Nueva Revista 008 > El precio del libro o cómo proteger al lector contra su voluntad

El precio del libro o cómo proteger al lector contra su voluntad

Francisco Cabrillo

Sobre los precios y competencias de la venta al público de libros. El Real Decreto del pasado 30 de Marzo de 1990 establece el principio de precio fijo.

File: El precio del libro o cómo proteger al lector contra su voluntad.pdf

Referencia

Francisco Cabrillo, “El precio del libro o cómo proteger al lector contra su voluntad,” accessed November 14, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1991.

Dublin Core

Title

El precio del libro o cómo proteger al lector contra su voluntad

Subject

Panorama

Description

Sobre los precios y competencias de la venta al público de libros. El Real Decreto del pasado 30 de Marzo de 1990 establece el principio de precio fijo.

Creator

Francisco Cabrillo

Source

Nueva Revista 008 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

El precio del libro o cómo proteger al lector contra su voluntad Por Francisco Cabrillo na de las mayores desgracias que pueden caer sobre los consumidores de Uun determinado producto es que el Estado se sienta obligado a erigirse en su defensor, Y si la El Real Decreto del 30 protección se basa en un control de precios, la situación será aún de marzo de 1990 peor. sobre el precio de venta Hace ya algunos años que el de los libros, premio Nobel de Economía, establece el principio George Stigler apuntó la idea de de precio fijo que la mayoría de las regulaciopara este producto. nes, lejos de defender los intereses de los consumidores, lo que en realidad hacer es favorecer a los propios productores regulados, sean éstos compañías de ferrocarriles, de transporte aéreo o de cualquier otro sector controlado. Podrá matizarse, sin duda, esta afirmación; pero lo que resulta cierto con seguriJorge Sempnjn, ministro de Cultura. dad, es que los consumidores muy rara vez logran obtener para cada uno de sus libros, con competencia desleal. Que nuesño se establezca sobre factores ventajas duraderas de la regulasólo algunas excepciones, como tro ministro de Cultura es homdiferentes al precio, permitiención estatal. las que se refieren a libros de bibre justiciero y no va a tolerar do una oferta plural y un mayor bliófilos, artísticos, etc. El libreacciones tan graves contra el Pese a ello, es el consumidor, número de puntos de venta en ro está obligado a vender sus bien común como que un libreel hombre de la calle, quien apabeneficio del consumidor final, productos a tales precios, aunro haga descuentos a sus clienrece siempre en los textos legaesto es, del lector. que eso sí, el Decreto no olvida tes. les como el beneficiario de las recordar que en las ferias y en normas. Así ocurre también en En la exposición de motivos Argumentos el Día del Libro se podrá hacer el Real Decreto del pasado 30 de de este Decreto se señalan dos un descuento, con tal de que ésmarzo de 1990 sobre el precio de supuestas ventajas del precio fiHay que decir, en primer lute no supere el 10 por 100, A venta al público de libros, que jo. La primera es que su existengar, que los argumentos del Miquien tuviera la osadia de inestablece el principio de precio cia asegura que las ediciones de nisterio parten de un principio cumplir esta norma, se le amefijo para este producto. De rápida rotación no desplacen a perfectamente válido en teoría naza tanto con una sanción adacuerdo con esta disposición, tolas de vida más larga; la seguneconómica: cuando se restringe ministrativa, como con la aplido editor tiene que establecer un da, que la competencia entre esla competencia mediante tos precación de la legislación sobre precio fijo de venta al público tablecimientos de distinto tamacios, las empresas intentan desplazar del mercado a sus rivales otros gastos para atraer a la clienUn test sobre el futuro del PSOE por otros medios. El problema tela, cuya demanda, además, se está bien estudiado por los ecoreducirá como consecuencia de nomistas, ya que se ha planteaunos precios más altos. do en numerosos casos. Por Deben ser los agentes que acejemplo, en los Estados Unidos túan en este mercado quienes deha habido tradicionalmente cidan que un librero ofrezca desLa sombra del PRI fuertes restricciones a la remucuentos en determinados libros si neración de las cuentas corriencree que esto puede resultar rentes bancarias; y quien escribe estable. Y los compradores serán tas líneas recuerda todavía el los primeros en beneficiarse de juego de vasos que recibió cuanllega hasta Leguina ellos. Otros libreros, en cambio, do —hace ya bastantes añospreferirán adoptar estrategias diabrió en California su modesta ferentes, según el tipo de obras Por Miguel Angel Gozalo cuenta de estudiante. Algo simique vendan y las características lar ocurría con los viajes en de su clientela. Cada comercianlos retos futuros, critico dentro na de las polémicas políavión antes de la liberación de! te sabe lo que le conviene mucho de un orden, mitad monje soticas más sonadas del mercado que realizó Reagan. mejor que una autoridad admicialdemócrata, mitad soldado de Uaño ha sido la provocaLas