinción para ninguna versario, el mercado, puede ser abandonaron la industria sólo especie, Pero, ¿a qué pescador convertido en un poderoso !o hicieron tras haber sido adese le podría pedir que abandoaliado. Entre otras ventajas, los cuadamente compensados. nara su medio de vida? acercamientos basados en inMientras tanto, los que pagaron Ei sistema de incentivos ecocentivos económicos pueden la cuota empezaban a darse nómicos encaró este problema reducir el conflicto entre proteccuenta de que su pequeña inversión ¡es iba a suponer unos amplios beneficios tan pronto como la población empezara a recuperarse. Los incentivos económicos se pueden usar no sólo para reducir el conflicto entre desarrollo económico y protección del ambiente; también pueden convertir al desarrollo económico en el instrumento necesario para alcanzar mayores éxitos <1 poder del mercado pueen el campo de la protección del ambiente. A mediados de de utilizarse para lograr oblos años setenta, varias regiojetivos ambientales nes geográficas de los Estados Unidos estaban violando la normativa de calidad del aire establecida para proteger la salud humana. En ese momento, la ley impedía el establecimiento de nuevas industrias que emitiesen contaminantes que ya violaban los estándares. Incluso aquéllas que adoptasen los sistemas de control con tecnología más avanzada, añadirían algún elemento contaminador, y esto suponía un duro golpe para los ayuntamientos deseosos de •Conservar la Naturaleza es también construir el Zaire.» aumentar la recaudación de los impuestos y de ofrecer más Masais en el Parque Nacional Masai Mara (Kenya). puestos de trabajo. ¿Cómo podrían fomentar el desarrollo económico y al mismo tiempo garantizar que la calidad del aire iba a ser mejorada gradualmente hasta alcanzar los niveles exigidos? Los responsables del medio ambiente pusieron en marcha el método por incentivos económicos conocido como «sistema de compensación». Según este sistema, a las industrias ya establecidas en zonas contaminadas y que decidieran ejercer un control voluntario sobre sus emisiones, superior al requerido por las normativas, les sería reconocida toda reducción que hubieran conseguido, en forma de «créditos por reducción de la emisión». Una vez hecho esto. se reajustarían sus permisos para asegurar que las reducciones serían permanentes. Entonces, los créditos recibidos podrían venderse a industrias nuevas que estuviesen intereNaturaleza sadas en establecerse en la zona. estipulando que !a firma compradora adquiriría 1,2 créditos de reducción de emisiones por cada crédito que añadiese De este modo, la calidad del aire se mejora cada vez que una nueva industria se establece en el área, algunas estimaciones indican que entre 2.000 y 2.500 transacciones de compensación se han llevado a cabo. Además se ha contribuido a disminuir la confrontación entre crecimiento económico y protección del medio ambiente. Las nuevas industrias no sólo pudieron establecerse en ciudades contaminadas sino que se convirtieron en uno de los principales medios de mejorar la calidad de! aire. Se puede decir que el desarrollo económico facilitó, en vez de perjudicar, la mejora de la calidad del aire. No mucho después de este episodio, se vio clara la necesidad de controles mucho Parque Nacional Virunga, último tica del ambiente a nivel intermás rigurosos sobre tas fuentes reducto de los gorilas de montaña. nacional. de contaminación ya establecinormativa. Una vez quedaran Aunque no he considerado das en zonas que violaban las este aspecto a fondo, permítanreconocidos, los créditos ponormativas, ¿Corno se distribuime dejar caer algunas ideas drían acumularse para su futu ría el mayor control entre las dique puedan desencadenar ro uso en caso de que la emversas fuentes contaminantes? vuestros propios pensamientos. presa quisiera expandirse o poDebido a que había gran núdrían ser transferidos a otra Supongamos, por ejemplo, mero de emisores, diversas tecque finalmente se alcanzan fuente nologías. y a que el stajf de la acuerdos internacionales que Aquellas fuentes capaces de Administración era demasiado exigen una reducción en las controlar sus emisiones a bajo escaso, la tarea no era fácil. emisiones crecientes de anhía política de compensacosto generalmente crearon y ¿Cómo se podría resolver este drido carbónico. Una de las vendieron sus créditos, y las ciones por buena conducta problema de manera efectiva propuestas para conseguir dique se enfrentaban a altos cosambiental puede ser muy eficuando se disponía de tan pocha reducción contempla una tos compraban esos créditos en caz ca información