Nueva Revista 007 > Cuba: hora cero

Cuba: hora cero

Carlos Alberto Montaner

La crisis que se cierne sobre Cuba tras 31 años de la dictadura de Castro. Sobre las implicaciones nacionales e internacionales que pondrán fin al comunismo cubano, los riesgos que entraña.

File: cuba, hora cero.pdf

Referencia

Carlos Alberto Montaner, “Cuba: hora cero,” accessed June 19, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2513.

Dublin Core

Title

Cuba: hora cero

Subject

Los grandes cambios

Description

La crisis que se cierne sobre Cuba tras 31 años de la dictadura de Castro. Sobre las implicaciones nacionales e internacionales que pondrán fin al comunismo cubano, los riesgos que entraña.

Creator

Carlos Alberto Montaner

Source

Nueva Revista 007 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Hay en la atmósfera un indudable olor a crisis en la Cuba de Castro, y es importante tratar de entender cuanto ahí acontece, con el propósito de aminorar las consecuencias del fin de una dictadura que ya ha cumplido 31 años de existencia. Como puede suponer cualquiera que conozca a fondo la naturaleza del régimen castrista, y las implicaciones nacionales e internacionales que tendrá el fin del comunismo en Cuba, estamos ante un episodio cuyo desenlace puede ser enormemente peligroso. cieron durante el incidente de Chernobil. Obviamente, yo no quiero decir que esto necesariamente va a ocurrir, pero me paCUBA: HORA CERO rece prudente, antes de entrar en el análisis de la crisis final del castrismo, advertir que lor Carlos Alberto Montaner el asunto reviste una inmensa gravedad potencial que desborda al perímetro cubano, nacionalizando los conflictos los países pecircunstancia que hay que conocer a fondo queños pueden enfrentarse a los grandes. para intentar que no se escape de las man los próximos tiempos todo No es, pues, descartable que los Estados nos. Y a quien tenga la tentación de califipuede ocurrir en ese país. Desde Unidos se vean arrastrados como en un recarme de alarmista por cuanto llevo dicho, un cruento golpe militar hasta molino por las fuerzas centrípetas que pume permito recordarle que en octubre de un terrible motín popuiar; desde el tiradiera provocar el fin violento del castrismo. 1962 el mundo estuvo al borde del holonicidio hasta una masacre de opositores Y tampoco es absurdo pensar que, aun en causto nuclear, precisamente por conflictos desarmados; desde una guerra civil reñida estos tiempos de perestroika y convivencia iniciados en Cuba. entre facciones militares de un ejercito dipacífica entre las superpotencias, si las unividido, hasta —en la más benigna de las dades militares soviéticas apostadas en la Ya sé que 1990 no es 1962, y que Gorbaopciones— una contienda electoral como la isla se ven atrapadas en medio del fuego, chov no es el cruzado del comunismo que que puso fin al gobierno de Daniel Ortega respondan con el mismo lenguaje. era Kruschev, sino todo lo contrario, pero en Nicaragua, el tiempo ha demostrado que Castro sigue Por otra parte, desde la deserción del siendo la misma persona pugnaz e intranPero los sucesos pueden ser más dramágeneral Rafael del Pino en 1987, se sabe sigente que entonces se negó a la búsqueda ticos aún: en Cuba existen todos los elemencon toda certeza que entre los planes de de una negociación pactada y prefirió — tos necesarios para que se desate un gran la aviación cubana en caso de conflicto inútilmente— apostar por una guerra que conflicto internacional de imprevisibles recon ¡os Estados Unidos, está el ataque a hubiera sido devastadora. sultados. En el extremo oriental de la isla las instalaciones nucleares conocidas por yace la base naval norteamericana de Guanel nombre de Turkey Point, planta para De manera que la más urgente conclusión tánamo. En cambio, en las provincias occigenerar electricidad situada en la proxia que tenemos que arribar es totalmente indentales acampa una brigada militar soviémidad de Miami, y objetivo que pudiera soslayable: es cierto que el fin del castristica. Mientras tanto, en La Habana manda provocar una catástrofe en el sur de la Flomo es un fenómeno que compete, antes que un personaje convencido de que sólo ínterrida similar a la que tos soviéticos padea nadie, a los propios cubanos, pero es tamdel Este es de tal magnitud, que una disminución drástica de esos lazos puede provocar una catástrofe irremediable en la isla. El monto de