Nueva Revista 006 > La crisis de la revolución verde

La crisis de la revolución verde

Emilio Fernández-Galiano

Sobre la revolución verde que ha incrementado en mucho países la producción agroalimentaria pero ahora se encuentra en un estado crítico.

File: La crisis de la revolucion verde.pdf

Referencia

Emilio Fernández-Galiano, “La crisis de la revolución verde,” accessed August 12, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2497.

Dublin Core

Title

La crisis de la revolución verde

Subject

Naturaleza y Medio ambiente

Description

Sobre la revolución verde que ha incrementado en mucho países la producción agroalimentaria pero ahora se encuentra en un estado crítico.

Creator

Emilio Fernández-Galiano

Source

Nueva Revista 006 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

los ríos iberianos Istych y Ob y el Amu Darya hacia el mar de Aral, o la desviación de las aguas del Yangtsé para regar las tierras del norte de China. Ambos con consecuencias ecológicas muy difíciles de prever, por lo que su puesta en marcha está, por el momento, en punto muerto, y es dudoso que alguna vez se reanude. La protección de los espacios Es un hecho evidente que la puesta en cultivo de amplias superficies disminuye la diversidad biológica, con la consiguiente pérdida del potencial genético natural. Esta situación condujo, hace ya más de un siglo, al establecimiento de parques nacionales, lugares en los que se conservaba el medio natural sin más intervención humana que la necesaria para mantener una estricta vigilancia, tanto sobre las acciones provenientes del exterior, como la propia degradación del medio por acciones intrínseha encarecido notablemente la cas. práctica agrícola con notable La revolución verde ha incrementado en muchos Sin embargo, los parques perjuicio, como siempre, para países la producción agroalimentaria, pero también nacionales, situados en lugares los países en desarrollo, mienha beneficiado a las compañías multinacionales de elegidos por su belleza natural tras las empresas multinaciosemillas, abonos, maquinaria agrícola y nales de semillas, abonos, may por la singularidad de su faufitosanitarios. quinaria agrícola y productos na y flora se han mantenido (y fitosanitarios, radicadas en los se siguen manteniendo algupaíses industrializados, han nos), como museos estáticos, visto incrementados notabledonde el hombre se limita a mente sus beneficios. observar paisajes ya desapareLA CRISIS DE LA cidos casi totalmente, o que se Esta crisis se intenta comencuentran en trance de desabatir, en algunos países, inparición, en actitud de mero crementando las superficies REVOLUCION espectador, quedando, en mudedicadas al cultivo, con la esperanza de aumentar la prochos casos, las poblaciones ducción poniendo nuevas tielocales marginadas, sin desemVERDE rras en regadío y convirtiendo peñar ningún papel construcpastizales y zonas marginales tivo. Por Emilio Fernández Galiano en terrenos agrícolas, que van Cuesta mucho trabajo, prosiendo más escasos, pues hasbablemente, que los nativos ta ahora se han venido utilituación crítica. Si bien es verde muchos países entiendan zando los más fértiles, los de dad que las cosechas, con la la conveniencia de mantener T climas más favorables y los de introducción de las nuevas vaáreas, a veces muy extensas, a llamada «revolumás fácil acceso. Lo que queriedades y el progreso de la dedicadas a la protección, donción verde», que dio da, ya vale poco, a no ser que agronomía, han aumentado de casi toda actividad se enlugar a una renovase pongan en marcha preocusorprendentemente sus procuentra prohibida o, por lo ción de las técnicas agrícolas pantes proyectos gigantescos, ducciones, también lo es que el menos, sometida a severas resy ha multiplicado, en las últicomo el riego de las regiones empleo de abonos, el uso de tricciones. De todos son conomas décadas, las producciones áridas de Kazakhstán y Uzbesemillas seleccionadas y la crecidos los problemas planteados agroalimentarias, se encuentra kistán, en la URSS, desviando ciente utilización de biocidas, al