Nueva Revista 016 > La música en la Iglesia de Castilla y León

La música en la Iglesia de Castilla y León

José Velicia Berzosa

Acerca de la tercera etapa del proyecto "Las Edades del Hombre", una magnífica aventura cultural emprendida por las once diócesis de Castilla y León y otras instituciones.

File: La música en la Iglesia de Castilla y León.pdf

Referencia

José Velicia Berzosa, “La música en la Iglesia de Castilla y León,” accessed May 17, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2219.

Dublin Core

Title

La música en la Iglesia de Castilla y León

Subject

Artes y Letras

Description

Acerca de la tercera etapa del proyecto "Las Edades del Hombre", una magnífica aventura cultural emprendida por las once diócesis de Castilla y León y otras instituciones.

Creator

José Velicia Berzosa

Source

Nueva Revista 016 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

LA MÚSICA EN LA IGLESIA DE CASTILLA Y LEÓN Por José Velicía Berzosa ,y colgué en los verdes sauces la música que llevaba... (San Juan de ia Cru2) bió en los cinco meses y medio ésía renegamos al mismo tiempo El dolor, la alegría, los sueños N el mes de octubre próque estuvo abierta un millón larde él—, y presentarla en un imposibles, la añoranza del paximo, D.m., la catedral go de personas. marco de belleza pueden ser las raíso perdido, la plenitud y la de Leóri —«pulchra leoniLa segunda, «Libros y docurazones de su aceptación multimuerte han encontrado en los na»— acogerá la tercera etapa mentos en ia Iglesia de Castilla tudinaria. sonidos, tanto en tos más simdel proyecto Las Edades del y León», se inauguró el 4 de ples y lineales como en la más Hombre, una magnífica aventuAhora afrontamos otro momayo de 1990 y duró hasta el 28 compleja armonía, una de las ra cultural emprendida por tas mento específico del arte en la de octubre del mismo año. Meformas más bellas de expresión. once diócesis de Castilla y León Iglesia de Castilla y León: ia dio millón de visitantes atesticon el generoso mecenazgo de la música, algo que ha estado y esPor eso la verdadera música guaron que una exposición doCaja de Ahorros de Salamanca tará siempre ligado a la andadu—como todo verdadero arte— cumental y bibliográfica, a pesar y Soria y de la Junta de Castilla ra individual y colectiva del es irremediablemente religiosa: de su natural dificultad, no es y León. hombre. Cuando la palabra se una mediación para alcanzar lo necesariamente para una minovuelve incapaz de expresar lo inalcanzable, para apresar el Las dos anteriores fases se cería. El descubrir la propia histoinefable, quizá sólo la música misterio. Y de todo ello querelebraron en las catedrales de ria, tan estúpidamente despressea el vehículo adecuado. Por mos hacer memoria en este terValladolid y Burgos. tigiada hoy —el hombre es hiseso es tan antigua como el homcer premio de «Las Edades de! La primera, «El arte en la toria, y cuando renegamos de bre y la palabra. Hombre». Tres son los caminos Iglesia de Castilla y León», recique hemos elegido para ello: la investigación, la difusión y la muestra. Investigación Desde su origen, la Iglesia ha hecho de la música una de las formas artísticas más consustanciales a su vida. La celebración litúrgica —alma de la Iglesiaha estado inseparablemente unida al canto. Desde las cartas de San Pablo —«hablando entre vosotros con salmos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor», pasando por los finísimos escrúpulos de San Motetes de T. L de Victoria, Monasterio de Santa Ana en Ávila Agustín en las Confesiones: «Y mos decidido por privilegiar las así ando fluctuando entre ei composiciones de la época bariesgo de) deleite y la experienrroca, quizá la menos conocida cia del provecho, sin dar un juiy estudiada de la música españocio irrevocable me inclino más a la. aceptar la costumbre de cantar en la iglesia a fin de que con el deleite del oído los espíritus déDifusión biles despierten a la piedad», hasta los últimos documentos Pero la música se ha compuesconciliares, así lo evidencian. to para ser interpretada y oída. Por eso no es de extrañar que Por ello, «Las Edades del Homen los archivos catedralicios, en bre» se ha propuesto dar a conolos monasterios y parroquias cer estas partituras transcritas haya un ingente acervo musical. mediante conciertos y grabacioSegún J. López Calo, conocedor nes discográficas. Las naves de a fondo de los mismos en la nuestras catedrales volverán a Iglesia de Castilla y León, hay resonar con los acordes que más de 60.000 partituras inédigrandes maestros de capilla tas. compusieron