Nueva Revista 022 > La ciudad del siglo XXI

La ciudad del siglo XXI

Javier Carvajal

Nos habla de nuestras ciudades, que se nos aparecen hoy, deshumanizadas, colapsadas por el tráfico y el estacionamiento mal programado, como urbes desmedidas y aniquiladoras de los valores humanos.

File: La ciudad del siglo XXI.pdf

Referencia

Javier Carvajal, “La ciudad del siglo XXI,” accessed July 1, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2342.

Dublin Core

Title

La ciudad del siglo XXI

Subject

Artes y Letras

Description

Nos habla de nuestras ciudades, que se nos aparecen hoy, deshumanizadas, colapsadas por el tráfico y el estacionamiento mal programado, como urbes desmedidas y aniquiladoras de los valores humanos.

Creator

Javier Carvajal

Source

Nueva Revista 022 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

LA CIUDAD DEL SIGLO XXI Por Javier Carvajal OS problemas que generó el mito de la lucha de clases como se movía en parámetros de espa!a Revolución Industrial en motor de mejora social; las falsas cio y tiempo que hoy no se correstodas las ciudades de Euroideas del enfrentamiento entre ponden con las ciudades que Lpa y que han necesitado un siglo campo y ciudad; la excluyente habitamos. largo para comenzar a ser corregivaloración de la razón como fuenSi una silla aumentara su dos y en muchos casos reconstruite del conocimiento frente a la dimensión desmesuradamente, dos de las masivas destrucciones emoción y el sentimiento, y otros dejaría de ser una silla para conde ia guerra que asoló nuestro muchos que aún hoy se siguen vertirse, cuando más, en la repreContinente, llegaron a España aceptando como realidades indissentación de la silla que, realmenmás tarde, a consecuencia de la cutibles a pesar de las profundas te, tendría que ser para servir al tardía incorporación de nuestra mutaciones que desde hace tiemhombre; el sueño que se alargara patria al desarrollo industrial po se vienen produciendo. prolongándose meses dejaría de europeo iniciado aquí con posteser sueño para convertirse en imaTenemos que trabajar para rioridad los años de superación de gen de la muerte. comprender, colectivamente, que nuestra Guerra Civil. Por eso no las ciudades desmedidas y deshuAlgo semejante ocurre con es de extrañar que este proceso de manizadas en que vivimos han nuestras ciudades que en su desreacción haya sido más tardío. dejado de ser auténticas ciudapacio inabordable y en el tiempo des.. y que sus males tienen remeque precisan para su uso positivo, Nuestras ciudades, por unas dio. Tenemos que trabajar para han dejado de ser ciudades. razones u otras se nos aparecen Nuestras ciudades, por unas frenar el crecimiento continuo hoy, en mayor o menor medida, La dimensión de ¡a antigua razones u otras se nos «en mancha de aceite» de nuesdeshumanizadas, coíapsadas por ciudad a escala humana, permitía aparecen hoy, en mayor o tras ciudades, sin poner vallas al el tráfico y el estacionamiento mal comprenderla como una ciudad menor medida, campo, para extender los benefiprogramado, como urbes desmede dimensión abarcable, y sus cios reales de la ciudad a todos los didas y aniquiladoras de los valorecorridos permitían su conocideshumanizadas, que viven en el campo y la alegría res humanos. ¿Qué podemos miento y comprensión en el espacolapsadas por el tráfico y el del encuentro con la naturaleza a hacer aún, para devolver a las ciucio máximo de una jornada. A traestacionamiento mal cuantos siguen viviendo en la ciudades a la situación que no debievés de su comprensión se produprogramado, como urbes dad. Tenemos que trabajar para ron dejar de ser, es decir en lugacía la identificación del hombre hacer de las ciudades lugares de desmedidas y aniquiladoras res de vida feliz para quienes las con su entorno vitai logrando esa encuentro con espacios colectivos habitan? La respuesta inicial pareidentificación que hoy se nos de los valores humanos para hacer realidad una vida comce obvia, pero no es tarea fácil hace imposible entre quienes partida y plena. Para ello tenemos darle forma y lograr a! propósito habitamos barrios distintos de que entender que las ciudades no de que Jos hombres que Jas habiuna misma ciudad que nunca ¡leson tan solo fenómenos