Nueva Revista 014 > XI festival de teatro de madrid. Un nuevo autor español

XI festival de teatro de madrid. Un nuevo autor español

Luis Núñez Ladevéze

Sobre la puesta en escena de "El jardín de los cerezos", que se esperaba con curiosidad por los valores añadidos que corría a cargo de la compañía checoslovaca Divadlo Za Branu.

File: XI festival de teatro de madrid. Un nuevo autor español.pdf

Referencia

Luis Núñez Ladevéze, “XI festival de teatro de madrid. Un nuevo autor español,” accessed November 22, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2140.

Dublin Core

Title

XI festival de teatro de madrid. Un nuevo autor español

Subject

Artes y Letras

Description

Sobre la puesta en escena de "El jardín de los cerezos", que se esperaba con curiosidad por los valores añadidos que corría a cargo de la compañía checoslovaca Divadlo Za Branu.

Creator

Luis Núñez Ladevéze

Source

Nueva Revista 014 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

_ Artes y Letras tipo de traducciones, en las que el mimo y la acrobacia pasan a Mientras en la cartelera madrileña comercial triunfan, es un decir, el vodevil y ta primer plano, y el diálogo y la comedia, y la cartelera financiada tantea con éxito desigual entre los clásicos, se palabra se convierten, no obstante tratarse de una versión en celebró en Madrid durante el mes de marzo el que ya es un tradicional festival de idioma origina), en trasfondo de la escenificación. teatro. Once ediciones del festival madrileño podrían haber sido suficientes para De las once compañías que se presentaron en este undécimo acreditarlo. Puede decirse que se ha conseguido a medias. Festival, presencié las representaciones que sobre el papel parecían más interesantes desde el punto de vista dramático, entendiendo lo dramático en su sentido más integral, como conjunXI FESTIVAL DE TEATRO DE MADRID ción teatral no sólo del experimento sino de la narración, la representación y el contenido literario. Cierto que el teatro no UN NUEVO AUTOR ESPAÑOL tiene por qué reducirse a obra o pieza escénica, a significado textual y literario, pero cada cual Por Luis Núñez Ladevéze tiene sus aficiones y gustos. Los aficionados al arte de la representación quedan más inspirados y subyugados por el experimento escénico. Hay quienes, adoptando un punto de vista más integral, tratan de ver en el montaje un instrumento para llegar a ¡a creación narrativa, a la trama. Esta posibilidad se encontraba en «El sueño de una noche de verano», ya glosado, y, con más énfasis y expectación L Festival tiene, efectivamentario particular. En cuanto todavía, en «El jardín de los cemente, crédito entre el púa los clásicos, el Footsbam trarezos», de Chejov, una pieza blico adepto, previamente Fvelling. Theatre, que cumplía su clásica del teatro universal si las convencido de que e! teatro es vigésimo aniversario este año, hay, no sólo un ejercicio literario ni presentó una notable puesta en La puesta en escena de un arte de representación, sino escena de «El sueño de una no«El jardín de los cerezos» también un instrumento peculiar che de verano», donde el preciode comunicación. Como «pecusismo, lo literario y el espectácuse esperaba con Otomar Krejka liar», es inevitable que se espelo aparecían en brillante combicuriosidad por los valores cialice y, en consecuencia, se dinación. La puesta en escena de «El añadidos de que corría a rija a un aficionado exigente, caShakespeare concibió «El suejardín de los cerezos» se esperacargo de la compañía paz de saborear recetas de difícil ño de una noche de verano» ba con curiosidad por ¡os valores checoslovaca Divadlo Za compostura. Al Festival acuden como una fantasía onírica pero añadidos de que corría a cargo compañías de tono más bien exBranu, que suspendió sus dramática, es decir, basada esde la compañía checoslovaca perimental, que cultivan más el pecialmente en el contenido diaDivadlo Za Branu, que suspenactividaddes a los pocos preciosismo escénico y el ejercilogado de la acción. Los promodió sus actividaddes a los pocos años de haberse reprimido cio que el teatro como obra o tores del Footsbarn Travelling años de haberse reprimido la llaia llamada «Primavera de como pieza narrativa o descripalteran el sentido original acenmada «Primavera de Praga». Su Praga» tiva de situaciones, ambientes o tuando los aspectos escénicos y, director, Otomar Krejka, conopersonajes. No quiere decirse como su propio nombre indica, cido intelectual y hombre de con esto que hayan faltado del tienden a supeditar lo literario a teatro, amigo y colaborador de Festival ios nombres clásicos ni lo circense. Nada hay que laVaclav Havel, otro de los postampoco los modernos. Habrá mentar cuando ese cambio corre tergados por el régimen totalitaoportunidad de aludir a unos y a cuenta de la profesionalidad rio, hubo de interrumpir su otros, en tos aspectos más caracde los actores de esta