la ayuda soviética al castrismo en estas tres décadas ha sido calculado por Irina Zorina, economista de la Academia de Ciencias de la URSS, en más de 100.000 millones de dólares, bastante más de lo que costaron el Plan Marshall y la Alianza para el Progreso combinados, y se supone que anualmente todavía continúan fluyendo entre cinco y seis mil millones, principalmente dedicados a subsidiar el cosr to del petróleo y los precios del azúcar. *. astro tía sido privado úe su Esto quiere decir que más del 30 por 100 valor como gurkha al servicio de la medel Producto Interior Bruto de Cuba es un trópoli, e incluso hasta de ese raro presaporte de la URSS, pero no quiere decir que si esa ayuda desapareciese, sólo en esa mistigio con que siempre le distinguía la mal ma proporción disminuiría el valor de la llamada prensa «progresista». producción de bienes y servicios del país. La situación sería mucho más grave, puesto que, al carecer de combustible y de otros ínsumos indispensables, en poco tiempo el país se vería prácticamente paralizado o su actividad tan disminuida que sobrevendría un período de hambre y escasez como no recordaban los cubanos desde principios de la década de los treinta. De ahí el razonable pesimismo de quienes creen que el castrismo está irremediablemente condenado a) fracaso; el régimen ha perdido totalmente la legitimidad política y carece de fuentes económicas para sostener a ¡a sociedad, siquiera en el nivel Con Felipe González en La Moncloa. mientras insiste en el carácter original y miserable en que hasta hoy la mantenía. Siautóctono de la insurrección que lo llevó al multáneamente, en un planeta en el que los bién cierto que se trata de un asunto interpoder. Como Batista huyó ante los guerrisoviéticos han renunciado a la voluntad de nacional de primer rango que debe interelleros criollos, y no ante el Ejército Rojo de conquista, Castro ha sido privado de su vasar a todas las naciones de América y —en la URSS —razona Castro—, la revolución lor como gurkha al servicio de la metrópoespecial— a los países asentados en la cuenno tiene por qué seguir el trágico destino de li, e incluso hasta de ese raro prestigio con ca del Caribe. Hecha esta advertencia crulos otros gobiernos de Europa oriental surque siempre le distinguía la mal llamada cial, entro directamente en el examen de los gidos tras la Segunda Guerra Mundial. prensa «progresista». Hoy Castro proyecfactores en juego. Como era de esperar, la opinión pública ta la imagen de un terco estalinista, totalinternacional no toma demasiado en serio mente indiferente ante la realidad, como si los argumentos del líder cubano, y desde se tratara de una especie de autista ideolóLa situación hace meses hay en La Habana un pequeño gico aislado de los avalares del mundo que ejército de periodistas y corresponsales exle rodea. Lo primero, claro, es definir el contortranjeros que aguardan los primeros síntoPor último, otra de las razones que esno del problema. Tras los sucesos de Euromas de descomposición, convencidos de que pa del Este y de la URSS —que no descries absolutamente imposible que Castro congrimen quienes predicen el fracaso de Casbo para no alargar innecesariamente estos siga mantener su régimen aislado de las tentro tiene que ver con la falta de lógica del papeles— la dictadura de Castro se ha quedencias disolventes que se manifiestan en planteamiento del dictador: Castro está dado prácticamente sola en la defensa del todo el universo comunista. proponiendo una resistencia suicida sin exmarxismo como ideología, del leninismo No les falta razón. En primer término, plicar el porqué y el para qué de ese acto como modelo de organización del estado, porque es infantil pensar que un marxismo final. Y todo el mundo sabe que resistir sin y del comunismo como meta y justificación fallido y repudiado en los países en los que esperanzas de alivio o de mejoría es una inética de lo que allá llaman «el proceso rehabía dado sus frutos menos maJos —Alesensatez. La raón última que anima y jusvolucionario». mania del Este y Hungría, por ejemplotifica la labor de gobierno en un estado moSegún Castro, su revolución no tiene por va a conservar su legitimidad ideológica y derno descansa en la promesa de un mañaqué sucumbir ante los efectos de la ola resu razón de ser en una nación en la que osna mejor. Castro sólo propone la supuesta formista que sacude a los demás países