Nueva Revista 010 > La continuidad de Helsinki

La continuidad de Helsinki

Nuño Aguirre de Cárcer

Sobre la primera Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea, celebrada en Helsinki hace 15 años. En ella se propuso mantener vivo el consenso logrado entre los 33 estados europeos
y dos norteamericanos cobre la necesidad de respetar una serie de principios jurídicos y normas de conducta en las relaciones intereuropeas.

File: La continuidad de Helsinki.pdf

Referencia

Nuño Aguirre de Cárcer, “La continuidad de Helsinki,” accessed September 19, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2018.

Dublin Core

Title

La continuidad de Helsinki

Subject

Panorama

Description

Sobre la primera Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea, celebrada en Helsinki hace 15 años. En ella se propuso mantener vivo el consenso logrado entre los 33 estados europeos
y dos norteamericanos cobre la necesidad de respetar una serie de principios jurídicos y normas de conducta en las relaciones intereuropeas.

Creator

Nuño Aguirre de Cárcer

Source

Nueva Revista 010 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

La cumbre de Helsinki (31 julio1 agosto 1975) dio lugar a encuentros bilaterales entre jefes de Estado, de Gobierno y ministros de Asuntos Exteriores. El presidente del Consejo italiano, Aldo Moro (aquí saludando al ministro Pedro Cortina), se refirió en su conversación con la delegación española al tema de los terroristas de su país diciendo: «Sono giovani, non sono cattivi», pocos meses antes de su trágico final, a manos de esos jóvenes, que no son malos»! El autor tuvo una participación principal en la primera única desde el Congreso de Vieen particular los Estados Unidos na de 1815. en que 33 Estados y Francia, eran partidarios de lo Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea europeos y dos norteamericanos segundo, para evitar que la (CSCE), celebrada en Helsinki hace 5 años, donde habían llegado a un consenso soURSS pudiera utilizar la contipropuso, con éxito, la continuidad de la misma, con el bre la necesidad de seguir una nuidad de la CSCE como un mefin de mantener vivo el consenso logrado entre 33 serie de principios jurídicos, de dio para vigilar las actividades Estados europeos y dos norteamericanos sobre la normas de conducta, en las relapolíticas de Occidente. Los paíciones entre las naciones euroses de Europa oriental vetan, en necesidad de respetar una serie de principios jurídicos y peas. a la vez que se esbozaban cambio, acertadamente, que la normas de conducta en las relaciones intereuropeas. también unas medidas de concontinuidad del proceso de Helfianza que harían retroceder el sinki les habría de permitir tener espectro de un conflicto bélico un modelo para las relaciones en territorio europeo. Fue esta entre Estados europeos soberatesis la que finalmente se aceptó, La continuidad nos independientes, en lugar de en la forma de sucesivas Confeseguir sometidos a la doctrina rencias de seguimiento (BelgraBreznev de «soberanía limitado, Madrid. Estocolmo. Viena) da». Como ejemplo significativo de Helsinki en las que se examinara el cumde esta actitud está el hccho de plimiento por los países miemPor Ñuño Aguirre de Cárcer que los disidentes en algunos de bros de aquellos principios, de esos países, como Checoslovaaquellas normas de conducta, fiquia. se «agarraron» al espíritu y jados en un texto, el Acta Final a la letra del Acta Final para orno de los aspectos más inera conveniente prever alguna de Helsinki, cuya tinta no se haganizar su movimiento «Carteresantes y debatidos de fórmula que mantuviera vivo el bía secado aún. la 77». la Conferencia sobre la espíritu de la CSCE. o bien si, a Estas Conferencias de seguiSegundad y la Cooperación en La postura que mantuve fue su término, procedía sencillamiento han servido también para Europa fue el de su posible connaturalmente favorable a no desmente darle carpetazo y archidesarnoilar con más detalle tinuidad. Se trataba de decidir si perdiciar una ocasión histórica. varlo lodo. Los occidentales, y aquellas normas originarias, así como la libertad de expresullado de las negociaciones sopara buscar su aplicación concresión. Los Estados se compromebre desarme de fuerzas conventa en algunos campos (por ejemten explícitamente a erradicar la cionales en Viena (las CFR) ha plo, el Mediterráneo, motivo de tortura. Se alude también a la permitido, tras la firma de un preocupación española desde el pena capital y a la objeción de primer Acuerdo de desarme conciencia. primer momento). Se encontró convencional en Europa, celela manera de asociar a algunos brar en París la cumbre sobre la Al tratar de las minorías naCSCE. de nuestros trabajos a países no cionales, tema delicado si los europeos ribereños del Meditehay, se enfoca ei problema a traUna de las más