compañías aéreas no podían nistrativa, por muy cultural que los radicalismos pendientes, elada por el escritor Mario Vargas rebajar las tarifas, pero compeésta sea. borado por los viejos izquierdisLlosa al declarar en México, en tían en número de vuelos, puntas del PSOE que, dirigidos por un rutilante congreso sobre la litualidad, etc. Alfonso Guerra, siguen fielmenbertad como gran experiencia Dimitir te una de sus primeras manifesdel siglo XX, tras la caída de los Lo que ya no está claro es taciones nada más ocupar el poregímenes comunistas en el este que, en nuestro caso, esa nueva Se ha dicho alguna vez que la der, tras la espectacular victoria de Europa, que la mexicana es forma de competencia que se única medida encomiable que socialista en las elecciones de «la dictadura más perfecta». El busca vaya a producir, como puede adoptar un ministro de 1982: «A mi izquierda, el abisbrillante intelectual Vargas Llopretende el Decreto, «una oferCultura es dimitir y conseguir la mo». sa, que acababa de pasar por el ta plural y un mayor número de disolución de su departamento en trance amargo de ser derrotado puntos de venta». Otro tipo de bien de la cultura española y del en unas elecciones democráticas ventajas como pagos con tarjebolsillo del contribuyente. No paMéxico y España por un político desconocido y ta de crédito del propio comerrece, sin embargo, que esta prodemagógico, ha decidido volver cio, la apertura en días festivos puesta haya tenido mucho éxito, La aproximación entre Méxia la literatura como novelista y o la posibilidad de comerse una ya que, hasta ahora, ninguno de co y España, en materia polítia la precisión como escritor. Pepaella o comprarse unos zapalos titulares del cargo la ha tomaca, se ha utilizado por algunos ro decir del PRI lo que se ha ditos en el mismo establecimiento do en consideración. Pero si tecomentaristas, en ocasiones, con cho, ante un anfitrión contemen el que se venden los libros nemos que resignarnos a que tatono crítico hacia el Partido porizador como Octavio Paz son, seguramente, elementos les ministros y sus mesnadas de Socialista Obrero Español. El —que, a pesar de sus viejas mucho más importantes que las burócratas culturales sigan exisPSOE aspiraba, según ellos, a cuentas con el partido hegemórebajas de precios o que una matiendo, habría que conseguir, al parecerse al PRI: un poder cenico de México, cree que el preyor variedad en la oferta. Nos menos, que hicieran las cosas con rrado, sin apenas oposición ni sidente Salinas de Gortarí pueguste o no, el comprador de liun poco más de sentido común. dentro ni fuera de un partido cade conseguir una cierta demobros que acude a un comercio da vez más caudillista, utilizanBien está que quieran ayudar cratización del sistema que ha especializado donde le ofrecen do una frase inventada al pareal mundo del libro. Para ello garantizado más de medio siglo información y surtido, es hoy cer por el histórico líder sindical hay, sin embargo, fórmulas mede estabilidad al país del Anaminoritario. El gran almacén, el Fidel Velázquez —que en algujores que el lamentable precio fihuac—, constituyó para los obkiosco o la tiendacafetería, son na medida es como un Pablo jo. Podrían, por ejemplo, reduservadores un pecado de grave puntos de venta mucho más imIglesias del PRI, el abuelo de cir los impuestos que gravan ei impertinencia. Esas cosas no portantes; y lo seguirán siendo una Revolución de cuya ideoloconsumo de libros o hacer que el hay que decirlas. con y sin rebajas. gía dice nutrirse—, «el que se sector público cree, ¡por Fin!, mueve no sale en la foto». Si una buena red de bibliotecas, que Hay que ser honestos y recoEi problema es que el Partiahora los renovadores del PRI tanta falta hace en nuestra socienocer que este tipo de política es do Revolucionario Institucional quieren aproximarse ideológicadad. Pero, por favor, no intena los vendedores, no a ios comquiere hacer su renovación y elimente al PSOE, el camino se ten convencernos de que hacen pradores, a quienes intenta prominar sus tics más autoritarios acorta. La sombra del PRI ya un bien a los lectores prohibienteger. Pero las posibilidades de con la mirada puesta en España. está entre nosotros. do a los libreros que les hagan que tengan éxito son muy limi¿Adivinan cuál es el modelo de descuentos. Quienes gustamos de tadas. A no ser que los oferenprograma para el futuro en que Por lo pronto, algunos de los la lectura podemos ser bastante tes se agrupen para actuar como se han fijado quienes se proclamétodos de cooptación y cese de crédulos... pero no tanto. • un monopolio, lo que parece hoy man herederos de la justiciera los dirigentes empiezan a pareimposible en el sector de la venRevolución Mexicana? Efectivacerse alarmantemente en las dos ta de libros, las ventajas obtenimente, han acertado: el llamafuerzas. La defenestración de Francisco Ch brillo es catedrático de das valdrán poco; y el beneficio do «Programa 2000», ese pronRodríguez de la Borbolla, que Economía de la Facultad de Derecho que puedan lograr se perderá en tuario de respuestas para todos de la Universidad Complutense. de secretario general del Parti