cotensiblemente ha fracasado. En segundo lugloria de una resistencia cada vez más demunistas, puesto que da por sentado que gar, porque la dependencia económica cusesperada, sin otra posibilidad de consagrael pueblo lo apoya abrumadoramente, bana de la URSS y de las demás naciones ción histórica que la hospitalidad con que Castro en sus buenos tiempos. sonal que tanto le preocupaba. Lo que no se da cuenta es que, a estas alturas, el verdadero tema de discusión ya no radica en la supervivencia del castrismo tal como lo conocemos, sino en la forma y momento, en el cómo y el cuándo la sociedad cubana va a mudar de modelo de estado y de equipo de gobierno. Eso no quiere decir, sin embargo, que estemos a las puertas de una inmediata crisis definitiva del castrismo, sino que Castro, para sostenerse en el poder sin realizar cambios ni hacer concesiones, se verá obligado a utilizar la fuerza cada vez con mayor intensidad, agravando de manera creciente la situación política y económica del país, lo que a su vez le restará más legitimidad y popularidad, cayendo en una espira) en la que los fracasos económicos lo obligarán a mayor represión policiaca, situación que inevitablemente conducirá a la sociedad cubana a niveles aún más bajos de eficiencia y productividad, creándose un círculo vicioso del que sólo puede esperarse una gravíen el futuro se consigne en el libro de «rétos, sino ante un alpinista que todos los días sima explosión social. sale a escalar la montaña por la cara más cords» de Guinnes el tiempo de duración escarpada de la historia, aunque a cada pade una tiranía inexorablemente condenada so provoque aludes, catástrofes y la desaa desaparecer. parición de los sherpas que le acompañan. La visión de los castristas En la década de los sesenta Castro se proObviamente, tos castristas se dan perfecta puso asombrar al mundo mediante la súbiLa visión de Castro cuenta dei callejón sin salida en el que Casta transformación económica de la isla. En tro los ha introducido, pero obedecen y repi10 años —predijeron él y el Che Guevara¿Por qué Castro ha adoptado semejante ten las consignas oficiales como autómatas, Cuba estaría a la cabeza del mundo en niactitud? ¿Por qué se engaña a sí mismo y porque están sometidos por ese terrible meveles de desarrollo. En ese mismo período se empecina en sostener lo insostenible? Me canismo del miedo y la subordinación al y, luego, en la década de los setenta, se profiguro que las razones que explican esta jefe que se establece en las sociedades totapuso acaudillar en todos los frentes la luconducta son de carácter sicológico y de calitarias gobernadas por un caudillo indiscucha del Tercer Mundo contra las naciones rácter político. tible. prósperas de Occidente. Pero eso pasó. Castro tiene como divisa personal el raro Ahora su batalla ya no consiste en derroorgullo de no cambiar jamás de posiciones Nadie en el entorno de Castro se atreve tar a los Estados Unidos y al capitalismo, en todo aquello que le parece fundamental. a sostenerle cara a cara lo que, muy en prisino en demostrarles a los rusos y a los paíDentro de su rígido esquema de valores, el vado y utilizando siempre un lenguaje lleses del Este que es posible salvar una sociereconocimiento de errores personales, de no de subterfugios, son capaces de comendad marxista y conseguir superar todas las debilidades, o de la necesidad de adaptarse tar. Este pánico llega al extremo de afectar dificultades que se yerguen en el campo coa una mutame realidad, le parecen verdadirectamente al propio Raúl Castro, precamunista. deros atentados a su enorme autoestimario heredero y hermanísimo, segundo de a ción. bordo, y —también— secreto partidario de Pero al margen de esos íntimos placeres iniciar rápidamente una reforma política sicológicos, que se derivan de la grata autoNo podemos olvidar que estamos ante profunda, pero tan temeroso de las reacciopercepción que le proporciona situarse una persona que entiende la vida como un nes de su hermano mayor, que no vacila en siempre en el centro de un universo conflicperpetuo enfrentamiento con los poderosos, utilizar como globos sonda a escritores y tivo al que se propone doblegar con su voen combates dirigidos a derrotarlos e impolíticos extranjeros que puedan sugerirle luntad de hierro, hay también un cálculo ponerles su voluntad y su ego formidables, a Castro que adopte una estrategia más político mucho