Nueva Revista 015 > Cuatro instantáneas de Nueva York

Cuatro instantáneas de Nueva York

José Luis González Quirós

Sobre la película ambientada en Nueva York "Metropolitan" de Whit Stillman.

File: Cuatro instantáneas de Nueva York.pdf

Tags

Referencia

José Luis González Quirós, “Cuatro instantáneas de Nueva York,” accessed October 1, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2181.

Dublin Core

Title

Cuatro instantáneas de Nueva York

Subject

Cine

Description

Sobre la película ambientada en Nueva York "Metropolitan" de Whit Stillman.

Creator

José Luis González Quirós

Source

Nueva Revista 015 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

cia desvela las adormecidas pasiones de la madre y seduce las escasas luces de la esposa. CUATRO INSTANTANEAS Las arritmias de la trama, la falta de consistencia de algunas situaciones y la artificiosidad de los personajes quedan, no obsDE NUEVA YORK tante, sublimados por el juego poético, el aderezamiento simPor José Luis González Quirós bólico y ta destreza literaria. La solvencia imaginativa de Gala consigue mantener sobre la escena este retablo en parte patético y en parte inconsistente. El ABLAR de Nueva York espectador, sin acabar de aceppuede llegar a convertirtar lo que ve, acaba cediendo a se. para la inmensa mala incitación de lo que oye y a la yoría que no vive en la urbe, en sugerencia de lo que no ve. Un hablar de cine; para todos nosopúblico, en parte adolescente, tros. la ciudad corre riesgo de que compartió la velada el misverse reducida a sus retratos fílmo día que el comentarista, cemicos, a su pura visualidad entre lebró con regocijo los elementos torres, escombros y multitudes histriónicos de la trama. Eso sí, que aprietan el paso por los vecontaban con el quehacer de ricuetos de la «Gran Manzana». una actriz excepcional como No tenemos peligro de aburrirMary Carrillo, ejerciendo de nos. porque la pantalla ha hecho madre, suegra y amante al misde esa ciudad una continua memo tiempo, improvisando gestos táfora de la vida. y palabras y adaptando, me Aunque seguramente son más temo, el guión en los momentos las películas del momento que oportunos. Y también con Terenos llevan a esa gran avenida de sa Hurtado, más eficaz en los nuestra época, apasionante y rasgos humorísticos que en los Metropolitan, dirigida por Wbtt Stfflman desconcertada, vamos a ocuparliterarios. Los actores masculinos de cuatro historias, anatorciÑE i nos, Luis Fernando Alvés y Jemías de muy distintos vivires y sús Bonilla, dieron una impreesperanzas, de fracasos y melanbuenos actores ha podido con empieza en el Registro Civil y sión más manierista y ritual, en colías. él. Sin embargo, hay un fallo acaba con un apasionado abrazo gran parte forzada por algunos más de fondo que casi nadie es de los protagonistas; es una nacondicionamientos del texto que capaz de remediar: un guión enrración tierna e irónica, muy la habilidad del director, Ángel Historia de amor deble, cosa que estropea cualbien co ntada y que rebosa conF. Montesinos, no consiguió sual revés quier buena historia. Pese a este fianza en las posibilidades de enperar. fiasco, habrá que seguir atentos tendimiento en la siempre coma un director que otras veces ha La obra, en suma, muestra liplicada guerra de los sexos. Con dinero francés y austrasabido responder mejor a ese dimitaciones de guión, concepción Vuelve el romanticismo envuelliano, Peter Weir se ha ido hasta fícil reto que siempre supone narrativa y coherencia interna, to en la más estricta actualidad Manhattan a contarnos la periuna película. sobre todo en algunos diálogos de usos y valores. pecia del actor de moda, Gerard y por la dificultad que ofrece Depardieu, y una mujer atractiPaul Mazursky ha trasladado En La hoguera de las vanidasintetizar homogéneamente las va y difícil interpretada por la a la pantalla (Enemigos: una hisdes Nueva York es algo más que intencionalidades humorísticas, encantadora Andie McDowall. toria de amor) un argumento de el escenario de una intriga polícon las dramáticas y las poétiTal vez Peter Weir tuvo presenIsaac Bashevis Singer que está a ticoperiodística. Es. o al menos cas. El tono literario no acaba te el propósito de Hitchcock la altura del resto de narraciones lo intenta, la auténtica protagode engranar bien con el comiciscuando rodó un intento de asesidel escritor. La película no alnista de esa ferocidad que devomo que el director y las actrices nato en el lugar estrictamente canza la calidad que se adivina ra la fama y a los hombres con imponen en algunas escenas. contrario a lo habitual: a pleno en el relato, pero es un trabajo ella. Con independencia del juiPero a pesar de los hiatos acaba sol, en el escenario más abierto hecho con la dignidad que siemcio que merezca la famosa noveimponiéndose la emoción lírica del mundo y desde el aire, para pre presta una buena industria. la en que se ha inspirado, Brian en que el autor ha tratado de reel momento culminante de Tras ver el film, se hace difícil de Palma no ha conseguido una solver tan diferentes intencioNorth by Northwest (Con la olvidar el trabajo de los excelenobra interesante: ha intentado nes. • muerte en los talones). El directes actores que dan vida a los ser mordaz y se ha quedado en tor australiano ha contado una personajes del escritor judío, una parodia desequilibrada y