de espatan recuperen su protagonismo. garemos a conocer. cio, sino también fenómenos de Para lograr eso que tan evidenEl tamaño de la antigua ciudad tiempo. te parece, será preciso trabajar permitía sentirse persona humaduro y alejar las falsas ideas na, reconocida y con capacidad levantadas a lo largo de casi dos de reconocer a los que en una siglos largos de torpe ingenuidad misma ciudad convivían por lo progresista, creadora de mitos que Una escala humana que sus gentes no se sentían anóhoy se nos aparecen como enganimas y solitarias en el conjunto ños: El mito del Estado como úniLa antigua ciudad, humana, la de sus conciudadanos. ca fuente de iniciativas colectivas; ciudad histórica tai como llegó El campo, la naturaleza, estaba hasta mediados del siglo pasado y el mito del dinero como único permanentemente próximo y la de cuya imagen seguimos alimenvaior para la medición del éxito y dimensión e identificación de la tando las ideas que aplicamos del progreso; el mito de ese prociudad con su entorno permitía al erróneamente a la ciudad de hoy. greso como sinónimo de cambio; hombre un cómodo y cotidiano Un pasado lleno de atractivo se ofrece a la contemplación de poblaciones antiguas encuentro sedante, sin necesidad po fue símbolo de atraso e incultros, que en el corto recorrido de Campo y ciudad se fueron de agolparse en interminables tura, con lo que se llegó a postuuna vida hemos llegado a conocer distanciando a lo largo de caravanas para integrarse en la ras tan negativas como erróneas. aún tales imágenes contrapuestas: todo el siglo XIX hasta llegar naturaleza. diferentes modos de vestir, difeBasta con acercarse a nuestros a configurar dos tipos rentes imágenes corporales, disantiguos pueblos para encontrar El campo y la ciudad no eran, tintos comportamientos sociales, antagónicos de hombre en la mayoría de ellos el testimocomo lo son hoy, realidades diferentes costumbres, diferentes nio de esa falsedad a través de las excluyentes, sino complementamodos de divertirse y hasta difehuellas imborrables de sus iglerias, que no justificaban en su rentes en sus enfermedades. En sias, levantadas por una vida espicotidiana presencia las enfrentaépocas anteriores no había sido ritual compartida, los vestigios de das huidas para encontrar lo que así. Indudablemente, existieron sus palacios y de sus casas patriles es ajeno, es decir, las comsiempre diferencias marcadas por cias que hablan el mismo lenguapensaciones complementarias la fortuna, la cultura y el trabajo, je compartido con las arquitectupara conseguir los bienes que se pero no ciertamente por ser homras de todas las culturasarquitecaprecian en la situación que no bres de campo o de ciudad. turas de su tiempo. Es suficiente se vive. contemplar los monasterios, sus Afortunadamente, en nuestros casas consistoriales y tantas otras días los avances técnicos y el huellas de una vida más plena y desarrollo de las comunicacioEnfrentamiento camporica que las que están dejando nes, las facilidades de traslado y muchas de nuestras modernas ciudad de información, han ido modificonstrucciones, ciegas a su entorcando a lo largo de este siglo y a no, meros remedos de realidades ritmo acelerado a partir de 1939 Sólo a partir de la Revolución que les son ajenas, destructoras aquella separación generada en Industrial, sin duda creativa y de una serena continuidad, insenlas dos últimas centurias. positiva en tantos aspectos, pero sibles a casi todo lo que no sean tan radicalmente negativa para la Hoy no podemos seguir conrazones económicas. evolución de la ciudad, campo y templando la Ciudad y el Campo ciudad comenzaron a ser consicomo situaciones contrapuestas, Campo y ciudad se fueron disderados como expresión de dos sino como dos realidades recutanciando a lo largo de todo el sistemas de vida alejados y conrrentes y complementarias que siglo XIX hasta llegar a configutrapuestos: nos permiten descubrir la solurar dos tipos antagónicos de homción de las ciudades en la solubre. Tal vez en otros países no fue La ciudad se convirtió en símción del campo y la de campo en así, pero así ocurrió entre nosobolo de progreso, mintras el camCaserío integrado dentro de su marco natural Hay que extender al campo