Nueva Revista 004 > La televisión en Alemania

La televisión en Alemania

Haral Jung

Debate sobre la sustitución del actual Estatuto de Radiotelevisión pública en España.
Comparación con la televisión alemana que posee una buena infraestructura, la aproximación de la televisión privada.

File: La televisión en Alemania.pdf

Referencia

Haral Jung, “La televisión en Alemania,” accessed November 22, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2463.

Dublin Core

Title

La televisión en Alemania

Subject

Club de Debates

Description

Debate sobre la sustitución del actual Estatuto de Radiotelevisión pública en España.
Comparación con la televisión alemana que posee una buena infraestructura, la aproximación de la televisión privada.

Creator

Haral Jung

Source

Nueva Revista 004 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

LA TELEVISION EN ALEMANIA Por Haral Jung ^w? 1 milagro alemán de noviembre de 1989. La caída del muro de Berlín y todos los demás acontecimientos emocionantes constituyeron la gran hora de los medios de comunicación. El milagro televisivo residió en que por primera vez en mucho tiempo los noticieros y otros programas informativos ganaron la batalla del interés público frente a los programas de entretenimiento. La hora de la revolución alemana era también la hora de la televisión pública. Este hecho se debe sobre todo a la buena infraestructura de ella: un equipo con experiencia, una logística técnica superior y especialmente una amplia red de corresponsales dieron el triunfo a la ARD y la ZDF, las dos cadenas públicas de la República Federal de Alemania. En estas condiciones los competidores privados no tenían nada que hacer. La estructura dual de radiodifusión existe desde hace aproximadamente dos años en la RFA. Las dos TV públicas tienen difusión en toda Alemania. En cambio solamente la mitad de los alemanes pueden ver las televisiones privadas (sobre lodo vía cable, pero también vía satélite y antena) como son RTL plus, SAT 1, PRO 7 y Tele 5. Con la aparición de las cadenas comerciales se notan ciertos cambios no sólo en la programación de las televisiones públicas, sino también en las costumbres de los telespectadores. Dieter Stolte, director general de la segunda cadena ZDF, resume estos cambios de la siguiente forma: 1) El espectador gracias al mando a distancia maniobra por los distintos programas evitando ver los programas informativos. Los programas de información y formación pierden terreno respecto a los de puro entretenimiento (menos en momentos muy emocionantes, como los anteriormente mencionados). Tendencia: Para poder ser competitivos los programas de entretenimiento jugarán en el futuro un papel importantísimo. 2) Hoy los intereses de los espectadores determinan la oferta de los programas televisivos. Antes fueron determinados por la definición legal de la programación y por los realizadores. 3) En un futuro próximo las 4 grandes televisiones, ARD y ZDF (públicas) y RTL plus y SAT I (privadas) se repartirán el Siguiendo con este tema, un periódico español hacía la siguiente reflexión hace ya algunos años: «...Y han saltado al aire mercado. Las dos pequeñas pro 7 y Tele 5 a lo largo no serán competitivas. las televisiones independientes, clandes4) Una mayor competencia no es equitinas, piratas, repentinas. Italia es un enparable a una mayor calidad. jambre. Una instalación local es muy baTendencia: Aumentará la lucha por los rata de técnica; lo caro es la programaderechos de transmisión, sobre todo en ción, pero basta una programación intecuanto a acontecimientos deportivos y larligente y libre, o solamente desenfadada gometrajes. y sin escrúpulos (las emisoras pornográPor lo tanto, se incrementarán los preficas de madrugada) para establecer una cios de los programas atractivos para la concurrencia muy seria a las viejas damas gran masa. estatales, metidas en corsé de burocracia, 5) Muchos locutores famosos formados miedo y servilismo». (9). en las televisiones públicas son atraídos por las privadas. Lleva, pues, razón Mr. ReesMogg cuando reflexiona sobre la disminución de la calidad por culpa de esa «concurrenDATOS GENERALES cia muy seria», que incluso puede afectar a una «vieja dama» como es la BBC. Independientemente de estas tendencias El desparpajo de la «televisión basura», actuales, las cadenas públicas siguen legalmente obligadas a ofrecer un llamado sercomo le llaman en Italia, no tiene límivicio básico. Este incluye expresivamente tes. los tres campos clásicos de los medios de Esperemos que la televisión pública y comunicación: Informar, formar y entrela televisión privada responsable sobrevitener. van a esta guerra. Aunque el ser banal, — Las televisiones privadas, según el insensible, analfabeto cultural, chabacaTribunal Federal Constitucional, solamenno, «es un derecho det ciudadano», sete tienen un carácter adicional en relación gún algunos seudoliberales, no está mal con las televisiones públicas. que un medio como la televisión evite el — Las televisiones públicas se financian sobre todo (un 60 por 100) por medio de contagio. Además queda mucho por haa variedad de emisiones vio sauna tasa televisiva (unas 1.200 pías, al cer: crear opinión democrática, contribuir télite supondrá una «intrusión técnicamenmes), cuyo pago es obligatorio para todos a la solidaridad, modernizar las mentes te inevitable» según el informe de la Unión los espectadores. Otro medio de financiaanquilosadas, propiciar la tolerancia, fación es la publicidad. La emisión de los Internacional de Telecomunicaciones. Técnivorecer la honestidad, aumentar la capaanuncios publicitarios es limitada. Son ca y jurídicamente el concepto estatista de cidad crítica y evitar —en fin— que los emitidos solamente en bloques entre los lo televisión entró en crisis hace tiempo valores democráticos se diluyan envueldistintos programas. No deben ser interrumpidos ni ser emitidos después de las tos en la simplicidad de «es lo que quiere 20.00 horas. la gente». • — Por principio se trata en la ARD como en la ZDF de entidades de utilidad pública, independientes de los partidos políticos. Pero ya al fijar el valor de la tasa televisiva los partidos Juegan un papel imManuel Piedmhit», licenciad o en Ciencias de la Inportante debido al hecho que la tasa es formación, fue corresponsal de TVE en Bonn y es aprobada por la Conferencia de Ministros autor del libro Teleperiodismo. Actualmente es subde los Länder (las autonomías). director adjunto a la Dirección de los Servicios In— El órgano que elige al director geneformativos de TVE. ral de Televisión y al Consejo Administrativo es el Consejo de Televisión. Se com1. Citado en Das Geschaft mit Nachricht por pone de representantes de las autonomías, Manfred Steffens. Editorial Hoffmann und Campe. 1969. del gobierno federal, de los partidos polí2. Discurso en Stultgart del Director General de ticos, de ta iglesia, de los sindicatos y de la ZDF, von Hase, 25 10 1979. los grupos más Importantes de la sociedad 3. El control público de la televisión. Revista Tealemana cuyos gremios naturalmente están los. Sep. Oct. 1986. Influidos por los partidos políticos. En este 4. La televisión libre en la nueva democracia esConsejo de Televisión los partidos polítipañola. Joaquín de Aguilera y Josep C. Vergés. Edicos, aparte de sus propios representantes, ciones Strocco. 1980. tienen un gran peso. 5. Televisión Pública. Televisión Privada. Eunsa, 1982. 6. Electronic Democracy. Anne Rawley. Nueva York, 1979. 7. Televisión Pública. Televisión Privada. EunHanl Jung es corresponsal de la ZDF en Masa, 1982. drid. 8. The Times. Pág. 3 del 231990. 9. El País. Editorial Televisión Internacional. 2911984.