sin historia de amor al revés (Matrique encarnan con tanta naturaligarra. Se tiene la sensación de Luis Súñtí Ladtvézc es caicdrático ik monio de conveniencia), que la Universidad Complutense, dad y corrección unas vidas que la abundancia de medios y Artes y Letras DOS SINFONIAS DE BRAHMS Por Emilio Bonelli Ga reíaMore nte NTRE los grandes comcializan directores de orquesta positores de música sinfóconocidos y famosos. El maesnica, el más conocido del tro rumano Celibidache es un público de Madrid es Brahms. experto en Brahms. Todavía me Diríamos que hay una especial acuerdo hace cosa de diez años La alta burguesía neoyorquina en la corriente artística entre el comen Londres, en el Festival Hall, pantalla positor alemán y los aficionados de un memorable concierto con madrileños. CINE 7 las sinfonías segunda y tercera de nuestro compositor. Si alguno importa demasiado porque el Yo tengo para mí que ello complicadas y casi inverosímina vez en mi vida me ha emocionovel Whit Stillman sabe muy obedece a la educación brahmles. Lena OÍin, la espléndida nado hasta el llanto la música, bien lo que quiere y acierta a siana que recibieron nuestros Margare! Sophie Slein, Anjelica fue en aquella ocasión, No recontarlo pese a todos los pesamayores y que nos han transmiHuston y Ron Silver son. junto a res, Los actores están tan lejos cuerdo la orquesta {una de las tido: educación que se debe la música de Maunce Jarre, lo como sea posible del star system. buenas de esa capital), pero sí esencialmente al que fue direcmejor de la cinta. El protagonispero conocen admirablemente tor de la Orquesta Filarmónica el director. Fue algo tan especial ta es. como un nuevo «asno de su oficio, tanto que a veces nos de Madrid, Bartolomé Pérez que uno se imagina el cielo Buridán». incapaz de tomar una puede parecer que estamos Casas. Y no sólo eso, sino que decisión sobre las tres mujeres oyendo esta música de Brahms viendo un objetivo indiscreto o aquella orquesta, así como la que se le ofrecen: su primera o el segundo movimiento del cinema verité. La naturalidad es Sinfónica de Arbós, y más remujer, una especie de ángel que concierto de clarinete de Mozart total y se produce el más difícil cientemente la Orquesta Naciosurge de más allá de la muerte; en la presencia de Dios. Como milagro del cine: el olvido de nal de España, también tienen a un demonio encantador que dice Martín Descalzo, seguraque se ha pagado una localidad nuestro compositor como prediamenaza destruirle, y la mujermente estos autores habrán y se está en una sala oscura. lecto, no tanto o no sólo por madre que le espera en un hogar compuesto alguna obra más allí. Además hay ternura, algo impaamores musicales, sino sobre ni cómodo ni brillante en el que gable: por supuesto, esto tiene todo en lo bien que le interpretrata de recuperarse de los homás que ver con la historia que tan La Orquesta Nacional de rrores de la guerra. Ese triple con el film mismo, un guión España adora a Brahms. así reclamo le obliga a ir del Bronx Música religiosa que, aunque a algunos no les como, en cambio, no ama espea Queens y de Queens a Manguste, firmaría cualquiera de los cialmente a Mozart. tal vez por hattan mezclado con la gente Brahms es un compositor en grandes. Si la calidad de una miedo a la gran dificultad de que parece más reposada, aunel cual rara vez se destaca su producción se mide por la relaejecutar correctamente su músique nunca se sabe. El formato música religiosa, tal vez porque ción entre medios y resultado fica, y también por falta de tradide comedia y el final evasivo notoriamente era un descreído. nal, ésta es una de las mejores ción, de ese fondo sólido de que perjudican lo que sería una paNo obstante, su obra maestra películas de los últimos años. goza Brahms. rábola moral muy convincente. es, en mi opinión, su famosa Lástima que la indigencia alcancomposición Ein Deutsches RéCurioso es que el fenómeno Metropolitan es una película ce a la promoción y a la distribuquiem (Un Requiem aleman), no es privativo de España. singularmente insólita: en ella ción porque merecería la pena que subyuga por la religiosidad Cuando una orquesta quiere asistimos a las conversaciones que Metropolitan no pasara que destila. No es una misa de quedar bien y llevar a cabo un de un grupo de jóvenes de la inadvertida. réquiem como la nuestra, como concierto exitoso, acude invariaalta burguesía neoyorquina que la que escribió Verdi, por ejemblemente a Brahms. Qué decir Si en Nueva York hay gente están esperando, con lucidez inplo, no. Diríamos que es más de las películas y sus fondos mucomo la que ha realizado esta madura y divertida, esa navegabien una misa de la vida, que sicales, de la literatura. Baste pequeña maravilla, merecería la ción de largo alcance que es la comienza con aquellas hermosas recordar la novela Aimez raí« pena perderse por allí aunque vida adulta. La cinta, que en palabras del Sermón de la MonBrahms?, de Françoise Sagan. sólo fuera para conocerlos. • ocasiones recuerda superficialtaña «bienaventurados los afligiBrahms es siempre lo seguro, mente a Rohmer, está rodada dos porque ellos serán consolapor brillante e impulsivo, por con una escasez de medios que José Luis Gonzílez Quiróí, es doctor en dos». Los sentimientos de esta fantástico... En Brahms se espemueve a ta estupefacción; ello Filosofía y escritor.