Nueva Revista 011 > Cataluña 1991

Cataluña 1991

Fabián Estapé

Sobre la situación política de Cataluña con Jordi Pujol al frente, los destinos de la Comunidad Autónoma. Sobre los estatutos Catalán, Vasco y Gallego.

File: Cataluña 1991.pdf

Referencia

Fabián Estapé, “Cataluña 1991,” accessed December 10, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2058.

Dublin Core

Title

Cataluña 1991

Subject

Ensayos

Description

Sobre la situación política de Cataluña con Jordi Pujol al frente, los destinos de la Comunidad Autónoma. Sobre los estatutos Catalán, Vasco y Gallego.

Creator

Fabián Estapé

Source

Nueva Revista 011 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

La situación política de Cataluña suscita una sensación inesquivable de perplejidad. Han transcurrido más de diez años de la fecha en que el President de la Generalitat y «factótum» de Convergencia i Unió, Jordi Pujol, lleva con riendas visibles e invisibles los destinos de la Comunidad Autónoma más diferenciada de España. No faltan las añoranzas de los nostálgicos que, evocando tiempos de la II República, recuerdan que la autonomía, el «Estatut», se dio solamente a Cataluña en 1932. El Estatuto Vasco fue una explicable concesión de los gobernantes, que necesitaban atar sólidamente la participación vasca en la contienda bélica. Los precedentes del Estatuto Gallego cuentan con una tradición todavía más tenue, que no han conseguido avivar los homenajes y reediciones de su figura señera: Castelao. CATALUÑA 1991 Por Fabián Estapé n la oportunidad presente, el clima politico que se impuso en la elaboración de la Ei Constitución finalmente votada mayoritariamente el 6 de diciembre de 1978 elevó el consenso a la categoría de objetivo máximo. No se trató de conceder el régimen autonómico a las regiones dotadas de mayor espíritu económico, sino que en el Título VIII de la Constitución —sin duda el más defectuoso de la Carta Magna— se abría la puerta para que la autonomía fuese un objetivo para todos. Es bien cierto que se introdujeron modificaciones a las autonomías de vía rápida y de vía lenta. Pero un clamoroso referéndum en Andalucia reveló el rumbo de la voluntad popular, que veía en la autonomia algo bueno y deseable toda vez que se otorgaba a las nacionalidades más adelantadas de España. Desde la aprobación del llamado Estatuto de Sau no ha dejado de alimentarse ta ¡dea de que Cataluña recibía un trato desfavorable si se comparaba con el recibido en 1932, De ahí las denuncias, las promesas de revisión del Estatuto y la sensación popular de que los costes de permanencia en España, en el Estado Español, eran muy elevados si se comparaba la cantidad de recursos pagados por los catalanes a la Hacienda pública con el volumen de inversiones que el sector público llevaba a cabo en Cataluña. Las discusiones en tomo a la distribución del Fondo Interterritorial, por ejemplo, ofrecen nuevas oportunidades para que el Gobierno catalán dé a conocer su rechazo movimiento político y cultural de la Renaixença. de una fórmula que inequívocamente interpretan No en vano los dos periodos dictatoriales de recomo «café para todos». cuerdo más inmediato (19231930 y 19391975) ¿Cuál ha sido la evolución de la economía y de se caracterizaron, bajo el dominio de Miguei Primo la sociedad catalanas en eí período de diez años de Rivera y de Francisco Franco, por la persecual que me he referido más arriba? La economía ción del capital espiritual que suponía la lengua catalana ha registrado avances notorios, singularcatalana. Es comprensible, entonces, que al final mente desde 1986. El tejido industrial, que sufrió de cada uno de los períodos represivos apareciera enormes deterioros desde 1977 a 1986, se reveló un nacionalismo a veces exacerbado que se fijaba sólido y prometedor cuando la fase alcista de la como objetivo único la defensa del catalán y a veeconomía española puso fin a las duras medidas ces la imposición del mismo. del ministro Miguel Boyer (19821985) y con la recuperación de los sectores más representativos El problema, como lo reconoce cualquier naciode la realidad económica catalana se abrió paso nalista dotado de sentido común, es que la comuun fenómeno que no ha dejado de producirse: la nidad catalana no es homogénea; conviven ai el irrupción de capitales extranjeros en forma de inmarco de los célebres seis millones de habitantes versiones directas, con la