para celebrar la Desde el primer momento Navidad, la Pasión o ¡a alegría pensamos que «Las Edades del de la Pascua, u otras fiestas liHombre» tendría que afrontar túrgicas. el reto de dar a conocer parte de esa riqueza. Durante tres años un equipo de expertos muExposición sicólogos han estado trabajando en la transcripción de partituras También nos pareció necesarecogidas hoy en dos volúmenes rio fijar plásticamente en una que ya están a punto de ver la exposición todo ese mundo maluz. Una gota de agua ciertaravilloso y sugerente de la músimente —no son más de veintica. Y en esta ocasión serán las cinco partituras—, pero que quinaves altas y gráciles de la catezá sirva para llamar la atención dral de León —«más cristal que sobre esos fondos que son un piedra, y más luz que cristal»— auténtico continente por desculas que acojan la muestra. brir. Obligados a elegir, nos he£ Tablas y esculturas, cantoraLa Coronación cte ta virgen con ws les e instrumentos, códices y ángeles músicos de F. Gallego partituras, sabiamente distribuidas en diez capítulos, nos acercarán a la historia de los sonidos, desde los más primigenios y no dominados por el hombre —el aire, el agua, los pájaros— hasta los más elaborados por la inspiración de los compositores. Una vez más, como en las dos etapas anteriores, la capacidad de ensoñación de J. Jiménez Lozano ha prestado títulos a los diez capítulos: Las esferas de cristal El aire y ios pájaros Escribir sonidos El canto de los morabitos La alabanza del mundo a todas horas El discanto: cada una con su voz La alegría de la materia La celebración barroca La música callada nea está atravesando una crisis de identidad porque se está hunEl jardín de la música diendo precisamente en lo cultuLa fina sensibilidad y el conoral, La cultura contemporánea cimiento exacto de los espacios ya no puede resistir a la ofensiva de Pablo Puente Aparicio, arde la industria cultural. Se impoquitecto y autor de los diseños, ne lo cultural frente a la cultura. y de Eloísa García de WattenLo cultural precisamente es la berg, responsable del montaje idea de que todo lo que hace el de las obras, son garantía de hombre pertenece a la cultura». una luminosa y sugerente expoCuando se puede escribir impusición. nemente que desde lo «cultural» tienen ei mismo valor el Moisés de Miguel Angel que unos panTres ideas talones vaqueros, es que algo muy grave está pasando. Para la Iglesia en Castilla y León, promotora y gestora del La belleza creemos que hoy es proyecto «Las Edades del Homuna palabra clave, como dice bre», éste está transido por tres Hans Urs von Balthasar, «nuesideas que podríamos resumir en tra palabra inicial se llama bellelos siguientes enunciados: za. La belleza, en la que no nos Servicio en gratuidad atrevemos a seguir creyendo y a Amor a la belleza la que hemos convertido en una Apuesta por el futuro apariencia para poder libramos La gratuidad es una palabra de ella sin remordimientos. La clave en el Evangelio de Jesús, belleza, que, como hoy aparece y a ella hemos pretendido ser bien claro, reclama para sí al fieles. Con este proyecto, la menos tanto valor y fuerza de Iglesia no quiere lavar ninguna decisión como la verdad y el imagen deteriorada en sí misma. bien, y que no se deja separar La historia está ahí, con sus luni alejar de sus dos heremanas ces y sus sombras, con sus mosin arrastrarlas consigo en una mentos de gracia y de pecado. misteriosa venganza. De aquel Ni quiere conquistar ninguna cuyo semblante se crispa ante la clientela ni hacer apologética. sola mención de su nombre Es una oferta a la libertad y des(pues para él la belleza sólo es Cantorales realas de la catedral de cual la Iglesia debe comunicar el de la libertad. Es como una una chuchería exótica del pasaÁvila Misterio, lo Inefable. «Dios nefuente de agua fresca a la vera do burgués) podemos asegurar cesita de los profetas para manidel camino. que —abierta o tácitamente— festarse, y todos los profetas neya no es capaz de rezar, y proncesariamente son artistas: lo que Y es un servicio a la cultura to ni siquiera será capaz de diga un profeta nunca podrá detan amenazada hoy por eso que amar». La belleza como recorcirse en prosa», escribe F. Medise llama «lo cultural». Como esdatorio visible de la Luz invisicus. En definitiva, la Belleza es cribe Alain Finkielkraut al resble, La belleza a través de la el cuerpo del Ser. pecto, «la culturacontemporáAlguien puede pensar que este proyecto es una mirada nostálgica hacia glorias pasadas y que nunca jamás volverán. Nada más lejos de nuestra