Nueva Revista 021 > Los dos hermanos. Literatura Fantástica

Los dos hermanos. Literatura Fantástica

Luis Alberto de Cuenca

Acerca del estreno en el teatro de las letras universales de una leyenda egipcia acerca de dos hermanos.

File: Los dos hermanos.pdf

Referencia

Luis Alberto de Cuenca, “Los dos hermanos. Literatura Fantástica,” accessed October 1, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2316.

Dublin Core

Title

Los dos hermanos. Literatura Fantástica

Subject

Artes y Letras

Description

Acerca del estreno en el teatro de las letras universales de una leyenda egipcia acerca de dos hermanos.

Creator

Luis Alberto de Cuenca

Source

Nueva Revista 021 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

UNQUE sólo sea por su aparición estelar en la •popularísima Corte de LOS DOS HERMANOS Faraón o por su corto e ingrato papel en el Génesis bíblico, todo Por Luis Alberto de Cuenca el mundo conoce a Putifar (o sea, Padifara, «el protegido del dios Ra»), marido de la ardiente dama que quiso seducir a José. Como motivo literario, «Putifar» se estrenó en el teatro de las letras universales con una leyenda egipcia acerca de dos hermanos, transmitida por el papiro de Orbinev (así llamado por su poseedora, la inglesa Elizabeth Orbiney), descubierto en 1852 y conservado actualmente en la Sección Egipcia del liritish Museum. Se trata de la historia de los hermanos Anup y Bata. Su texto original, fechable en torno a 12IK) antes de Cristo, fue pulquérrimamente editado por Alan H, Gardiner en sus Late Egyptian Stories (tomo I de la «Bibfiotheca Aegyptiaca», Bruselas, 1931). páginas 93(1. Hace cuatro años, la egiptóloga Claire Lalouette publicó una modélica traducción del cuento al francés (en ia colección «Connaissance de rOrient», de la UNESCO, Paris, Gallimard. 1987). Es la versión que acabo de leer. Anup poseía una casa y una mujer, y su hermano menor, llamado Bata, vivía con él como si fuese su hijo. Le preparaba las telas para los vestidos, vigilaba el ganado, trabajaba con el arado y en la siega. 7enia , en fin, a su cargo todas las tareas agrícolas. Era un campesino muy hábil que no tenia par en el país: algo divino habitaba en él. Durante muchos días Bata cuidó de los rebaños y de las yuntas. Todas las noches volvía a casa cargado con hortalizas y frutas del campo. Depositaba los productos delante de su hermano. que. sentado a la mesa en compañía de su esposa, comía y bebía. Luego se iba a dormir al establo, junto a los animales. Jóvenes agachadas en un banquete funerario. XVIII dinastía. Hacia 1400 a.C. blo, dijo a su guardián: «¡Cuidado. que tu hermano mayor está ahí con un puñal, dispuesto a matarte! ¡Huye!». Y Bata oyó lo que la vaca le decía. Y la segunda vaca al entrar le dijo lo mismo. Entonces Bata miró debajo de la puerta y vio los pies de Anup. Tiró la carga y se dio a la fuga. El hermano mayor lo persiguió, blandiendo el cuchillo. Mientras huye, Bata invoca en su ayuda a RaHorakhty (una de las personificaciones del dios solar, asociación de Ra con Ho rus), y la divinidad separa a los dos hermanos, interponiendo entre ambos un caudaloso río poblado de voraces cocodrilos. Desde una de las orillas Bata grita a su hermano su inocencia, pidiéndole que aguarde hasta que amanezca. Apenas alborea, Bata jura que es verdad cuanto dice y, para confirmarlo, se corta su miembro viril con una caña bien afilada y lo tira al agua del río, donde es devorado por un siluro. Luego cae al suelo sobre su propia sangre. (Aquí hay que recordar la leyenda frigia de Cibeles y Atis, cómo la diosa se enamora dei joven, que la rechaza, y. como Bata, se mutila: bailarina acrobática. XIX dinastía. Esta vida tranquila, remansaTodas las mañanas, al clarear también algunas de las leyendas la 1300 a.C. da e idílica es turbada por la beel día. Bata iba a por los panes egipcias relativas a Osiris nos lla esposa de Anup. que se enay se los llevaba a Anup. que le hablan de mutilaciones producimora de Bata, joven y fuerte, y daba alimentos para que comiedas en circunstancias similares.) le hace proposiciones amorosas. ra en el campo. Después guiaba Ante aquel espectáculo, Anup Ven, acompáñame al baño, y al rebaño hasta el prado, y, se desespera pero sigue sin pomi camisa de transparente lino mientras caminaba detrás de los der atravesar el río. Bata se leavivará tus deseos». animales, éstos le decían: «¡En vanta y dice a su hermano: tal lugar es buena la hierba!». Y Bata, igual que hizo José con él oía lo que le decían y los llela mujer de Putifar, rechaza con «Escucha, estás dispuesto a vaba al lugar deseado. Así, tas desdén a su cuñada, y ella se pensar que he obrado mal y, en