Nueva Revista 025 > Cuatro lecciones europeas

Cuatro lecciones europeas

José Luis González Quirós

Se hace referencia a un importante sondeo de opinión tras el proceso de Maastrich y se plantean algunas interrogantes respecto a la estabilidad política de los países comunitarios.

File: Cuatro lecciones europeas.pdf

Referencia

José Luis González Quirós, “Cuatro lecciones europeas,” accessed February 27, 2024, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2360.

Dublin Core

Title

Cuatro lecciones europeas

Subject

Panorama

Description

Se hace referencia a un importante sondeo de opinión tras el proceso de Maastrich y se plantean algunas interrogantes respecto a la estabilidad política de los países comunitarios.

Creator

José Luis González Quirós

Source

Nueva Revista 025 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Contestación y localismo Cuatro lecciones El propietario no sólo se casa con su inquilino; también lo hace con su europeas viuda, sus hijos, sus padres o sus hermanas en una asombrosa unidad de destino en lo universal ESDE la llegada de la 2. Cabría decir que la excepprimavera se han produción inglesa en nada invalida la cido varias elecciones en regla general («castigo» y «criDel corazón de la Comunidad: sis» del modelo), que se ha cantonales y regionales en Franseguido con particular nitidez cia (22 y 29 de mano), regionano sólo en el país trasalpino les en dos Importantes estados sino en Francia y Alemania. Sin alemanes (BadénWürtemberg y embargo, tal vez sean más inteSchlesswigHolstein, 5 de abril) resantes las semejanzas que las Por si esto fuera poco, resulta, ma empieza a darse cuenta de lo y generales en Italia (5 y 6 de diferencias: los electores pareademás, difícil encontrar normas que la ley realmente significa, su abril) e Inglaterra (9 de abril). cen alejarse de las pautas merasociales, o incluso creencias relimantenimiento puede originar pérmente ideológicas, de las antígiosas, que establezcan entre los didas de votos. Es entonces el En conjunto, han supuesto un tesis políticas, y orientarse individuos lazos tan fuertes como momento en el que los gobernanimportante sondeo de opinión hacia posiciones pragmáticas los que crea nuestra Ley de arrentes se plantean la posibilidad de la tras el proceso de Maastrich y que se ocupen de problemas a damientos urbanos. Para la Iglesia reforma. plantean algunos interrogantes veces olvidados en los mensaCatólica un matrimonio sólo se respecto a ta estabilidad política En España tal situación parece jes de los grandes partidos. disuelve por la muerte de uno de de ios países comunitarios. haberse ya presentado. Los estranlos cónyuges. Pero esta unión gu lamientes que la Ley de arrenda3. Hay una aceptación genéDada la heterogénea naturaparece efímera si se compara con mientos urbanos produce en el merrica de Europa, pero el electoleza de las consultas y las distinla que se obliga al establecer al cado inmobiliario tienen tal graverado no quiere que ese mensaje tas tradiciones, situaciones y propietario con su inquilino. ¡Ni dad que difícilmente podrán seguir sirva para ocultar pudorosasistemas de los países afectados, siquiera la muerte de un arrendatasiendo soportados por nuestra ecomente los problemas nacionaes aventurado extraer conclusiorio con derecho a subrogación nomía, si queremos que ésta abanles. De hecho una cierta inestanes, aunque resulta inevitable hace que ¡os derechos del fallecido done, por fm, su tradicional tendenbilidad, reflejada en estos porque la percepción tiende a terminen! El propietario no sólo se cia al corporativismo y al protecciocomicios, puede retrasar la ser anticipativa y bolista, tamcasa con su inquilino; también lo nismo y pase a ser el fundamento de andadura europea. bién en política, preguntarse hace con su viuda, sus hijos, sus una sociedad abierta y eficiente. por una serie de rasgos comunes 4. Los cambios en el contipadres o sus hermanas en una Todavía pesan las preocupaciones que se han dibujado con cierta nente están teniendo unas conasombrosa unidad de destino en lo por conservar lo antiguo y el temor nitidez. secuencias relativamente suauniversal en la que los derechos de por la pérdida de votos. Pero, al I. Inglaterra ha evitado que ves; los ajustes son. al menos unas generaciones se transmiten a menos, ya estamos casi todos de los apuntes «antisistema» mosde momento, pequeños; sería otras. acuerdo en que en una economía trados en otros lugares se subraprobablemente un error, sin moderna las prórrogas forzosas, las A nadie se le escapa hoy que yen indebidamente. El excelente embargo desestimar el potenrentas controladas o las subrogaciopara un partido en el gobierno e¡ sentido práctico de los ingleses, cial político de unas mutaciones en los contratos de arrendaprincipal objetivo es la conservareflejado en un procedimiento nes que todavía no han desplemientos urbanos son algo tan anación del poder; que muy pocos electoral modélico por su eficagado sus últimas consecuencrónico como lo serían hoy de políticos estarían dispuestos a percia, ha impedido la indebida cias; una ola de contestación y seguir