importantes rráneo, y en esto también Espavés del diálogo y la adopción de reuniones recientes dentro del ña fue la pionera, junto con medidas especiales para la proproceso de la CSCE fue la de Francia. Ya desde enero de 1973 tección de las minorías nacionaCopenhague, en junto de este sugerí la posibilidad de que, al año, que terminó con la firma de les. Estimo excesivo el margen de la Conferencia proun documento que el ministro Hay que ser consciente de que número de reuniones al piamente dicha, se instrumentadanés de Asuntos Exteriores caen esta cuestión batallona el promás alto nivel, que a ran «grupos de contacto» en lificó de «Carta Europea de la greso será más lento, y quizás menudo sólo sirven de que, sin necesidad de sentarse Libertad» o de «Carta Magna entretanto se pueda convocar pedestal propagandístico frente a frente, palestinos e isEuropea». Hay que tener en una reunión de expertos ad hoc para los políticos; raelíes buscaran cauces de encuenta que los enormes cambios para analizar a fondo el probletambién es demasiado tendimiento. E) embajador bripolíticos que tenían lugar en los ma, que en ciertos aspectos nos frecuente el ritmo de tánico rechazó la ¡dea diciendo países de Europa cenlrooriental retrotrae a los albores de este siy en la misma Unión Soviética que se trataba de un conflicto conferencias de glo, a la época anterior a la I permitieron que el ambiente en distante y distinto, que no afecseguimiento, que Guerra Mundial, y a la labor eslas conversaciones de Copehnataba directamente a Europa... deberían espaciarse a pecífica de la Sociedad de Naciogue fuera totalmente distinto al Tan sólo nueve meses más tarde nes. Pensemos que el ministro tres o cuatro años de las precedentes, de Bonn estallaba, en octubre de 1973, la alemán de Asuntos Exteriores (abril 1990} y sobre todo París «guerra del Yom Kippur». hablaba a este respecto en Vie(mayojunio 1989). Ya en el na, en abril pasado, del establepreámbulo del documento los cimiento de sistemas que permipaíses miembros «expresan su Desarme y libertad tan comprobar que son respetaconvicción de que el respeto cados tos derechos de las minorías bal de los derechos humanos y nacionales. La alusión a tas miUn terreno concreto en que la las libertades fundamentales, así norías étnicas y lingüísticas alecontinuidad de la CSCE se ha como el desarrollo de sociedades manas que no han sido englobamostrado especialmente fructíbasadas en la democracia pluradas en la unificación parece obfera ha sido el de las medidas de lista y el imperio de la ley, consconfianza de contenido militar, via. tituyen un requisito indispensalas nolificaciones de maniobras, ble para el progreso hacia un orde desplazamientos de tropas, den duradero de paz, seguridad, Dimensión humana etc., que encontraron en la Conjusticia y cooperación que trataferencia de Estocoimo (198486) mos de establecer en Europa». formulaciones cada vez más amPara resaltar la importancia Un terreno concreto en El primer capítulo sustantivo plias con vistas a desbrozar los creciente de los aspectos humaque la continuidad de la se centra en el imperio de la ley obstáculos que impedían aún nos en el proceso de la CSCE, ya CSCE se ha mostrado y la democracia, estableciendo abordar abiertamente el tema el Documento final de la Confeespecialmente fructífera las normas de conducta para la del desarme de fuerzas convenrencia de seguimiento de Viena, ha sido el de las medidas existencia de sociedades democionales, cuestiones ambas que de enero de 1989, establecía un de confianza de cráticas basadas en el pluralismo serían tratadas en la Conferencia nuevo mecanismo, la Conferencontenido militar, las político y las elecciones libres. de Viena, bien por la totalidad cia sobre la Dimensión Humana notificaciones de Se respeta el derecho a la constide los 35 miembros, bien por los de la CSCE, que incluye las reumaniobras, de tución de partidos políticos, ga22 más directamente afectados. niones de París y de Copenhadesplazamientos de rantizando la separación entre La voluntad política de las dos gue —a las que ya hemos aludilos partidos y el Estado, Los vasuperpotencias encontraba de tropas, etcétera do—, así como una en Moscú, lores y la práctica de la democranuevo, en el proceso de la CSCE en septiembre de 1991. Se prevé cia deben formar parte integral y sus aledaños, e! cauce más el intercambio de información de la vida nacional. Hay que esapropiado para avanzar hacia sobre cuestiones relativas a la ditablecer vías de comunicación esa meta tan deseada, el desarmensión humana de la CSCE, la entre individuos, grupos y orgame, en un foro multilateral que respuesta a peticiones de infornizaciones de la sociedad civil. acogía una contribución efectiva mación por parte de Estados de los países concernidos, y 110 En el capítulo sobre derechos participantes, la celebración de