Nueva Revista 021 > La reacción y los reaccionarios

La reacción y los reaccionarios

Marqués de Tamarón

Nos habla acerca del concepto y la definición de la palabra, reaccionario, donde se nos dice que el vocablo es tan digno como liberal o conservador.

File: La reacción y los reaccionarios.pdf

Referencia

Marqués de Tamarón, “La reacción y los reaccionarios,” accessed December 9, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2297.

Dublin Core

Title

La reacción y los reaccionarios

Subject

El Lampión

Description

Nos habla acerca del concepto y la definición de la palabra, reaccionario, donde se nos dice que el vocablo es tan digno como liberal o conservador.

Creator

Marqués de Tamarón

Source

Nueva Revista 021 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

conservadora. Pero después, a lo largo del siglo XIX, casi todos los que pensaban que la Revolución no era buena y por tanto reaccionaban contra ella empezaron, no se LA REACCIÓN sabe por qué, a sentirse incómodos con el sambenito de reaccionarios, mientras los partidarios de la Revolución, felices al observar el azaro de sus adversarios, redoblaY LOS REACCIONARIOS ban el uso del término, ya francamente peyorativo. En España no aparece en el D.R.A.E. hasta 1884. En nuestro diccionaPor el Marqués de Tamarón rio figura casi como sinónimo de retrógrado. Eso ya resulta abusivo, pues no es lo mismo reaccionar, o sea oponer una fuerza a otra preexistente, que querer retroceder. En principio quien reacciona tiene ánimo estáesquizofrénica. Evoca la imagen poliforma «... por iodas estas cosas he resuelto de fatico y quien retrograda lo tiene dinámico. de un estafermo de yelmo antiguo, monócubricarte este Lampión contra palabras murlo anticuado y metralleta moderna, que piciégalas y razonamientos lechuzas». Asi Mas no importa: reaccionario, incluso sotea al proletariado. En realidad significa enuncia y justifica su propósito esclarecedor como palabra afín a retrógrado, carece ofidel lenguaje —y por tanto del pensamienalguien que no cree automáticamente que cialmente de connotaciones despectivas. El to— don Francisco de Qucvedo al comienzo lodo lo nuevo es bueno y a veces sospecha D.R.A.E. da dos acepciones: «Que propende La culta latiniparla, la sátira más alegre lo contrario. de a restablecer lo abolido» y «Opuesto a y feroz que se conoce de los malos usos lin¿Cómo ha podido llegarse a este contralas innovaciones», es decir que la versión güísticos. Quevedo iza su farolillo para ahusentido lingüístico? Veamos la historia del estática y etimológicamente correcta cede el yentar las tinieblas en que medran y merotérmino. Está claro que reacción (física, paso a la versión dinámica. Pero ninguna de dean cual bichos grotescos el léxico embroquímica, fisiológica) es una «acción que se las dos es desdeñosa. Con el Diccionario en llado y las ideas fofas. Atribuye esa corrupresiste o se opone a otra acción, obrando la mano se puede y debe decir del partidación a lo que hoy llamaríamos cursilería y en sentido contrario a ella» (D.R.A.E,). rio de la repoblación forestal que es un también a la pereza mental. No tiene en Los primeros que usan la palabra en sentido reaccionario (primera acepción) y del que cuenta la posible intención dolosa de engafigurado (y aprobatorio, por cierto) son los se opone a las drogas que es otro reaccionañar con la semántica, quizá porque en el siilustrados franceses del siglo XVIII: «La rio (segunda acepción). glo XVII no era tan evidente el ánimo frauReforma... reacción contra el absolutismo El Oxford English Dictionary, más histódulento. del catolicismo romano». Luego llega la Rerico, da tres definiciones de reactionary y volución Francesa y los partidarios de cortar Hoy sí. Aunque el hombre no cambia y dos de ellas aparecen completadas con sus cabezas llaman réaelionnaires a los partidasigue siendo más tonto y presuntuoso que respectivos significados en jerga marxista. rios de conservar las suyas. En principio el malo, hemos creado en el siglo XX la socieAsí, del adjetivo reactionary dice: «Also. in vocablo no es ilógico pues califica a gente dad más crédula de la Historia, y la creduliMarxist use, unfavourably contrasted with que, en efecto, reacciona. Por lo mismo dad es insaciable de mentiras, piadosas o revoíutionary». Y del substantivo reactionatampoco es ilógico llamar reaccionario a no. Antes el hombre se