menos complejo: Castro esy cualquier desviación de estos objetivos se acorde con los tiempos, sin temor a ningún tá seguro de que una simple apertura, un convierte para él en una oscura y lacerante tipo de represalia o de reacción violenta. modesto relajamiento del control policiaforma de humillación. co, pueden propiciar una quiebra definitiPese a los discursos oficiales, no hay prácPor otra parte, Castro tampoco se arreva del sistema que ha creado y de su poder ticamente nadie en el entorno de Castro que dra frente a las dificultades, porque es anpersonal. realmente crea que es posible el permanente el peligro, ante la hazaña, donde él obte sostenimiento en Cuba de una dictadura tiene mayores satisfacciones de carácter siLo que Castro no quiere advertir es que ortodoxa de corte estalinista, enfrentada a cológico. No estamos ante un político prutécnicamente ya se ha producido esa quiela URSS, a Europa Oriental, a los Estados dente que mide las consecuencias de sus acbra del sistema y esa pérdida de poder pervorezca limpiamente la transición y no se Unidos, y a su propia y azorada población. Ni Carlos Rafael Rodríguez, ni Osmani resista a los inevitables cambios que están Cienfuegos, ni Carlos Aldana, por sólo cillamando a la puerta. tar tres nombres influyentes: prácticamente Por egoísmo, por vanidad, por esa ciega nadie sostiene realmente la posición oficial terquedad con que suele confundir con la que Castro defiende. Pero le tienen miedo. defensa de lo que cree son sus principios, Un miedo muy parecido al que provocaban Castro está destruyendo las vidas de sus Stalin o Trujiilo, y del que muchos de ellos partidarios. Está afectando sus intereses y sólo conseguirán librarse con la muerte de los intereses de sus familias. Está destrozanquien lo inspira. do el futuro de los hijos de los dirigentes Por supuesto, no estoy diciendo que el y de los cuadros que él mismo contribuyó vecindario de Castro esté poblado de cripa formar. todemócratas decididos a enterrar el sisteSin embargo, el asunto es más complema que les ha dado fama y los ha hecho pojo aún de lo que parece, porque, a los ojos E, I verdadero tema de derosos durante tres décadas, sino que esas de sus partidarios, Castro es, efectivamendiscusión ya no radica en la supervivenpersonas se dan perfecta cuenta que Castro, te, el gran obstáculo para la transición cia del castrtsmo tal como lo conocemos, como los antiguos faraones, les está pidienhacia la inevitable democracia, pero —sido que se entierren con él en la pirámide fusino en la forma y momento, en el cómo multáneamente—, como me confiaba, deneraria cuando llegue el momento final, y el cuándo la sociedad cubana va a musesperado, un altísimo miembro del gobiersimplemente porque el «Máximo Líder», no, es la única persona en quien confiarían dar de modolo de Estado y de equipo de por las características y limitaciones de su para encabezar un movimiento en esa diGobierno. excepcional personalidad, es incapaz de rección. adaptarse a una situación política en la que Es un cuadro realmente patético. Prácseguramente no ocuparía la cabeza de la soticamente toda la nomenclatura cubana está ciedad cubana. aterrada y deseando fervientemente el iniSólo que el problema de Castro no es el cio de los cambios en la isla, pero como se mismo que el de los castristas. Los castristrata de un aparato de gobierno que renuntas no tienen las urgencias sicológicas de su ció hace muchas décadas a la facultad de jefe, y saben que sí es posible la salvación pensar con independencia y criterios propersonal, y hasta la participación de mupios, delegando en Castro esas funciones chos de ellos en una Cuba totalmente disprimordiales hasta extremos verdaderamentinta, siempre que la transición sea pacífite penosos, sus miembros hoy no se atreca y como resultado de un pacto político ven a alzar la voz colegiadamente, y se licuidadosamente elaborado. mitan a ansiar ardientemente, pero en siPorque cuando Castro les propone a los lencio, que la misma persona que amenaza cubanos hundirse en el mar antes que abancon hundirlos para siempre, se decida de donar el comunismo, no sólo está ameuna vez a ponerlos a salvo de la catástrofe. nazanáo a sus adversarios políticos, sino también a sus partidarios. ¿Acaso se han hundido en el mar los comunistas húngaEi fin del castnsmo ros, checos, alemanes o polacos? ¿Han sido expulsados de las casas que habitan o Como