una mera notificación de una res y libertades índividuafes se gareuniones bilaterales, etc. En ínter aiios acta, como en las conrantizan, entre otros, el derecho declaración expresa del presiversaciones MBER El feliz rede reunión y asociación pacífica, dente, en Viena se insiste en las prácticas de transparencia y de acceso a las reuniones de la CSCE por parte cíe representantes de los medios de comunicación de masas, de organizaciones no gubernamentales, de grupos religiosos y personas privadas, nacionales o extranjeras. Todo esto tendrá especial importancia en relación con la reunión de Moscú de la Conferencia sobre la Dimensión Humana (CDH) de la CSCE. Los cambios políticos drásticos ocurridos en los países de Europa central y oriental han alterado profundamente el esquema de defensa colectiva imperante en el Este europeo, llegando a la práctica desaparición de! Pacto de Varsovia. Por ello muchos han vuelto los ojos a la CSCE, en busca de un foro en que se puedan discutir las líneas maestras de un nuevo orden político y militar que cubra al continente europeo. Esta actitud me La delegación española en la cumbre de Helsinki (1675). (De izquierda a derecha, primera fila: Arias Navarro, Cortina parece totalmente correcta, pues Cebrián; en segunda fila: Oyarzábal, Rupérez, Dicenta, Fuentes, la participación de 32 países europeos más EE.UU. y Canadá se en Helsinki en 197273). Por y absoluto no puede aplicarse a permite que tan importante parte de! Este, la Unión Soviétiun Arreglo de Seguridad que pocuestión sea examinada por toca presentó ya en la cumbre de dría quedar bloqueado e inopedos los actores internacionales Washington a Bush el proyecto rante por la sola voluntad de uno interesados. de creación de un Consejo de la solo de sus miembros, etc. TodaCiran Europa, con especial comvía por muchos años (¿cinco, Ahora bien, esto no quiere depetencia para la salvaguardia de diez al menos?) la OTAN o Tracir que la CSCE, tal como la cola in tangibilidad de las fronteras tado equivalente será indispennocemos, venga a ser la panacea y para la solución pacífica de sable en el área euroatlántica, para todos los problemas de conflictos entre los miembros. como una red de seguridad por nuestro continente, y tampoco La CSCE no es, sin Polonia, por su lado, proponía encima de la cual el «circo» de la supone que pueda reemplazar en un Consejo de Cooperación Euembargo, la panacea para CSCE podrá seguir hablando, la situación actual a la OTAN, ropeo, órgano político permadiscutiendo, avanzando en el entodos los problemas de como parecen pretender algunos nente con funciones de consulta tendimiento y la cooperación en portavoces soviéticos. Por de nuestro continente y no y coordinación en las materias todas las que han sido sus matepronto, el Acta Final de Helsinki puede reemplazar de la Conferencia, ocupándose rias objeto de estudio desde Heles un documento político, no jutampoco, en la situación también de preparar las reuniosinki. rídico; no es un Tratado o Conactual, a la OTAN, como nes sucesivas y los contactos con venio internacional jurídicamenparecen pretender otras organizaciones regionales te, por muy importante que sea algunos portavoces o subregionales, aprovechando política y moralmente. En seInstitucionalizado!! soviéticos la presencia de los embajadores gundo lugar, y como ha ocurrido de los países miembros en la caen Viena con las conversaciones Con vistas a la Conferencia en pital escogida como sede y tesobre desarme de fuerzas conla cumbre de París, celebrada a niendo un pequeño secretariado vencionales, tampoco la particifinales de noviembre, un Comité como apoyo administrativo. Espación efectiva en un Sistema de preparatorio trabajó desde julio tas ideas se parecen bastante a Seguridad Europeo puede compasado, recogiendo opiniones, las que en su día expuse. Por úlprender a lodos y cada uno de propuestas y planes para meter timo, Checoslovaquia ha hablalos participantes en la CSCE; más músculo en la CSCE, instido de una Comisión Europea de piénsese en los miniEstados tucionalizándola en cierta maneSeguridad, con sede en Praga, (San Marino, Monaco, Liechra, dándole un soporte adminisque se centraría en una primera tenstein) o en la misma Santa trativo permanente de escasa difase en el tema del desarme y Sede. En tercer lugar, la norma mensión personal y escueto preque, a ¡a larga, y de alguna fordel consenso en sentido positivo supuesto (justo lo que yo propuA fin de facilitar un foro para un diálogo más amplio en una La revolución democrática en Checoslovaquia en noEuropa más unida, se buscará la viembre de 1989 liquidó en poco tiempo el poder político manera de institucionalizar este del Partido Comunista, así como el régimen totalitario, proceso mediante: formándose un amplio espacio para las actividades polí• Consultas periódicas entre ticas. El