compra de activos o cor una mitad que son castellanoparlantes, y que por la creación de equipos de nueva planta. Semejanlo mismo están dispuestos a resistir campañas de te circunstancia facilitó que en la década de los «normalización» que olviden la cooficialidad del ochenta la tasa de paro —la gran lacra de la ecocatalán y del castellano. nomía española— tuviera en Cataluña valores más Una buena parte de la población catalanoparsoportables. lante no ha olvidado, y ello es lógico, la época larga y dura en la que veían frustrados sus esfuerzos El Gobierno de la Generalitat, y singularmente para hablar la lengua de Verdaguer con un chulessu presidente Jordi Pujol, han hecho cuanto estaco «¡hable usted en cristiano!». Son ofensas de ba en su mano para atraer capitales extranjeras, este tipo las que han retrasado la aparición de una de los cuales no sólo se esperaban recursos comverdadera convivencia en un país que tiene en el plementarios del ahorro interior sino la transmisión bilingüismo una de sus características más consdel imprescindible knowhow, y hoy es muy difícil tantes. Como puede comprenderse, los ataques encontrar un sector de la economía catalana que no han procedido siempre del mismo lado. Una no presente la existencia de empresas extranjeras palabra célebre en Cataluña es la de «xamego», o participadas por socios extranjeros. que se utiliza para denigrar a los castellanoparLa sociedad catalana no ha permanecido conslantes, singularmente cuando ocupan los estratos tante durante los die2 años de referencia. Han ceeconómicamente inferiores de la sociedad. Un lirrado sus puertas centenares de empresas, pero bro merecidamente influyente, el de Francisco ha surgido una nueva generación de empresarios Candel Els altres catalans, sentó plaza de diagcuya prueba de fuego reside en la exportación. Y nóstico fiel de un conflicto siempre latente y siemesto ha tenido lugar a pesar de que nuestra incorpre dispuesto para enturbiar las relaciones entre poración a la Comunidad Económica Europea el 1 las dos comunidades separadas por la lengua. de enero de 1986 ponia punto fina) a unas ayudas tan sensibles como lo era la desgravación fiscal a La Generalitat de Cataluña ha emprendido, desla exportación. La sociedad catalana ha vivido sin pués de la recuperación de las competencias políduda con mayor intensidad que en el resto de Esticas, una campaña inicialmente meritoria para paña el reto que supone la entrada en vigor del rehabilitar el catalán en el uso de las relaciones Acta Unica Europea el 1 de enero de 1993. Esto sociales normales. La campaña se cubre bajo el se ha traducido en una mayor apertura de la ecomanto de la «normalización». Se han desenterrado nomía catalana hacia el resto del mundo y en una viejos argumentos, algunos de los cuales fueron visión más certera de las dificultades que traerá expuestos en el Congreso de los Diputados en consigo la libre circulación de personas, bienes y tiempos de Francisco Cambó. La exigencia del capitales. conocimiento del catalán se aplicaba a los notaExiste una mayor cohesión social, pero los granrios que podian desempeñar su función en regiodes problemas heredados de un pasado no muy nes de Cataluña en las cuales quien compraba o remoto siguen ahí. Un problema de gran magnitud quien testaba sólo sabía expresarse en catalán. se refiere a la lengua. Todo el mundo coincide en En la actualidad las exigencias se han ampliado atribuir a la recuperación de la lengua catalana el en la misma medida en que las transferencias de »»» , poderes contempladas en el Estatuto daban naciesfuerzos de origen estatal, los de la Generalitat y miento a una estructura burocrática no siempre los del Ayuntamiento de la ciudad. Con la mayor capaz de hablar y a veces ni siquiera de entender claridad ha de señalarse que la falta de diálogo y el catalán. De ahí los conflictos que en tiempos de de comprensión entre la Generalitat y el AyuntaAína Molí dieron lugar al célebre Manifiesto de los miento han hecho peligrar el calendario de las 2.000, que encabezaba el profesor Federico Jimémúltiples inversiones necesarias para que el certanez Losantos, colaborador habitual de Abe. men deportivo no desmerezca de los celebrados en Los Angeles y Seúl, para poner ejemplos destacados. Sin embargo, la cita de 1992, con ser muy imRenacimiento portante, no permite olvidar el auténtico reto que supone el Acta Unica Europea. Las