las ventajas que puede ofrecer la vida urbana, con virtiendo en opciones alternativas de igual nivel de vida, vivir en el campo y la ciudad la inaplazable reforma de la ciuEs preciso dibujar y ofrecer el bre simplemente. Hombre que sean posibles. Hay que extender al dad. Cualquier camino que no se nuevo concepto de la ciudadbusca la plenitud de su vida desde campo las ventajas que puede plantee desde esa visión integraregión que nada tiene que ver su elección diversificada en un ofrecer la vida urbana, conviniendora no hará sino aumentar jos con la conurbación que se ha conjunto homogéneo de diferendo en opciones alternativas de mates. Ante semejantes perspecabordado, con distintos resultacias y complementariedades. igual nivel de vida, vivir en el tivas, cualquier puede plantearse dos, en distintas áreas regionales campo y la ciudad. la pregunta: ¿.Qué hacer? de Europa y América, para impoHay que integrar en la ciudad la ner sobre el caos de masificacioalegría de la vida en la naturaleza, Volvera las ciudades nes espontáneas preexistentes, como algo cotidiano y no evasivo. Visión integradora históricas s u pe res truc iu ras urbanísticas, que Habrá que crear, urgentemente, hagan posible, al menos, el esquelas estructuras de transporte de ma ordenado que se precisa. En En primer lugar, es preciso Sí tenemos una clara concienaproximación, de enlace y de partal sentido podemos proponer el reconquistar la ciudad para el cia del protagonismo del hombre ticipación que hagan posible la proyecto de una ciudad de ciudahombre y devolver ai campo ja en la oudad y si Ja tenemos tamintegración que es necesaria, des, que conjugue los beneficios dignidad y condición de vida que bién de cuáles son, básicamente haciendo que alcancen a la totalide la vida urbana en cada uno de nunca debió perder. Para ello se las causas de los males que en dad del área remodelada, las venhace necesario abandonar la idea sus núcleos, con un nivel superior ellas le abruman, no será dematajas que la remodelación pretende frontera opuesta que entre esas de participación entre los distinsiado difícil aventurar el prograda alcanzar. Habrá de plantearse dos realidades seguimos mantetos núcleos integrados en el conma a seguir. la ciudad como un complejo niendo. junto del área regional sobre la Estamos hablando, como parediversificado, disgregado y conecual la ciudad actual gravita. Así, Hay que aligerar la ciudad, ce evidente, dentro de niveles xo de auténticos núcleos de vida Ciudad y Campo no serían dos esponjarla, fragmentarla mediante generales que deberían, en cada para el encuentro y la vida inteconceptos que se excluyan, sino radicales reformas internas que caso, acomodarse a las realidades grada. No es válido hoy, ni lo será dos realidades de Cultura que se exigen fomentar, por dejante, la concretas de cada circunstancia, en e¡ futuro el modelo de la ciudad posibilidad de vivir en sus entorcomplementan y necesitan. ajustando a ellas las actuaciones de ayer, que responde a situacionos naturales, para que la ciudad Ei hombre del próximo mileque se deberían abordar. nes muy distintas de las nuestras, recobre la dimensión humana que nio, volverá a no ser hombre de Pero dentro de esta apreciación como tampoco servirá el modelo ha perdido, donde la identificacampo o de ciudad de forma general, vamos a delimitar varias masificado y satelizado que padeción, el encuentro y la solidaridad exclusiva, será debe ser hometapas: cemos en nuestros días. ]. Análisis pormenorizado de correcciones recíprocas, plantea los problemas. la necesidad de modificar el 2. Reserva de suelo disponicarácter actual, rígidamente norble, no urbanizado, en los alfoces mativo, de las ordenanzas de Edide las grandes ciudades (es teórificación, para darles un carácter camente posible abordar la dismeramente indicativo en ios ponibilidad del terreno libre, a casos en que las iniciativas privatravés de medidas que permitan das no propongan soluciones que su expropiación sin recurrir a los supongan variantes beneficiosas medios expoliaiorios que han para la comunidad y para los defendido las propuestas marxisusuarios de las actuaciones edifitas y sin las compensaciones coscatorias o urbanísticas que se tosísimas que