terneras y vacas a él confiadas venga acusándolo ante su maricambio, no recuerdas el bien, medraban a ojos vistas y se muldo de haber alentado contra su todo aquello que he hecho por tiplicaban año tras año. pudor. ti. Vuelve a casa y cuida de tus rebaños, porque yo ya no quiero Entonces el hermano mayor En la época de la labranza vivir en tu compañía. Me voy al se enfureció como un leopardo Anup dijo a Bata: «Ea, prepareValle del Pino Ouitasol. a la Sidel Alto Egipto (entonces tomos los bueyes para arar, pues ria lejana. Sólo una cosa debedavía había leopardos en Nuel campo está listo para ello tras rás hacer por mí de ahora en bia), afiló su puñal y. empuñánla inundación del río (el Nilo), adelante, y es venir en mi ayuda dolo, se escondió detrás de la y es la época justa. Tráete las cuando sepas que me ha sucedipuerta del establo para matar a semillas, porque mañana al do algo. He vertido un ensalmo su hermano menor cuando, por amanecer comenzaremos a sobre mi corazón y io he colocala noche, volviera con los aniarar». Y el hermano menor hizo do encima de la flor del Pino males. En el instante en que el todo lo que le ordenaba el maOuitasol. Cuando el árbol haya sol desapareció por el horizonte. yor. Al día siguiente, apenas sido derribado, vendrás en busBala, como de costumbre, cargó clareó, fueron al campo con los ca de mi corazón. Acaso tardes con toda clase de hortalizas y animales y labraron como debe siete años en la búsqueda, pero frutas y volvió a casa. Cuando hacerse, y quedaron contentos no te desanimes. Cuando lo enía primera vaca entró en el estade su trabajo... N la periferia de Madrid, en el pueblo de Pozuelo de Alarcón. seis chaléis adosados aJLergan la recién creada Escuela Superior de Música Reina Sofía, un nuevo concepto de enseñanza que abre nuevos horizontes a la educación musical en España. Ésta es la principal realización de la Fundación Isaac Albéniz, que cuenta con el patrocinio y apoyo de importantes empresas españolas y organismos públicos como la Comunidad de Madrid. Su objetivo es formar instrumentistas de élite, escogiendo entre los estudiantes de música aquellos con más talento, y hacer de ellos primeras figuras. La filosofía pedagógica que preside la escuela es la de la excelencia, y en ese sentido constituye un centro pionero y único en nuestro país. Hasta ahora, los jóvenes ins0 difunto, arrodillado, baba agua a la cuenires ponto en un vaso lleno (En la mitología de un puebfro trumentistas que terminaban la sombra da una palmara. XX dinastía. de agua fresca, para que yo pueindoeuropeo como el hitíta — carrera oficial en los ConservaHacia 1150 a.C. da renacer y vengarme de quien fuera, pues, del ámbito semítitorios españoles se ven obligame atacó. Sabrás que algo me co—. la diosa Ashertu intenta dos a salir al extranjero a contiha sucedido cuando te pongan seducir al Gran Dios y. para nuar sus estudios en las escuelas en la mano un jarro de cerveza vengarse de su rechazo, lo cade más prestigio del mundo con y ésta haga espuma y se derrame lumnia.) Todo el Mediterráneo no pocas dificultades, principalpor los bordes del jarro. No tituOriental supo de la pasión, no mente económicas. Se ha dicho bees entonces. Ponte inmediatasabemos muy bien sí irrefrenasiempre, con bastante ironía, mente en camino cuando eso ble o simplemente viciosa, de la que los músicos en España teocurra. mujer de Putifar. una pasión nían tres salidas: por tierra, por que dio desde un principio magY Bata se fue al Valle del mar y por aire. Muchos talentos níficos frutos en la literatura. Pino Quitasol. En cuanto a se han ido quedando en el camiPero la historia de Bata y Anup Anup, su hermano mayor, cuenno y han visto truncadas sus cano termina con e¡ viaje de Bata ta el papiro que volvió a casa rreras. a lejanas tierras y el merecido desesperado y mató a su malvaSi los Conservatorios españocastigo de la esposa de Anup. da esposa, arrojando su cadáver les no pueden ofrecer estos estuLa segunda parte del cuento gia los perros. dios superiores para los alumnos rará en torno a los grandes miHasta aquí !a primera parte más dotados, es aquí donde la tos egipcios de la vida, la muerte de la historia de los dos hermainiciativa privada debe intervey Ja resurrección. • nos, precisamente la relacionada nir. Y así lo han visto personalicon el motivo de «Putifar», un dades del mundo musical como motivo literario que. como poCristóbal Halffter, Luis Galve. l uis Albtrtu de Cuenca es investigador demos ver, echó raíces muy del Consejo Superior de Investigaciones Alicia de Larrocha o Enrique temprano en el Creciente Fértil, Científicas, filólogo y poeta. Franco, por citar algunos de los