compañía. aventura escénica a causa de la terísticos, El estreno de la priHay que reconocer, además, censura política. El Gobierno mera obra del novelista Eduarque el juego fantástico ideado comunista le obligó a disolver la do Mendoza requerirá un COpor Shakespeare se presta a este compañía a los cuatro años de NUEVA REVISTA MAYO 1991 la marchita «Primavera». Casi dos decenios después, Krejka TEATRO renueva su actividad. La primavera renace de nuevo y en ella florecen los cerezos de este inmemorial jardín inmortalizado por la fantasía de LO TOSCO Chejov. Sin discutir la plástica belleza de la obra, conviene considerar, para ponderar el Y LO ESTETICO sentido y las dificultades que ha de vencer el aficionado, que más de tres horas de representación en idioma checo, aun conocienAutor: Ana Diosdado. do a fondo el argumento y acompañado de un texto traduObra: «Trescientos veintiuno... cido, el espectáculo se convierte trescientos veintidós...». en una prueba de afición... Teatro: Príncipe Gran Vía, MaEl programa del festival indrid cluía también la compañía de Dirección: Carlos Larrañaga. pantomima Litsedei, de Leningrado, cuyo espectáculo se conReparto: Luis Merlo, Eva Isanvierte en un ejercicio de broma ta, Manuel Tejada, Pepe Pasy humorada donde aplican las cual, María Luisa Merlo. técnicas escénicas del mimo; la Precio: 1.800 pesetas. compañía de ópera china Hua Kun Opera, que en Estados Unidos promueve la afición a la OS Festivales de Teatro tradición de la ópera china; la pasan, pero el teatro sicompañía del Teatro Nacional gue. Por fortuna, habría de Noruega, con una escenificaque añadir. Por fortuna, porque ción del «Peer Gynt» de Ibsen. los Festivales son la muestra, más o menos oficial u oficiosa, Entre las obras en castellano, de lo que los interesados desde se representó una adaptación de dentro por la supervivencia en el «Crónica de una muerte anunteatro estiman como manifestaciada», de García Márquez, Cartel del Festival Internacional de Teatro de Madrid ción teatral de su propio interés, bajo la responsabilidad de Salpero el teatro que sigue, al marvador Távora, que dirige el grugen de subvenciones o de adhepo La Cuadra, de Sevilla. Pero el sentido más denso de la palaLos elementos que Mendoza siones rituales u oficiales, es bra, y eso es lo que realmente lo más interesante, y donde se reúne para pergeñar la trama otra cosa. En el teatro que sigue interesa. Con una puesta en escifraba el interés del cronista, pertenecen al idioma de siempre cena más bien sobria, en algual XI Festival madrileño, el teaera, sobre el papel, la pieza dradel teatro. El velo que oculta la nos aspectos elemental, lo cual tro verdadero que ha de jugársemática titulada «Restauración», identidad de una mujer extraña, no limita sino que en parte facila, sin más aditamentos que su con que el novelista Eduardo el juego de los extraños pretenlita el acceso al núcleo de lo drapropia capacidad de persuasión, Mendoza se estrena como dradientes, las pinceladas de época mático, que, en lo que a su perante el público, quedaba penmaturgo. Como inevitablemente romántica, la combinación equivivencia cultural atañe, reside diente la última obra de Ana ante una oferta tan intensa y exlibrada de partitura musical, ta más en el contenido literario Diosdado, de título más bien ditensa hay que resultar selectivo sorpresa escénica que supone la que en los hallazgos y efectos sonante: «Trescientos veintiuy conociendo que la comedia hapresencia de algún personaje pasajeros de una representación no... trescientos veintidós...». bía tenido éxito en su estreno en disparatado, junto con la refemás o menos afortunada. Se adcatalán, la curiosidad acerca de rencia de personajes históricos, Dice Ana Diosdado en su anvierte que en los finos equiliqué podía ofrecer un nuevo auconvierten a «Restauración» en tecrítica que se trata de un título brios entre el humor, producto tor estaba más que justificada. un mosaico ambicioso y compleque no le gusta a nadie. Tiene del juego lingüístico del propio to de representación satírica de razón. Es inexpresivo; renuncia, diálogo, la sátira o la mordaciuna época en la que el aspecto porque se trata de números, a dad crítica, hay un escritor que sarcástico no acaba excediéndodos de las funciones que, desde no sólo tiene fuerza imaginativa Parodia se, gracias a la propia contenBühler, se consideran inherensino también vigor expresivo. ción literaria. • tes al uso del lenguaje: ta fun«Restauración» es, en cierto No se puede decir que «Resción apelativa y la expresiva. Ni modo, una parodia que nunca se tauración» sea una muestra del es síntoma de mundo interior ni permite, por efecto de la palanuevo teatro catalán. En realiseñal para el interlocutor. No diLuis Nuñn L«ltviu es catedrático de bra, a excederse como parodia. dad. es una muestra de teatro en gamos la función «poética». la Universidad Complutense HUEVA REVISTA MAYO 1901 «3