dificultan el procepropongan. dimiento en las propuestas capiLas ordenanzas sin duda talistas), necesarias para impedir los abu3. Planificación de áreas de sos de promotores poco escrupuaproximadamente 30 kilómetros losos se convienen por lo general de radio alrededor de las ciudaen elementos paralizantes negatides objeto de remodelación, vos, cuando se imponen a través (Este dimensionamiento, depende mecanismos burocráticos rígiderá eri cada caso de la ciudad dos y dogmáticos de imposible objeto de análisis). modificación, cohartando posibles propuestas innovadoras, 4. Realización, escalonada, sacrificando a la letra que mata el previa de las infraestructuras del espíritu que vivifica. transporte rápido de aproximación, 5. Promoción, por la iniciativa privada, escalonadamente, de las Programar el futuro áreas afectadas por las infraestructuras de transporte ya realizaLas nuevas ciudadesregión das. que podrían surgir de estas proEstas etapas iniciales deben puestas, para conseguir el objetivo de felicidad de sus habitantes potenciar el inicio de la descomy la construcción de una socieprensión urbana interior. los practicados sin éxito por los El crecimiento de la gran urbe dad más solidario y justa, serían mecanismos del urbanismo marnecesita planificación adecuada una adaptación de los modelos de xista. Todo ello sin negar que la 6. Simultáneamente a lo señalas ciudades satelizadas que gran planificación, corresponde lado. deben abordarse las planifigiran alrededor de un núcleo hisindudablemente a la Administracaciones urbanas, dentro de los tóricorepresentativo. El proceso ción Pública en los niveles que se recintos históricos, encaminados tendría lugar mediante núcleos estimen oportunos. Como tama su renovación, prestando esperesidenciales excluyentes, clasibién corresponde a la Adminiscial atención a la creación de ficados por niveles económicos y tración el planeamiento, cuando espacios libres interiores y a la sociales, como de usos (ciudades no la ejecución de las infraestrucrevisión puntual de sus diferendormitorio, ya sean estas residenturas generales de transpone y de cias internas, incluyendo el saneciales de alto nivel, como resiservicios. Sin embargo, la realiamiento de las áreas degradadas y denciales protegidos; o núcleos zación de las promociones urbala remodelación correctora de las terciarios, o de industrias no nísticas debería atribuirse excludeficiencias heredadas, huyendo La realización de las polucionantes). sivamente y sin excepción a la de normas generalizadoras y de promociones urbanísticas iniciativa privada. soluciones estereotipadas. Las ciudadesregión, en sus debería atribuirse Esta visión general de las distintos núcleos constituyentes, exclusivamente y sin actuaciones, podría contemplar la Como es obvio, cada probleal contrario de los criterios sectoposibilidad de abordar actuacioma requiere un tratamiento diverrializadores de la Cana de Ateexcepción a la iniciativa nes de planeamientos urbanísticos sificado. Nunca se insistirá sufinas, deberán proyectarse tenienprivada. de segundo grado por ia iniciativa cientemente en la importancia de do en cuenta la interacción de los privada, concertadamente con los hacer participar, en estas actuadistintos usos y niveles de planecentros planificadores de las ciones coordinadamente tanto a amiento, tanto de habitación Administraciones, así como las iniciativas privadas, como a (incluyendo edificaciones agruactuaciones de promoción edifilas públicas, en la medida y efecpadas y dispersas) como de usos catoria confiadas a las Administos que realmente les son proterciarios, equipamientos comtraciones, a través de Sociedades pios. Deberemos abandonar los plementarios religiosos, educacompetitivas de iniciativa pública. criterios exclusivistas, tanto de cionales, comerciales, de esparlos sistemas capitalistas como de cimiento o depones. Este juego de equilibrios y Ciudades Dormitorios, de los barrios carentes de identidad, de los ámbitos sórdidos de los vergonzosos suburbios de las ciudades polares, herederas de la ciudad industrial, hijas del Capitalismo insolidario y explotador. Conseguir la belleza debe ser constante perspectiva de los planificadores y proyectistas, porque la