Nueva Revista 004 > Los ardientes de Nieva

Los ardientes de Nieva

Luis Núñez

Con motivo del Día Mundial del Teatro se hace una reseña al actor ruso Lavrov y de la compañía de teatro "Francisco Nieva".

File: Los ardientes de Nieva.pdf

Referencia

Luis Núñez, “Los ardientes de Nieva,” accessed May 26, 2024, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2471.

Dublin Core

Title

Los ardientes de Nieva

Subject

Teatro

Description

Con motivo del Día Mundial del Teatro se hace una reseña al actor ruso Lavrov y de la compañía de teatro "Francisco Nieva".

Creator

Luis Núñez

Source

Nueva Revista 004 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

inglés, en 1850, con el título de The Phantom World). Espero PRINCIPE que no por mucho tiempo, pues así lo exigen la importancia, el interés y la amenidad de la obra, DE LA NOCHE la primera en abordar el fasciPar Luis Alberto de Cuenca nante tema vampírico en el mundo moderno. De los ejemplos de vampirismo aducidos por Calmet a la leyenda del conde Drácula hay sós una de las mil maneras lo un paso. Y el arte que ha sacon que un devoto de Sabido dar ese paso con más capaEtán puede dirigirse a su amo. O cidad evocadora es, además de el apodo de tal o cual cantanla literatura —recordemos que, te o actor de moda, siempre que antes del Drácula de Stoker ya se acueste muy tarde. Pero a habían sido escritos La novia de personas como yo, que no inCorinto de Goethe, el Manuscricurren en el error de confundir to encontrado en Zaragoza de el aburrido esoterismo con la Potocki, Vampirismo de Hoffgozosa fantasía y que no están mann, El vampiro de Polídori, al tanto de las algaradas nocturBerenice de Poe y Carmilla de nas de los famosos, io de «prínLe Fanu, entre Otros textos que cipe de la noche» sólo puede abordan casos de vampirisevocarnos un nombre mágico mo—, un arte nuevo, tan sugescuya sola pronunciación suena tivo o más que la propia literaa dulce temblor de infancia: tura: el cinematógrafo. Drácula, el conde transilvano Desde Nosferatu (1922), la que, de rigurosa etiqueta, repeiprodigiosa película de F. W. Beta Lugosi tun un grvn éxito con *Mculi». nado y mortalmente pálido, va Murnau que, siendo una versión por ahí cuando el sol se pone, ra, traducida al español por FerPotter, 1975), que incluye el facfiel de la novela de Stoker, camchupándole la sangre a la gennando Trías y prologada ni más símil de la novela junto a una inbió el título original para no tete. ni menos que por Pedro Gimfetroducción, notas y bibliografía ner que pagar derechos a la viurrer (Barcelona, Táber, 1969). de Leonard Wolf, IScollagesde Hace sólo unos meses, Fidel da del escritor irlandés, hasta los Regalé entonces, de manera inSátty y numerosos mapas, dibuCastro confesaba en una entre«Drácuias» de la productora jos y fotografías, lo que conviersensata y temeraria, mi Drácuvista haber leído recientemente británica Hammer Films y el te el libro en una especie de fiesla de bolsillo a un compañero de la novela Drácula, del irlandés mediocre y pretencioso Nosferata memorable. curso, y no consigo recordar la Bram Stoker (18471912). «He tu de Herzog, la historia de Dráficha bibliográfica de aquel topasado un miedo espantoso leFue en febrero de 1979 —lo cula ha sido trasladada a la panmo. Solamente sé que lo utilicé recuerdo muy bien— cuando mi yendo esa novela», decía textalla en numerosas ocasiones. cuando escribí Necesidad del miamigo Luis Bardón, espejo de tualmente el líder cubano, que Pero acaso nunca ha sido conto (Barcelona, Planeta, 1976), al bibliófilos, me consiguió una de todavía no pasaba sus ratos litada en imágenes con el encanhablar del Vampiro y de Van las piezas que más aprecio de mi bres viendo TV Martí y, por lo to con que lo fue por Tod Browactual biblioteca. Se trata de la Helsing como adversarios artanto, no tenia más remedio que ning, el extraordinario realizaobra fundamenta! sobre el vamquetípicos, transcribiendo alguacudir a viejos libróles para disdor norteamericano, en su Drápirismo, el Traité sur les appanos párrafos de aquella traductraerse. No suelo coincidir en cula de 1931, con el no menos ritions des esprits, et sur les ción que ahora tanto echo de demasiadas cosas con Castro, singular actor húngaro Bela Luvampires, ou les revenans de menos. pero he de reconocer que tamgosi (18821956) en el papel del Hongrie de Moravie, & c., del Hoy, la mejor versión castebién a mí, como a él, me produVampiro. R, P. Dom Augustiit Calmet llana de Drácula es, sin lugar a jo un terror impresionante esa Ett los últimos meses, los afi(«Nouvelle édition revue, corriedudas, la de Flora Casas (Malectura. cionados al cine fantástico hegée & augmentée par lAuieur», drid, Anaya, 1984), que, trabaYo ya sabía desde siempre mos disfrutado lo indecible con dos volúmenes, París, MDCCL1, jando sobre la primera edición quién era Drácula, pero el de el ciclo que el primer canal de la con una «Lettre de M. le Marbritánica (Westminster, ArchiStoker me asustó por primera televisión pública ha dedicado quis Maffei sur la Magie» al fibald Constable and Company, vez en las páginas de una edición a Lugosi. Cintas como White nal del segundo tomo). Perma1897), ofrece al lector un texto de bolsillo que compré en la Zombie, Island of Lost Souls nece aún inédito en nuestra leníntegro y fidedigno. La princeps Cuesta de Moyano a finales de (basada en La isla del doctor gua el básico tratado de Dom inglesa puede leerse en The Anlos sesenta. Años después, comMoreau de H. G. Wells), MysteCalmet (que sí fue traducido al notated Dracula (Nueva York, pré la misma obra en tapa durious Mr. Wong, The Devi! Bat