es fácil de entender, este tipo de osotros desde fuera, N, privados del derecho a trabajar? Es cierto esquizofrenia ideológica conduce irrremisipodemos y debemos proponerles a los cuque han perdido el poder, pero eso es lo que blemente ai abandono del líder. En Cuba banos una solución a la checa, a la alenormalmente ocurre en las sociedades libres ya no hay razón ni imperativo moral capaz cuando se fracasa en la gestión de gobierde sostener la lealtad a Castro. En última mana, a la húngara, a li nicaragüense. Y no. Al fin y a! cabo, esos comunistas —coinstancia, ¿a qué Castro hay que serle fiel tenemos, además, la fuerza moral para pemo acaba de suceder en Alemania del Esy leal? ¿Al que prometió el súbito desarrodirte al mundo entero, a Occidente y a los te— han tenido y tienen la oportunidad de llo del país? ¿Al que aseguró que del brazo países que un rifa fueron comunistas, que organizarse en otras formaciones, modifiarmado del comunismo a Cuba le esperaInterrumpa todo trato comercial hacia el car sus puntos de vista, reagruparse y esba un fulgurante destino? ¿Al que predijo perar a que el curso de la historia les depare el inminente colapso de Occidente y el triunrégimen de Castro... un mejor destino. El fin de los gobiernos fo de las revoluciones armadas en el Tercomunistas no significa necesariamente el cer Mundo? ¿Al que ahora se obstina en aniquilamiento de los comunistas como permantener vigente un sistema que ha fracasonas o su colocación en una situación de sado en todas partes? indignidad. Sencillamente, como se ha comHay demasiados bandazos y derrotas en probado, hay vida política más allá de ta la vida política de Castro para que sus semuerte del comunismo. Hay vida personal guidores, al cabo, no puedan romper con y vida colectiva. Sólo que Castro, en Cuese extraño y atávico lazo que hoy todavía ba, está haciendo todo lo posible por blolos mantiene unidos al Caudillo, quear esa oportunidad de reciclaje que le Sin embargo, sería poco constructivo poofrece la democracia a todo aquél que fanernos a especular en torno a posibles desenlaces sobre los que no tenemos ningún la fuerza moral para pedirle al mundo entipo de influencia. Es posible que mañana tero, a Occidente y a los países que un día se subleve una guarnición en Oriente o en fueron comunistas, que interrumpan todo Matanzas, pero en el exterior carecemos de trato comercial de favor hacia el régimen recursos y contactos para contribuir a que de Castro mientras no someta a su gobierse produzca ese hecho. no al escrutinio de unas elecciones verdaderamente libres y sin medidas intimidatoExactamente io mismo podemos decir de rias. los golpes de estado, los intentos de magnicidio o las revueltas populares. Todo eso Hay que hacerle al gobierno estalinista de está ahí, puede ocurrir, es probable que La Habana exactamente igual que lo que ocurra, ha sucedido en otras partes en cirse le hizo al de Pretoria, hasta obligarlo a cunstancias similares, incluso ha sucedido poner fin a su apariheid ideológico. Adviéren Cuba en el pasado, pero nosotros caretase que no estoy proponiendo que se le ciecemos de la capacidad necesaria para indurren todas ias puertas. Lo que defiendo es astro tiene que entrar cir esos hechos o para influir decisivamenque sólo se le franquee la que conduce a la por el aro electoral, como todos los dicte en ellos desde el exterior de Cuba. libertad y al ejercicio de la soberanía potadores comunistas, porque esa fórmula, pular. Lo que reclamamos es que los goEso no quiere decir, no obstante, que deen definitiva, es la única que minimiza los biernos y los pueblos dei mundo libre, esbemos cruzarnos de brazos y esperar papecialmente los de América Latina, y los costes de un fenómeno absolutamente Inecientemente a que ciertos sucesos incontroque ahora están descubriendo la democralables se produzcan por ta propia naturaleza vitable. cia, se nieguen de plano a subsidiar una dicde las cosas. Nosotros sí tenemos una imtadura empecinada y cruel, enemiga de los portantísima tarea que realizar: diseñar y principios que les dan sentido a nuestros vadefender en todos los foros que se nos brinlores en Occidente. den una salida electoral que dé al traste con la tiranía de Castro, pero dentro de un es¿Se pueden negar a esta petición los paítado de derecho y con absolutas garantías ses de América Latina? ¿Se puede negar para todos los participantes. España a darle