Nueva Revista 021 > EL teatro de Shaffer

EL teatro de Shaffer

Luis Núñez Ladevéze

Nos habla acerca de la nueva comedia teatral de Peter Shaffer, titulada "Leticia".

File: EL teatro de Shaffer.pdf

Referencia

Luis Núñez Ladevéze, “EL teatro de Shaffer,” accessed August 11, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2314.

Dublin Core

Title

EL teatro de Shaffer

Subject

Artes y Letras

Description

Nos habla acerca de la nueva comedia teatral de Peter Shaffer, titulada "Leticia".

Creator

Luis Núñez Ladevéze

Source

Nueva Revista 021 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

EL TEATRO DE SHAFFER Por Luis Núñez Ladevéze el lucimiento elocutivo. La efiuna distancia que puede parecer Autor: Peter Shaffer. cacia dramática se basa en la exinconmensurable. Pero en ese plotación del contenido discursiencuentro reside el encanto de Obra: «Leticia». vo. Los actores, más que comela pieza. Teatro1. Marquina. diantes son disertantes, y la intriga se basa más en la desenvolDirección: Manuel Collado. Poesía tura del texto que en los lances Reparto: María Fernanda DOcón. de la acción. Amparo Baró, Leticia es una gran pieza, inPuestos a señalar, pueden enPrecio: 2.fHK) pesetas. tensamente irónica. Sus sugecontrarse muchos detalles artifirentes apuntes sarcásticos, conciosos. Pero carecen de importrolados por un humorismo inotancia. ya que para advertirlos O es frecuente encontrar cente, no enturbian con asperehay que ponerse a reflexionar un autor que sepa sintetizas el tono satírico. La idea de sobre ello deliberadamente. Lo zar en la unidad de la pieShaffer parece, en principio, importante es que la obra funza dramática registros tan equicentrarse en la oposición entre ciona, consigue algo más que el distantes y, generalmente, disga en la densidad de los persodos heroínas de muy diferente, entretenimiento, la toma de persos como la intensidad literanajes; sus conflictos psicológicos casi puede decirse opuesto, semconciencia, la comprensión de ria, la facilidad narrativa y la no son experimentos psicoanalíblante moral. Prácticamente, se las limitaciones del mundo vivo, profundidad discursiva. Pretenticos, sino auténticos dramas hutrata de una obra de sólo dos de los excesos y defectos de la der no es lo mismo que ser. manos representados dramáticapersonajes, y si Shaffer hubiera actualidad. Cuando el autor pretende que mente. Tal vez el mayor valor intentado dominar aspectos su obra sea interpretada como de Amadeus procedía de la veSin duda que parte de ese anecdóticos de la trama hubiera alegoría, conflicto o metáfora rosimilitud psicológica de un paefecto no se produciría si, como podido prescindir de todo el rediscursiva no debe necesitar extetismo cuya singularidad, si no en este caso. Leticia no viniera parto para concentrar la tensión plicarlo. Si el texto o la trama hubiera sido dominada por el arropada por el saber hacer de dramática en la confrontación requieren una interpretación exoficio de) escritor, hubiera fácilMaría Fernanda DOcón. Cierto entre Leticia y Lotte. Como plícita de sus pretensiones es mente degenerado en artificiosique Manuel Collado, pensando quiera que fuese, la eficacia de que las intenciones del autor se dad retórica. que ambos personajes son comla puesta en escena queda suquedan en eso, en pretensiones, plementarios y que expresan las bordinada al oficio de las actrisin alcanzar a tener un valor por caras divergentes de una única ces que representen a las dos si mismas. No es el caso de PeVirtudes del actor moneda, decidió que las actrices protagonistas, criaturas diverter Shaffer. un autor que consiintercamiaran periódicamente gentes y complementarias que gue fundir en la síntesis de la los papeles. Así que lo mismo Hay un rasgo en el teatro de expresan mundos opuestos y obra los más dispares valores, hubiera podido ser que Amparo Shaffer que, por otro lado, es sólo aparentemente incompatiincluido el más ambicioso y más Baró representara Lettice en luefecto de esa misma habilidad bles. Leticia es como un brote inaprensible: la profundidad. gar de a Lotte. Pero el comentaque trataba de ilustrar, cuyo codel pasado instalado por error rio ha de ceñirse a lo visto. Y lo Ser profundo sin ser abstracto mentario puede ser especialen el presente, una pieza de muvisto es que María Fernanda ni aburrido, ser literario sin ser mente oportuno para comprenseo que alguien hubiera situado DOcón saca del personaje Letamanerado, ser filosófico sin ser der el sentido más cabal de Letien una vitrina equivocada, fuera tice un fondo de poesía y verosidiscursivo, éste es el problema, cia, la última obra suya estrenade época. Imaginativa, nostálgimilitud de! que en gran parte que diría Hamlet, Y, naturalda en Madrid. Se trata de que ca, arbitraria, encarna el individepende la eficacia de la puesta mente, no todos los que lo inesa preocupación de Shaffer por dualismo aristocrático e historien escena. La dirección de Cotentan lo consiguen. Peter Shafno claudicar del tono literario cista, simboliza la altivez de las llado es excelente. Permite al esfer sí, Y la razón estriba en que convierte a su teatro en un instradiciones y el respeto a los vapectador saborear el texto liteShaffer es, ante todo, un autor trumento especialmente adecualores perdidos. Lotte es todo lo rario. en el cual se advierten, no teatral que no subordina la acdo para que resalten las virtudes contrario. El pragmatismo buroobstante, algunos anglicismos ción al pensamiento, pero no redel actor. Como Amadeus, tamcrático. la eficacia racionalista, que con mayor cuidado del tranuncia a servirse de la trama bién Leticia es obra para actor, la función adaptada al órgano. ductor hubieran podido evitarcomo vehículo para expresar un o. mejor en este caso, para acEl contraste entre ambas persose. • pensamiento. Porque sabe intetrices. Pero, entiéndase bien, nalidades es vigoroso y, lo más grar estos diversos planos, sus Shaffer no pretende potenciar sugerente. ninguna resulta venpersonajes no se quedan en melos aspectos histriónicos de la l.uis Núníi Ladevén es catedrático de cida o doblegada por la otra. la Universidad Complutense de Madrid ros pretextos de una intriga sin acción, sino que concibe el texto Ambas se encuentran a partir de y periodista. que por ello se disuelva la intricomo como medio literario para