industrias catalanas han vivido desde 1986 un proceso de disLa solución del problema —porque el problema minución progresiva de las barreras arancelarias existe— depende en primer lugar de que se eviten que las protegían de la competencia de los once los maximalismos de uno u otro signo. La literatura países que con España constituyen la Comunidad catalana ha renacido y despliega sus frutos en Cataluña, en España y en el extranjero. No cabe duda Económica Europea. Es difícil imaginar una situade que este nuevo renacimiento ha de apoyarse ción de shock parecida a la que se avecina. En en una enseñanza del catalán desde la EGB. Y busca de un antecedente significativo deberíamos algo se ha hecho en este sentido. Pero no puede remontarnos al año 1959, con la entrada en vigor olvidarse el peso del 50 por 100 de los habitantes del Plan de Estabilización, y a 1960, con la entrada de Cataluña que siguen siendo castellanoparlanen vigor de los nuevos aranceles. Como sucede tes. Tal vez la ausencia de matiz explique la recepen toda gran convulsión económica, hubo víctición negativa que ha tenido una carta episcopal mas, pero el tono muscular del país se mostró en la cual se recuerda a los inmigrados que el apto para batallar en las nuevas condiciones. En pago justo por el trabajo encontrado en las tierras la actualidad, y a pesar de que las empresas catade Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona estriba lanas viven, como también las españolas, la polítien aprender el catalán. No es ésa la cuestión, ca de enfriamiento decretada desde el Ministerio monseñores, sino la de brindar un futuro exento de Economía y Hacienda, y ejecutada por el Bande crispaciones como las generadas por la admoco de España, la fuerza subyacente no ha sido nición eclesial. La cuestión presenta caracteres afectada, y en realidad están puestos los cimienpositivos en ia enseñanza universitaria, donde es tos para abordar el Acta Unica Europea con mediel consenso el fundamento decisivo para emplear das que articulen una verdadera política de rentas. una de las dos lenguas. Tal vez por esta razón no En este sentido puede adelantarse que las persha calado con profundidad suficiente la petición pectivas son mejores aquí que en el resto de Esde que en el Senado tengan el mismo rango de paña. Los sindicatos y la patronal cuentan con un oficialidad las cuatro lenguas que se emplean en caudal de experiencia valiosísimo a la hora de España: el castellano, el catalán, el vascuence y el pactar los convenios colectivos. gallego. En realidad, como decía un ex ministro Claro está que limitar el análisis de la situación socialista, salvaguardada la comente vital que nude Cataluña en el contexto de la España de 1990, tre las cuatro lenguas, parece por lo menos reduny cuando están a la vista las transformaciones que dante que se deje de recurrir al esperanto que tetraerá consigo el Acta Unica Europea del 1 de eneCambá nemos todos los españoles, y que es el castellaro de 1993, a los factores económicos y sociales, no... seria un imperdonable ejercicio de economicismo, Cataluña se prepara, y lo he dicho más arriba, en el mejor de los casos, y en el peor un ejercicio para las grandes tareas indispensables para hacer de reducción a los esquemas de la sociología del frente al reto de 1992. En dicho año, y en función poder acuñados muchos años atrás por Max Wede las iniciativas de Narcís Serra {a la sazón alcalber. No se traía de investigar sobre los factores de de Barcelona}, de Pasqual Maragall, alcalde de endógenos y exógenos que se proyectan sobre la la ciudad, y también de Juan Antonio Samaranch, realidad catalana. Es de esperar una reflexión más presidente del Comité Olímpico Internacional, han profunda que ponga en juego la dialéctica que de celebrarse en Barcelona los JJ.OO., tan espepuede observarse en la realidad de la Cataluña de rados. No ha sido fácil la tarea de coordinar los 1990. identificación de sus consecuencias lo tenemos a A este respecto, la mejor oferta que puede haescala de España en las tres elecciones generales cerse al lector es la de leer con e) debido cuidado ganadas por el PSOE desde el 28 de octubre de la importante obra del profesor Josep M. Colomer, 1982. Tenemos, pues, en Cataluña una coalición Espanyolisme i Catalanisme. La idea de nació en triunfante que a lo largo de diez años ha situado a el pensament polítlc català (19391979), Barcelona