la mano a un pueblo de su estirpe que quiere ser libre? ¿Puede la EuroNosotros, desde afuera, podemos y depa que hoy ensaya una casa común fraguabemos proponerles a los cubanos una soda para la libertad darle la espalda a ios lución a la checa, a la alemana, a la húngacubanos? ¿No será posible darle vida a un ra, a la nicaragüense. Y tenemos, además, Occidente, salvo algunas limosnas que EsPero antes de llegar a ese punto, gobierDIALOGO POLITICO paña inexplicablemente otorga de vez en no y oposición tienen que participar en La cuando. Va ni siquiera hay esperanzas. ToHabana en el encuentro planteado por C. A, M. do el aparato de poder se da cuenta de que Gustavo Arcos, líder —en Cuba— de un el experimento socialista llegó a su fin. Sin heroico grupo para la Defensa de los Desubsidio soviético no hay forma humana rechos Humanos. En esa reunión, abierT? de sostener el desastre económico que se ta, sin temores, y con representantes de) avecina. En pocos meses los cubanos van exilio presentes, deben decidirse las reglas J n opinión dei autor, a Cuba a pasar de la penuria y ta escasez al hamdel juego futuro. ha llegado el momento del bre pura y dura. diálogo político, pese al rechazo que aún ¿Por qué Castro accedería a participar El problema pues, no es si Castro caetiene la idea en algunos sectores poco fleen una gestión de este tipo? ¿Por qué se rá, sino cuándo, cómo y hacia dónde. Es xibles del exilio y de la propia isla. No obssuicidaría políticamente? Pues porque no decir: es la hora de la política. Es el motante, dicha discrepancia puede verse sutiene otra opción que llevar la crisis al temento de crear laboriosamente los cauces perada y, antes de finalizar el año, llegar rreno político y resignarse a una transición para que el inevitable fin del comunismo a la mesa de debates con propuestas conpacifica, como los franquistas hace 15 años en Cuba se produzca de forma ordenada cretas para el des mantel amiento ordenado o los comunistas húngaros hace pocos mey sin violencias innecesarias. Al fin y al cade un sistema que, tarde o temprano caeses. bo, los castristas en la isla probablemente rá, como ya ha ocurrido en Europa del EsTodo lo demás es absolutamente inútil. alcancen el 20 por 100 de la población. Dos te. Es una idiotez pensar que ciertas operaciomillones de cubanos, que tienen la llave de El presidente Bush ha dicho que está denes de maquillaje dentro de la estructura la armería, y a los que no se les puede acoseoso de que le planteen estrategias novedel partido podrían reflotarel sistema. El rralar. dosas para salir de Castro. Los soviéticos, comunismo cubano era el apéndice contraHay que sentarse con ellos a negociar el en privado, han repetido más o menos el natura de un animal mucho mayor que videsmantelamiento del sistema con garanmismo mensaje. Para Moscú no tiene devía en el Este. Pretender que sobreviva tras tías para todas las partes. Asegurarles que masiado sentido continuar sosteniendo en la muerte de la criatura que le daba vida no va a haber sangre, ni represalias, ni huórbita un satélite costoso y totalmente ines un absurdo casi risible. La verruga es millaciones. Sencillamente, en su momento servible en la era de la posguerra fría. también parte del cadáver. habrá que dejar hablar a las urnas para que En La Habana el panorama tampoco es Pero ¿qué ocurrirá si Castro se niega en la sociedad busque un nuevo reordenamuy diferente. Se han cerrado simultánearedondo a debatir con sus adversarios y a mientu basado en las preferencias de los mente todas las puertas de emergencia. No dar inicio a la inevitable transición hacia electores. hay reservas de divisas. No hay créditos en la democracia? Pues algo bien sencillo: Recepción on Zimbawe. precipitant a la sociedad cubana en d caos, de la negociación política. A esto se opomovimiento internacional que reclame de atomizará a sus partidarios en media donen en la isla y en e! exilio un pequeño gruCastro algo tan justo y comprensible como cena de grupos y perderá los últimos vespo de personas poco flexibles y carentes de que deje hablar a los cubanos en unos cotigios de simpatías que todavía podían queimaginación. Sin embargo, lo predecible es micios libres para que revelen cuáles son sus darle rn el exterior. que ambas facciones a corto plazo acaben por entrar en razones o se resignen a ser preferencias políticas? ¿Cómo va a resistir Por supuesto, eso perjudica