intención. No hay utopía sin memoria ni proyecto sin historia. No podemos avanzar hacia el futuro sin saber cuáles son nuestras raíces, sin saber de dónde venimos, sin conocer a fondo todo el legado cultural que nos entregaron nuestros antecesores. No es arriesgado afirmar que es precisamente aquí donde hoy nos jugamos el porvenir del hombre: sin memoria histórica quedará Salterio. Monasterio da Santa Ana, Avila sujeto a todos los vaivenes, a toNUEVA REVISTA JULIOAGOSTO 1901 88 dos los poderes, tanto más sutiNOVEDADES DISCOGRÁFICAS les y peligrosos cuanto más difuminados y sin rostro. Se ha intentado borrar de la sociedad Jas huellas de Dios y de las Iglesias ALGUNAS PROPUESTAS —«y la Iglesia no parece que la necesiten en el campo ni en los PARA UN «VERANO MOZART» arrabales; y en la ciudad sólo para las bodas importantes», escribió EJiol—, e inmediatamenPor María .(osé Fentàn te ha surgido como venganza la proliferación de sectas que apelan a lo más telúrico y primario y en las que el hombre busca las raíces y el apoyo que de una L conmemorarse el bimanera espantosamente necia se centenário de la muerte le han arrebatado. de Wolfgang Amadeus Mozart (17561791). las empreQuizás estemos incubando de sas discográficas han volcado tonuevo el «huevo de la serpiendos sus esfuerzos en ofrecer los te»; un nuevo totalitarismo, memás atractivos productos en tornos aparatoso que los anteriores no a la obra del compositor salzpero tanto más letal cuanto que burgués: desde extensas coleclo respiramos y lo aceptamos ciones que abarcan la totalidad como algo ineludible y, curiosao gran parte de su obra, hasta mente, como un elemento indisdiscos antológicos con piezas copensable de «progresismo». nocidas y populares, pasando Para terminar, nada mejor por discos de versiones histórique las siguientes palabras de cas o con artistas célebres. Pieter van der Meen «El artista es el llamado a aclararnos, por Este Año Mozart ha servido el amor y anhelo de belleza, lo en bandeja la oportunidad de inexpresable. Y es precisamente hacer sonar su música a los cuala impotencia que descubre en sí tro vientos y también la difícil mismo al intentar esto lo que tarea de crear nuevo público afihace que cada cántico, musical cionado, Si la música de Mozart o literario, cada forma, cada goza ya de cierta popularidad, imagen, tenga ese doloroso habrá que ver al final del año 91 acento de insatisfacción. Y es de qué manera ha contribuido a que, cuando el dolor y la dicha, un mejor conocimiento de su el amor y el martirio, no se gesmúsica, o si, por el contrario, no tan ni desarrollan hasta obtener ha servido para nada. volúmenes que van a ir editánforma en el oscuro seno de la Autor: Mozart. Lo que hace de Mozart uno dose a lo largo del año. experiencia espiritual, ni si conde los compositores predilectos Un gran nivel de interpretaTítulo: Mozanmanía, vierten en himno o en trágica por todos los públicos es la ción preside este proyecto, con endecha bajo la iuz de la gracia, Intérpretes: Varios. enorme comunicatividad de su artistas cuyas versiones de Motodo arte no pasa de ser una música; es la más fácil de amar zart gozan de la mayor considePHILIP CLASSICS 4327612 mera aventura corporal sin may de escuchar, y su obra abarca ración. ADD y DDD, 2 discos. yor interés; algo que no penetra una extensa gama de géneros, más allá de nuestra epidermis, en la mayoría de los cuales MoAutor: Moza ti. de nuestra sensibilidad carnal. Y zart fue un verdadero maestro. Mozanmanía es un doble si el arte y la literatura dquieren Ningún otro compositor puede compacto que recoge grandes Título: Mozart 91. Sus Obras volver a ser fuerza e impulsión, presentar nada parecido a esa éxitos de Mozart, y viene a ser Maestras. y despedir luz como fulgurantes enorme extensión y perfección. como una tarjeta de presentaIntérpretes: Karajan, Giulini, relámpagos de belleza, han de ción de ta Edición Mozart comKemplerer, Muli. Barenboim, participar en el juego sideral del pleta, la más ambiciosa y amplia Marriner. Hacedor de todas las cosas, en realización, que contiene la toel juego del Poeta por excelenEMi 7638832 ADD. 2 discos. talidad de la obra mozarliana. cia, del Poietés. Lo demás es obras auténticas y atribuidas, y apariencia y engaño». • algunos fragmentos inéditos que Otro doble compacto dirigido han sido reconstruidos y comtambién al gran público que repletados para poder incluirlos, José Velkia Herios» es comisario general coge. siempre en movimientos de «Las Edades del Hombre en 181 discos repartidos en 45 completos, aquella música más