Parque Nacional de Doñaen estos momentos en una siguirse si no existe una colaboración entre los gestores de recursos, científicos y la población nativa, todos los cuales deben buscar acuerdos en los problemas fundamentales y prioritarios. La Red Internacional de Reservas de la Biosfera de la UNESCO cuenta con cerca de 283 espacios declarados como tales, distribuidos en más de 72 países. En España, entre 1977 y 1986, se solicitó la nominación de diez espacios que fueron aceptados, y que, por orden cronológico, son los siguientes: Parque Nacional de OrdesaViñamala (Huesca), Sierra de Grazalema (Cádiz), Parque Natural de Montseny (Barcelona), Parque Nacional de Doñana (Huelva), La Mancha Húmeda (Ciudad Real), Sierras largo plazo, es crear una red na, especialmente en los priUrdaibai (Vizcaya). de Cazorla y Segura (Jaén), mundial de reservas de la biosmeros años de su estableciMarismas del río Odiel (Huelfera que representen los prinmiento, debido a que una buena va), El Canal y los Tiles (Isla cipales ecosistemas de la Tierra, parte de los moradores de las de la Palma), Urdaibai (Vizcalas diversas formas de utilizacomarcas circundantes veían el ya) y Sierra Nevada (Granación y las formas de adaptaárea protegida con un grave da). ción del hombre, como un eleimpedimento para el desarroReconozcamos, sin embarmento más del ecosistema y no llo de la comarca. Las cosas no go, que no todos estos espacios limitado a su posición de eshan cambiado mucho con los protegidos, sino más bien los pectador. Estos conceptos eliaños, y ahora mismo se debamenos, reúnen las condiciones minan ya, de hecho, que las rete la conveniencia de construir y dirigen sus actividades a servas tengan que ser lugares una urbanización en sus aledacumplir los objetivos fijados pintorescos aptos para fotoños que, sin duda, contribuipor la UNESCO. Las reservas grafías espectaculares destinará, si llega a establecerse, a de la biosfera necesitan de das a ilustrar calendarios, sino deteriorar todavía más el enestructuras administrativas loque pueden ser lugares áridos, torno del parque, pero creancales que promuevan la colan España existen 10 desiertos, islas apartadas, sin do multitud de oportunidades, boración entre los administrareservas de la biosfera reaparente belleza, pero con espor otra parte, de dudosa esdores y los propietarios en los pecies diversas, costumbres inpartidas en seis Comunitabilidad. diversos problemas que afecsólitas, aprovechamientos indades Autónomas. De tan al espacio protegido. Y esgeniosos y modos especiales Las reservas de la biosfera ellas, cuatro se encuento, en la mayoría de los casos, de conservación que merezcan no se hace, limitándose a un tran en Andalucía. integrarse dentro de este proEl programa Mab (El hombre funcionamiento como parque grama. y la biosfera) de la UNESCO, nacional y atendiendo exclusiLos objetivos de las reservas consciente de la necesidad de vamente, a la conservación del de la biosfera pueden resumirmodificar y ampliar el concepmedio natural. Y fijando, en se en tres: a) conservación de to de «conservación», creó en muchas de ellas, una placa melos ecosistemas de especial in1971 las «reservas de la biostálica advirtiendo que el lugar terés; b) establecimiento en fera», designación que se atrifue declarado en su día por la ellas de áreas de demostración buye a regiones o comarcas UNESCO como reserva de la y estudio para la explotación que ofrecen buenos ejemplos biosfera. Algo es algo. • permanente de las tierras y de de armonización y desarrollo. los recursos naturales, y c) El término «biosfera» indica mantenimiento de la investigaque la zona está vinculada al Emilio FernándezGaliano es catedrático emérito de Botánica de la Univerción y actividades de educaprograma MAB y el de «resersidad Complutense de Madrid. De ción y formación en materia de va», que en el territorio desig1977 a 1987 ha sido presidente del Coconservación y desarrollo. nado existen espacios protegimité Español del programa MAB (El Todo esto no puede consedos. La intención del MAB, a hombre y la biosfera) de la UNESCO.