al respecto? versión del sistema de compenvez de instalar nuevo material sación para conseguir manteextraordinariamente caro. Coner el nivel actual de emisiones mo resultado, los costos que de gases del efecto invernadeEl sistema de la burbuja suponían el respeto de las norro. mativas ambientales fueron La solución adoptada fue considerablemente inferiores a Según esta propuesta, las poner a trabajar al mercado palo que hubieran sido si no se nuevas fuentes importantes de ra ellos, mediante lo que es cohubieran permitido las transfegases del efecto invernadero nocido como el «sistema de la rencias de créditos. estarían obligadas a contrarresburbuja». Para empezar se imtar los niveles actuales, acuLa razón por la cual este copusieron niveles de emisión padiendo al reciclaje o retirando mercio de créditos hace posible ra las fuentes ya establecidas plantas ya antiguas. En el caso la flexibilidad discutida en pádel modo más razonable posiconcreto det anhídrido carbónirrafos anteriores, es su capacible, aunque muchos en la prácco. los nuevos emisores podad para diferenciar la cuestión tica lo encontrarían ilógico. drían. por ejemplo, invertir en del control de ta cuestión de Posteriormente se animó a las plantaciones de árboles que quién paga a última hora por fuentes ya establecidas a crear tenderían a absorber el exceso él Esta característica es muy «créditos por la reducción de de gas. Al crear un nuevo merimportante no sólo en el ámbiemisión» para reducciones macado de compensaciones se esto de política ambiental nacioyores que las exigidas por la taría estimulando e incentivannal. sino también en el de políLa observación de la launa en liberperverso. Si bien estas ventas tad es uno de los mayores aliciennunca fueron pensadas para tes para el turismo. que sirvieran de referencia sobre el bienestar de una nación, en la práctica así se hace. La renta per cápita es una medida usual para evaluar la riqueza de los habitantes de un país. Sin embargo, el sistema actual proporciona datos engañosos. Más que reconocer el derrame de Valdez de Exxon por lo que era, una caída del valor de los recursos naturales del área, es registrado como un aumento de la renta nacional. El vertido dio un empujón al P1B. Todos los gastos de limpieza sirvieron para incrementar la renta nacional, pero no se tuvo en cuenta la consecuente depreciación del ambiente natural. Con este nuevo sistema, ebe exigirse a ta acción D, los informes no hacen distinestatal lo mismo que a (a prición entre un crecimiento debivada do a que el país está «explotando» sus recursos naturales, causando un daño irreparable en do las inversiones en actividalos mismos, y un crecimiento des relativas a la compensasostenido donde se intenta ción Mientras tanto, los altos mantener el valor de los recurprecios asociados a la emisión sos. Son necesarias ciertas code gases, debido a la necesidad rrecciones en la elaboración de de adquirir compensaciones, estas cuentas para que los goestimularía la búsqueda de biernos puedan ser evaluados nuevos métodos para reducir según criterios adecuados. sus emisiones. Por lo tanto, este sistema de compensaciones Vivimos en una época donanimaría simultáneamente a un de la necesidad de controles mayor control de las fuentes y ambientales más estrictos es caa la creación de estrategias de da ve2 mayor, especialmente mitigación. ante el descubrimiento de nuevos daños que la sociedad moComo el problema de los gaderna está infligiendo en el Plases del eíecto invernadero es de neta, Pero la resistencia a concarácter mundial, existe la potroles adicionales es también sibilidad de un mercado de creciente debido a su elevado compensaciones a nivel intercoste. Si bien los sistemas de nacional. Así se podrían consecontrol del medio ambiente guir mayores ahorros en los que usan incentivos económicostos. Aún más, al vender sus cos no son ninguna panacea, sí compensaciones, los países del ofrecen, con frecuencia, un Tercer Mundo podrían acomemodo práctico de conseguir ter proyectos ambientales renmetas ambientales con más fletables (tales como repoblación xibilidad y a menor costo que forestal) que serían respaldados otros sistemas regulatorios económicamente por los países trad ¡dónaleles y esto es ya una desarrollados. ventaja sustancial. • Incentivos para motivar la acción pública son tan imporT. H. Tietenberg es profesor de Eco tantes como los de la privada. nomíe en el Colby Coliege, Waterville, El sistema actual de cuentas naMaine, y anterior presidente de la Asocionales proporciona un ejemciación de Economistas Ambientales, plo de incentivo económico Washington