fatalmente marginadas del proceso negociador. Anlos planes de la clase dirigente en la isla. Castro la poderosa voz de la comunidad intes de que culmine el año en curso ta opoSÍ algo han aprendido los comunistas es ternacional si conseguimos pedir a coro y sición política cubana más acreditada inque hay vida civil más allá del totalitariscon toda nuestra energía que deje de comternacionalmente, dentro y fuera del país, mo, siempre y cuando el desguace del sisportarse como un autócrata y le devuelva tendrá lista su oferta democratizadora. Y tema se haga dentro de un orden racional a los cubanos el derecho que tienen a darse no irá sola a la mesa de debate. Tendrá tras y con un mínimo de sentido común. el gobierno y el sistema que libremente deella la cóncava solidaridad de muchos goLo que Castro propone, en cambio, no sean? Cada vez son más los líderes e instibiernos y de varías decenas de partidas sólo coloca en peligro los privilegios de la políticos vinculados a la Democracia Cristuciones que están solicitando con toda «nomenklatura», sino hasta arriesga la tiana, a la Internacional Liberal y a la Conenergía ese cambio fundamental. Hace dos propia vida de los jerarcas y las de sus Faservadora. Algo así como el 80 por 100 de miliares. Porque ¿qué puede existir tras la años, más de un centenar de intelectuales, las estructuras democráticas de Occidente bravuconada de «hundir la isla en el mar» entre los que se incluía a una docena de prerespaldará su propuesta. Seguramente esa antes que abandonar el comunismo? Sólo mios Nobel, pidieron un plebiscito en Cuestrategia será aceptable para Washington algún desenlace violento: el motin popuba. Esta petición se repitió, con más adhey para Moscú, entre otras cosas, porque lar, el golpe militar, el pistoletazo palaciesiones, en diciembre pasado. A principios no se les va a pedir que sean parte de las go, y la muy probable evolución hacia una de marzo, en Lima, Mario Vargas Llosa, negociaciones, sino avalistas y garantes de guerra civil reñida entre facciones del ejérunos resultados convenientes para todos. al frente de un Encuentro Mundial por la cito y de la Seguridad. ¿Es eso lo que los Pero lo verdaderamente importante es que Libertad, que congregaba a decenas de castristas quieren para Cuba o para ellos sea aceptable y aceptada por la casi totalimismos y para sus familias? En medio de intelectuales de reconocido prestigio en Ocdad de la sociedad cubana. Una sociedad ese convulso escenario ¿quién tiene a salcidente, pidió con toda energía que se coníaligada por tres décadas de errores y hovo su cabeza o la cabeza de sus hijos? Pevocara en Cuba a unas elecciones libres. A rrores que boy se cree capaz de encontrar ro más patético aún: ¿para qué todo ese ios pocos días, cinco e. presidentes de Ja su destino sin un baño de sangre. inmenso y estúpido sacrificio? muy democrática Costa Rica se dirigieron A Cuba te ha llegado la hora delicada a Castro en una carta respetuosa, pero firme, solicitando lo mismo. Esa carta, por cierto, coincidió con una censura al castrismo y una petición de elecciones en la isla originadas por el senador Carlos Raúl Hernández, en un Parlamento venezolano cansado tras varias décadas de atropellos castristas a la democracia y a la libertad. No hay duda: es el momento de anicular iodos esos esfuerzos en una gestión internacional conjunta, franca, visible, que obligue a Castro a obedecer el mandato del pueblo cubano. El modo de hacerlo ¿Es esto posible? ¿Cómo vamos a conseguirlo si Castro, hace pocos días, juraba que la revolución no va a hacer una sola concesión? Creo que esta vez tampoco debemos creerlo. ¿No va a hacer concesiones si tiene que reducir la pobre dieta de los cubanos a la mitad? ¿No las va a hacer si la industria se desploma por falta de combustible? ¿No las va a hacer sí no puede mover sus tanques y aviones por falta de piezas? Había visto a Gustavo Arcos en La Habana an¿No las va a hacer si deja de fluir el poco VIDAS DE UN HEROE tes, cuando lo visite en el antiguo Hospital Ortoturismo que todavía se aventura a visitar la pédico. Ful con Carlos Franqui, que ya había emisla? ¿No las va a hacer si su ejército, y los Por Guillermo Cabrera Infante pezado a militar en rf Movimiento 16 de juliu que era, por supuesto, clandestino entonces. Gustavo hijos y padres de sus soldados comienzan convalecía en el hospital y la visita tuvo un caráca pasar