existiendo las cartillas de der votos modificando leyes en generalización de dos lecturas de localismo parece barrer el racionamiento o las fiscalías de perjuicio de un grupo significativo muy a mano; «castigo a los panorama. El nacionalismo, tasas. Por algo se empieza. • de sus electores, aunque, con el gobernantes» y «crisis de) mode«estupendo sembrador de cambio, la mayoría de la población lo político». Ambas posibilidaestragos» como decía Pedro resultara beneficiada. Pero si los des se formularon en Inglaterra y Salinas, que derrumbó el ImpeFrancisco Cabrillo es catedrático de efectos de una norma llegan a ser fueron ampliamente rechazadas rio del Este asoma su nariz por Economía en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. tan negativos que la sociedad mispor los electores. el Oeste. Plan de Convergencia 19911996 España, a remolque de la CE Por Guillermo Cid Luna Por José Luis González Quirós miento de las necesidades de Es frecuente escuchar adverL Plan de Convergencia financiación del sector público y tencias de alarma frente a la 19911996 que España emergencia de extremismos de debe presentar a la CE, un empeoramiento del déficit Ederecha y de indicios de xenofomodifica era inevitable los corriente motivado, básicamente, bia que se han consagrado con datos contenidos en su primera por el deterioro del déficit fuerza en Francia y Alemania. versión, publicada en el anterior comercial. Como enero suele ser Nunca sobran las advertencias número de NUEVA REVISTA, un mes en el que se acusan de buen corazón, pero no estaría Los resultados de 1991 avanzaimportantes variaciones estaciode mas examinar con detalle las dos por el INE los han invalidanales, la prudencia inclina a carencias que procuran aquellos do, llegando a corregir, a veces esperar a conocer los datos de excesos porque, con frecuencia, sustancialmente, también los marzo; pero si en ese mes contilos síntomas pueden desorientar correspondientes al año actual. núa empeorando la tasa de inflarespecto a la etiología. InstalaAún así, no creo que se consiga ción, el déficit comercial, el ritdos en el «fin de la historia», que el P1B crezca un 3,0% y mo de crecimiento de los gastos podemos olvidar que tal cosa es mucho menos aún que se creen públicos corrientes y no mejora poco más que un «slogan», y 76 mil empleos netos. En mi opiSi se quiere converger en la actitud inversora, el análisis olvidarnos de las peculiaridades nión, a lo largo de ese año se desuna medida razonable con coyuntural concluirá, inevitablelocales que en política to son truirá más empleo que en 1991: mente, en una valoración somlas economías más casi todo: en Italia, por ejemplo, aproximadamente 60 mil embría respecto a la evolución del desarrolladas de la CE, el los resultados no se pueden pleos entre diciembre de 1990 e proceso de ajuste en 1992. valorar bien sin olvidar la pecuigual mes del pasado año. gobierno socialista tiene liar cruzada contra el sistema que olvidar su política La política económica sociallevada a cabo desde ta presi lista en su década de gobierno ha económica y dar un giro Gasto público dencia de Cossiga. conducido, año tras año, a una de ciento ochenta grados. ineficaz asignación de los recurLos políticos harían bien en A ello se resisten algunos sos realmente grave y a unos coslomar nota de lo que tal vez sea la A diferencia de lo que afirma ministros, el sector tes sociales que se reflejan en lección mis general: ios electoel ministro Solchaga, el principa! nuestra alta tasa de paro. Si se res no van a seguir endosando las problema de la economía espaguerrista del PSOE y los quiere converger en una medida descalificaciones del contrario ñola no es su elevada inflación sindicatos razonable con las economías más como méritos propios, entre cualquiera que sea el indicador desarrolladas de la CE, el gobierotras cosas porque «el Otro» ha por el que se mida sino la pésino socialista tiene que olvidar su dejado de existir. Hay muchos ma estructura del gasto público y política económica y dar un giro problemas en nuestras prósperas su desorbitada tasa de crecimiende ciento ochenta grados. A ello democracias y tos ciudadanos to. Es verdad que resulta necesase resisten algunos ministros, el parecen confiar más, pese a todo, ria una evolución moderada de sector guerrista del PSOE y los en quienes se fajan con ellos y las rentas; pero no se puede redusindicatos. procuran formular respuestas cir el problema exclusivamente a creíbles y adecuadas, que en la evolución de las rentas salariaSin embargo, la progresiva quienes parecen estar dispuestos les. De hecho, los precios del publicación de los distintos india cambiarlo todo con tal de llesector primario y secundario, es cadores económicos en lo que va gar. o de seguir, arriba, • decir, de la agricultura y de la de año señala, sin lugar a dudas, industria, se están comportando un estancamiento de la inversión, Jos« l uis Gonidtez (Juirós es doctor en razonablemente bien aunque, una aceleración de las tendencias Filosofía y escritor. Subdirector de NUEsin duda, parte de esa evolución inflacionistas, un rápido creciVA REVISTA.