belleza es una necesidad del alma humaLa ciudadregión del tercer na, como lo es el oxígeno que milenio podrá constituir una respiramos para la supervivennueva realidad cultural que cia de nuestro organismo. El hombre debe encontrar, tamaporte al hombre que la bién en las obras de los homhabite todos los alicientes bres, la belleza infinita que ofrecidos por la ciudad encuentra en cualquier lugar de actual, liberándolos de sus la naturaleza como reflejo de la belleza del Creador. Hoy aspectos negativos muchos niños que nacen en nuestros barrios periféricos, ignorados por los habitantes de los centros y de las zonas residenciales, no podrán jamás a lo largo de todos los años de su vida desarrollar con plenitud sus potencias humanas por haberse formado en ambientes sórdidos carentes de belleza. Semejantes ciudades tendrían que estar ya sobre las mesas de trabajo de los proyectistas. Las Ciudades del tercer milenio de nuestras actuales CiudadesLa ciudadregión del tercer Tales ciudadesregión deben deberían ser ya objeto de la Sectorizadas y discriminatorias. milenio, que ya debe proyectarperseguir la integración e inteatención acuciante por parte de se en el horizonte de las inmeracción de ¡os elementos urbalos políticos que asumen las diatas actividades planificadonos de su ámbito y de los esparesponsabilidades de la feliciras, queremos repetirlo insistencios naturales radicalmente no dad de la sociedad que dicen ser temente, no debe constituir una edificables. Espacios que resulBuscar la belleza su objetivo. Sin olvidar el ciudad continua, ni una ciudad tarían integrados, actuando hecho de que la ciudad no se polar alrededor de un núcleo sobre los pueblos afectados por para, y hay que ponerse cuanto La ciudadregión del tercer histórico por importante que las actuaciones, con criterios antes a programar su futuro, milenio podrá constituir una éste sea debe proponerse muy al idénticos a los aplicados para la nueva realidad cultural que porque cada nuevo error que se contrario la extensión, a toda la ciudad, procurando la conservaaporte al hombre que la habite cometa será una dificultad añaregión de su entorno (que incortodos los alicientes ofrecidos ción de su carácter, la mejora de dida a la resolución del problepora elementos urbanos y natu( por la ciudad actual, liberándosus imágenes características, la ma que nuestras ciudades reprelos de sus aspectos negativos. rales) los beneficios y niveles de peatonal ización de sus áreas de sentan. Debe ser contemplada como un vida de 1a ciudad actual. De este servicios y su integración plena conjunto ciudadcampo sin modo se crearán en lugar de la en el conjunto urbano regional La ciudad no puede considefronteras entre ambos concepciudad histórica básica, un conen que se inscriban. En esa rarse como algo sin remedio, tos, debe permitir una vida intejunto de ciudades incompletas, visión de la ciudadregión todos objeto tan solo de remiendos y grada, optativa a través de la que aportan al conjunto de la los núcleos diferenciados del zurcidos. La ciudad, para salir fragmentación y de las posibiliregión una vida urbana completa conjunto deberán incorporar eledel caos en que se ha precipitadades de traslado que han de en la que se integren los distinmentos arquitectónicos de idendo y que aumenta día a día, conferirle las estructuras difetos núcleos parciales interactitificación diferencial, que se debe constituir un objetivo renciadas de transporte que la vos. Elementos que en su conaplicarían preferentemente a ¡os prioritario, de atención y de hagan posible. Deberá devolver junto deberán dotar a la región nuevos elementos de Cultura, esfuerzo. Es la felicidad del a sus habitantes el dominio y la de todos los elementos de habiReligión, Esparcimiento y hombre la que está en juego. Es posibilidad de los recorridos tación, esparcimiento, cultura, Administración de que deberán su dignidad lo que se manipula peatonales de sus distintos representación, administración, estar dotados, así como a los y se degrada. • núcleos diferenciados. Deberá terciario, comercial y deporte núcleos terciarios y de comercio borrar, hasta el recuerdo de las que constituyen la oferta global que deberán incluir. Javier Carvajal es arquitecto.