entusiasmo general hacia la libertad dominante los Gobiernos, a nivel de jefes de Estado o de Gobierno, a nivel durante los primeros meses de la revolución ha desapareministerial, al menos una vez a! cido a causa de las diferentes contradicciones, que, aunaño, con la preparación y seguique adormecidas, pero reales, se manifiestan en el régimiento correspondientes por men democrático. Uno de estos problemas es el nacionaparte de altos funcionarios, lismo, sobre todo en lo que se refiere a las relaciones en• Cada dos años, Conferencias de revisión de la CSCE. tre los checos y los eslovacos. • Un pequeño Secretariado. • Un mecanismo (previsto en Copenhague en junio de 199(1) para supervisar las elecciones en todos los países miembros. • Un Centro de prevención Problemas de conflictos, que sirva asimismo para los intercambios de información militar y de mediación para las diferencias entre los en Praga miembros. • Un órgano parlamentario de la CSCE. Por Václav Vsienta Los Arcos, Aguirre de Cárcmr, Solano, • La sede de estas instituciones tendrá en cuenta a los países de Europa central y oriental que ma no especificada, iría sustituhan accedido recientemente al n asunto que se puso de yendo a las dos Alianzas militación «Checoslovaquia» era inacepsistema democrático de gobiermanifiesto durante las res. En una segunda etapa se firtable para los checos, ya que aluno. discusiones sobre el nuemaría un Tratado de Organizadía al período de desintegración tvo nombre del Estado, no sólo ción de los Estados Europeos de la región eslava (octubre de Personalmente estimo excesien la prensa sino también en la (más los dos norteamericanos y 1938 a marzo de 1939). Se llegó a vo el número de reuniones al Asamblea Federal y los Consela URSS) que desembocaría, en una solución de compromiso con más alto nivel, que a menudo jos Nacionales. Casi todos estauna tercera fase, en una Confeel complicado nombre de «Repúsólo sirven de pedestal propaban de acuerdo en que la denoderación (palabra que usó Mitleblica Checa y Eslovaca Federatigandístico para los políticos; minación de «República Sociarrand) de Estados Europeos liva». Esta polémica no hace sino también es demasiado frecuente lista Checoslovaca» no reflejaba bres e independientes. apuntar el problema del nacionael ritmo de las Conferencias de la nueva situación, y en general lismo que empaña la actual situarevisión o seguimiento, que dePor la parte occidental, el cose esperaba, sobre todo en la ción política del país. berían espaciarse a tres o cuatro municado final de la cumbre República Checa (Bohemia y años: en cuanto al órgano parlaatlántica de Londres, de julio La libertad nacional de los Moravia), el retorno al nombre mentario, su composición, para pasado, accedía a dar un papel pueblos checo y eslovaco no fue que tuvo el Estado desde 1918 a los occidentales, debería ser la más relevante a la CSCE en el conquistada hasta el final de la 1 1938. misma del Consejo de Europa, futuro de nuestro continente, Guerra Mundial. Sin embargo, so pena de que se superpongan como vínculo entre Europa y Sin embargo, los representanel nuevo Estado que se formaba nada menos que cinco círculos Norteamérica, e indicaba la netes eslovacos, tanto de derechas entonces proclamó la idea de parlamentarios (CE, OTAN, cesidad de que la cumbre de Pacomo de izquierdas, se opusieuna sola nación checoslovaca, UEO. CDEE, CSCE). rís refrendara, entre otros prinron a esa denominación al tiemque en la práctica significaba la cipios del proceso de la CSCE, po que pidieron que se expresara superioridad de la nación checa, La referencia a la localización los siguientes: el carácter federal del Estado. más numerosa y desarrollada. de la sede señala a Praga. No Del mismo modo, rechazaron la Las exigencias de autonomía de tengo nada en contra, aunque las • El derecho a elecciones lipropuesta del presidente Vaclav los eslovacos no fueron atendimaterias de cooperación econóbres y justas, Havel sobre la denominación de das, lo que llevó, con la ayuda de mica y comercial podrían estar • El respeto y el manteni«Checoslovaquia» o de «Repúla Alemania hitleriana, a la formejor en Ginebra, en la Comimiento del imperio de la ley. blica Checoslovaca Federativa». mación de un Estado indepensión de las Naciones Unidas para • La cooperación económica Exigieron guión entre «checo» y diente. Durante la sublevación Europa (para no malgastar tiembasada en el desarrollo de eco«eslovaco»: «ChecoEslovaquia». de 1944, los eslovacos demócrapo, personal y dinero). • nomías de mercado y competitio «República ChecoEslovaquia», tas lucharon por la restauración vas. versando las discusiones sobre si el de un Estado formado por dos Ñuño Aguirre de Cárrer es embajador • La cooperación en la proguión divide o une. La denominanaciones, la checa y la eslovaca. de España. tección del medio ambiente.