hambre por su ciega terquedad? ter fugaz, que participaba de la clandestinidad per¿No las va a hacer cuando los muchachos, mitida por la policía política de Batista como cariD los estudiantes de siempre, salgan a las cadad precaria. A los pon» días, Gustavo, semiinI eproducimos un texto de 1984 váiido, se escapó del hospital (Franqui, creo, no lles a protestar? ¿No las va a hacer cuando JHb. ^BLdel escritor cubano Guillermo fue ajeno a su fuga). Capturado de nuevo, fue entenga que alimentar, otra vez, 200.000 preCabrera Infante, sobre Gustavo Arcos, uno viado esta vez al presidio Modelo de Isla de Pinos. sos políticos y no pueda acallar las protesYa estaba allí preso Fidel Castro, uno de los lídede los compañeros de Castro en el asalto al tas? res del asalto al cuartel Moneada, en Santiago de cuartel de Moneada. Posteriormente, Arcos Cuba. Fue en esa acción de guerra donde Gustavo se enfrentó al propio Castro, que fue encarYo creo que si las va a hacer. Castro tieresultó herido de extrema gravedad. Que se salvacelado durante años, y hoy encabeza un mone que entrar por el aro electoral, como tora de su herida en eí combate tanto como de la revimiento que postula la lucha cívica en condos los dictadores comunistas, porque esa presalia del ejército batistiano es un quite que pertra del dictador, encaminada a conseguir un tenece más al azar que a la mera historia. F ue lamfórmula, en definitiva, es la única que miproceso de transición similar al de otros paíbién un desenlace increíble y, como lodo acontecinimiza los costes de un fenómeno absoluses comunistas. El texto fue publicado por miento histórico cruento, está teñido de una irotamente inevitable. Es cierto que un procela Comisión Pro Derechos Humanos en Cunía salvaje y refinada. Uno de los agentes de ese so electoral sería para él un camino seguro juego irónico es el general Ramiro Valdés, ahora ba, Delegación en Europa, cuya gran impulministro del Inlerior de Cuba. Entonces el general sor fue, precisamente, Armando Valladares. de perder el poder, pero cuando se carece Valdés se apodaba Ramirilo, no usaba barba y era totalmente de legitimidad política y de relo que se llamaba en Cuba un muíalo ruso. El adKl héroe renuente cursos para seguir gobernando, realmente jetivo correcto es, por supuesto, rufo, pero no hay Conocí a Gustavo Arcos cuando era embajador duda de que el vocabulario popular tiene sus presno se pierde el poder, sino se pierde una de Cuba en Bélgica, a donde llegué como agregaciencias. Valdés era y es ruso. entelequia que sólo posee cierta carga simdo cultural rn oclubrr dr 1962. Residía entonces Fu Bruselas intimé con Gustavo, Lnlre otras cobólica. Castro —Insisto— ya ha perdido el en Bruselas, en la avenida Brugmann, cerca de la sas porque debíamos vivir lodos los diplomáticos poder, ese poder real de influir sobre el desvieja sede dr la Kmhiijadu en Avenida Mobéir. Allí, cubanos en la nueva Embajada, una casona de ID en el edificio de la Avenida Brugmann, donde yo dormitorios que estaba, cosa casual. Trente a la tino de los cubanos, aunque ta inercia y el también viviría, tenia su residencia de embajador: Embajada rusa. I I edificio y los terrenos de la mimiedo todavía lo mantengan situado en la un modesto estudio de una sola hábil ación, baño sión soviética quedaban (¿cosa casual?) donde bacasa de gobierno. ) cocinilla. Gustavo, hombre religioso y callado, hía estado el cuartel general de la Gestapo en Bélera la imagen viva del revolucionario en ei exilio. gica. Tenía razón Chesleruon: hay edificios cuya Pero esas virtudes las ponia entonces enteramente sola arquitectura es malvada. O atrae a los malvaal servicio de la revolución, parecía que fuera un dos. A veces, en esa Embajada cubana, que baenviado de Loyoia mis que de Castro. Sin embarhía sido un hotel burgués, durante las cortas nogo, no había nada jesuítico en Arcos, no comuches de verano conversábamos Gustavo y yo hasnista tampoco. Gustavo era un hombre franco, inta que amanecía. Gustavo me contó entonces su capaz de intrigas porque no las necesitaba o tal vez vida y milagros. Fmpezando, claro por donde coporque no sabia cómo. Gustavo Arcos era un gemenzó su vida política y casi ocurrió su muerte: nuino héroe de la revolución. Esas virtudes fueron H asalto al cuariel Moneada y el milagro que salla causa de su eclipse y caída Final, vó su vida. Carlos AI be ri o Mmitunrr es escritor y periodista.