consolaba con la rery: «Also, in Marxist use, an opponent of cualquier conservador, ya que conservar la ligión, ahora se consuela con la caja tonta, communism». De manera que para el marcabeza es el comienzo de toda sabiduría con el horóscopo y con los embustes de los xista todo el que no se alboroce con la inoráculos políticos. Éstos necesitan adaptar minente o presente dictadura del proletariala realidad a los deseos, el ser al dtber ser. do es un reaccionario. Por supuesto, de Y han de empezar por las palabras de peso igual forma se hubiese podido añadir que como ecología, democracia, Europa, intepara el nacionalsocialista hitleriano o para lectual. etc. el fascista mussoliniano cualquier nostálgico En otro lugar y en otro momento me endel parlamentarismo burgués era también tretuve con la caza menor de oscuros bichiun reaccionario. Y desde luego los diccionallos lingüisticas: «parámetros«, .tposicíonarios —e¡ D.R.A.E. como e! O.E.D.— les mientos». «cerebros grises» y centenares de dan la razón. Todos somos reaccionarios UEGO llega la otras pequeñas piezas de moda. Permítaseporque todos reaccionamos contra algo, salRevolución Francesa y los me ahora que pase a la caza mayor de alivo que estemos en la U.V.I.. y aun ahí partidarios de cortar cabezas mañas de más tamaño, y que lo haga bajo reaccionamos vegetalmente contra el mayor la advocación de Quevedo y su lampión, tan llaman «réactionnaires» a los cambio de todos, contra la novedad más abluminoso como el de Diógenes. soluta para nosotros: la muerte. partidarios de conservar las suyas El concepto de progreso Palabra esquizofrénica Empezaré con la voz reaccionario, buen Dicho esto, hagamos una concesión seejemplo de vocablo que encierra un monsmántica más. Restrinjamos reaccionario a truoso razonamiento lechuza. Es palabra su significado más arbitrario y caricaturesODOS somos reaccionarios porque todos reaccionamos contra algo, salvo que estemos en la U.V.I., y aun ahí reaccionamos vegetalmente contra el mayor cambio de todos, contra la novedad más absoluta para nosotros: la muerte O reaccionario. Ilustración de Diego MoraFigueroa que encaja con la moda del momento. Hoy co, el de «enemigo del progreso». Pues e! abono es progresista, pero ayer no lo bien, entonces habrá que empezar por aclaera, y anteayer sí era progresista el infantirar el concepto de progreso, lo cual al final cidio, al menos en Esparta. Si se acepta esta nos lleva o a la casuística o a la cronología. ON el Diccionario en la metodología cronológica, entonces sí es Cuando algo constituye un caso de progreso muy fácil definir lo reaccionario. Reaccioconcreto e innegable —la anestesia o la himano se puede y debe decir del nario es cuanto no encaja con la moda del giene. verbigracia— quienes se oponen a partidario de la repoblación momento por preferir en todo o en parte ello no son reaccionarios, son necios o deforestal que es un reaccionario una moda anterior. mentes. En otros casos el progreso es más (primera acepción) y del que Esta última definición es especialmente discutible. Habrá quien piense que abolir la se opone a las drogas que es útil en las artes plásticas, en la literatura y pena de muerte por vía constitucional para aun en la filosofía. Empieza incluso a ser luego reintraducirla por vía carcelaria sidootro reaccionario (segunda imprescindible en estos finales del siglo inúsa es sarcasmo más que progreso. acepción) til por excelencia, el caótico siglo XX. EstaPero en general la noción de progreso se mos asistiendo a una clara reacción frente a apoya consciente o inconscientemente en las doctrinas más pujantes de princpios de un criterio cronológico: es progresista lo al menos que hay cierta diferencia entre la siglo. Han entrado en quiebra cuántos moúltima revista pornográfica que encontravimientos pusieron de moda los intelectuamos en los quioscos y ciertos textos que nos les hace setenta años: las vanguardias iconoresultan fascinantes. ¿Significa eso que queclastas en el arte, el comunismo y el fascisrría un regreso a la censura franquista?... mo en la política. e¡ psicoanálisis. Ya nadie La respuesta del liberal es: desde luego que pretende escribir como el Joyce de Finneno... Por mi parte, no estoy tan seguro... gans Wake y casi nadie pretende que le cuNo se puede ser democrático y aristocrático ren las jaquecas con mayéutica freudiana. ai mismo tiempo.» Y por supuesto