Jordi Pujol en la cabecera de la Generalitat. El se1984. Y la recomendación está suficientemente gundo partido en importancia electoral es el PSCrespaldada por el talento de! autor, que ha sabido PSOE. Se trata de una alternativa de poder con analizar los factores en pugna dentro de la sociemayores posibilidades que las registradas en Esdad catalana, con ía consideración de conflictos paña con respecto al Partido Popular. que se traducen en la vida política, económica y social en la Cataluñade los cruciales cuarenta años En cualquier caso, y sean cuales sean los resulque van desde la conclusión de la Guerra Civil tados de las próximas consultas electorales —la hasta ta implantación de una versión concreta del primera de las cuales versará sobre el Ayuntarégimen democrático, con todas sus característimiento de Barcelona—, no dejará de jugar en favor cas singulares, tales como el predominio de los del partido de Jordi Pujol la dependencia de los socialistas catalanes con respecto a la casa madre partidos —partitocracia— y sus consecuencias situada en Madrid, y en la calle de Ferraz, para ser inevitables, de las cuales la más destacada se remás exactos. En cada ocasión, oportune et imporfiere a la consulta electoral en listas cerradas, las tune, Jordi Pujol reclama para su partido su oposicuales traen consigo una hegemonía de las orgación frontal a la LOAPA, la ley que debia ordenar nizaciones de los partidos políticos, que, en el y armonizar los procesos autonómicos. El resultaseno de las ejecutivas, deciden el nombre y el ordo de la contienda, en la cual el PSCPSOE tuvo den de los candidatos a las elecciones generales, que ser fiel a las directrices emanadas del PSOE, autonómicas y municipales. El profesor Colomer fue negativo para los impulsores de la LOAPA, de ha disecado —ningún otro calificativo haría menos un proyecto de ley que llegó a! Tribunal Constitujusticia a su trabajo— las posturas de los distintos cional y que recortó las pretensiones «uniformadopartidos que han concurrido a las elecciones celeras» de un proyecto de ley que perseguía el estabradas en el antiguo Principado. blecimiento de un tope a las reclamaciones autoEl repaso de la evolución de la ideología nacionómicas de las Comunidades que habían elegido nalista en Cataluña, contando con los factores adla vía rápida y la vía lenta para alcanzar sus topes versos que derivaban del régimen vigente desde competenciales. El recuerdo permanece vivo, y la 1939 a 1975, muestra la preponderancia de las acpostura defensiva del PSCPSOE está más que tuaciones pactistas y dispuestas a no cuestionar justificada. la existencia misma del Estado Español, de EspaLa verdad estriba en afirmar que la convivencia ña en suma. No falta en su análisis la comprobapolítica en Cataluña, dejando a un lado los grución de que los nacionalistas exacerbados hayan púsculos independentistas, se dará tan sólo cuandesterrado el uso de la palabra «España», sustitudo la coalición en el Gobierno de la Generalitat, es yéndola por la más aséptica de «Estado Español», decir, CiU, dé paso a un gobierno del PSCPSOE. La persistencia de semejante práctica, que podría La alternancia de los dos partidos mayoritarios es referirse a un separatismo encubierto, ha dado luuna condición inexcusable para que Cataluña puegar a expresiones que rayan en lo ridículo. La emida liberarse de las secuelas de un partido único e sora de televisión subvencionada por la Generaiiirreemplazable. tat, es decir, TV3, ha llegado al extremo ridículo de presentar la predicción del tiempo diciendo: Los pronósticos son difíciles, y en este caso «Mañana lloverá en todo el Estado...» más que en otros similares. Con todo, la próxima ampliación de la Comunidad Económica Europea, Pero el análisis del profesor Colomer nos lleva a con una distribución distinta de los mecanismos una identificación de las agrupaciones políticas de poder en sus participes, pueden ayudar a la que no tienen como postulado la independencia. construcción de una Cataluña más abierta y deCuando se da esta circunstancia hemos de inferir mocrática. • —sin temor a errar— que estamos ante grupúsculos sin una incidencia política real. En la Cataluña de hoy predomina Convergência i Unió (CiU), que lleva tres elecciones autonómicas con mayoría abFabián Estapé es caledrático emérito de la Universidad de Batsoluta. Una comprensión del fenómeno y una clara ís Ion a