nadie cree que se pueda crear riqueza a golpe de plan quinquenal. Sin duda esto escandalizará a nuestros inEs más, hasta las modas ideológicas nacidas telectuales, pero en el fondo más debería hace tan sólo un tercio de sigio —como por inquietarlos el que Sleiner. el mejor ensaejemplo el tercermundismo— están agolayista de nuestros días, declare sin ambages das. Por consiguiente se puede argüir que en su último libro. Presencias Reales, que han triunfado los reaccionarios: los econono hay arte verdadero sin religión, sin Dios mistas neoliberales que se oponían al diri(o dioses) y sin creencia en la inmortalidad gismo, los médicos que se interesaban más del alma, y que por eso el arte y la literatura por la química del cerebro o la genética que contemporáneas son menores en comparapor el complejo de Edipo, o los novelistas ción con las obras maestras de un pasado que todavía aspiraban a que el lector los enque se nutría de la fe. tendiese, Pero —y ahí está la ineludible anfibología Liberal del término— si el triunfante puede ser todavía reaccionario, el triunfador deja de O se olvide que para el Por todo ello creo que la palabra reaccioserlo. El que lucha contra la moda es reacnario es tan digna como liberal o conservareaccionario inteligente está cionario, incluso cuando está ganando, pero dor o rojo (palabra ésta hermosa también, en cuanto se consolida su triunfo deja de claro que su reino no es de este a mi entender). Usar estas voces con aniserlo porque comprende que la moda es él. mundo, que Alfonso X el Sabio mas iniuríandi es inane, al igual que lo sería De pronto el papel de reaccionario pasa a no va a volver (o Jovellanos, o insultar a alguien llamándolo clásico, barroFidel Castro, a un shrink de barrio bohemio co o romântico. Además aquéllas ni siquiera Cánovas, o quien quiera que neoyorquino, a un neodadaísta de Teruel. son radicalmente excluyentes entre sí. No sea su modelo retrospectivo), se olvide que para el reaccionario inteligeny por consiguiente el te está claro que su reino no es de este munreaccionario cabal tiende a ser do, que Alfonso X el Sabio no va a volver Ortega, Quevedo, Steiner indulgente con los ruidos (o Jovellanos, o Cánovas, o quienquiera que sea su modelo retrospectivo), y por pueriles que oye «hic et nunc» Por eso. en aras de la objetividad, es meconsiguiente el reaccionario cabal tiende a nester reservar el término de reaccionario a su alrededor ser indulgente con ios ruidos pueriles que para quien de hecho [o fue en el momento oye hic et nunc a su alrededor. Como no se histórico que le locó vivir, no para quien toma en serio las ideas modernas, suele ser ahora nos parece tal cosa. Ortega y Gasset tolerante con todas ellas, es decir, liberal. fue reaccionario, puesto que escribió contra La Rebelión de las Masas cuando éstas paPor último, hay ya tantas mentes de vuelrecían la vanguardia de la nueva era. Lo fue ta de los progresismos de principios y meQuevedo, con su añoranza de la hidalguía diados de este siglo supérfluo en la Historia montañesa, apenas velada por el brillante que seria petulante excluir la posibilidad de desenfado formal del madrileño. Lo eran, un nuevo cambio en las connotaciones pode arriba abajo, Borges o Evelyn Waugh. pulares del término reaccionario. Acaso Lo es con toda su alma eslava Soljenitsyn. vuevã a ser descri povo y no afrentoso. A Lo es Popper. que quiere abolir el impuesto fin de cuentas Mitterrand fue hace poco a sobre la renta y que además echa de menos ver a Ernst Júnger. a rendir pleitesía inteei parlamentarismo clásico porque ahora lectual al gigante de las letras alemanas. La quienes delegan en los diputados son los visita de un viejo socialista francés republipartidos y no las personas. cano a un viejísimo guerrero germánico, quintaesencia del anarca reaccionario, era Y es un conspicuo reaccionario cultural un gesto que parecía resucitar un viejo rito. George Steiner, Un reaccionario lúcido, El siglo XX —algo cutre, algo cínico— iba como se ve en su reciente entrevista publia Canossa donde lo esperaba, hierático, el cada en El País (31) de junio de 1991), donsiglo XI. Claro que para ese viaje no hacían de dice cosas así: «No soy un demócrata. falta estas alforjas. • Yo enseño Platón y Kant, Shakespeare y Borges, Leopardi y Dante, que tienen muy poco que ver con la democracia... Sabemos El Marqués de Turnarán es diplomático > escritor